viernes. 07.10.2022
El tiempo

El problema del chabolismo, por la “falta de coordinación de administraciones”

El alcalde de Moguer lamenta las precarias condiciones de los asentamientos de inmigrantes y destaca el trabajo del Ayuntamiento y las asociaciones para atender al medio centenar de afectados
El problema del chabolismo, por la “falta de coordinación de administraciones”

Gustavo Cuéllar lamenta las precarias condiciones de los asentamientos de inmigrantes y destaca el trabajo del Ayuntamiento y las asociaciones para atender al medio centenar de afectados en el incendio

El alcalde de Moguer, Gustavo Cuéllar, ha mostrado su solidaridad con los afectados por el incendio de una veintena de chabolas en la zona del polígono Los Arroyos, ocurrido en la madrugada del domingo, y ha lamentado una vez más la falta de coordinación entre todas las administraciones para buscar una solución a la problemática de los asentamientos ilegales.

El primer mandatario local ha lamentado el fuego y los daños personales ocasionados a dos de sus ocupantes (uno de ellos resultó herido de gravedad). Debido a la gran volatilidad de los materiales empleados en estas precarias construcciones, como son maderas, plásticos y cartones, el fuego se propagó con gran rapidez y acabó destruyendo totalmente este grupo de chabolas en el que vivían en precarias condiciones casi medio centenar de extranjeros, ha detallado el Consistorio moguereño.

El alcalde ha recordado que la gran demanda de mano de obra para las plantaciones agrícolas de la comarca trae consigo una gran afluencia de personas de otras nacionalidades, que en ocasiones optan por construir estas precarias estructuras chabolistas a modo de lugar de residencia, unas estructuras que suponen un grave peligro para la salubridad de los propios ocupantes y del medio ambiente al carecer de ningún tipo de servicio ni garantía sanitaria, y un evidente peligro para su propia integridad física, "como se ha podido comprobar de nuevo desgraciadamente con el incendio que ha arrasado estas precarias construcciones".

Para el primer mandatario local “todas las personas tienen el derecho a aspirar a una vida mejor, y somos conscientes de que nuestra tierra es muy atractiva para quienes dependen del trabajo agrícola para lograr subsistir, pero no podemos permitir que sigan proliferando este tipo de concentraciones chabolistas que en nada benefician a las personas que deben malvivir en ellas con el peligro latente de cualquier tipo de infección o de un incendio como el que se produjo ayer”.

El Ayuntamiento de Moguer ha recordado que en el año 2011 puso en marcha, en colaboración con las asociaciones solidarias y con las que trabajan directamente apoyando a los colectivos inmigrantes, un protocolo de actuación que incluye desde información sobre otros posibles alojamientos o traslados a nuevas zonas de demanda de mano de obra, hasta la aportación de productos básicos de alimentación, y aseo para las personas afectadas, que ha permitido desmontar ya en torno al 80% del millar de chabolas ilegales que se habían detectado en el término moguereño.

En este escenario, el alcalde de Moguer ha destacado la "dificultad" que tienen los ayuntamientos afectados para poder desarrollar este tipo de actuaciones de recuperación y limpieza tanto en montes públicos como en fincas privadas, ya que además de los cuantiosos gastos que supone el desmontaje y el reciclado de los materiales de estas chabolas, que "debemos asumir sin contar con apoyo ni ayuda de las administraciones verdaderamente competentes en esta materia", desde la Subdelegación del Gobierno "se insiste en la necesidad de contar con autorización judicial para cualquier intervención en estas construcciones, lo que supone un problema añadido para poder ejecutar un plan integral sobre estas precarias estructuras".

Cuatro dotaciones de bomberos acudieron inmediatamente a la zona del polígono Los Arroyos y lograron controlar y extinguir el incendio pasadas ya las 9.00 de la mañana -se inició sobre las cinco de la madrugada-, en un operativo en el que también participaron la Guardia Civil y la Policía Local de Moguer.

El Ayuntamiento moguereño, a través del Área municipal de Servicios Sociales, trabaja a raíz del siniestro en colaboración con la asociación de senegaleses Diappo, la asociación ACCEM, y con entidades como el Banco de Alimentos o Cáritas Parroquial, para aportar al medio centenar de personas afectadas alimentos, mantas, ropa, duchas y artículos de aseo, además de canalizarse las tramitaciones de los documentos identificativos de estas personas que ardieron en el incendio.

El problema del chabolismo, por la “falta de coordinación de administraciones”