sábado. 20.04.2024
El tiempo

El presidente del CESpH: "Por 'salvar' las navidades podemos 'perder' los próximos seis meses"

El presidente del Consejo Económico y Social de la Provincia de Huelva estima que con el Covid se está perdiendo más del 15% del PIB en Huelva y una proporción algo menor del empleo
El presidente del CESpH: "Por 'salvar' las navidades podemos 'perder' los próximos seis meses"

A las puertas de la Navidad más atípica de la historia, en diariodehuelva.es  hablamos con el presidente del Consejo Económico y Social de la Provincia de Huelva (CESpH), Juan José García del Hoyo, para analizar la situación.

El CESpH es un órgano que persigue la participación y el diálogo entre agentes sociales y administraciones públicas para la emisión de informes y dictámenes y para la elaboración de estudios en los que se proponen soluciones y medidas concretas de actuación en materia económica y social.

En un contexto como el actual, este órgano ha reducido sus actividades presenciales al mínimo imprescindible. "De hecho, estamos preparando la convocatoria del Pleno correspondiente al mes de diciembre y se realizará virtualmente, así como algunas comisiones de trabajo que van a convocarse. Además, ya en julio se aprobó un dictamen sobre los efectos del COVID-19 en nuestra provincia, tanto desde un punto de vista sociosanitario como económico, analizando diferentes indicadores de actividad. En diciembre está previsto aprobar una actualización analizando la situación hasta esas fechas", cuenta su presidente.

- ¿Por qué hemos llegado al punto actual? ¿Qué ha desatado el ingente número de casos, muy por encima de los registrados en marzo?

-Debemos recordar que la primera ola pandémica se consiguió frenar con un confinamiento muy estricto de la población. Pero ahora, desde el verano y sobre todo desde septiembre, con la vuelta al trabajo, a la actividad educativa, se multiplican los contactos y, por consiguiente, también los contagios. No hemos sabido limitar nuestras actividades adecuadamente, somos una sociedad muy “afectuosa”, por decirlo de alguna forma, y ello nos conduce, sin darnos cuenta, a ponernos en riesgo a nosotros y a quienes nos rodean.

-¿Existen más positivos que en marzo porque se están realizando más pruebas? ¿Son suficientes?

-Sí, se están haciendo más pruebas, y se están detectando una proporción mucho mayor de las personas contagiadas, pero también están creciendo los ingresos hospitalarios y en UCI y, desgraciadamente, también los fallecimientos.

No obstante, desde hace siete semanas, cuando el número de ingresos hospitalarios en Huelva se situó en el 10% de los casos detectados, hemos mejorado, dado que ahora se sitúa en el 3%. Ello indica, posiblemente, una mayor cobertura de las pruebas y un rastreo más eficaz. Desde dos semanas los positivos van reduciéndose, con mucha volatilidad, pero con una tendencia decreciente.

- ¿Hay culpables? ¿Son los jóvenes?

-Me temo que sí, pero no solo ellos. Yo diría que todos somos culpables y todos los colectivos hemos realizado actividades que ponían en riesgo nuestra salud y la de los que nos rodean. El problema es que el que no se impusieran medidas de limitación de movilidad y de las relaciones sociales, daba una falsa imagen de seguridad. Y más en Huelva, dado que la primera fase de la pandemia nos había respetado en mayor medida.

- ¿Qué es lo más preocupante del momento actual?

-El problema grave está en los puentes y las navidades. En esos períodos se incrementan los contactos y las interacciones, y por tanto, se incrementa la posibilidad de contagio. Estamos aún con incidencias muy elevadas, cercanas a los 500 casos por cada 100.000 habitantes y cualquier desliz, puede incrementar nuevamente el número de contagios y conducirnos a una situación aún peor que la de las últimas semanas.

- ¿Qué le parecen las últimas medidas tomadas por la Junta de Andalucía para la contención del virus? ¿Cree que realmente salvarán la Navidad? ¿Son excesivas?

-No, la navidad como la conocíamos, con restaurantes llenos y comercios inundados de compradores no se va a producir. Me temo que la prudencia implicará el mantenimiento en cierta medida de las limitaciones actuales, matizadas quizás con lo aprobado por el Ministerio. Pero las cenas y almuerzos de empresas no deberían llevarse a cabo, ni tampoco esos episodios de gente tomando copas masivamente por las calles en algunos días concretos de la Navidad.

- ¿Cómo afecta la limitación de la movilidad a la situación económica? ¿Quiénes se llevan la peor parte con estas restricciones?

-Sin lugar a dudas, quienes peor lo están pasando son los trabajadores y empresarios de las empresas orientadas al turismo y, en segundo lugar, el comercio minorista. Este último sector ya ha perdido casi el 10% de su facturación habitual y es posible que a final de año haya perdido un 15%. Pero, además, hay una “fuga” de clientes hacia las compras virtuales y me temo que una parte de los que se han acostumbrado a ello durante el confinamiento, no volverán al comercio presencial: habrá un cambio estructural, igual que en el turismo. Nada será igual a lo anterior. Hay otros sectores afectados, que en Huelva nos coge de lleno, al restringirse la movilidad el consumo de carburantes es menor y ello está afectando a toda la cadena, desde las gasolineras hasta las refinerías, puertos y tráfico marítimo.

- ¿Cuál sería la solución, según el presidente del CESpH, para no dañar tanto a la economía en plena pandemia a las puertas de una de las épocas más importantes para los negocios como es La Navidad?

-El problema no es dañar la economía durante las navidades, sino no provocar una situación mucho peor después de ellas. No debemos ser miopes y hay que tener una perspectiva al medio plazo. Por “salvar” las navidades podemos “perder” los próximos seis meses.

- ¿En qué momento real se encuentra la economía onubense? Balance de pérdidas

-Es aún difícil de estimar, pero posiblemente se esté perdiendo más del 15% del PIB, y una proporción algo menor del empleo.

- ¿Cómo terminaremos este 2020 negro?

-Lo he respondido ya antes, esperemos que lo terminemos con tasas de contagio mucho más reducidas que las actuales. Si se mantienen las presentes condiciones de limitación a la movilidad, en enero estaríamos unos 200 contagios semanales, y en febrero en menos de 100, cuando ahora tenemos unos 1.000 contagiados a la semana. Espero que todos seamos sensatos y no convirtamos las navidades en una ruptura de esta tendencia y un agravamiento de la crisis epidémica.

- ¿Cuánto tardará la economía de Huelva en recuperarse?

-Huelva, en concreto, será una de las provincias menos afectadas. Tenemos una industria potente, un sector primario orientado en gran medida a la exportación y ello, a pesar del parón turístico, nos hace sentir menos los efectos de la crisis. Otras provincias, con mayor peso de las actividades turísticas lo están pasando peor y tienen un futuro mucho más incierto.

- ¿Y cuándo cree que pasará?

-Si somos sensatos, en marzo este brote actual estaría controlado, pero habría que seguir manteniendo ciertas limitaciones mientras que no se consiga la inmunidad de la mayor parte de la población vía vacunación.

- ¿Cree en la eficacia de una vacuna desde enero?

¿Desde enero? No creo, quizás a partir de marzo.

- En otro orden de cosas, hacemos una valoración de la nueva presidencia de la Diputación de Huelva, órgano del que depende el CESpH ¿qué supondrá para Huelva que una mujer y alcaldesa de un pueblo pequeño esté al frente de la entidad?

-Es un reto, pero la Diputación Provincial es un ente dedicado a la provincia y, en especial, a esos municipios pequeños. La España vaciada la tenemos a 40 Km de Huelva, por las mismas razones que en otros territorios. Pero, sobre todo, por la inexistencia de servicios comparables a las zonas urbanas, lo que las hace poco atractivas para residir, a pesar de poder disfrutar de la naturaleza maravillosa que tenemos en esta provincia. Creo que esa política de apoyo a los pequeños municipios se intensificará en los próximos años.

-¿Cómo cree que repercutirá económicamente la llegada de María Eugenia Limón a la provincia?

-Si mantiene la línea que he apuntado antes, creo que se tenderá a corregir los fuertes desequilibrios territoriales existentes en la provincia.

-La nueva presidenta aboga en su mandato por lo digital, como revulsivo para impulsar la economía, ¿Qué le parece esta apuesta por lo digital para el desarrollo de los sectores económicos onubenses? ¿Ayudará esto a paliar la situación de crisis?

-Precisamente, el acceso a redes de banda ancha y fibra óptica es uno de los hándicaps de muchas zonas de nuestra provincia. En este momento las redes están ubicadas a lo largo de las grandes vías de comunicación y la Costa occidental, de manera que las conexiones a internet del resto de la provincia son obsoletas.

-En cuanto a los PGE, ¿Qué le parecen las partidas para Huelva? ¿Hay algún sector olvidado? ¿Qué habría que fomentar?

-Bueno, los PGE para Huelva siguen la misma tónica de los últimos quince años. Seguimos estando a la cola de España en inversión por habitante y se nos sigue tratando de confundir con la inversión que realiza la Autoridad Portuaria, inversión que proviene de las tasas portuarias.

Parece como si por tener un puerto que invierte en puerto, no podamos tener mejores conexiones ferroviarias, mejores carreteras, mejores obras hidráulicas, etc. Ello nos hace perder competitividad con otros territorios y, como consecuencia, cada año nuestras empresas lo tienen más complicado para competir en mercados globalizados y, además, cada vez somos un territorio menos atractivo para inversiones empresariales.

Parece que estemos condenados a ello, sobre todo porque no somos conscientes ni de nuestra pobreza relativa ni de nuestra falta de capacidad. Nuestros hijos emigran, y no vuelven. Es más, se marchan los mejor preparados por lo que a la falta de capital físico se une la pérdida de capital humano, en un círculo vicioso que ningún Gobierno parece tener intención de romper.