jueves. 18.08.2022
El tiempo

“Excluir a una persona de la Policía por padecer diabetes es una discriminación”

Este almonteño aspirante a agente de Policía, excluido por padecer diabetes, lucha contra la discriminación que a día de hoy aplican las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, a pacientes de diabetes o psoriasis. Hoy lanza su reto: la ruta El Rocío-Santiago de Compostela en bici.
“Excluir a una persona de la Policía por padecer diabetes es una discriminación”

El reto es duro: De El Rocío a Santiago de Compostela. 1.200 kilómetros en bicicleta, catorce etapas. Esa es la forma con la que José Manuel García Navarro, un joven almonteño de 26 años y enfermo de diabetes desde hace tres, busca concienciar a la gente sobre la discriminación que sufren los que padecen esta enfermedad. Por qué. Cuando preparaba una oposición al Cuerpo Nacional de Policía quedó automáticamente excluido de toda opción tras ser diagnosticado. Superado el envite de la vida ha decidido tomar la iniciativa.

¿Siempre resulta duro adaptarse a un diagnóstico, a una realidad que te cambia la vida?

Fui diagnosticado justo cuando me preparaba la oposición para la Policía. Fue duro pero lo peor es la discriminación que sufrimos tan sólo por ser pacientes, en este casopor padecer diabetes tipo 1. No es justo, podemos llevar una vida completamente normal y realizar trabajos de todo tipo. Por qué no el de Policía.

Pues usted trabaja duro. Y luego la bicicleta.

Desempeño mi trabajo en una empresa de venta de fruta al por mayor, Rocío Frut. Y sí ahí trabajamos como cualquiera.

¿Cómo surge el reto que inicia este sábado?

Cuando he ido superando los obstáculos. Ahora considero que estoy motivado para afrontar este reto y para demostrar que las personas que padecemos esta enfermedad podemos hacer cualquier cosa, incluida la superación física.

¿Cómo se enteró de la enfermedad?

Ocurrió cuando tenía 23 años, justo a mediados de la oposición, me encontraba mal, perdí mucho peso y falté a las clases preparatorias. Estuve quince días ingresado. Ahí descubrí la normativa del Cuerpo y la exclusión que hacen los cuadros médicos.

¿Se lanza solo a la aventura?

No, tengo el apoyo de la Asociación de Diabéticos de Almonte, de mi empresa, Rocío Frut, y de un amigo que vendrá conmigo todo el trayecto, otro ciclista, Manuel El Murciano, rociero.

¿Y la enfermedad, a raya?

Totalmente, llevo siempre mi kit de supervivencia, lo normal en una persona diabética, medidor de glucosa, insulina, jeringa, tiras reactivas, alcohol…

¿Se ha planteado este reto como una protesta?

Sí. No hay derecho a que suframos esta discriminación, en este caso en una oposición del Cuerpo Nacional de Policía, pero la gente no sabe la cantidad de obstáculos que tenemos que superar tan sólo por este motivo, ser diabéticos. Mi exclusión de la oposición es un ejemplo de ello. Un mazazo anímico que cuesta superar.

¿Pero no se ha quedado usted quieto?

No. He recurrido al Defensor del Pueblo para poner de manifiesto esta discriminación aunque de momento no he recibido respuesta. Con este reto ciclista también hacemos visible el problema. En España hay millones de personas que sufren esta enfermedad.

La aventura que le lleva del santuario de El Rocío hasta otro lugar de peregrinaje, la tumba de Santiago, en Compostela, no caerá en saco roto. Muchos aspirantes al Cuerpo Nacional de Policía critican que el cuadro de exclusiones no se modifica desde 1988. Y aquí se incluyen patologías como la diabetes o la psoriasis que no entorpecen para nada la labor policial. Hay ya una campaña de recogida de firmas para exigir cambios al Ministerio del Interior y que revise esa normativa y la modifique. En los últimos años ha habido muchas mejoras en los tratamientos por lo que resulta más fácil controlar los padecimientos

“Excluir a una persona de la Policía por padecer diabetes es una discriminación”