jueves. 29.02.2024
El tiempo

Atalaya Mining (Riotinto) quiere ser un gigante minero

Atalaya Mining (Riotinto) revoluciona el panorama minero en la estratégica Faja Pirítica. Se hace con el 51% en Río Narcea Nickel, propietaria de 17 permisos mineros de investigación en el sur de Badajoz, que abarcan 1.114 km2. Antes adquirió los derechos de Riotinto Este (12.000 hectáreas) y Masa Valverde
Atalaya Mining (Riotinto) quiere ser un gigante minero

La empresa Atalaya Mining (Riotinto) ha revolucionado en los últimos meses el panorama minero en la zona suroeste de España con inversiones muy llamativas que la convierten en el grupo más ambicioso en cuanto a nuevos proyectos se refiere.

Su expansionismo en la Faja Pirítica es llamativo y compite con la poderosa Aguas Teñidas que acaba de cambiar de manos. Mubadala Investment Company y Trafigura, accionistas al 50% de la empresa hasta la fecha, han confirmado la adquisición de su filial española por parte de la australiana Sandfire Resources, que invertirá un total de 1.585 millones de euros en la operación. Se prevé que esta concluya en el primer trimestre de 2022.

Mientras, Atalaya Mining, que aspira a convertirse en un gigante minero, cotiza en las bolsas de Londres y Toronto y tiene entre sus principales accionistas a Trafigura (22%), el holding metalúrgico chino XGC (21.9%), y los grandes fondos de inversión especializados Orion (14.6%) y Liberty (14%), según la información pública disponible.

Atalaya Mining acaba de adquirir una participación del 51% en Rio Narcea Nickel, propietaria de 17 permisos mineros de investigación en la zona sur de Badajoz, que abarcan 1.114 km2 y están localizados en el Cinturón Metalogénico de Ossa-Morena.

Antes se hizo con los derechos de investigación conocidos como “Peñas Blancas”, “Cerro Negro” y “Herreros”, cuyo titular es la empresa de exploración geológica GEOTREX. Este proyecto de desarrollo, bautizado como ‘Riotinto Este’, engloba los tres permisos y se expande por varios términos municipales de las provincias de Huelva y Sevilla, incluyendo Nerva, La Granada de Riotinto, Zufre, El Madroño, Castillo de las Guardas, Gerena, Guillena, Alcalá del Río y Burguillos. Los permisos que componen “Riotinto Este” cuentan con una extensión total de que supera las 12.000 hectáreas.

La adquisición en Extremadura, fronteriza con Huelva y Portugal, alberga un interesante potencial de exploración de metales básicos y preciosos y va en línea con la estrategia de crecimiento sostenible de la compañía: el objetivo de Atalaya es dar continuidad y ampliar sus actividades, manteniendo su compromiso con la responsabilidad y alineando los objetivos de negocio con una gestión sostenible de sus operaciones desde el aspecto social, ambiental y de gobernanza, subraya en una nota informativa.

Según ha expresado Alberto Lavandeira, CEO en Atalaya Mining, “con esta adquisición, Atalaya se posiciona en uno de los cinturones metalogénicos más prospectivos y menos explorados de Europa Occidental. Su ubicación, cerca de la Faja Pirítica Ibérica, donde actualmente progresa nuestra mina de cobre de Riotinto y otros proyectos de exploración, nos ayudará a generar sinergias positivas para avanzar en la investigación de esta zona”.

En concreto, el acuerdo alcanzado comprende la adquisición por 2,5 millones de euros más un royalty del paquete de acciones que mantenía el Grupo SACYR en Rio Narcea Nickel, la titular de los permisos, y que alcanzaba el 51% del capital de la empresa. Asimismo, el pacto incluye la adquisición del 100% de tres permisos adicionales localizados también a lo largo del área de Ossa-Morena. Además de estos, Atalaya adquiere la participación del 51% en cuatro permisos de investigación en la provincia de Sevilla y una participación del 100% en dos permisos de investigación en la provincia de Almería.

El Proyecto Ossa-Morena

El esfuerzo investigador de esta nueva área de interés, bautizado Proyecto Ossa Morena, implica un presupuesto de exploración para 2022 que asciende hasta dos millones de euros y, entre otras actividades, incluirá unos 10.000 metros en su campaña de sondeos. Destaca entre otros el proyecto de Alconchel, que cuenta con recursos inferidos e indicados en cobre, oro y hierro conformes a la norma NI 43-101, de 23 Mt con 0,53% de cobre, 0,15 g/t de oro y 11,2% de hierro. También incluye dos proyectos de exploración de oro y oro-cobre en fase avanzada: Guijarro y Vicaria respectivamente; además de varias anomalías geoquímicas y geofísicas de interés.

El plan de Atalaya incluye la realización de diversas campañas de sondeos en los distintos permisos, con el objetivo de ampliar el conocimiento de los recursos existentes, y valorar el potencial para seguir desarrollando proyectos.

En este sentido, Alberto Lavandeira ha manifestado que“se dará prioridad al avance de los proyectos con mayor potencial de exploración, algunos de los cuales creemos que pueden ver incrementados sus recursos significativamente. Este es un momento emocionante para Atalaya, porque damos una nueva oportunidad al crecimiento, dando así continuidad al éxito obtenido en el renacimiento de Riotinto”.

El 'extremeño' no ha sido el único proyecto de ampliación del negocio de Atalaya Mining.

Con anterioridad, la empresa operadora de la mina de cobre de Riotinto adquirió los derechos de investigación conocidos como “Peñas Blancas”, “Cerro Negro” y “Herreros”, cuyo titular es la empresa de exploración geológica GEOTREX. Ambas compañías han llegado a un acuerdo mediante el cual Atalaya operará los nuevos permisos, siendo responsable de la financiación, autorización y operación de los trabajos de exploración. Asimismo, la minera se asegura una opción de compra sobre el 100% de las licencias. El nuevo proyecto de desarrollo ha sido bautizado como ‘Riotinto Este’.

“Peñas Blancas” y “Cerro Negro” son aledaños a la zona este del yacimiento de Riotinto y comparten características y estructuras geológicas con este. Los estudios realizados hasta la fecha muestran indicios de su interés minero, habiéndose detectado anomalías magnéticas. Existen además evidencias de minerales de interés y actividad histórica, incluyendo varias minas pequeñas, como la ‘Mina Admirable’, cuya producción llegó a los tres millones de Tn con una concentración de cobre del 1%.

Investigación en Masa Valverde

Esta nueva adquisición forma parte de la estrategia de crecimiento sostenible de la compañía, y supone una nueva apuesta de futuro en la Faja Pirítica, donde ya tiene en operación la mina de Riotinto, su principal activo. Además, cuenta con los permisos de investigación de Masa Valverde, donde ya ha finalizado un estudio geofísico cubriendo toda la zona y afronta una campaña de 8.000 metros de sondeos ampliable para definir los recursos minerales medidos, así como continuar delimitando la masa mineral descubierta y potencialmente identificar masas cercanas.

Alberto Lavandeira, consejero delegado de Atalaya Mining, destaca la oportunidad de “continuar expandiendo nuestra presencia en una Faja Pirítica con buenas perspectivas, en la que sólo en los seis últimos años se han hallado cuatro nuevos yacimientos”. Además, “es una zona que nunca ha sido investigada con tecnología moderna de manera sistemática” por lo que “se trata de un proyecto emocionante que, sumado a Masa Valverde, puede aportar importantes recursos adicionales para Atalaya, reafirmando el compromiso de la compañía con la expansión operativa y la exploración que permitan seguir aportando crecimiento y valor para nuestros grupos de interés”.

Apoyo municipal en Valverde a la actividad minera

El desarrollo minero de esta zona onubense cuenta con el apoyo del Ayuntamiento valverdeño. Así, la alcaldesa de Valverde del Camino, Syra Senra, ha agradecido a Atalaya Mining el aumento de las investigaciones mineras en las masas que afectan al término municipal de la localidad, Masa Valverde y Majadales. En concreto, durante el pasado año la empresa minera realizó 8 sondeos en diferentes puntos y este año han aumentado hasta llegar a 12.

En una visita de varios miembros de la corporación a las zonas de sondeos, Syra Senra explicó que “los técnicos nos han explicado el trabajo que se está realizando y el proyecto de la mina en Valverde va por buen camino. Para todo el pueblo es importante que dentro de nuestro municipio tengamos la posibilidad de que en un futuro a corto y medio plazo se abra una explotación minera. Va a ser fundamental para la economía de las familias valverdeñas y va a ser un extraordinario empuje para nuestro desarrollo económico “.

Senra ha recalcado que “trabajamos con ímpetu en un proyecto que es trascendental para nuestro pueblo. Por eso, como alcaldesa, para mí es fundamental trabajar con las empresas, con las administraciones, y estar informada de lo que sucede para poner al servicio del proyecto todo lo que esté en nuestra mano, en las manos del municipio de Valverde, y poder seguir avanzando”.

Datos de la empresa inversora

Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI, asegura en su web.

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido más de 55.000 toneladas de cobre en concentrado en 2020. Cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre, y trabaja constantemente en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 11 años.

La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una gran inversión industrial, incluyendo mejoras ambientales y la creación de más de 1.000 empleos directos e indirectos en su área operativa.