jueves. 22.02.2024
El tiempo
Agricultura y Regadíos

La Cuenca del Tinto-Odiel-Piedras multiplicará por ocho su Déficit Hídrico, letal para el futuro del campo

EL Déficit Hídrico se multiplicará casi por ocho en la Cuenca 100% andaluza del Tinto-Odiel-Piedras si no se toman medidas añadidas a las contempladas en la actual planificación hidrológica. Un informe de Feragua advierte de la repercusión que este desequilibrio hídrico puede causar en la sostenibilidad del sector agroalimentario

 

Zonas agrícolas de regadíos en la provincia onubense
Zonas agrícolas de regadíos en la provincia onubense
La Cuenca del Tinto-Odiel-Piedras multiplicará por ocho su Déficit Hídrico, letal para el futuro del campo

En tres lustros, la insuficiencia de recursos hídricos crecerá de 1,19 a 9,41 hm3, como consecuencia de la incidencia del cambio climático y el incremento de la demanda ambiental.

Sólo la Cuenca Mediterránea Andaluza logrará revertir su déficit actual de 183 hm3 gracias a las inversiones previstas en infraestructuras de desalación y regeneración, que permitirán la entrada de 200 hm3 con los que se compensará el descenso previsto de recursos superficiales y subterráneos.

Un informe elaborado por Feragua con la colaboración de San Telmo Business School y el patrocinio de Magtel advierte de la repercusión que este desequilibrio hídrico puede causar en la sostenibilidad del sector agroalimentario, la balanza comercial de Andalucía y el equilibrio poblacional de sus zonas rurales.

Datos hídricos
Datos hídricos


El informe se ha presentado durante la ‘Jornada sobre el agua y la agricultura en Andalucía’, celebrada en San Telmo Business School.

El estudio advierte de la necesidad de inversiones que corrijan esta adversa proyección hidrológica de futuro y que permitan avanzar en un mix hídrico, con recursos de diferentes orígenes (superficiales, subterráneos y de la regeneración y desalación) suficientes y óptimamente integrados para atender las demandas.

El informe elaborado por Feragua, con la colaboración de San Telmo Business School y el patrocinio de Magtel, advierte que el déficit hídrico se multiplicará por ocho en la Cuenca del Tinto-Odiel-Piedras si no se toman medidas añadidas a las contempladas en la actual planificación hidrológica.

Se trata además, por desgracia, de una tendencia común a todas las cuencas andaluzas, salvo la del mediterráneo, la única que se salva. En las otras tres cuencas andaluzas, el desajuste entre la oferta y la demanda aumentará en Andalucía, si no se mueve ficha, de 226 a 382 hm3, comprometiendo el futuro del regadío en toda la Comunidad.

Una situación que preocupa, y mucho, al sector agroalimentario, muy dependiente del regadío, cuya sostenibilidad podría verse seriamente amenazada por la falta de garantía de agua y, con ella, algunas de las fortalezas y mayores oportunidades de futuro para la economía andaluza. No en vano, el sector agroalimentario de Andalucía es el más grande de España (casi 19.440 millones de euros) y aporta el 13% del VAB regional y un aporte del 19,5% del VAB agroalimentario nacional. Supone además el 21% del empleo del sector en todo el país y un 16% de la ocupación total de Andalucía, generando un total de 489.848 empleos.

Presentación del informe
Presentación del informe


El informe, presentado por Francisco Carrasco, responsable técnico de Feragua, durante la ‘Jornada sobre el agua y la agricultura en Andalucía’, celebrada en San Telmo Business School, pone de relieve asimismo que las 5.604 empresas de la industria agroalimentaria de la región suponen el 18,5% del total del sector nacional, la mayor cifra de las regiones españolas. En términos de innovación, el sector agro andaluz concentra el 10,3% del total de grupos operativos de la Asociación Europea de Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícola, y fue en el año 2022, el segundo mayor exportador de España, contribuyendo con el 21,4% del total exportado.

En consecuencia, la falta de disponibilidad de agua amenaza no solo las ventas de productos agrícolas andaluces, que en 2022 superaron por primera vez los 14.000 millones, sino, de forma inevitable, el superávit comercial de Andalucía (de 7.000 millones de euros en 2022) y, de forma fundamental, la cohesión y el equilibrio territorial, pues permite asentar directa o indirectamente a una cuarta parte de la población rural española.

Por todo ello, el estudio advierte de la necesidad de inversiones que corrijan esta adversa proyección hidrológica de futuro y apuesta por avanzar en un mix hídrico, con recursos de diferentes orígenes (superficiales, subterráneos, trasvasados y de la regeneración y desalación) suficientes y óptimamente integrados para atender las demandas, pero siempre teniendo en cuenta que los recursos complementarios tienen mayor potencial de aplicación en el litoral y que las soluciones para las cuencas de interior pasan por infraestructuras como presas y balsas de riego, que aumenten la capacidad de regulación, trasvases e interconexiones de recursos excedentarios que aumenten la disponibilidad de cuencas deficitarias, y obras de modernización de regadío, que ahorren recursos superficiales y permitan mejorar la gestión de los recursos hídricos disponibles especialmente en tiempos de sequía.

Según señaló José Manuel Cepeda, presidente de Feragua, en la inauguración de la jornada, la garantía de agua para todos los usos, y en especial para el regadío, “es clave hoy día, sobre todo tras la transformación de cultivos que está sufriendo Andalucía en los últimos años, donde el 75% de la superficie se destina a cultivos permanentes de arboleda, como: olivar, cítricos, frutos de hueso, almendros, arándanos y cultivos subtropicales de alto valor”.

El informe, que incide en la importancia de evitar el incremento de las demandas de riego mientras no se equilibre el déficit hídrico, excepto los contemplados en los planes hidrológicos, apuesta también por la renovación de infraestructuras del ciclo urbano del agua, que permita reducir pérdidas y fugas, y por fomentar la digitalización en todo el sector del agua con el fin de tener un control más detallado de las extracciones y conseguir cada vez más un uso eficiente y sostenible del recurso hídrico.

“La agricultura del regadío debe de ir de la mano de la tecnología y por ello, la I+D+i y la biotecnología son dos herramientas que permiten la búsqueda de soluciones tecnológicas, cultivos y técnicas agrícolas cada vez más eficiente en el uso del agua, resilientes ante el cambio climático y sostenibles con el medioambiente. Ello permitirá aumentar la productividad agrícola y fortalecer nuestro sistema agroalimentario de cara a futuros escenarios de escasez de agua o incremento de precios”, explicó Francisco Carrasco, que concluyó finalmente con la importancia de crear una cultura social de mayor aprecio y valoración de la actividad agrícola (de la que depende la garantía y soberanía alimentaria) y de propiciar el relevo generacional que garantice la continuidad y el dinamismo tecnológico y empresarial del sector agroalimentario en Andalucía.

Cabe recordar que sobre el campo onubense pende una peligrosa espada de Damocles en forma de recorte del 50% de agua disponible para regadíos a partir del 1 de enero si el calendario de lluvias sigue tan parado como este caluroso mes de noviembre.

Y el recorte de este 50% supondría una verdadera catástrofe para el sector y también para la economía provincial, que solo en exportaciones de frutos rojos (sin contar los cítricos) mueven más de 1.500 millones de euros. Y lo más importante, unas 200.000 familias viven de una forma u otra de la producción agrícola.

Reivindicaciones de las organizaciones agrarias

Las siete organizaciones agrarias de Huelva reclaman a las administraciones competentes para poder tener un aprovechamiento mayor del agua disponible actualmente una serie de puntos:

  • Tomas de la presa de Andévalo declarada de emergencia en el Plan Andaluz de Sequía (solo falta la aprobación por parte de la Administración competente).
  • Toma del Piedras, pendiente de culminar el diálogo iniciado a nivel de explotación.
  • En acuíferos en buen estado, se deben autorizar a las Comunidades de Regantes la prospección y uso temporal de sondeos de emergencia solicitados conforme al Plan Andaluz de Sequía.
  • En el Bocachanza, hay que sincronizar digitalmente la explotación entre Huelva y Portugal del Guadiana para aprovechar más agua y de mejor calidad.
  • Aprovechar los 20 hm3 del agua embalsada en el Sancho.
  • Tras la aprobación del Plan Hidrológico Tinto, Odiel, Piedras + Chanza, modificar el Plan Andaluz de Sequía eliminando las restricciones al uso eficiente de los bombeos de Bocachanza.
  • Convenio de Albufeira: normalizar la situación de Bocachanza con motivo de su 25 aniversario y autorizar la cesión de derechos de agua a usuarios de Huelva. Que se ejecuten las obras de ampliación de las instalaciones de bombeo y almacenamiento Bocachanza II declarada de interés general en la Ley de PHN.
  • Finalizar la obra de Alcolea que lleva paralizada 6 años, a pesar de tener la DIA aprobada y Convenio de regulación. Se debe hacer la encomienda de gestión a la administración competente.
  • Promover la presa de Coronada, Pedro Arco y Corunjoso, declaradas de interés general y esperadas desde 2001.
  • Que se ejecuten las obras del Anillo Hídrico del Condado para sustituir agua de pozo por superficial.

Comentarios