sábado. 01.10.2022
El tiempo
Medio Ambiente

Balsas de lodos de Riotinto como un rascacielos de 50 plantas

Apelan a la responsabilidad de la Junta de Andalucía para evitar el grave riesgo de recrecer las balsas de lodos tóxicos de las minas de Riotinto. Mesa de la Ría advierte que el talud de contención tendrá la altura de un rascacielos de 50 plantas.
Simulación del recrecimiento que analiza la Junta de Andalucía.
Simulación del recrecimiento que analiza la Junta de Andalucía.
Balsas de lodos de Riotinto como un rascacielos de 50 plantas

La Junta de Andalucía pretende autorizar el recrecimiento de las balsas de residuos mineros de Riotinto en sus muros, unos 42 metros, hasta alcanzar una altura de talud de contención de unos 150 metros, el equivalente a un rascacielos de unas 50 plantas, en contra de un informe del Instituto geológico Minero que manifiesta que “sería recomendable realizar autorizaciones parciales progresivas al proyecto de recrecimiento, y no una autorización única hasta la cota final proyectada (417 metros sobre el nivel del mar), con el fin de comprobar durante la fase de construcción las indeterminaciones o hipótesis de cálculo realizadas en la fase de proyecto y que atañen los cálculos de estabilidad propuestos”.

Estas balsas de lodos estériles, denominadas Gossan, Cobre y Aguzadera, son un único conjunto que ocupa 595 hectáreas y albergan en su conjunto unos 240 millones de toneladas de lodos tóxicos, que con esta ampliación alcanzarían los 400 millones de toneladas, cuatro veces mayor que el volumen de los fosfoyesos depositados las marismas del Tinto y 30 veces el volumen de tóxicos vertidos en el desastre de Aznalcóllar.  

En este sentido, Mesa de la Ría ha vuelto a presentar alegaciones a la Junta de Andalucía donde alerta de que existen dos informes técnicos que pronosticaban la rotura de los muros y sus efectos, una ola tóxica en el río Odiel, que la administración andaluza sigue sin tener en cuenta.

Un informe encargado por la propia empresa minera en 2014 ya advertía de que la ola de lodos tóxicos arrasaría toda la cuenca del Odiel, incluyendo poblaciones como Gibraleón, barriadas bajas de la ciudad de Huelva, infraestructuras estratégicas como el Puerto de Huelva, arrasando la reserva de la biosfera de Marismas del Odiel y extendiendo la contaminación hasta las costas de Doñana.

Estudio de la afección de un hipotético vertido minero.
Estudio de la afección de un hipotético vertido minero. (UHU)

Según el presidente de Mesa de la Ría, Juan Manuel Buendía, “ambos informes siguen siendo ignorados por la Junta de Andalucía”, y lo que es más grave, “los recrecimientos de las balsas de lodos propuestos por la empresa Atalaya amplían la inclinación de los taludes de contención de las antiguas balsas, muy por encima del ángulo máximo recomendado por la Comisión Europea, suponiendo un grave riesgo adicional de rotura de las mismas”.

La empresa ha contestado a las citadas alegaciones del colectivo onubense, señalando que se trata una “errata” propia en los textos presentados. Sin embargo, “los taludes han sido obtenidos y medidos de la propia documentación gráfica aportada por la empresa”, asegura Buendía, quien concluye que “de no rectificar, la Junta de Andalucía podría ser responsable directa de una catástrofe ambiental muy superior a la de Aznalcóllar”.

Balsas de lodos de Riotinto como un rascacielos de 50 plantas
Comentarios