domingo. 14.08.2022
El tiempo

El nuevo Gobierno afronta los mismos retos para Huelva que hace 20 años

El AVE, el desdoble de la N-435 y el aeropuerto siguen siendo las principales infraestructuras pendientes en la provincia
El nuevo Gobierno afronta los mismos retos para Huelva que hace 20 años

El AVE, el desdoble de la N-435 y el aeropuerto siguen siendo las principales infraestructuras pendientes en la provincia

El nuevo Gobierno central que acaba de componerse tras la reciente investidura de Mariano Rajoy como presidente del Ejecutivo tiene ante sí el reto de afrontar prácticamente los mismos grandes proyectos de infraestructura que se esperan en la provincia de Huelva desde hace 20 años: el AVE, el desdoble de la carretera nacional 435 y el aeropuerto.

La llegada de la alta velocidad es una promesa electoral desde las elecciones generales de 1996, las primeras que ganó el PP del entonces elegido presidente José María Aznar. Tuvieron que pasar 14 años para que se diera un paso decisivo en la puesta en marcha de este proyecto, pues no fue hasta julio de 2010 cuando el Gobierno de la nación, entonces presidido por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, inició las obras de infraestructuras ferroviarias de la futura Estación del AVE. Sin embargo, el avance se truncó sólo ocho meses después, en marzo de 2011, fecha en la que el mismo Gobierno paralizó las obras con el argumento de que el Ayuntamiento de Huelva aún no había cedido los terrenos necesarios para seguir adelante con esta actuación. Han tenido que pasar otros cinco años más para que se retomen las obras, aunque fundamentalmente han consistido en los desvíos de servicios, esto es, en unas actuaciones previas de urbanización, si bien desde el PP se comunicó recientemente que ya se trabaja en la construcción de las vías de la estación.

Prácticamente la misma suerte ha corrido hasta ahora el proyecto de desdoble de la carretera nacional 435, una obra que comenzó a reivindicarse con fuerza también durante la etapa del Gobierno de Aznar. Sin embargo, ni en los ocho años de mandato del expresidente del PP ni en los primeros seis años del Ejecutivo de Zapatero se produjo ningún avance significativo, pues no fue hasta finales de 2011, poco antes de las elecciones generales que le dieron la mayoría absoluta a Mariano Rajoy, cuando el Gobierno adjudicó las obras de la variante entre Beas y Trigueros, proyecto que se conoció como primera fase de la conversión en autovía de la carretera que une San Juan del Puerto con Badajoz y atraviesa la provincia de norte a sur. Cinco años después, lo único que se ha hecho es iniciar las obras de una variante que ni siquiera tendrá más de dos carriles y que se espera que finalicen, si transcurren con normalidad, a finales de 2017.

Otro de los grandes proyectos de infraestructura pendientes en la provincia es la construcción del aeropuerto. Han pasado más de 10 años desde que la Diputación de Huelva y la Cámara de Comercio pusieran en marcha la sociedad promotora de esta infraestructura, que sólo depende del visto bueno del Gobierno central para que la iniciativa privada esté en disposición de iniciar el proyecto, si así lo cree conveniente. El resto del trabajo ya lo hizo la sociedad promotora, que encargo todos los estudios e informes previos necesarios.

La paralización o retraso de estos tres grandes proyectos son una muestra del déficit de infraestructuras de comunicación que sufre la provincia de Huelva, que sufre por ello una clara desventaja competitiva respecto a las provincias más cercanas, tanto españolas como portuguesas, que sí disponen de aeropuerto o alta velocidad para facilitar la llegada de turistas. Tal es así que, recientemente, el Consejo Económico y Social (CES) de la provincia de Huelva cifraba en 1.200 millones de euros el déficit de inversiones en la geografía onubense.

Tampoco es nuevo otro de los grandes retos a los que se enfrenta el nuevo Gobierno: la culminación del trasvase de agua al Condado para la consolidación de los regadíos de la comarca. El Ejecutivo de Rajoy también tendrá que abordar la construcción del centro de aviones no tripulados previsto en Mazagón, un proyecto aprobado por el Gobierno de Zapatero en el que no se ha avanzado nada en los últimos años.

El nuevo Gobierno afronta los mismos retos para Huelva que hace 20 años