lunes. 02.10.2023
El tiempo
Ganadería

Alarma por la explosión de casos de enfermedad hemorrágica epizoótica en cérvidos y bovino

Las autoridades de Sanidad Animal han informado que el pasado día 30 de junio se confirmó un nuevo caso, esta vez en bovinos, en el municipio Corteconcepción, en Aracena, Huelva, de la enfermedad hemorrágica epizoótica. Son ya 3 los focos confirmado de la enfermedad en Andalucía en menos de 15 días, dos en bovinos y uno en cérvidos.
Alarma por la explosión de casos de enfermedad hemorrágica epizoótica en cérvidos y bovino

España se enfrenta a una "explosión" de casos de la enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE) que afecta principalmente al ciervo y al vacuno. Este virus no se ha documentado que sea transmisible a humanos y fue detectado por primera vez a finales de 2022. De momento se está extendiendo por Andalucía occidental y la zona sur de Extremadura.

F06mRcdWAAAMt_s
Cartel informativo distribuido en los cotos tras la alarma

El Ministerio informó que el 23 de junio se confirmó el primer caso de enfermedad hemorrágica epizoótica del 2023 en España, el primero en cérvidos. Pero ahora, Agricultura, Pesca y Alimentación ha informado que el pasado día 30 de junio se confirmó un nuevo caso, esta vez en bovinos, en el municipio Corteconcepción, en la Sierra de  Aracena, Huelva. Otro foco se había detectado en Sevilla, en el municipio de El Pedroso.

Cabe recordar que como adelantó el Diario Veterinario, "el 10 de noviembre del 2022 se notificó la primera detección de este virus en el continente europeo, (Cerdeña), donde fueron detectados varios bovinos en diversas granjas infectados con el virus".

El patógeno viral, ya presente en África, se especula que pudo llegar a la isla a través de los mosquitos vectores a través de los vientos del desierto. "Días después, el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) de Algete confirmaba el 18 de noviembre la detección de enfermedad hemorrágica epizoótica en 2 explotaciones de bovino en las provincias de Cádiz y Sevilla. La primera sospecha se originó tras la aparición y comunicación de signos clínicos y lesiones compatibles con la enfermedad (fiebre, lesiones en la mucosa bucal, cojeras por inflamación de los rodetes coronarios) a los servicios veterinarios oficiales (SVO) de la Junta de Andalucía".

Vacas de carne pastando
Vacas de carne pastando

La Enfermedad Hemorrágica Epizoótica o EHE es de carácter vectorial infecciosa no contagiosa, transmitida por insectos del género Culicoides que afecta a animales rumiantes silvestres y domésticos, si bien no afecta al hombre.

En el ganado vacuno puede producir afecciones moderadas, en el caso del ovino es susceptible a la infección y el caprino es muy poco susceptible a esta. No obstante, se trata de una enfermedad que afecta gravemente a los ciervos.

La gran cantidad de monterías que se desarrollan suponen un facto de riesgo muy importante para su propagación.

España ha perdido a causa de este brote el Estatus de país libre de Enfermedad Hemorrágica Epizoótica ante la OMS.

El Ministerio  ha explicado, "basándonos en experiencias previas de reconocimiento de la regionalización de enfermedades por los diferentes países terceros, es de esperar que una vez conozcan la situación española y evalúen sus importaciones de productos de origen ovino y/o caprino, podemos esperar que en algunos casos adopten de medidas restrictivas adicionales a las importaciones procedentes de España". 

Huelva se ve pues afectada al ser zona infectada (regionalizada): aquella zona cubierta por un radio mínimo de 150 km alrededor de los focos detectados. A estos efectos, se incluyen en esta zona las explotaciones animales bovinos, ovinos y caprinos ubicadas en los siguientes territorios: provincias de Cádiz, Huelva, Málaga, Córdoba, Sevilla y Badajoz.

De momento, no se establece ningún tipo de restricción con relación al movimiento o consumo de productos de estos animales, como carne, leche o piel.

La Junta de Andalucía ha anunciado un refuerzo de la vigilancia en las zonas afectadas así como en las limítrofes, recordando la importancia y obligación de comunicación inmediata a los Servicios Veterinarios Oficiales de cualquier sospecha en las especies susceptibles y recomendando adoptar medidas de desinsectación en animales e instalaciones como sistema de lucha contra el vector.

Comentarios