viernes. 21.06.2024
El tiempo
Regadíos

Julio Díaz, Plataforma de Regadíos, señala a WWF como "copartícipes" del daño causado a las familias

El portavoz de la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva, Julio Díaz, ha asegurado hoy que WWF es “copartícipe” del daño causado a las familias en el año 2014, con la aprobación del Plan" de la Corona Norte.
Julio Díaz
Julio Díaz
Julio Díaz, Plataforma de Regadíos, señala a WWF como "copartícipes" del daño causado a las familias

El portavoz de la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva, Julio Díaz, ha asegurado hoy que WWF “miente aportando datos fake sin ningún rigor científico” cuando dice que la Proposición de Ley (PPL) regularizaría 1.900 hectáreas, ya que que se tratará de unas 750. “¿De dónde proviene ese dato?, ¿cuál es su rigor científico?, ¿cómo lo han calculado?”, se ha preguntado Díaz.

Sin embargo, ha argumentado que la cifra de unas 750 hectáreas “ha sido determinada por los propios técnicos de la administración andaluza”, que aseguran que serían entre 700 y 800 hectáreas las que deberán haber obtenido el visto bueno de una oficina técnica. La Plataforma critica así “la falta de rigor” del colectivo ecologista, “que aumenta las hectáreas a regularizar porque le interesa ese relato para seguir vendiendo a los agricultores de la provincia de Huelva como los malos del cuento”, ha explicado el portavoz, Julio Díaz.

Díaz ha lamentado también que WWF es “copartícipe” del daño causado a las familias en el año 2014, con la aprobación del Plan, “y, con su silencio, del estado actual del Parque, que motivó la sentencia del año 2021”.

“Hace unos meses, WWF decía que se iban a regularizar 1.600 hectáreas, ahora, 1.900. Los que han aumentado un 20 % la superficie regable son ellos, con un dato que no es cierto, usado solo para hacer daño”.

Otro de los argumentos ofrecidos por WWF y que no son ciertos es que “a partir de 2004 se multiplican las hectáreas de regadío, aun sabiendo que eran ilegales”.

Esta sentencia es “totalmente falsa” ya que “el POTAD, que se publica en 2004, diferencia entre hectáreas agrícolas y forestales, nunca agrícolas de secano y agrícolas de regadío. Esa diferenciación no llega hasta el Plan de la Corona en 2014”. Lo que sí ocurre a partir de 2004 es que “se subvencionan fincas con el dinero europeo que en el POTAD eran agrícolas, y que cumplían con todos los requisitos para ser regables, y, aun así, se quedaron fuera del Plan Especial”.

“Hace unos meses, WWF decía que se iban a regularizar 1.600 hectáreas, ahora, 1.900. Los que han aumentado un 20 % la superficie regable son ellos con un dato que no es cierto, usado solo para hacer daño”. En sus declaraciones, “WWF está reconociendo que un gran número de hectáreas, que se estaba plantando antes de 2004, por la foto fija de 2004 se quedaron fuera y no es zona regable”. En concreto, “un 30 % de la superficie que WWF considera agrícola, unas 500 hectáreas, ya se estaban regando antes de 2004, y no se consideró de regadío en el Plan de la Corona por la foto fija”.

“Cuando argumentan que esa superficie regularizable va a afectar al acuífero y a Doñana están diciendo otra mentira”. El Plan tiene dos cuencas, el Tinto, Odiel y Piedras y el Guadalquivir y “la primera no afecta ni al acuífero ni a Doñana, ya que se nutre al 100 % por agua superficial, proveniente de comunidades de regantes. Esto también ocurre en gran parte de la zona de la CHG”. Además, la Plataforma ha insistido en que “todo lo regularizable se regará siempre con agua superficial, proveniente del trasvase”.

Díaz ha lamentado también que WWF es “copartícipe” del daño causado a las familias en el año 2014, con la aprobación del Plan, “y, con su silencio, del estado actual del Parque, que motivó la sentencia del año 2021”.

Comentarios