lunes. 04.07.2022
El tiempo

El aceite de girasol escasea y se disparan las ventas de las cooperativas olivareras

Las cooperativas onubenses han triplicado en la última semana las ventas de aceite mientras vaticinan, "en breve", un incremento de los precios que circunscriben, a parte del incremento de la demanda, a los mayores costos del envasado y la distribución.
El aceite de girasol escasea y se disparan las ventas de las cooperativas olivareras

Las cooperativas aceiteras ha triplicado las ventas del oro líquido producido en la provincia de Huelva.

La guerra que libra Rusia contra Ucrania ha provocado una escasez palpable de aceite de girasol y, aunque el oliva es el icono de nuestra dieta mediterránea, dado que España importa algo más del 60% de la producción que se consume en España, la alternativa para miles de consumidores y para la hostelería es el 'zumo' de oliva.

De hecho, los supermercados y cash ya llevan días racionando la venta de aceite de girasol a un público contagiado por la psicosis de la guerra y la subida de precios.

Entre tanto, las cooperativas vaticinan "en breve" un incremento abrupto de los precios que afectará a miles de familias onubenses que tienen que lidiar con una inflación ya desbocada. 

El gerente de la Cooperativa de Campo San Bartolomé, José Anselmo, comercializadora del aceite Olibeas, destaca que en los últimos días se ha multiplicado por cuatro las ventas, tanto a través de los distribuidores como en el despacho y a través de la web. 

El responsable de la cooperativa más antigua de la provincia destaca que “la gente se está haciendo acopio” del aceite, al “igual que al principio de la pandemia”, donde también se incrementó las ventas por la psicosis de un desabastecimiento. No obstante, en esta ocasión otras razones de carácter más especulativo subyacen en el aprovisionamiento de esta materia prima culinaria.  

Las ventas de aceite de oliva se disparan a través de los canales de venta por internet que las cooperativas poseen

En Aceites Candón Inmaculada Palanco acredita que los pedidos se han desbordado “en los últimos tres días”. Todos los canales de venta de la firma comercial “se han desbordado” por los pedidos. 

En este escenario el mercado sigue su ley de la oferta y la demanda, lo que hace vaticinar que los precios continuarán su senda alcista.

El gerente de Olibeas explicó a Diario de Huelva que han cerrado operaciones de compraventa con precios "a granel por encima del embotellado”. En cualquier caso, justifica la subida por el incremento de los costos de “las cajas de cartón, el vidrio y las latas” han subido lo que “obliga” a amoldar los precios. 

En cualquier caso, Anselmo asegura que “no va a existir desabastecimiento”, dado que la cooperativa “tiene una gran producción para encarar” el incremento de una demanda puntual y circunscrita al periodo más crudo de la guerra iniciada por Vladímir Putin. 

Francisco Domínguez, gerente de la Cooperativa Nuestra Señora de la Oliva, destaca que desde el pasado viernes en el que se disparó el precio del aceite de girasol, los pedidos se han “triplicado”, superando incluso los picos de venta que se producen en la web durante “la campaña navideña”. En cualquier caso, el responsable de la cooperativa de Gibraleón insiste en que “no se va a generar desabastecimiento”, aunque ratifica lo que los consumidores temen: el precio se va a incrementar. Ya se ha producido en torno a “un 10% o un 15” en la venta a granel, por lo que a corto plazo esta subida se trasladará al consumidor. No en vano explica que “el coste de los envases se ha incrementado, al igual que los de la energía” lo que implica que, de forma indefectible, el aceite siga en ascenso. 

Entre tanto, algunos supermercados quieren racionalizar su consumo e incluso están limitando su venta para que los ciudadanos no vean los estantes vacíos y ello genere un efecto llamada de hacerse acopio de este producto. Es algo que vimos con el papel higiénico durante la pandemia, si bien con el aceite de oliva existen algo más que un factor irracional a que exista un desabastecimiento puntual sino un intento de llenar las despensas antes de la inminente subida. 

España es el mayor productor de aceite de oliva con el 45% de toda la producción mundial y, con los precios actuales del trasporte, siempre será más rentable a las empresas vender su producción en España. Es más, en nuestro país sólo se consume un tercio de la producción cifrada en unas 190.000 toneladas anuales.

El problema puede venir en la próxima cosecha, donde la sequía hace temer una menor producción y un incremento de los precios. 

El aceite de girasol escasea y se disparan las ventas de las cooperativas olivareras