lunes. 24.06.2024
El tiempo

El frío en Europa dilata la campaña fresera en Huelva

Los precios mantienen el tipo en una campaña sin sobresaltos. La frambuesa y el arándano también cerrarán con números positivos.
Las fresas son recolectadas por un grupo de temporeras
Las fresas son recolectadas por un grupo de temporeras
El frío en Europa dilata la campaña fresera en Huelva

En Europa el frío mantiene su pujanza y se resiste a dejar paso a la primavera, lo que está retrasando la cosecha de frutos rojos en países competidores como Francia, Alemania y Polonia. Este escenario contribuye decisivamente a que la campaña de fresas en el Condado y la Costa se dilate, al encontrarse mitigada la oferta de fruta en el continente comunitario, lo que contribuye a que las cooperativas onubenses puedan la exportación y mantener los niveles de negocio.

Cristobal Picón, presidente de la Cooperativa Costa de Huelva, una de las más importantes en el Condado, insiste que este factor está permitiendo que los trabajos de recolección continúen a pleno rendimiento y, en paralelo, los precios se sitúen por encima del umbral de la rentabilidad. 

En consecuencia, todo hace indicar un cierre del ejercicio con números positivos, mitigando las perdidas de la primavera donde las intensas y continuadas precipitaciones del mes de marzo conllevó que “mucha fruta sufriese la brotytis”, castigando los campos y provocando “perdidas superiores al 20% de la producción”. A la par, se dispararon los costes de la mano de obra destinada a contener los efectos del temido hongo. Aun así, el arranque de la campaña fue bastante bueno en líneas generales al venir precedido de temperaturas cálidas durante los meses de diciembre y enero,  recolectándose un gran número de toneladas en fechas en las que la cotización de la fresa es más alta. 

Esta concatenación de factores hacen que los agricultores enfilen con optimismo la recta final de la campaña.

Manolo Piedra, Secretario General de UPA, explica que actualmente se ha recolectado el 85% de la fruta en un ejercicio en el que el papel desarrollado por la organización agraria se ha revelado “decisivo para lograr precios justos en el que los márgenes de beneficios que aplican los distribuidores” no dispare la brecha entre lo que percibe el agricultor y lo que paga el  consumidor final”. 

Por otra parte, Piedra agradeció que las grandes superficies desistiesen este año de hacer campañas promocionales con la fruta, lo que tiene efectos perversos para el sector, pues hacen caer a plomo los precios y dañan el margen comercial de los agricultores. En este sentido, indica que se ha hecho una enorme pedagogía para que los consumidores y la sociedad entienda el coste que tiene producir un kilo de fresa, que no baja del 1,40 euros.  

La frambuesa y el arándano también cerrarán con números positivos

   Los buenos datos económicos de la fresa son extrapolables al resto de frutos rojos. Desde Costa de Huelva indicaron que la frambuesa está disfrutando de una buena campaña donde la fruta cotiza en origen en torno a los cinco euros, por lo que el ligero descenso de producción de esta campaña no tendrá mayor transcendencia en la cuenta de resultados. Precisamente la fluctuación de esta fruta es menos pronunciada que la fresa ya que los agricultores han logrado escalonar la producción prácticamente a lo largo de todo el año, con la salvedad de los meses de julio y agosto. 

En cuanto al arándano, la segunda quincena de mayo marcará el resultado final de la campaña, si bien las previsiones son optimistas ya que se ha disfrutado de una producción y precios estables.