sábado. 24.09.2022
El tiempo

Tres furtivos pillados in fraganti apalizan a dos guardas rurales en Doñana

Los agresores atacaron de manera furibunda a los guardas rurales tras pedir que se identificase el conductor del todoterreno que permanecían apostado en el Parque Natural de Doñana.
Imagen de la espalda del guarda tras la agresión con el bate de beisbol
Imagen de la espalda del guarda tras la agresión con el bate de beisbol
Tres furtivos pillados in fraganti apalizan a dos guardas rurales en Doñana

    Tres cazadores furtivos atacaron de manera furibunda a dos guardas rurales tras pedir que se identificase el conductor del todoterreno que permanecían apostado en el Parque Natural de Doñana con la matrícula tapada, impidiendo con ello su identificación. 

     Los agentes forestales, que trabajan para la Sociedad de Cazadores montes propios de Almonte, en el Parque Nacional de Doñana, denuncian la violencia y ensañamiento con el que se emplearon contra los agentes Juan Bañez y Manuel Mondaca, quien pudo huir y pedir auxilio a los servicios Sanitarios y la Guardia Civil. 

     Juan Bañez detalló a Diario de Huelva que los hechos se produjeron de madrugada cuando a las doce del día un persona alertó de un vehículo, con las lunas tintadas, que permanecía entre el paraje de Villarejo y Bodegones, y llevaba la matrícula “tapada” para evitar su identificación. 

El guarda muestras las heridas infringidas por su agresor
El guarda muestras las heridas infringidas por su agresor

     Tras personase en el lugar de los hechos vieron a un conductor “calvo” del que no pudieron dar más datos físicos puesto que al bajarse del coche  los tres ocupantes ya se habían puesto sendos pasamontañas. Rápidamente uno de los agresores se bajó con un bate de beisbol y sin mediar palabra comenzó a agredir a los agentes junto a los dos otros ocupantes. Mondaca pudo escapar de la agresión mientras que Bañez se llevó la peor parte y fue agredido de manera insistentemente por la espalda y en las extremidades.  

     La agresión habría quedado grabada por la cámara instalada en el vehículo. No obstante, los agresores regresaron sobre sus pasos para sustraer la cámara, el móvil y la linterna, lo que lleva a Bañez a pensar que “nos conocían o se lo ha tenido que decir alguien, pues la cámara no está a la vista”. 

     Bañez presenta numerosas contusiones en las extremidades, brazos y espaldas; así como heridas a la altura de la oreja. La Guardia Civil investiga los hechos. Los agresores serían de nacionalidad española por los comentarios que se interpelaron entre ellos. 

Tres furtivos pillados in fraganti apalizan a dos guardas rurales en Doñana
Comentarios