domingo. 05.02.2023
El tiempo
Servicios Públicos

Expectación entre las 2.000 trabajadoras de ayuda a domicilio al convertir Cartaya el servicio en modelo público

Cartaya asume la gestión pública y directa del Servicio de Ayuda a Domicilio. El Ayuntamiento pretende mejorar la calidad del servicio y la atención que reciben los mayores y dependientes, así como las condiciones laborales de las 120 trabajadoras que lo prestan en la localidad.

Reunión en Cartaya sobre el nuevo modelo de prestación del servicio
Reunión en Cartaya sobre el nuevo modelo de prestación del servicio
Expectación entre las 2.000 trabajadoras de ayuda a domicilio al convertir Cartaya el servicio en modelo público

Desde el 1 de enero de 2023, Cartaya se ha convertido en uno de los primeros municipios andaluces que prestan el Servicio de Ayuda a Domicilio de forma pública y directa, a través de la Mancomunidad de Municipios Beturia de la que forma parte.

La decisión municipal ha revolucionado un sector que hasta ahora controlaba la empresa Macrosad a través de un acuerdo con la Diputación de Huelva. Porque en la provincia hay unas 2.000 trabajadoras que prestan servicio a unas 6.000 personas.

La ayuda a domicilio es de las más demandadas por las personas mayores y suponen un recurso imprescindible en el mundo rural.

La expectación es máxima porque el portavoz de IU en la Diputación de Huelva ya defendió la “oportunidad de trasladar esta medida al resto de la provincia onubense”, instando a la Diputación a “seguir los pasos de Cartaya y atreverse a gestionar el SAD de forma directa, como alternativa a la decisión del gobierno provincial de adjudicar este servicio a empresas privadas para cubrir a los municipios onubenses menores de 20.000 habitantes”. 

Reunión en el Ayuntamiento de Cartaya
Reunión en el Ayuntamiento de Cartaya

Este acuerdo, aseguran en Cartaya, supone “la apuesta de este Equipo de Gobierno por la gestión pública de un servicio que es clave para garantizar la calidad de vida y el bienestar de nuestros mayores, y que de esta forma reforzamos y mejoramos”, señalan la alcaldesa, Pepa González Bayo, y el primer teniente de alcaldesa y concejal de Políticas Sociales, David F. Calderón.

David F. Calderón (IU)
David F. Calderón (IU)

De esta forma, señalan los responsables municipales, “culmina un proceso de meses de trabajo para hacer realidad nuestro compromiso con las trabajadoras del servicio, que nos demandaban esta medida, y con los usuarios y usuarias del mismo, porque nuestro objetivo es reforzarlo y convertirlo en un referente de calidad”.

En esta línea, la alcaldesa ha destacado que  “consideramos prioritario garantizar la calidad de vida y el bienestar de nuestros mayores”, y el concejal de Políticas Sociales ha resaltado “la importancia de prestar de forma pública y directa un servicio tan sensible como este, para elevar la calidad de la atención a las personas dependientes del municipio”.

La gestión pública de este servicio, han añadido, “nos sitúa a la vanguardia en la atención social a este colectivo y en el reconocimiento y la mejora de las condiciones laborales de los y las profesionales que realizan una importantísima labor cuidando de nuestros mayores y dependientes”.     

A la reunión que el Ayuntamiento y la Fundación que gestiona el servicio ha mantenido con las trabajadoras de Ayuda a Domicilio para informarlas detalladamente de las nuevas características del servicio, asistieron también los responsables de la Mancomunidad de Municipios Beturia, con su presidenta, Lola Ruiz, a la cabeza; y la tercera teniente de alcaldesa y concejala de Colectivos Sociales, Consolación Benítez. 

En octubre se adjudicó el servicio por lotes            

Cabe recordar que el pleno de la Diputación de Huelva aprobó el pasado octubre la adjudicación del contrato para la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), que la institución provincial presta desde hace más de treinta años en las nueve zonas básicas de servicios sociales en las que está dividida la provincia. El importe total de la adjudicación es de treinta y cinco millones de euros anuales y contó con el voto favorable del grupo socialista y del grupo popular, la abstención de Unidas Podemos y el voto en contra de la diputada no adscrita, María Ponce.

La adjudicación del contrato se ha hecho por lotes. Y de esta forma, el lote uno, formado por las zonas del Andévalo, el Cinturón Agroindustrial y la Costa, se ha adjudicado a la empresa de diversificación integral del Andévalo (EDIA). El lote dos, integrado por las zonas de servicios sociales del Condado Norte, Condado Sur y Ribera del Tinto, se ha adjudicado a la empresa Macrosad, al igual que el lote tres, formado por la Cuenca Minera, Sierra Este y Sierra Oeste.

Expectación entre las 2.000 trabajadoras de ayuda a domicilio al convertir Cartaya el servicio en modelo público
Comentarios