miércoles. 05.10.2022
El tiempo

Cae una red de extorsión acusada de 300 secuestros de immigrantes

La operación nacional 'Yarabi' de la Guardia Civil se ha saldado por el momento con 17 detenidos en Moguer y Huelva capital. Traían a marroquíes en embarcaciones y una vez en la Costa, los secuestraban pidiendo a sus familiares hasta 1.000 euros por su liberación
Cae una red de extorsión acusada de 300 secuestros de immigrantes

(Fotos: Guardia Civil de Huelva)

La operación nacional 'Yarabi' de la Guardia Civil se ha saldado por el momento con 16 detenidos en Moguer y Huelva capital. Traían a marroquíes en embarcaciones y una vez en la Costa, los secuestraban pidiendo a sus familiares hasta 1.000 euros por su liberación

La Guardia Civil ha desarticulado en la provincia de Huelva una presunta red de tráfico de seres humanos a la que se le atribuyen 300 secuestros. La Benemérita ha detenido hasta el momento a 16 personas en Moguer y Huelva capital en la llamada 'Operación Yaravi' en este entramado de extorsión.guardia

Los detenidos -ocho ayer, con el revuelo montado en Moguer, y el resto durante los últimos meses- traían a marroquíes en embarcaciones y una vez en suelo español, los secuestraban pidiendo a sus familiares entre 350 y 1.000 euros por su liberación.

Como han detallado en rueda de prensa convocada de urgencia a los medios, la subdelegada del Gobierno en Huelva, Asunción Grávalos, y el coronel de la Guardia Civil en Huelva, Ezequiel Romero, los detenidos llegaron a secuestrar a unas 300 personas, 19 de ellas menores. Agentes de la Guardia Civil efectuaron ayer un registro en la capital y cinco en Moguer, en un amplio despliegue policial que incluía medios aéreos y que causó un gran revuelo en el municipio, que obligó al Ayuntamiento de Moguer a emitir un comunicado desmintiendo cualquier vinculación de la operación policial con el terrorismo yihadista -hasta ahí apuntaron los rumores- y para aclarar (y adelantar, dicho sea de paso) que se trataba de un dispositivo policial contra el tráfico de seres humanos que, para más señas llevaba fraguándose "desde hace meses".

Los detenidos traficaban también con drogas. Durante la operación, que continúa abierta, les han sido intervenidos 130 kilos de hachís.

Según ha explicado el Comandante de la Guardia Civil, Ezequiel Romero, en una rueda de prensa junto a la subdelegada del Gobierno, Asunción Grávalos, la operación se lleva realizando desde hace seis meses bajo la instrucción del Juzgado número 2 de Barbate y en un trabajo coordinado de la Guardia Civil de Huelva, Cádiz y Madrid, así como una Oficina Móvil de EUROPOL.

La Guardia Civil busca a los secuestrados para que denuncien sus casos de extorsión y puedan ser investigados judicialmente.

[video width="1280" height="720" mp4="https://www.diariodehuelva.es/wp-content/uploads/2017/03/Yarabi.mp4"][/video]

16.500 EUROS EN BILLETES, TELÉFONOS, VEHÍCULOS, HACHÍS...

Según la información aportada por la Guardia Civil, se ha podido constatar que la citada organización criminal se encontraba afincada en gran parte en la provincia de Huelva, y que se dedicaba además del favorecimiento de la inmigración irregular, al tráfico de drogas (hachís).

La investigación comenzó en octubre de 2016, a raíz de tener conocimiento de la llegada de varias pateras con inmigrantes irregulares a la costa de Barbate. Se ha podido acreditar durante la fase de investigación de al menos 8 desembarcos de inmigrantes en las costas andaluzas empleando para ello embarcaciones neumáticas, semirrígidas y pateras, y trasladando en cada una entre 30 y 45 personas, así como determinadas cantidades de hachís; siendo siempre el lugar de desembarco, algún lugar de la costa de Andalucía.

Algunos traslados se realizaron en condiciones de la mar muy adversas y sin medidas de seguridad, por lo que la vida de estos inmigrantes estaba expuesta a un grave riesgo; averiguándose que los mismos eran recogidos en el lugar de desembarco en la propia playa por miembros de la citada organización criminal y trasladados posteriormente a localidades de la provincia de Huelva, aunque a algunos los han desplazado a otras provincias del territorio nacional.

ABONO INICIAL DE 1.200 EUROS

Las víctimas de la trama, todos inmigrantes irregulares, para poder ser trasladados a España, debían abonar individualmente la cantidad de 1200 euros por adelantado a la Organización Criminal que les preparaba el viaje. Una vez desembarcados en las costas, los miembros de la Organización les retiraban sus teléfonos móviles y sus enseres personales.

Después los trasladaban a localidades varias de la provincia de Huelva donde eran retenidos en contra de su voluntad hasta que les realizaran un segundo pago que ellos desconocían inicialmente, perfeccionándose así el secuestro de los mismos. A tal fin, los miembros de la Organización Criminal extorsionaban a los familiares de estas víctimas en Marruecos, quienes finalmente se veían obligados a efectuar este segundo pago no pactado previamente (entre 350 y 700 euros adicionales), para conseguir su liberación.

Este tráfico de seres humanos más extorsión le habría reportado a la organización unos rápidos beneficios que alcanzan los 350.000 euros. De ellos se han interceptado por la Guardia Civil 65 inmigrantes irregulares mujeres y hombres y entre ellos 16 menores.

A los detenidos se les atribuyen los supuestos delitos de organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, contra los derechos de los trabajadores extranjeros, secuestro, extorsión, contra la salud pública, abandono de menores, y simulación de delitos.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil, junto con los detenidos, han sido entregadas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Barbate (Cádiz), cuya titular dirige de la investigación.

El Instituto Armado ha asegurado que se continúan las investigaciones no descartándose nuevas detenciones.

Cae una red de extorsión acusada de 300 secuestros de immigrantes