domingo. 02.10.2022
El tiempo

Conde: "Hemos podido dar respuesta a las personas que peor lo estaban pasando"

Manuel Antonio Conde del Río fue nombrado delegado territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Huelva el pasado 26 de enero y ha atendido a diariodehuelva.es explicando cuáles son sus próximos retos, en qué se está trabajando ya desde la Delegación de Igualdad y cuáles son las líneas a seguir en los próximos meses.
Conde: "Hemos podido dar respuesta a las personas que peor lo estaban pasando"

Manuel Antonio Conde del Río fue nombrado delegado territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Huelva el pasado 26 de enero y en poco más de un mes ya ha afrontado algunos retos y 'tareas pendientes' del área como las mejoras en el colectivo de ayuda a domicilio, la desigualdad de género o el trabajo por velar por la seguridad y felicidad de la infancia, entre otros.

Graduado en Educación Social y Máster en Comunicación y Educación Audiovisual por la Universidad de Huelva y la Universidad Internacional de Andalucía, Manuel Antonio Conde es funcionario de carrera y scout. Esta experiencia de vida le ofrece las cualidades para poder afrontar una cartera complicada que aúna muchas áreas fundamentales. 

Conde ha atendido a diariodehuelva.es explicando cuáles son sus próximos retos, en qué se está trabajando ya desde la Delegación de Igualdad y cuáles son las líneas a seguir en los próximos meses.

P.- ¿Cuáles son los principales objetivos que se marca en su nueva etapa al frente de la Delegación de Igualdad en Huelva? ¿Cuáles son las principales tareas pendientes?

R.- Llevo poco más de un mes al frente de esta Delegación Territorial, aunque soy conocedor del trabajo que se realiza en la misma, ya que soy Funcionario de Carrera con destino en esta delegación, y provengo del campo de lo social, donde he tenido la oportunidad de conocer y trabajar en diversas asociaciones en el campo de la infancia, adolescencia y en el difícil terreno del acompañamiento como educador social con las personas migrantes. Pienso que este bagaje previo en la administración y en el campo de lo social me permite llegar con muchas herramientas que me ayudarán a realizar la labor con un conocimiento profundo de lo que hacemos, como lo hacemos y para quien lo hacemos.

Los retos son tantos que son difícil de enumerar en esta entrevista. Aunque tengo muy presente que tenemos cuestiones muy importantes que abordar y que todas ellas están centradas en la mejora de la calidad de vida de las personas, especialmente de las personas más vulnerables.

Tenemos muchos retos que afrontar para continuar en la senda de la mejora de los servicios públicos que se comenzó con la llegada de Rocio Ruiz como Consejera al frente de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, la cual tuvo que hacer unas profundas remodelaciones para modernizar las políticas sociales que estaban paralizadas desde hacía décadas en la Junta de Andalucía, para adaptarlas a los nuevos modelos sociales del siglo XXI que ponen en el centro de toda la acción política a las personas, personas que muchas de ellas se sentían abandonadas por años de retrasos en la dependencia, en la renta mínima, en la atención a las personas con discapacidad y tantos otros servicios que la administración prestaba de forma muy deficiente y anticuada.

Nuestro reto más inmediato es la aprobación de la Ley de Infancia, que irá al próximo Pleno en el Parlamento de Andalucía y que viene a consolidar y a visualizar más si cabe el compromiso del Gobierno andaluz en relación a la infancia, a la adolescencia, y a las familias andaluzas, sobre todo a los más vulnerables y a la lucha contra la pobreza infantil.

Se puede decir que nuestro principal reto es acabar con esa pobreza estructural de Andalucía, con la pobreza heredada, hacerlo de manera integral y con una estrategia seria.

P.- ¿Qué impacto cree que ha tenido la pandemia mundial del Covid-19 en la desigualdad de género?

R.- El impacto de la COVID-19 en las mujeres y niñas afectan de manera diferente y, a menudo, se pueden dar casos que empeoran las desigualdades existentes para estas. Tenemos que tener presente que todas las crisis humanitarias y sanitarias afectan especialmente a las personas más vulnerables, y las desigualdades existentes entre géneros se agravan. Es importante que hagamos un seguimiento epidemiológico de la pandemia, pero también es fundamental que estemos atentos y analicemos las consecuencias psicológicas y sociales, por lo que esto requiere un análisis multidisciplinar que de respuesta a la diversidad de las consecuencias y consideremos las secuelas que pueden producir a largo plazo.

El 90% de las excedencias durante el año pasado por cuidado de hijas e hijos fueron solicitadas por mujeres en España. Y 56.000 mujeres dejaron su trabajo por cuidar a un familiar, frente a 9.000 hombres. Por no hablar de que tres de cada cuatro nuevos parados son mujeres.

Y otra realidad que nos ha dejado esta crisis es la de que hay muchas mujeres imprescindibles, que hasta ahora estaban invisibilizadas y que el coronavirus nos la ha puesto delante del espejo: las mujeres del sector de los cuidados, las trabajadoras de las residencias que han cuidado a nuestros mayores. Las trabajadoras de la ayuda a domicilio que no han dejado de ir a las casas de nuestros familiares cuando ni siquiera tenían protección. Por eso ha sido una cuestión de justicia que ahora sean de las primeras en vacunarse, porque nunca podremos agradecer lo suficiente su trabajo y esfuerzo.

P.- ¿Qué ha sido lo peor, y lo mejor, de este año marcado por la crisis sanitaria en materia de igualdad?

R.- Lo peor sin duda han sido la pérdida de vidas humanas, los más de 8.000 andaluces y andaluzas que nos han dejado en este año. También fueron muy duro los inicios en nuestras residencias de mayores, veíamos como cuando entraba el virus en una residencia hacia un daño increíble.

No sé si hay algo bueno, pero sí podemos considerar como positivo que en un escenario así nos hemos tenido que reinventar, avanzar de manera significativa en la modernización de la administración y la satisfacción de poner en marcha medidas para ayudar a las personas que peor lo estaban pasando. Tuvimos que buscar las fórmulas de gestión de los recursos de forma rápida y adecuada; y poner en marcha nuevos proyectos para que nadie se quedase atrás, aunque somos conscientes de que nos queda mucho trabajo que realizar para llegar a más personas y de una forma más adecuada. Estamos satisfechos de que a pesar de lo duro que ha sido el trabajo en este periodo hemos sido capaces de modernizar los servicios sociales y la igualdad. Pusimos en marcha la tarjeta monedero o una renta mínima extraordinaria, movilizando casi 35 millones de euros en esos primeros meses.

Este año ha sido clave, como ya he indicado, en la modernización de los servicios sociales, ya que estos estaban en muchos casos obsoletos, ya que no se había producido ningún cambio importante desde hacía más de 20 años. Hemos podido blindar las políticas sociales y de igualdad con un presupuesto récord y hemos dado una respuesta ágil y efectiva a las personas que peor lo estaban pasando por esta crisis económica y social derivada de la pandemia por COVID.

P.- En su carrera profesional ha estado (y está muy ligado) a la juventud y la infancia. Es miembro del Consejo Independiente de Protección de la Infancia desde 2014, desarrolla labores de comunicación y como educador en el Movimiento Scout y recientemente por el 8M se ha reivindicado el papel de los más jóvenes para lograr la igualdad real entre hombres y mujeres. ¿Cómo va a trabajar desde la delegación para impulsar este hecho?

R.- Es importante conocer qué imagen tienen los jóvenes sobre la igualdad de género para poder hacer una valoración sobre el grado de desigualdad existente, conocer cuál es la experiencia discriminatoria sufrida por las jóvenes y analizar la aceptación de llegar a situaciones de igualdad entre géneros y el grado de aprobación de conseguir la plena igualdad.

Necesitamos analizar las relaciones de igualdad en el hogar, las relaciones de igualdad que se dan en el seno de las parejas jóvenes que conviven en un hogar distinto de la familia. Es necesario abordar cuestiones relacionadas sobre la conciliación de la vida laboral y familiar, los modelos de pareja que plantean las generaciones de jóvenes, y por último lugar, y no por ello menos importante, tenemos que hacer un profundo análisis sobre la opinión que tiene la juventud sobre la violencia de género y su determinación para denunciar la violencia contra las mujeres y las niñas, para conocer que percepción tienen sobre la violencia de género en la sociedad y estudiar si las medidas de prevención que estamos tomando son efectivas y aquellas que nos pueden sugerir desde la juventud.

P.- ¿Y para combatir la brecha digital de género a la que hacíais alusión en el Día de la Mujer?

R.- Tenemos que tener claro los tres tipos de brechas digitales de género. La brecha de acceso, referente a las posibilidades que tienen las mujeres de acceder a este recurso; la brecha de uso, que hace referencia a la falta de competencias digitales que impide el manejo de la tecnología; y finalmente la brecha de la calidad de uso.

Desde la Consejería y desde el Instituto Andaluz de la Mujer estamos desarrollando un plan muy ambicioso para combatir esta brecha y alentar las vocaciones tecnológicas entre nuestras niñas y jóvenes. Apostamos firmemente por la coeducación y hemos desarrollado iniciativas como las jornadas “Aquí jugamos [email protected] Los videojuegos y las vocaciones tecnológicas’ con la que hemos querido alentar las vocaciones tecnológicas en las niñas y jóvenes, concretamente hacia el sector de los videojuegos; visibilizar referentes femeninos que abren camino, conocer y reflexionar sobre la situación de las mujeres en el sector, desde una mirada de género, tanto a nivel gamer como desarrolladoras y otras profesiones; promover una mirada crítica y generar un debate sobre el sesgo de género que existe en la industria, así como dar a conocer las iniciativas que tienen el objetivo de procurar un entorno más cómodo para estudiantes, jugadoras o profesionales en el ámbito de los videojuegos

P.- ¿Cuáles han sido los grandes logros en igualdad en los últimos tiempos?

R.- Las políticas sociales y de Igualdad emprendidas en Huelva han beneficiado en estos dos últimos años a casi 100.000 personas en la provincia de Huelva. Me gustaría destacar la mejora en la gestión de la Renta Mínima de Inserción de Andalucía, que concretamente en Huelva provincia el año pasado alcanzamos a 6,163 personas beneficiarias con un presupuesto ejecutado de 11,7 millones de euros.

Asimismo, el desarrollo de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión y la Inclusión Social (ERACIS) ha supuesto una importante inversión con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas residentes en zonas de grave exclusión social de Almonte, Cortegana, Isla Cristina, Minas de Riotinto, Nerva y Huelva capital. Con el proyecto ERACIS, a través de la intervención comunitaria con profesionales muy cualificados, nos encargamos de labores de mediación para la inclusión sociolaboral de las personas beneficiarias de estas zonas de grave exclusión social.

Otros grandes logros que podría destacar es la modernización de la administración de la Consejería de Igualdad que ha permitido aumentar las personas beneficiarias del Sistema Andaluz de Dependencia; se ha incrementado la oferta en residencias, se ha disminuido el copago en centro de día, se ha mejorado el Servicio Andaluz de Teleasistencia y especialmente se ha rebajado la lista de espera resolviendo el 27% de los expedientes, y gracias a diversos planes de choque en distintos servicios se han mejorado entre otras cosas los centros de valoración de la discapacidad.

P.- Se presentó hace poco el informe sobre maltrato y abuso infantil, ¿qué destacaría de este y qué cambiaría? ¿en qué se está trabajando ya?

R.- Hace un mes presente en Huelva, junto a la Directora General de Infancia, una campaña muy interesante titulada “Secretos que duelen”. En ella presentamos los datos del Consejo de Europa, que estima que 1 de cada 5 menores en Europa es o será víctima de alguna forma de violencia sexual antes de cumplir la mayoría de edad. Una campaña con objetivos claros: prevenir, detectar y actuar.

Gracias a las herramientas que diseñamos y ponemos en funcionamiento desde la Consejería de Igualdad, pretendemos prevenir con una educación sexual clara y cercana desde la infancia ya que esta puede prevenir conductas y situaciones no deseadas. Con acciones para formar a los adultos para que estos cuenten con conocimientos para saber detectar y ayudar antes estas situaciones. Y apoyando a la familia, ya que esta debe reaccionar con serenidad, mostrando un apoyo inquebrantable a la víctima.

Invito a los lectores entren en la web (www.secretosqueduelen.es), ya que esta es una herramienta que hemos desarrollado para esta campaña contra el abuso sexual infantil, y que es fruto del trabajo conjunto con la Fundación Márgenes y Vínculos que tiene una amplia experiencia en estos temas tan complejos.

P.- Respecto a la Ayuda a domicilio, se ha anunciado recientemente el aumento de sueldo y mejoras de este colectivo ¿qué mejoras se prevén? ¿A cuánto asciende el sueldo medio de un/a trabajador/a de ayuda a domicilio?  

R.- La ayuda a domicilio ha tenido un incremento del 12,3% del coste, el cual estaba congelado desde hacía 13 años, y comenzó a aplicarse este mismo mes. Este incremento beneficiará a más de 32.000 trabajadoras empleadas del sector. Este incremento supone una fuerte apuesta de esta Consejería en la mejora de las condiciones laborales de este colectivo, ya que la misma supone una inversión de 61,4 millones de euros.

Esta subida para las trabajadoras de ayuda a domicilio, además lleva aparejada una Orden que regulará las condiciones laborales y derechos del colectivo del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) que esperamos que este este próximo mes de abril. Esta nueva normativa recogerá, entre otras, unas importantes mejoras enfocadas para que las jornadas laborales sean dignas y conciliadoras en el empleo, buscando un equilibrio entre turnos de mañana y tarde, a fin de evitar la jornadas partidas.

Un incremento que era de justicia y una mejor regulación de un sector con tanta precariedad, abandonado desde hace tantos años y que necesita un importante respaldo desde la Consejería de Igualdad.

Conde: "Hemos podido dar respuesta a las personas que peor lo estaban pasando"