viernes. 24.05.2024
El tiempo

Nuevos vídeos del incendio de Almonaster dan un vuelco a la investigación

Es de vital importancia que los investigadores diluciden con exactitud cómo y dónde empezó el devastador incendio. De ese trabajo dependerán las indemnizaciones
Nuevos vídeos del incendio de Almonaster dan un vuelco a la investigación

Mientras los ayuntamientos, vecinos, propietarios de fincas, explotaciones y empresas afectadas realizan un balance de daños causados por el incendio de Almonaster que arrasó 12.101 hectáreas de terreno forestal y otras 3.178 de superficie no forestal de 11 localidades del Andévalo, la Sierra y la Cuenca Minera entre el 27 de agosto y el 7 de septiembre pasado, las investigaciones sobre las causas siguen su curso.

Los investigadores manejan nuevos vídeos que, de confirmarse las horas y los momentos en que fueron grabados, darían un vuelco al caso. Porque en esos vídeos se observa lo que parece el punto de inicio del incendio, lo que sería, de confirmarse por la investigación, el primer foco, el punto de ignición. Y según la secuencia de imágenes a la que ha tenido acceso diariodehuelva.es el foco original estaría justo al lado de las obras que la Junta de Andalucía realiza o autoriza en el pantano de Cueva de la Mora.

Es de vital importancia que los investigadores diluciden con exactitud cómo empezó todo porque de ese trabajo dependerán las indemnizaciones que se puedan tramitar y cobrar. O no.

Las imágenes que están siendo analizadas por la Guardia Civil fueron grabadas desde la carretera que conecta Valdelamusa con Cueva de la Mora y se aprecia perfectamente cómo un pequeño foco (humareda de pequeño tamaño aún) sale desde detrás de la zona de las obras del pantano, donde se encuentran aparcados varios vehículos.

Eran sobre las 14.13-14.23 de la tarde del pasado 27 de agosto. Hay varias personas que han sido cuestionadas por la Guardia Civil y que se encontrarían en el entorno del siniestro.

Luego, la primera imagen aérea que envía el Infoca marca las 14.33 de esa misma tarde. En esos 10-20 minutos que transcurren entre la toma de las dos imágenes ya se aprecia un considerable crecimiento de las llamas y de la columna de humo en la zona.

La relevancia de ese momento tendrá que marcarla ahora la investigación de la Guardia Civil después de que la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de la Junta exculpara rotundamente a las obras del pantano de Cueva de la Mora que financia la Administración andaluza de ser la causante del primer foco del incendio.

Con esa aseveración, la Junta de Andalucía desvía la atención hacia otro foco vecino que surgió junto a las instalaciones mineras de Aguas Teñidas. Otro punto que también se está tratando de esclarecer.

Cabe recordar que la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) de Andalucía, adscrita a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ha negado categóricamente que el origen del incendio declarado el pasado 27 de agosto en Almonaster la Real esté relacionado con obras de adecuación en la presa Cueva de la Mora.

La BIIF analiza los hechos desde el mismo inicio del incendio y sigue trabajando sobre el terreno. Los indicios con los que trabajan los investigadores (de la Junta) apuntan a unas causas que ni temporal ni geográficamente coinciden con supuestos trabajos de mantenimiento en esta instalación.

Según mantiene la Administración andaluza, durante la investigación de campo, "gracias a un exhaustivo trabajo de análisis de todas las evidencias encontradas en el área de inicio, los agentes de la BIIF han podido saber que las obras de restauración y mantenimiento de la presa de Cueva de la Mora no tienen ninguna relación con el origen y causa del incendio".

La inspección técnico ocular realizada en el área de inicio, la cual queda ubicada a 310 metros de la obra, demuestra que esta no tiene relación alguna con el origen del incendio, concluye.

La BIIF, no obstante, sigue trabajando para esclarecer los hechos con todo tipo de detalles y ofrecer las conclusiones finales, que estarán incluidas en el correspondiente Informe Técnico de Investigación de Causas.

De lo que hasta ahora no se han encontrado indicios es del 'famoso' coche averiado en el entorno de la mina de Aguas Teñidas y al que apuntó la delegada del Gobierno en Huelva, Bella Verano, como un posible detonante del incendio.

Por su parte, el Ayuntamiento de Almonaster sigue manteniendo reuniones con los vecinos de las aldeas y núcleos afectados. Y ha avanzado que el primer paso será la valoración de los daños ocasionados por el incendio para determinar las intervenciones más urgentes que se realizarán, en primer lugar, en los espacios de titularidad pública.

En lo que respecta a las zonas de titularidad privada, el Ayuntamiento ha informado que también se están estudiando distintas fórmulas para dar respuestas a los afectados.

Entre ellas, citó en un comunicado, la Consejería va a poner en marcha un Voluntariado Ambiental destinado a la

restauración de la zona. Estas actuaciones tendrán lugar en enclaves de especial valor ecológico y socioeconómico y los voluntarios recibirán una formación básica sobre las labores a desarrollar.

​Por su parte, la Subdelegación del Gobierno de España en Huelva ha puesto a disposición un equipo dedicado a la gestión de las ayudas para el incendio y están pendientes de que el Consejo de Ministros apruebe y declare el área dañada por el incendio como zona afectada gravemente por una emergencia de Protección Civil, lo cual conllevará más ayudas de carácter extraordinario. Una figura que deberá ser la de Zona Catastrófica.

Desde el Ayuntamiento han insistido en la necesidad de dar respuesta a todas las personas que se han visto afectadas, especialmente a los propietarios de las fincas privadas dedicadas a explotaciones forestales y ganaderas que han sido arrasadas por las llamas, puesto que suponen un medio de vida para algunas familias.

Grandes empresas perjudicadas: Mina de Aguas Teñidas y ENCE

Al margen de los propietarios están las dos grandes empresas que han sido gravemente perjudicadas por el gran incendio, tanto en su producción como en sus terrenos forestales como en el lucro cesante de su negocio. Cantidades que serán millonarias. Se trata de Mina de Aguas Teñidas (MATSA) y ENCE.

La minera ya ha realizado una estimación de las pérdidas económicas que sufrió tras varios días de parón en la producción aunque han explicado a diariodehuelva.es que no van a hacer pública (de momento) esa información. Y tampoco han realizado reclamación de daños.

En circunstancias similares se encuentra la forestal y energética Ence. La Empresa Nacional de Celulosa también tiene terminada su valoración de campo después de recorrer la zona y las hectáreas afectadas. Pero, al no haber aun causa judicial instruida, no ha avanzado los pasos jurídicos que piensa dar.

Ence estima que el incendio ha afectado a unas 2.500 hectáreas de su patrimonio en la zona. Unas 900 hectáreas de monte mediterráneo y el resto eucaliptos ordenados y en producción.