domingo. 05.02.2023
El tiempo

Las matriculaciones de coches caen más del 60% pero el sector confía en la remontada

Las matriculaciones de vehículos han caído en Huelva en mayo un 62,74%. Los concesionarios de Huelva confían en remontar. Hay ofertas y concluyen: "El momento de comprar un coche es ahora".
Las matriculaciones de coches caen más del 60% pero el sector confía en la remontada

Las matriculaciones de vehículos han caído en Huelva en mayo un 62,74%. Son los últimos datos facilitados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y de Camiones (ANFAC). Aún así, los concesionarios de Huelva confían en remontar. Hay ofertas y concluyen: "El momento de comprar un coche es ahora"

La situación del sector del motor, incluidos los concesionarios, es tan negativa que el Gobierno acaba de salir en su auxilio. Para mitigar la situación, acaba de presenta el Plan Integral para reactivar al sector del automóvil, dotado con 3.750 millones, en su mayoría para inversiones y renovación del parque. La cuantía dependerá de si el coche es eléctrico o de combustión

A medida que pasan las semanas y los meses van dándose a conocer en forma de datos el impacto del Covid-19 en los distintos sectores y tejidos empresariales. Son muchos a los que el confinamiento obligado en casa les ha pasado factura, como es el caso del sector automovilístico donde las matriculaciones de nuevos vehículos siguen cayendo abruptamente aunque los datos de mayo mejoran a los de abril e invitan un poco al optimismo.

Concretamente, el mes de mayo ha registrado la segunda peor cifra de matriculaciones de la serie histórica, sólo por detrás de las obtenidas el pasado mes de abril. Respecto a las unidades vendidas, durante el mes de mayo se han vendido un total de 34.337 unidades, lo que viene siendo un 72% menos que en el mismo mes del año anterior.

Datos duros que demuestran el golpe del virus al sector y que nos sitúan cerca de las 35.148 unidades que se vendieron en el mes de septiembre del año 2012. Así, durante el mes pasado se vendieron un 72,7% menos de turismos y todoterrenos, un 58% menos de vehículos comerciales ligeros, y se matricularon un 61% menos de vehículos industriales (autobuses, autocares y microbuses) respecto al año anterior. En contraposición a los datos ofrecidos, los modelos menos afectados han sido, por este orden, el Dacia Sandero, el Renault Clio, el Audi A1, el Fiat 500 y el SEAT León, que se han convertido en los más vendidos durante este período.

No sólo se ha plasmado la crisis en la bajada de las matriculaciones sino también se ha reflejado en una caída de la fabricación. Sólo en abril esta se desplomó en un 97,8% y la exportación de coches se llevó otro batacazo: cayó un 98%.

Huelva sufre un descenso del 62%

Respecto a lo que concierne a nuestra ciudad y según los datos facilitados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y de Camiones (ANFAC) las previsiones en Huelva no son buenas del todo ya que durante el pasado mes de mayo, las matriculaciones cayeron un 62,74%.

Sufriendo unas variaciones respecto al mismo mes del año 2019 del 55,49% en el ámbito particular y de hasta un 83,95% en el ámbito de empresa. En cuanto a un posible desglose respecto a los vehículos de distinto tipo de combustible, los modelos gasolina sufren una caída del 63,93% mientras que los diésel sufren un revés del 59,83%. Todo ello respecto al mes de mayo de 2019. El resto de combustibles se sitúan en una variación del 66,15%.

Optimismo en los concesionarios onubenses

Aunque los datos no invitan al optimismo del todo, en los concesionarios onubenses prefieren agarrarse a la tendencia positiva del pasado mes de mayo respecto al mes de abril. La pequeña variación en el tráfico de visitantes a los concesionarios y en el cierre de operaciones son los pequeños detalles a los que se aferra el sector.

El Covid-19 ha sido desastroso para el sector.Va a ser un año complicado y más teniendo en cuenta las infraestructuras que manejamos para poder almacenar el stock”, afirma Ricardo Hueso, gerente de Autogotransa. Días complicados donde la estancia en casa ha impedido seguir el ritmo de ventas previo a la crisis del Covid-19. Aunque no sólo se ha notado en la venta de vehículos sino también en el renting aunque aún es pronto para analizar los datos sobre el impacto que existe en el renting debido a que hay flotas con las que trabajamos que no han sufrido el impacto del virus”.

Sin embargo, a pesar de todo, en los concesionarios reina el optimismo pues se espera que la tendencia siga al alza en los próximos meses. Además confían que a pesar de la dureza de la crisis, la duración será menor que la anterior crisis financiera.

¿Momento de comprar un coche?

A pesar de las consecuencias económicas, la situación puede suponer una oportunidad para algunos consumidores tras el coronavirus. Sobre todo si tenemos en cuenta las particularidades del transporte colectivo y las reticencias que este suscita.

Además, las ofertas ya circulan entre los consumidores. Y se encontrarán ante un stock acumulado (las marcas necesitan dar salida a estos vehículos) y un próximo plan MOVES (para la adquisición de vehículos eléctricos) que pueden hacer de este un buen momento para adquirir un vehículo.

"Si alguien está pensando en comprar un vehículo y puede hacerlo, el momento es ahora. Los concesionarios estamos ofreciendo facilidades y ofertas más que competitivas que no estarán disponibles dentro de un año o dos. Si alguien necesita un vehículo, el momento es ahora", afirma Ricardo Hueso.

Un futuro incierto

A pesar de los malos datos que se han conocido tanto a nivel nacional como a nivel local, los expertos del sector afrontan con optimismo el futuro y quieren aprovechar todo este tiempo para sacar rédito positivo, como por ejemplo con el tema de la digitalización del sector.

Una oportunidad para ofrecer los coches y vehículos como un producto más de los que se puedan obtener desde el salón de tu casa con una simple mirada a internet. Digitalizar el producto para aumentar la cercanía con el cliente y mostrar más facilidades.

Las matriculaciones de coches caen más del 60% pero el sector confía en la remontada