sábado. 20.04.2024
El tiempo

Diego Valderas: "Hay un intento de vuelta al franquismo, a los recortes y a la desigualdad"

Diego Valderas ha sido el líder de Izquierda Unida en Huelva que más alto voló en la política andaluza. Ahora observa, preocupado, los intentos de volver al 'franquismo' que están calando en la sociedad.
Diego Valderas: "Hay un intento de vuelta al franquismo, a los recortes y a la desigualdad"

Diego Valderas Sosa, nuestro invitado de hoy, es un hombre luchador que a los 16 años quedó huérfano y emigró a tierras catalanas. En su juventud curró en las más diversas profesiones, las que compartió con una temprana militancia política, como dirigente sindical de CC OO. Miembro del PCE en las primeras elecciones municipales democráticas, fue elegido alcalde de Bollullos Par del Condado, su pueblo de origen. Allí gobernó tres mandatos, obteniendo siempre mayoría absoluta, compatibilizando la Alcaldía con la portavocía de IU-CA en la Diputación de Huelva.

En  1986 es elegido diputado autonómico y comienza su carrera en la política andaluza, que le llevaría a presidir el Parlamento Andaluz, fruto de un acuerdo entre el PP e IU, dado que el PSOE gobernaba en minoría.  Fue elegido coordinador general de Izquierda Unida, sin embargo perdió su escaño en las elecciones autonómicas del 2000 y 2004, que recuperó en el 2008. En las elecciones del 2012, duplicó los escaños de su formación y fue la llave del gobierno andaluz

Tras el pacto de gobierno alcanzado entre IU y PSOE, es nombrado vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Administración local y Relaciones Institucionales. Fue destituido de sus cargos en el gobierno, junto a los otros dos consejeros de su partido, tras la ruptura del pacto y la convocatoria de elecciones anticipadas para el 22 de marzo del 2015. Fue asimismo Consejero de Administración Local, Relaciones Institucionales, Consumo y Memoria Histórica.

Diego Valderas es un líder nato, con carisma, sencillo, llano, con don de gentes, alto sentido de la amistad, cordial, agradable, de amplia sonrisa, claro, defiende sus ideas a capa y espada, dialogante, pero duro de pelar, sentido del humor, cocinillas, hogareño, defensor de sus raíces.... muy bollullero especialmente. Con estudios pre-universitarios y administrativo, trabajó entre otros lugares en Vinícola del Condado y Suministros del Hogar y hasta pasó un tiempo en la cárcel perseguido por su militancia política.

Lo llamo para concertar esta entrevista y resulta que está en tierras austriacas pasando una temporada, accede y comenzamos de esta manera.

Diego, ¿qué opinión tiene de la situación que estamos viviendo?

Aunque hemos padecido otras pandemias, esta se vive de forma más intensa debido a los medios de comunicación. Te acuestas y levantas con ella. En mi opinión, el momento nos impone resetearnos y reconducir nuestra escala de valores, dar cabida a más humanidad, solidaridad y sentido común en todos los terrenos. En el político y social, la gravedad sanitaria y económica invita al diálogo, la búsqueda de acuerdos y consensos, mayor sentido de Estado y comunitario. Rescatar aquello del "todos a una"...

¿Qué hiciste en el confinamiento, dónde y con quién lo pasaste?

En primer lugar, no todos los confinamientos se sufren de la misma forma. Quien lo vive con estrecheces lo está pasando peor. También es cierto que la madurez personal te mueve a llevarlo de forma y necesidades diferentes, con menor ansiedad.

Tanto en España como en Austria, donde me encuentro, lo vivo con mi mujer, aunque tanto en un lugar como en el otro difiera poco, reconozco que la climatología y forma de vida de Austria te lo pone más fácil y llevadero, en todas partes "cuecen habas"... Pero hago lo mismo: deporte, largos paseos (Austria invita a ello), cine en casa, compras del súper, lectura. Estoy aprovechando para hacer un repaso histórico del Bollullos de los últimos 120 años y de paso recopilar un recuerdo de lo vivido personal y político.

¿Cambiará la vida tras la pandemia?

Creo que cambiará poco, ninguna pandemia hasta ahora lo ha hecho, eso sí limitará y recortará determinados hábitos e impondrá otros roles. Hasta ahora pocos fallos detectados se han corregido, la beligerancia política ha crecido, sin importar nada. Los comportamientos son tozudos y parece no valer con tropezar una vez en la misma piedra. Las guerras son "pandemias" continuas y no por ello  se impone la paz, ni cesa la venta de armamento, que sería una vacuna contra las "pandemias bélicas".

¿Has pasado miedo en algún momento?

Con 67 años, uno es consciente que la vida se te escapa, aprendes a vivir con esa realidad, el miedo por tanto te acompaña y se disipa al mismo tiempo. A veces, en la soledad he sentido cierto temor a morir en solitario y aislado.

¿Qué proyectos tienes de cara al futuro?

Gozar de mi familia y amigos, ver crecer a mis nietos, que ya son cinco, dejar por escrito lo vivido y experimentado, mi pueblo durante más de un siglo, se podría decir de Pandemia a Pandemia. También adeudo algún que otro viaje a mi mujer

¿Qué ha echado de menos en estos meses pandémicos?

El alejamiento y distancia de familia y amigos, a mi mujer el mes que estuvimos separados, ella en Hendorf am Wallersee  y yo en Bollullos, mi práctica culinaria en grupo, las comilonas...

¿Cómo venderías Huelva?

Huelva es naturaleza, calidad medioambiental y climática... tiene una oferta gastronómica rica y diversa, sierra generosa; buenas playas y Doñana... fiestas populares de corte internacional. Pongamos en valor todo esto, mejorando la oferta, las comunicaciones, los servicios. Repensemos nuestro potencial turístico. Ofertemos un turismo para la amistad y naturaleza, el descanso tranquilo, reponedor de vida. Su calidad gastronómica de sierra y mar son un atractivo poco igualable.

Pero aparte de lo turístico habrá algo más, alguna alternativa ¿no?

Soy de los que piensan que nuestra alternativa está en lo que tenemos, la riqueza natural y medioambiental. Extraer todos los valores y riquezas de nuestra cadena productiva: la ganadera, pesquera, agraria y minera... con una industria apegada a nuestra producción.

¿Qué te han parecido los comportamientos de los políticos en general en esta pandemia?

Aunque no todos han sido iguales, han dejado mucho que desear y de poca ejemplaridad, especialmente la derecha, extrema y no extrema. Ha faltado razón comunitaria y sentido de Estado. Ha sobrado hipocresía y más de alguna estupidez. Una batalla mediática innecesaria a costa de la pandemia y sus fallecidos. Ha habido carencia de altura política.

¿Qué diferencia hay entre la política de la Transición y la actual?

En los 80 la acción política estuvo presidida por consensos y acuerdos entre diferentes grupos. La presidía el deseo de construir democracia, libertad, derechos, solidaridad, limar las desigualdades sociales y territoriales. Ahora parece haber, por parte de algunos, un intento de vuelta al franquismo, a recortes, a desigualdad... existe un menor aprecio en favor de la solidaridad social. Y a los datos me remito: más ricachones para más empobrecidos, pérdida creciente de derechos laborales y sociales conquistados.

¿Cuáles son los mejores y peores recuerdos como político?

El mejor, haber sido, y por amplio respaldo, 15 años alcalde de mi pueblo. Confieso que no lo esperaba, en cambio mi mujer estaba convencida. Visitar Cuba en tiempos de Fidel. La buena conciencia, política y solidaria de mis hijos.

Uno de los más frustrantes, la decepción en mi primer viaje a un país 'comunista', la Rumanía de Ceauscescu.

Eso sí, reconozco que he tenido la suerte de más recuerdos felices.  También he vivido en la política traiciones y desilusiones pero mejor no airearlos. Y tengo la suerte de haber pasado a la acción política pasiva, sin animadversión contra nadie. He dejado más amigos y camaradas que indiferentes.

Cuéntanos algunas anécdotas y momentos significativos...

Recordarás el debate presupuestario en el que tuvo lugar la risa colectiva del Parlamento  Andaluz. Yo no paraba de reír y aquello dio lugar a que toda la cámara se contagiara de las carcajadas. Las televisiones se hicieron eco de aquello y abrió muchos informativos de toda España y parte de Europa

También recuerdo el mitin en el Ayuntamiento de Bollullos, en mayo del 82, en el que presenté a Felipe González como futuro presidente del país.

Asistir en Atenas a la creación de la IU griega.

El pelado que Pepe el barbero me hizo a la 1 de la madrugada, cuando se me designó para presidir el Parlamento, en la mañana del mismo día... entonces tenía demasiada melena.

Saber, desde el primer momento, que mi paso por la Vicepresidencia del Gobierno andaluz sería mi última fase activa en política.

Tener en más de una ocasión que hacer, como alcalde, de consejero espiritual y mediador de desavenencias familiares, incluso conyugales...

¿Qué te parece el papel que están jugado los medios de comunicación?

Durante la pandemia están dejando mucho que desear. Los grupos mediáticos hacen información de parte y sesgada. Los medios de comunicación y el periodismo han perdido libertad, frescura, independencia, ya no hay "neutralidad. La mayoría, los más importantes, están en manos de "poderes fácticos". La prensa, incluida la pública, obedece a una exagerada tendenciosidad y manipulación, lo del Canal Sur actual es escandaloso.

¿Qué haces en la actualidad?

Ser un jubilado de cierta holgura. Pertenezco al grupo deportivo y culinario conocido como los "Armaputas jubilados". Algunas "charlas"... algún artículo y pregón... escribir... cocinar bastante, soy el que compra, cocina y friega. Compartiendo tareas de casa. Mi militancia política se sitúa en la IU local, pues la andaluza y nacional me coge lejos y desmotivado.

¿Te apetece ser de los primeros en vacunarte?

En esto, como cuando se hacía el servicio militar, cuándo toque y dónde toque. No me causa ningún problema.

Diego estamos llegando al final de esta amena charla que hemos mantenido, pero si quieres añadir algo más, hazlo.

Para finalizar, hoy por hoy, mi deseo está orientado a ver crecer a mis cinco nietos (ya tengo la mayor en la Universidad) y luchar junto a sus padres por construir una sociedad mejor, más equilibrada con menos desigualdades. Lucho para: "Menos ricos para menos pobres"...

Además tras haber tenido de Angélica tres hijos, haber plantado un árbol... ahora toca, ya, escribir un libro.

Diego disfruta de Austria que tiene lugares preciosos, sigue cocinando, no dejes de escribir tu libro que ha de ser de lo más interesante por tu dilatada carrera política. Eso sí, cuenta los entresijos que cuando estabas en activo no era políticamente correcto hacerlo y sobre todo vive la vida y disfruta de tu familia, tus amigos y tu tierra. Ha sido un honor y una gozada que formes parte de esta serie de entrevistas que estoy realizando en tiempo de pandemia

Un abrazo grande