jueves. 22.02.2024
El tiempo
Medio Ambiente

La depuradora de Bollullos evita que más de 4.000 kilos de basura lleguen al arroyo la Carcava

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Bollullos Par del Condado que gestiona Aqualia filtra cada año más de cuatro toneladas de residuos.

EDAR Bollullos Aqualia
EDAR Bollullos Aqualia
La depuradora de Bollullos evita que más de 4.000 kilos de basura lleguen al arroyo la Carcava

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Bollullos Par del Condado lleva en funcionamiento desde el año 2014 y limpia diariamente 2.000.000 de litros de agua residual procedente de los domicilios y las empresas locales. La planta, una instalación esencial para la salud ambiental de la región, extrae anualmente 4.000 kilos de basura del agua que se descarga en sus instalaciones.

Sin esta planta, estos residuos, equivalentes a cuatro toneladas al año, terminarían contaminando el medio ambiente, incluyendo las aguas del arroyo La Carcava y afectando negativamente a la flora y fauna de la zona.

La estación es responsable de limpiar todas las aguas residuales que se generan en el municipio antes de devolverlas al arroyo La Carcava, que fluye hacia el municipio de Almonte y El Rocio, una zona protegida y calificada como sensible.

Esta agua residual proviene de diversas fuentes, incluyendo el agua que se descarga de los fregaderos, duchas, inodoros, lavadoras y lavavajillas de los habitantes de Bollullos.

Uno de los residuos más comunes encontrados en el agua, y que más dificultan las labores de depuración, son las toallitas húmedas que se desechan incorrectamente en los inodoros. A diferencia del papel higiénico, estas toallitas no se descomponen en el agua, lo que puede causar graves obstrucciones en las tuberías y bombas de la planta.

Según Juan Luis Martínez, jefe de Servicio de Aqualia, la compañía gestora el Servicio Municipal de Agua de Bollullos, “es esencial que los residentes comprendan la importancia de disponer de una papelera en el baño para evitar este tipo de problemas”.

El proceso de tratamiento del agua es complejo e involucra a una serie de organismos microscópicos, principalmente bacterias, que desempeñan un papel crucial en la eliminación de la suciedad del agua. Los profesionales de Aqualia se encargan de asegurar que estos microorganismos tengan siempre un nivel adecuado de oxígeno y nutrientes para que puedan realizar su función de manera eficiente.

En definitiva, gracias a la planta de tratamiento de aguas residuales, los 14.200 habitantes de Bollullos par del Condado pueden estar orgullosos de vivir en una comunidad que contribuye activamente a la preservación del ecosistema local. La planta de tratamiento es un ejemplo de cómo la tecnología y la biología pueden trabajar juntas para proteger nuestro medio ambiente y garantizar un futuro más sostenible para todos.

Comentarios