lunes. 28.11.2022
El tiempo

Los ecologistas señalan la falta de agua como principal mal endémico de Doñana

Ecologistas en Acción apunta a la falta de agua en el espacio natural y la sobreexplotación de los acuíferos como el principal reto y mal endémico que sufre Doñana. 
Las lagunas de Doñana se están desecando por la falta de lluvias
Las lagunas de Doñana se están desecando por la falta de lluvias
Los ecologistas señalan la falta de agua como principal mal endémico de Doñana

Ecologistas en Acción-Andalucía ha celebrado el fin de semana del 23 al 25 de septiembre su XXIV asamblea en Aznalcázar, municipio de Doñana. La falta de agua en el espacio natural y la sobreexplotación de los acuíferos centró la primera jornada con una mesa debate y fue el colofón con una acción reivindicativa en el río Guadiamar. La guerra de Ucrania, los incendios forestales y la protección de los espacios naturales en Cádiz han sido el resto de asuntos objeto de las resoluciones aprobadas.

El espacio natural de Doñana fue el marco elegido para la celebración de la XXIV asamblea de Ecologistas en Acción Andalucía. En su inauguración se organizó una mesa de debate sobre los retos del agua en Doñana con la participación de Carmen Díaz-Paniagua por parte de la Estación Biológica de Doñana que mostró la problemática histórica de los complejos lagunares, como se están secando, simplificando y siendo invadidos por vegetación leñosa. Emilio Rodríguez Merino, en representación de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, reflexionó sobre la actual ley de aguas y sus posibles deficiencias, que han llevado a la situación actual. Manuela Cabello, alcaldesa de Aznalcázar, además de la bienvenida al municipio ofreció una perspectiva desde la administración local, del encorsetamiento de acción que se sufre a este nivel. Por último el miembro de Ecologistas en Acción y del órgano de participación de Doñana, Juan Romero, y el representante de WWF, Felipe Fuentelasaz, añadieron la perspectiva del movimiento ecologista y de las luchas reivindicativas de las últimas cuatro décadas.

Se constata que el mal estado del acuífero debido a las extracciones masivas que se vienen produciendo. El regadío, pero también para abastecimientos urbanos como en Matalascañas, están generando afecciones inasumibles para mantener la biodiversidad en el espacio protegido.

Revertir esta situación es vital, para lo que se precisa la renaturalización del Espacio Natural con la recuperación de los aportes de Guadiamar como río de Doñana. Por esta razón, se finalizó la asamblea con una concentración junto a este río, para demandar su recuperación como principal aporte a las marismas de Doñana, la eliminación de las extracciones ilegales de la marisma  y contra el recrecimiento del embalse del Agrio como falsa solución.

En la asamblea se han discutido y aprobado las distintas resoluciones presentadas desde las áreas de trabajo y  federaciones. La finalización de la Guerra en Ucrania, la recuperación hídrica de Doñana, la inclusión de pérdidas no contempladas a la hora de juzgar la responsabilidad por incendios forestales y la ampliación de los espacios protegidos de Cádiz han sido los asuntos de resolución aprobados.

Además se desarrollaron diferentes talleres de autoformación sobre movilidad, comunidades energéticas, el origen del coste de la electricidad y la guerra de Ucrania. Reuniones de las distintas áreas de trabajo, en las que se trataron asuntos específicos y se definió el plan de trabajo de cada una, y la realización de dinámicas para definir las futuras líneas generales de acción en la mañana del domingo completaron los actos de la asamblea.

Pero, sobre todo, esta asamblea anual ha servido como primer lugar de encuentro físico después de los dos años de pandemia. Más de 70 personas de Ecologistas en Acción han podido disfrutar de conversaciones, abrazos y paseos compartidos que tanto ayudan a la consolidación de los colectivos.

Los ecologistas señalan la falta de agua como principal mal endémico de Doñana
Comentarios