sábado. 18.05.2024
El tiempo
Inundaciones

El PSOE denuncia que la Junta no da permisos a los ayuntamientos para limpiar cauces

 

El PSOE pide a la Junta que ejecute la limpieza de cauces tras las inundaciones en varios municipios de la provincia.

Gibraleon.-arroyo-fuentesala
Gibraleon.-arroyo-fuentesala
El PSOE denuncia que la Junta no da permisos a los ayuntamientos para limpiar cauces

La secretaria de Política Municipal del PSOE de Huelva, Maite Rodríguez, ha exigido a la Junta de Andalucía que actúe con responsabilidad y acometa la limpieza de los cauces tras las inundaciones de los últimos días en varios municipios de la provincia, como son Paymogo, Alosno, Gibraleón y Nerva. En esta línea, ha lamentado que se den este tipo de sucesos por la “desidia y el abandono del Gobierno andaluz, ya que son situaciones que se podrían haber evitado”.

Según Rodríguez, “los cauces que discurren por la provincia de Huelva tienen que hallarse en perfecto estado lo antes posible para evitar riadas que generan consecuencias personales y económicas muy negativas”. Así, ha señalado que la Junta de Andalucía ostenta las competencias relativas a la conservación y, en su caso, recuperación de los ecosistemas hídricos y la programación de las actuaciones del dominio público hidráulico en parte de la provincia de Huelva.

Y resulta “más que alarmante que el Gobierno de Moreno Bonilla no solo no los limpia sino que frena a los ayuntamientos a realizar las limpiezas al no dar el permiso para ello”. Por esta razón, ha reclamado que actúe de una vez por todas en esta materia para no tener que lamentar desgracias medioambientales y materiales y, en el peor de los casos, personales.

En este sentido, la dirigente socialista ha subrayado que “no podemos permitir que esto vuelva a ocurrir por la dejadez de este Gobierno andaluz, anclado en su mayoría absoluta, que no resuelve los problemas que tenemos en los pueblos”. Asimismo, ha exigido que no se demore ni un minuto más y ejecute estos trabajos de limpieza de arroyos y cauces, que son de su competencia, antes de lamentar más desperfectos o alguna que otra desgracia.