domingo. 14.08.2022
El tiempo

Berrocal sigue plantando árboles 18 años después del gran incendio

Se cumplen 18 años del gran incendio que sufrió el municipio y que calcinó 29.000 hectáreas. Desde la Plataforma Fuegos Nunca Más denuncian que "con el fuego todo el mundo pierde, lo hicimos en 2004 y seguimos haciéndolo porque necesitamos fondos para una gestión holística del monte que nunca se ha producido desde entonces”
Plantación de un nuevo árbol en Berrocal
Plantación de un nuevo árbol en Berrocal
Berrocal sigue plantando árboles 18 años después del gran incendio

Hoy, 27 de julio, se cumplen 18 años desde que se iniciara el grave incendio forestal que calcinó en 2004 más de 29.000 hectáreas, y que afectó a Berrocal en Huelva, como zona cero, y a otros 12 municipios tanto de la provincia de Sevilla como de la de Huelva.

El Ayuntamiento de Berrocal, la Cooperativa Corchera San José de la localidad y la Plataforma Fuegos Nunca Más han realizado hoy un sencillo acto de plantación de árboles de especies nativas. Se trata de un algarrobo, un alcornoque, una encina y matorral de romero, como símbolos de las especies más representativas de nuestra sierra, y de la reivindicación de la forma de vida vinculada a los bosques que se perdió con el incendio.

Dos personas fallecieron dentro de su coche intentando escapar de la furia de las llamas y el pueblo de Berrocal tuvo que ser evacuado. La sierra de Berrocal se quemó y, con ella, la actividad económica más importante del pueblo, que era la extracción del corcho, además del pastoreo y la apicultura. La supervivencia de este pueblo forestal, como la de tantos otros, siempre ha estado relacionada íntimamente con la conservación de sus árboles, el cuidado del monte y el trabajo que sus riquezas proveen para la vida rural.

En este aniversario, desde el Ayuntamiento, la Cooperativa y la Plataforma ciudadana, nos solidarizamos con todos los pueblos que han sufrido o están sufriendo incendios forestales. Con este acto de plantación también reivindicamos inversiones por parte de las administraciones para que nuestros pueblos puedan recuperar y mantener sus bosques, que generan el empleo que fija a su población, como lo hacían antes de sucumbir a las llamas, con el pastoreo, la agroecología, ganadería extensiva, y el manejo holístico de los árboles y el matorral.

Se quiera o no aceptar la realidad del cambio climático, lo cierto es que los incendios que azotan a Andalucía son cada vez más potentes y difíciles de extinguir. En todo caso, para nosotros es importante actuar para mitigar los efectos perniciosos para las personas y para toda la biodiversidad de la meteorología cada vez más adversa que estamos viviendo. La forma de afrontar esos efectos y mitigarlos es generando y regenerando bosques naturales con ecosistemas de especies nativas, que son las mejor adaptadas.

Nuestro mensaje ante esta ola de incendios es que todas las administraciones deben apoyar e invertir para que los pueblos recuperen sus zonas forestales y las formas de relacionarse con los montes, pues son sus bosques los únicos que han mantenido y podrán mantener a los pueblos con vida y trabajo.

Berrocal sigue plantando árboles 18 años después del gran incendio
Comentarios