lunes. 26.09.2022
El tiempo

Los hoteles se enfrentan a una "Semana Santa en blanco", sin demanda ni reservas

Con una caída de la facturación superior al 85%, los empresarios del sector hotelero esperan, como agua de mayo, la llegada de la temporada de verano para remontar
Los hoteles se enfrentan a una "Semana Santa en blanco", sin demanda ni reservas

A tenor de las encuestas realizadas por la patronal hotelera de la provincia, no arroja buenas noticias para el sector. Las reservas de cara a semana santa se encuentran prácticamente paralizadas, lo cual augura una actividad casi nula de cara a este periodo a efectos turísticos. Sumado a esto, la indefinición por parte de las administraciones respecto de la apertura de la movilidad, inciden en la toma de decisiones por parte del sector de poder poner en funcionamiento prácticamente a la totalidad de la planta hotelera.

Desde el sector se mantiene que el ritmo lento de la vacunación contra la Covid-19 y la evolución de la pandemia han frenado las previsiones que los hoteleros mantenían a finales del pasado año, por lo que el retraso en la reactivación de la oferta resulta a todas luces más que evidente.

En la actualidad, el destino cuenta con casi unas 2.500 plazas de las 30.000 disponibles en la provincia, que están funcionando con grados de ocupación del 17%, y que atienden fundamental y únicamente a personas que tienen necesidad de desplazarse por motivos profesionales.

Esta situación de parálisis, no sólo viene condicionada por la limitación de movilidad entre provincias, si no también por el comportamiento de la propia demanda a través de las reservas que con cuenta gotas están entrando en los distintos establecimientos. Reservas que, a su vez al no estar condicionadas por políticas de cancelación alguna, mantienen un carácter de volatilidad que dificulta en extremo la toma de decisiones por parte del sector.

No obstante, ante esta más que complicada situación, existe la posibilidad de que algunos establecimientos puedan adoptar la decisión de abrir, (en ningún caso se superará el 15% del total de plazas disponibles), si bien esa decisión estará condicionada por la apertura de la movilidad entre las provincias andaluzas. De no ser así, la permanencia del cierre está más que garantizada. Por otra parte, en caso de que se posibilite el desplazamiento entre provincias, esas posibles aperturas coincidirán con carácter general durante el periodo de Semana Santa, volviéndose a cerrar una vez concluido este periodo, ya que las reservas para los meses de abril, mayo y parte de junio son se están dejando notar por el momento.

Llegados a este punto, el sector se centra en estos momentos en intentar sacar la temporada de verano adelante para lo cual viene trabajando intensamente en las labores de promoción del destino, si bien todo estará condicionado por la evolución tanto de la pandemia como del proceso de vacunación de la población.

El pasado jueves día 18 de febrero, tuvo lugar la Asamblea General Electoral de la Asociación provincial de Hoteles, organización que representa al sector de alojamientos turísticos en nuestra provincia y que cuenta con un conjunto de empresas asociadas que suponen el 91,2% de las plazas disponibles en la misma.

En dicha reunión convocada por video conferencia atendiendo a las restricciones existentes como consecuencia de la COVID.19, se tuvo ocasión de realizar un exhaustivo repaso tanto sobre el comportamiento del sector durante el pasado año 2020 como de las perspectivas de cara a este año 2021 y los sucesivos.

Como datos más significativos se apuntaron; la constatación de una caída de volumen de negocio (facturación) cercana al 85%, la caída del precio medio cercana al 15%, la ruptura de la tendencia mantenida en 2020 para mejorar la estacionalidad (año 2020 casi 9 meses de actividad frente a los 2,5 del pasado año), la caída de la empleabilidad por encima del 18%, entre otros.

Respecto a las previsiones de cara a este año, si bien en su gran mayoría los establecimientos integrados en la asociación apuntan su voluntad de realizar la reapertura de las establecimientos de cara a la Semana Santa, no es menos cierto que atendiendo a la evolución de la pandemia, y sobre todo al ritmo de las vacunaciones y el comportamiento de los destinos turísticos internacionales, sumada la parálisis que en estos momentos mantienen las reservas, esta voluntad, con una muy alta probabilidad, se podrían ver alterada, por lo que se podría concluir que la vuelta a una cierta normalidad en cuanto al desarrollo de la actividad se podría producir en el mejor de los casos a principios de Junio o principios de Julio, todo supeditado claro está a como evolucione la situación sanitaria.

Ante este panorama, la actividad de la Asociación se centra fundamentalmente en seguir trabajando con las Organizaciones del sector supraprovinciales, de las que esta es la única representante en nuestra provincia, tanto a nivel Autonómico como Nacional con el objetivo de conseguir la puesta en marcha de acciones que posibiliten a la mayor brevedad posible el “normal” desarrollo de la actividad.

Como temas de relevancia en los que actualmente se viene trabajando intensamente, se destacaron: La modificación de distintas normas que afectan al sector en el ámbito de la Comunidad Autónoma (Decreto de Hoteles, Decreto de Apartamentos Turísticos, Bono Turístico, etc..), retomar la actividad del grupo de Trabajo Multidisciplinar creado a instancias del Círculo Empresarial de Turismo en el seno de la Diputación Provincial para tratar dar solución a las cuestiones relacionadas con los planes de playa y litoral, la negociación de un nuevo convenio colectivo provincial, la creación de un grupo de trabajo con la Diputación Provincial para la determinación de facilitar aplazamientos de las obligaciones tributarias, el desarrollo de acuerdos con la Federación Andaluza junto con La Consejería de Turismo y la Diputación Provincial para profundizar en la digitalización del sector y definición de estrategias para la innovación turística entre otras cuestiones.

Un apartado especial fue el dedicado a los trabajos que desde la Federación Andaluza de Hoteles y Alojamientos Turísticos, FAHAT, la cual en estos momentos está liderada por el vicepresidente de la Asociación Provincial (Juan Zapata) y el Secretario General de la misma (Rafael Barba), se están llevando a cabo para la definición de líneas de apoyo al sector. En este apartado se analizaron las distintas propuestas realizadas a la administración autonómica, que se encuentran en un alto grado de concreción y que podrían anunciarse en breve, y que sin lugar a dudas pueden ser un balón de oxígeno a un sector que está siendo sin lugar a dudas uno de los más castigado por esta pandemia.

En el apartado de nombramientos, se actualizó la composición de los órganos directivos de la Asociación con la renovación como Presidente de la misma de José Manuel Díaz-Sánchez Matamoros para los próximos 4 años, y los nombramientos como Vicepresidentes 1º,2º,3º y 4º de Juan Zapata, José María Bajo, Ignacio Jariod y Tomeu Roig, así como a su Secretario General, Rafael Barba, junto con una amplia representación de vocalías en representación de las distintas especialidades y territorios que conforman la oferta hotelera y de alojamientos turísticos en nuestra provincia.

Los hoteles se enfrentan a una "Semana Santa en blanco", sin demanda ni reservas