miércoles. 10.08.2022
El tiempo

La nueva factoría de El Pozo en Jabugo luce ya su emblema y encara su inauguración

La puesta en marcha de las nuevas instalaciones de El Pozo supone la creación de unos 200 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, y tendrá capacidad para producir 2,5 millones de jamones y paletas al año, así como 300.000 kilos de derivados del cerdo ibérico.
La nueva factoría de El Pozo en Jabugo luce ya su emblema y encara su inauguración

La nueva factoría de El Pozo en Jabugo ultima ya la recta final para su estreno tras cuatro años de obras. El logo de la emblemática firma luce ya en la fachada de las instalaciones que están a punto de concluir en Jabugo. Aunque la inauguración de la nueva fábrica estaba prevista para la primavera de 2021, la irrupción de la pandemia ha retrasado una inversión millonaria que convertirá a la Sierra de Aracena y Picos de Aroche en punto neurálgico de la empresa.

La planta tiene licencia municipal de actividad aunque se realizan los ajustes previos a los procesos de elaboración.

Según ha informado la empresa murciana El Pozo, la puesta en marcha de las nuevas instalaciones supone la creación de unos 200 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, y tendrá capacidad para producir 2,5 millones de jamones y paletas al año, así como 300.000 kilos de derivados del cerdo ibérico.

La industria cárnica ha invertido 85 millones de euros en la construcción y dotación de las instalaciones, que se distribuyen en una superficie 58.000 metros cuadrados a la entrada de Jabugo por la N-435.

En las nuevas instalaciones, que contarán con la tecnología más avanzada, el Pozo Alimentación elaborará paletas y jamones de la gama Legado Ibérico, a partir de cerdo con un 50 por ciento de raza ibérica y alimentación de cebo, su actividad principal, pero también está previsto producir  jamón de bellota. Otra de las líneas de la fábrica estará dedicada a la elaboración de embutidos, como caña de lomo o chorizo.

Para la obtención de estos productos, la marca señala que dispone de ganadería ibérica propia, desarrolla piensos exclusivos enriquecidos con ácido oléico para optimizar la alimentación del animal y lleva a cabo un exhaustivo seguimiento de todo el proceso productivo, bajo estrictos controles de calidad a través de su sistema de Control Integral de Proceso ,CIP, que supervisa todas las fases.

Según El Pozo, esta nueva planta de elaboración de productos de cerdo ibérico en Jabugo nace con vocación internacional para aumentar las exportaciones, cuyos índices se sitúan muy por debajo de las ventas al exterior del resto de productos cárnicos españoles.

La instalación, dotada de las mejores condiciones técnicas, sociales y económicas está preparada para su homologación en los mercados más exigentes como Estados Unidos o Japón.

El presidente de ELPOZO ALIMENTACIÓN, Tomás Fuertes asegura que “esta inversión se encuadra en nuestro objetivo de aumentar significativamente las exportaciones de una de las joyas de la gastronomía española. ELPOZO ALIMENTACIÓN ha venido a Jabugo a sumar y, hacer crecer la marca Jabugo y, por tanto, sus productos en el ámbito internacional”.

El alcalde de la localidad, Gilberto Dominguez ha indicado que “desde hoy no se entenderá Jabugo sin ELPOZO ALIMENTACIÓN”, ya que la materialización de este proyecto supone una oportunidad histórica en lo que a creación de empleo y riqueza significa para la población.

Alimentación El Pozo da empleo a más de 7.000 trabajadores y se desarrolla en más de 80 mercados de todo el mundo y ha construido en Jabugo estas instalaciones, que se distribuyen en una superficie 58.000 metros cuadrados, y que cuentan con la tecnología más avanzada. Las obras de la nueva factoría, a cargo de la constructora Sacyr, concluyeron hace unos meses, y se han desarrollado durante más de dos años.

Edificios anexos

El edificio principal de El Pozo en Jabugo, cuya superficie equivale a más de seis campos de fútbol, cuenta con cuatro plantas, dos semienterradas y otras dos sobre rasante de 6.5 metros de altura entre ellas, destinadas a secadero y elaboración de productos ibéricos. 

Además, existen dos edificios anexos al anterior, uno que será utilizado como cámara de salazón y otro para oficinas, que se encuentran comunicados entre sí. «Los principales motivos por los que El Pozo decidió desembarcar en Jabugo para construir su planta Legado ibérico fueron las condiciones atmosféricas de la Sierra de Huelva donde se ubica esta localidad serrana, y algunas peculiaridades en el proceso de elaboración, sobre todo de los jamones y paletas, que la convierten en una de las principales cunas del ibérico a escala mundial», asegura la empresa.

La nueva factoría de El Pozo en Jabugo luce ya su emblema y encara su inauguración