jueves. 09.02.2023
El tiempo

Cartaya abre expediente ante la declaración del agua no apta para consumo en Nuevo Portil

La alcaldesa de Cartaya, Pepa González Bayo, ha anunciado la apertura de un expediente “en principio informativo, pero que derivará en expediente sancionador, de comprobarse que se dan circunstancias para ello”, en relación con la declaración de no apta para el consumo del agua en Nuevo Portil.
Reunión para analizar la situación en Nuevo Portil
Reunión para analizar la situación en Nuevo Portil
Cartaya abre expediente ante la declaración del agua no apta para consumo en Nuevo Portil

La alcaldesa de Cartaya, Pepa González Bayo, y la tercera teniente de alcaldesa y concejala de Mantenimiento de Infraestructuras, Consolación Benítez, han anunciado hoy la apertura, por parte del Ayuntamiento, del expediente “en principio informativo, pero que derivará en expediente sancionador, de comprobarse que se dan circunstancias para ello”, en relación con la declaración de no apta para el consumo del agua en Nuevo Portil.

Cabe recordar que la Consejería de Salud y Consumo, a través de su Delegación Territorial en la provincia de Huelva, emitió el pasado día 5 una resolución en la que se declara la ‘no aptitud para consumo humano’ del agua distribuida en el núcleo de población de ‘Nuevo Portil’, perteneciente al municipio de Cartaya, al confirmarse analíticamente que supera los valores de trihalometanos establecidos en la norma para este parámetro químico.

Los trihalometanos son compuestos químicos volátiles que se generan durante el proceso de potabilización del agua por la reacción de la materia orgánica, aún no tratada, con el cloro utilizado para desinfectar. Según varios estudios, la exposición a largo plazo a este producto químico aumenta las probabilidades de desarrollar varias y graves enfermedades ya sea por ingesta, inhalación o absorción dérmica. Por eso se ha prohibido de forma inmediata la ingesta de agua de bebida.

Las responsables municipales han señalado que “queremos saber en detalle por qué se ha dado esta circunstancia y depurar las responsabilidades que correspondan, por el grave perjuicio que esta situación está ocasionando a los vecinos y vecinas del núcleo costero”.

Desde el Consistorio se señala que “la empresa concesionaria del servicio está obligada a garantizarlo y a rendir cuentas ante una situación como esta en la que además tiene la obligación a llevar a cabo el adecuado reparto de agua embotellada entre los vecinos y vecinas”.

En este sentido, “los servicios técnicos municipales están ya trabajando para recoger toda la información pertinente y para, en función de la misma, abrir un expediente sancionador y exigir responsabilidades a quien corresponda”.

Cartaya abre expediente ante la declaración del agua no apta para consumo en Nuevo Portil
Comentarios