domingo. 14.04.2024
El tiempo

Sixto Romero: "¿Está nuestro país a la altura de las 'democracias democráticas' de verdad?" 

Licenciado y Doctor en Ciencias Matemáticas por la Universidad de Sevilla. Desde el año 1975 hasta la actualidad, Profesor en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería en el Departamento de Ciencias Integradas de la Universidad de Huelva.
Sixto Romero: "¿Está nuestro país a la altura de las 'democracias democráticas' de verdad?" 

Es para mí una gozada poder entrevistar a nuestro invitado de hoy, al que conocí en los años 80 cuando ambos teníamos un programa en Radio Nacional de España. Me estoy refiriendo a Sixto Romero Sánchez, que en esas fechas hacía un espacio dedicado a enseñar matemáticas a través de las ondas a los más jóvenes, de una manera amena y desenfadada, con una audiencia algo impresionante.

Licenciado y Doctor en Ciencias Matemáticas por la Universidad de Sevilla. Desde el año 1975 hasta la actualidad, Profesor en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería en el Departamento de Ciencias Integradas de la Universidad de Huelva.

Reflejar todas las actividades de Sixto, haría interminable la relación, pues pocas personas son más polifacética y activas como mi invitado de hoy, con una variedad desde lo académico a lo social pasando por lo cultural algo impresionante. Pero no me resisto a recordar la década que estuvo con José Luis Ruiz de gerente en el Festival de Cine Iberoamericano, cuando era secretario Diego Figueroa y antes con Julia Marquinez, Juan José Domínguez, Salud De Silva, Fernando Bernáldez, entre otros. Sin lugar a dudas los mejores años de la cita cinematográfica.

A Sixto siempre lo he visto, muy activo, comprometido con la sociedad, solidario, más de Huelva que un choco, rociero por los cuatro costados, buen conversador, culto, sociable, cordial, defiende sus ideas de manera intensa....

Pero vamos a la cuestión que nos trae hoy en esta serie de entrevistas en tiempo de pandemia. Cuando lo llamo para proponerle que conteste a mis preguntas, acepta y además ilusionado, solo me pregunta si puede extenderse, le digo que si y comenzamos del tirón

¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

 Momentos de adversidad, la humanidad ha sufrido mucho. Es realmente complicado dar una opinión en el momento procesal que nos encontramos, no obstante, sí me gustaría comenzar la entrevista recordando un dicho que mi madre utilizaba en los momentos de complejidad: "un mar tranquilo nunca hizo un buen marinero"

La adversidad forma parte de nuestra vida, tropezamos y tropezaremos con ella de vez en cuando. Cuando eso sucede, lo más importante no es la experiencia que vivimos, sino cómo la vivimos y lo que hacemos con ella.

Un análisis detallado de la situación en el que el bombardeo continuo y permanente en las RRSS de ideas, propuestas, recomendaciones, … fakes new’s incluidas, es bueno que intentemos comprender la situación actual y los efectos devastadores que está produciendo y producirá, sin lugar a dudas, la presencia fatal del Corona Virus. Pero sí he decir que ha salido y está saliendo a la palestra lo mejor de una parte de nuestra ciudadanía que pertenecen a los colectivos que han sido y son olvidados por las diferentes administraciones, entre otros: sanitarios, agricultores, sector de la limpieza, policías, distribuidores, educadores,…, pero también lo peor y esto lo dejo abierto para que juzgue el/la, los/las ciudadano/a, ciudadanos/as que corresponda/n y desee/n. Habría que citar el gran descontento con la mal denominada clase política. Por ejemplo, jamás se ha visto cosa semejante, nuestros representantes batiéndose en el ruedo (hemiciclo) echándose en cara quién lo ha hecho peor. Han antepuesto sus intereses, de partido y sillón, a todo lo que huela a compromiso, rigor y humanidad con la ciudadanía.

Son muchas horas, días, semanas y meses que llevamos con esta caótica situación para intentar ordenar unas mentes martilleadas constantemente, muchos y variados temas constituyen las condiciones iniciales de contorno para poder resolver el grave y complejo problema de los efectos colaterales y no colaterales que producirá este agente dañino, denominado Corona Virus y que sería demasiado prolijo enumerarlos ahora.

¿Qué hiciste en tu día a día, durante el confinamiento, dónde y con quién lo pasaste?

    El aislamiento temporal que hemos sufrido, en mi caso comenzó el día 7 de enero de dos mil veinte, que se unió al aislamiento temporal generalmente impuesto a los españoles desde el viernes 13 de marzo hasta el 21 de junio, en total 98 días, muchísimo tiempo, hasta llegar a la denominada “nueva normalidad” (¡cuándo quieras, te explico por qué he entrecomillado el concepto nueva normalidad!): fue una intervención quirúrgica que me mantuvo de baja laboral dos meses hasta finales de marzo. Estuve con mi mujer, Pilar, y mi hijo Kike. En este sentido, por mi situación familiar complicada desde hace más de 20 años, Pilar fue la heroína, ya que se encargó de todo para que estuviésemos lo más cómodo posible, con el riesgo de contagio por la falta de previsión de las administraciones y ante las imprecisiones y desbarajustes de todo el proceso de gobernanza en la política española que tardaremos tiempo en asimilar con “buen criterio” en el tiempo.

    En realidad, en el día a día, desde el primer momento, nos conjuramos los tres para superar con buen ánimo y alegría la situación emergente que sorprendió a todo el mundo. Una buena y estructurada organización doméstica conjuntamente con horarios de estudio, lectura, juegos de pasatiempos y mucho cine, nos permitió salir no demasiado tocados haciendo más llevadera las informaciones a las que teníamos acceso a través de los medios de comunicación.

    En todo este tiempo, también me he dedicado, toda vez que me reincorporé a la docencia online en la Universidad, a preparar un amplio material, para mis alumnos de Ingeniería, que pudiera facilitar la difícil tarea de comunicación, en una asignatura como es la Matemática. Mi objetivo ha sido que, a pesar de las grandes trabas, el/la alumno/a se encontrara cómodo y no echara demasiado en falta la ausencia de la pizarra; esto lo conseguí con la pizarra digital y un software diseñado ad-hoc. También, para la Academia Iberoamericana de La Rábida que me honro en presidir, durante el tiempo de confinamiento he preparado la edición y ulterior publicación de tres nuevos libros, actualmente están disponibles, tanto en formato digital como en papel: se ha hecho realidad el viejo refrán optimista: No hay mal que por bien no venga.

    Pero si hay algo que de verdad he añorado día a día, durante todo este tiempo, es el beso y abrazo de mis seres queridos y amigos.

¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y sobre todo el mundo de la enseñanza?

    Amigo José Luis, no creo que debamos hablar aún como cambiará la vida después de la pandemia, cuándo estamos desgraciadamente en la segunda ola. En mi caso, como todo el mundo, aparte de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias, en primera instancia, pienso en varias cuestiones que están ocupando mi tiempo para analizar, si los modelos utilizados en los procesos de democratización de los países que han constituido y constituyen el fenómeno político de mayor relieve de las últimas décadas, ¿podrán dar respuestas a la resolución del gravísimo problema en el que estamos inmersos? ¿Tendremos que profundizar en la calidad de la democracia en nuestro país, y si ha estado y está a la altura de las “democracias democráticas de verdad”?

    Permíteme amigo José Luis algún breve comentario sobre las consecuencias de la pandemia de la COVID-19 en el sistema educativo europeo: han sido notorias y evidentes.

    Recordemos que las instituciones educativas en Europa han estado y siguen estando aún casi cerradas al personal de administración y servicios, estudiantes y alumnos, enseñanza y evaluación siendo transferido, al menos temporalmente y con mayor o menor éxito, a plataformas online.

    En el caso de España, y concretamente en nuestra Universidad, en estos momentos, los departamentos han trabajado para concretizar una acción coordinada entre todas las Universidades Andaluzas. Los cursos tradicionales con presencia del alumnado, se podrá impartir on line con una interacción física limitada y segura en grupos pequeños, lo cual es particularmente importante para las prácticas en temas de laboratorio y aulas de informática.

    En mis 45 años de experiencia en educación no he vivido una situación similar. En mi opinión, no es arriesgado afirmar, en términos de calidad democrática que las condiciones de emergencia han puesto de manifiesto la necesidad de que los estados miembros revisen sus Leyes de Educación en todos los niveles, primaria, secundaria y universitario, para que sean lo suficientemente flexibles, efectivas y reales como para hacer frente a cualquier pandemia futura u otro evento.

¿Has pasado miedo en algún momento?

    En absoluto.  Aparte de lo comentado en la segunda cuestión, tengo desgraciadamente mucha experiencia en las adversidades. Han formado parte de nuestra vida familiar, de mi vida…Quizás a esta adversidad, la COVID19, tendría que darle “las gracias” porque me está permitiendo conseguir un reto que hace que nuestras vidas sean más interesantes, superarlo es lo que tiene sentido.

    A pesar de “coronarse” como un agente dañino, se ha convertido y sigue convirtiéndose por el momento en la gran tempestad, pero la calma, nuestra calma, proveniente de estas grandes dificultades que está provocando, nos mantiene despiertos y no caer en el desaliento.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

    Los mejores proyectos del futuro es ser feliz en el presente. Muy cerca de la necesaria jubilación, debo pensar en estar más tiempo con mi familia. Han sido muchos años de dedicación a la vida universitaria y social de Huelva, estimo que me toca poner frenos a las múltiples actividades en las que estoy inmerso. Concretando tu pregunta, me dedicaré, DM, a disfrutar escribiendo textos de matemáticas, tanto de investigación como de educación matemática y divulgación; para ello las redes sociales representan un instrumento muy útil de difusión. Dedicar más tiempo a alumnos con talento promoviendo acciones de formación, y también destinar un tiempo notable a la Academia Iberoamericana de La Rábida, para hacer de esta corporación de derecho público, aún más si cabe, una entidad más viva y presente en la sociedad cultural onubense.

 ¿Qué es lo que has echado de menos en estos diez meses que llevamos de pandemia?

    El haber sido uno de los contagiados por la COVID19 y estar un mes confinado solo en una habitación de 15 metros cuadrados da para mucho. Quiero resumirlo, sin caer en el tópico, en un simple gesto: el abrazo. El necesario abrazo de tu mujer, tus hijos, tus nietos, tu familia y los amigos que te quieren, visto como una manifestación de sentimientos y como una forma de transmitir las más variadas emociones, ya sea tristeza, anhelo o de alegría, ha estado y sigue estando ausente  durante mucho tiempo.

¿Qué necesita Huelva para despegar definitivamente?

    Para que Huelva despegue definitivamente es creer en nosotros mismos. supone que jamás llegaremos a conseguir nuestros objetivos planteados y latentes, sin aparente solución, desde los inicios de la llegada de la democracia. Confiamos excesivamente en nuestros políticos de todos los colores cuando llegan al poder. La crisis de la COVID19 ha revelado un fenómeno que ya se ha notado durante algún tiempo, pero que de repente explota con una fuerza que, sin embargo, sorprende: la necesidad de una autoridad convincente que no juegue con promesas electorales que se incumplen desde el día siguiente que llegan al gobierno. Nadie duda que los populismos de derecha e izquierda, con líderes más o menos carismáticos, han estado alimentando esta necesidad durante algunos años. Se puede considerar como un castigo la conducta supuestamente licuadora de nuestra democracia, apelando en cada oportunidad a un espíritu de decisión que nos faltaría.

    Son muchos proyectos inacabados, algunos no iniciados. Comentaré solo algunos que está en la mente de todos los onubenses: AVE, nacional 435, mala gestión de ciertos municipios en materia infraestructural, turismo de “playas inaccesibles” sobre todo para discapacitados, incertidumbres en la gestión de la recuperación y riesgos de incendios forestales, …entre otros, hace que haya un sentimiento de desvanecimiento en la población onubense.

    También, una de nuestras señas de identidad es el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva que hace años que no despega: tal vez deberían las instituciones en las que recae su organización retomar el modelo inicial de cómo nació con José Luis Ruiz, en el año 1975 y que duró, creo recordar hasta el año 1996. Ejemplo de dinamismo que hacía que los onubenses se entregaran a una actividad que mantenía viva la ciudad. Tuve el honor de compartir la gerencia de esta importante actividad durante diez años hasta el año 1994, con la que conocí muchos personajes de la cinematografía mundial, entre otros, Mario Moreno Cantinflas, Emilio Fernández, Edward James Olmos, Luis Buñuel, Fernando Rey, Irene Papas, Concha Cuetos…. y también a Rafael Alberti, Antonio Gala, Luis Rosales, Manuel Puig, Félix Grande,…

    En definitiva, en Huelva de poco han servido las infinitas manifestaciones de protesta en la calle ante las autoridades responsables de la gobernanza.  Tal vez la solución esté en exigirle a nuestros representantes de todo el abanico parlamentario, en el Congreso de los Diputados y Senado, “se turnen en visitas semanales”, durante toda la legislatura, a los despachos de los ministros responsables del ramo para hacer realidad el dicho: El que no llora no mama. ¡Dejémonos de lamentaciones y arrimemos el hombre entre todos!

¿Qué recursos tiene Huelva aparte del turismo para crear empleo?

    En Huelva, desde siempre el turismo no se ha tomado demasiado en serio, como se merece, queda aún “muy lejos del resto del mundo”. Si bien es verdad que ha habido intentos de soslayar este problema todavía estamos a años luz de la solución. El turismo en nuestra provincia es una de las fortalezas que tenemos, y por tanto debemos aprovechar este recurso como “fuente inagotable” de empleo. Pero, por ejemplo, al analizar el turismo de las playas de Huelva nos encontramos, por ejemplo, con la playa de Punta Umbría, una punta de arenas limpias, finas y doradas que se adentra en el mar que en otra época, los turistas elegían estas playas como lugar de descanso. Buscaban la bondad de un clima atemperado por el mar y la ría que circundan esta bella población marinera….

    En realidad, la playa de Punta Umbría una de las más urbanizadas de la zona, pero también es la playa que cuenta con pocos servicios e infraestructuras accesibles en su sentido más amplio, y así no se puede generar empleo porque no existe el turismo de calidad y excelencia, y por ende no tenemos un turismo internacional que necesitamos.  ¡Falta de voluntad y sensibilidad, es lo que se deduce de tan poca atención, ahora y en el tiempo! Seamos realista esto hay que mejorarlo.

    Por otro lado, también sería una aportación a la creación de empleos dedicar más recursos al aspecto cultural, deberíamos abogar por crear más y mejores circuitos para poner en valor las civilizaciones que han dejado una importante huella en nuestra provincia, siendo un crisol de culturas que hay que mostrar al mundo con mejores actuaciones de calidad.

    También, habría un aumento considerable de puestos de trabajos si se solucionara el problema en la comunidad de regantes, si se solucionara la Construcción de la Presa de Alcolea y el Canal de Trigueros. Su paralización ha supuesto que a cerca de 35.000 hectáreas de regadío no les llega el agua del embalse… ¡En fin, suma y sigue!).

     Desde el mundo universitario, y por la parte que me corresponde como profesor universitario, nos sorprende que proyectos de alta cualificación científica, como el de la creación de un innovador centro de experimentación y certificación de aeronaves no tripuladas no siga adelante. En manifestaciones del Consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades se pone de manifiesto que el futuro del proyecto: “ …depende de la voluntad del Gobierno central y no de la Junta de Andalucía, que tiene asignado el papel de socia y no de promotora de la actuación…”. Este es otro ejemplo que incide en la creación de empleos en nuestra provincia que se ve resentida por la lucha permanente entre colores políticos.

¿Qué recuerdos guardas de tu etapa en la radio?

    Son muchos y muy gratos. Como sabes dirigí en los años ochenta un programa durante varios años denominado INGENIA-TELAS CON THALES, primero en Radio Cadena Española, después Radio Nacional de España, junto a compañeros de la Sociedad Matemática de Educación Matemática Thales, con la importante participación de nuestros amigos José María Martínez y Ramón Arroyo que hicieron posible que las Matemáticas llegaran a todos los colegios de Huelva y provincia a través de las antenas, también al Algarve portugués.  Supuso un gran proyecto, pionero en España que contó también con la inolvidable participación de nuestro querido Prof. D. Manuel Bernabé Flores que aportó su experiencia como gran divulgador de la belleza de las Matemáticas. Una experiencia que tuvo éxito en su presentación en varios congresos internacionales de Educación Matemática ya que la radio era el único medio con el que dónde se podía llegar de manera directa a los colegios simultáneamente.  Como consecuencia de esta experiencia fue la publicación de un libro en 1987, ya agotado, con el título: Ingenia-telas con Thales-La Matemática y la Radio con el que de forma lúdica se presentan las matemáticas, a través de juegos y la creatividad.

¿Qué te parecen las posturas de los políticos españoles en general?

    ¡Uu..uf. qué decir! Si hablamos de la política actual en España no sale bien parada. Estábamos acostumbrados a un bipartidismo que nos condujo a un estado de bienestar que lanzó España a los puestos de cabeza en Europa y el mundo, pero el deterioro paulatino a causa de la corrupción hizo despertar a una ciudadanía que estaba harta de estar harta de unos políticos insensibles, conduciendo por tanto a una realidad totalmente nueva que refleja fielmente la diversidad de pensamiento de la ciudadanía española. Sin embargo, la variedad de ideología está siendo mal gestionada por los partidos existentes ya que los ciudadanos españoles necesitamos con urgencia una clase política seria.

    En la etapa que estamos viviendo de pandemia, no quisiera pecar de derrotismo, pero me cuestiono y creo que muchas personas están en la misma tesitura: ¿no recuerda esta situación, al hacer un análisis de las acciones políticas y consecuencias económicas y sociales de la COVID 19, a la crisis de 2008?

    Esta crisis, siendo su germen u origen en la salud, acabará sin lugar a dudas, como ya lo está haciendo, en una crisis económica y social ya que parece que la “mal denominada clase política”, permíteme la expresión, no está cogiendo el toro por los cuernos como debería, por el afán de: ¡TÚ PEOR! Pero si no queremos NI DEBEMOS repetir los errores de entonces, urge poner en marcha los cambios estructurales necesarios para blindar los derechos sociales y servicios públicos universales que protejan el bien común y distribuir la carga de su financiación allá donde se concentra el poder económico, haciendo valer la calidad de la democracia que en ¿teoría? disfrutamos desde hace décadas: hay que cuestionarse muchas decisiones, fundamentalmente políticas.

    José Luis, amigo mío, quiero resumir la cuestión que me plantea diciéndole a modo de sugerencia que no de recomendación, Dios me libre,  en calidad de ciudadano de a pie saturado de tanto desencanto y de tantos vaivenes,  a la clase política que tengan en cuenta dos cosas: la primera que se acerquen de verdad al pueblo y tengan en cuenta que las palabras pronunciadas con rigor y seriedad conducen a la esperanza de llegar a la verdad, las palabras pronunciadas con imprecisión e insensatez conducen al engaño; y la segunda es que la diferencia de lo posible y lo imposible considero que es la medida la voluntad del hombre.

    ¡Una vez más, tiempo para la esperanza de hacer las cosas bien! Los políticos españoles deberían evitar el efecto Lampedusa o gatopardismo, han demostrado una y otra vez, en cada contienda electoral que no son capaces de eliminarlo: hacer las cosas de modo que algo cambie para que lo demás permanezca inalterable en todos los órdenes sociales.

¿Te gustan el papel que están jugando los medios de comunicación y las redes sociales?

    Supongo que te referirás al rol que juegan y están jugando con la presencia de la Covid19.    En general sí, aunque hay que reconocer que el empacho ha sido muy grande, nos han mantenido puntualmente informados sobre todo el proceso. Los diferentes planteamientos de cada uno de ellos, ha sido digerido por la ciudadanía con mejor o peor criterio.   Estas diferentes posiciones, a mi juicio, ha sido debido a la incertidumbre permanente de no saber cómo informar en el camino correcto por los errores y desaciertos de nuestros dirigentes. También, al no haber una buena gestión de los responsables políticos que, al funcionar a golpe de decisiones muchas de ellas sin madurar y erróneas, ha “perjudicado de manera notable nuestra idea” del gran papel realizado por la comunidad científica, desconocido la mayor parte del tiempo, y esto se ha reflejado en la información

    Por otro lado, en las redes sociales hemos contemplado de todo, lo bueno y lo malo, pero nos han permitido tener información en vivo de muchos de los acontecimientos y esto es siempre de agradecer. Destacar la gran labor que se ha realizado por parte de aquellos que nos han hecho llevar el confinamiento más pasable, haciendo gala de la gran creatividad que tiene el pueblo español.

¿Te gustaría ser de los primeros en vacunarte?

    No necesariamente. Hay personas que lo necesitan antes que yo, a pesar de ser persona de riesgo. Este año con respecto a la gripe, ya he cumplido con la recomendación de las autoridades sanitarias. También, como consecuencia de haberme contagiado, como te comenté anteriormente, tengo anticuerpos para afrontar, al menos es lo que me han dicho, los nuevos posibles ataques de “mi amigo corona”. Por ello, cuándo me corresponda, acudiré al centro de salud para vacunarme.

¿Tus mejores y peores recuerdos de tu vida profesional?

Dejar constancia que los mejores superan, con creces, a los peores, que no han sido muchos afortunadamente. Por citar alguno, haber tenido el honor de ser el Vicerrector de los Centros Universitarios de Huelva que, junto a mi equipo, Fulgencio Prat, Joaquín Maraver y Manuela Adelaida de Paz, di el testigo al primer Rector de nuestra Universidad, mi querido y admirado Profesor Dr. Francisco Ruiz Berraquero (qepd) en septiembre de 1993 que además supuso, como consecuencia de la votación de los onubenses,  el reconocimiento de Onubense del Año, en su edición de 1993: un  momento de enorme felicidad en mi vida profesional.

    Me gustaría añadir que, como todos sabemos, la creación de nuestra Universidad, que representó un hito en la historia de Huelva como consecuencia de la lucha ciudadana,  se recuerda, como no podía ser de otra manera, en todas las efemérides que se han celebrado en nuestra ciudad, pero no es menos por cierto que la importante labor de mis antecesores en el cargo, Carlos Vilches (qepd), Adela Valero, José Nieves y Ana Sánchez está siendo  sistemáticamente olvidados por los rectorados sucesivos y, también,  por las instituciones: desde aquí reivindico su reconocimiento.

     Lo peor, me gustaría dejar constancia del comportamiento hacia mi persona de un Rector que en un momento muy difícil en mi vida personal me hizo mucho daño. Tal vez para poder entenderlo, porque era y ¿es? un personaje que en representación del cargo que ostentaba, los lunes, miércoles y viernes actuaba de una manera, los martes, jueves y sábado de otra, y los domingos la contraria. Aunque peque de nostálgico, también quiero añadir otro recuerdo no grato debido al mismo personaje, sobre todo   por el enorme esfuerzo social, político y sobre todo humano que supuso la consolidación del Campus origen de los estudios universitarios en el tiempo: se trata del proyecto de traslado y por ende de desmantelamiento del Campus de La Rábida, rompiendo así con el cumplimiento de varios planes estratégicos aprobados en los que se consideraba uno de los campus de referencia de los estudios científicos-tecnológicos en la Universidad de Huelva, hasta el abandono sistemático en el que se encuentra en la actualidad. En definitiva, siendo benevolente con él, hizo realidad el dicho: Nadie te perdonará el favor que le hagas.

 ¿Tus deseos para el 2021?

    Para hablar del 2021, permíteme que le dedique antes una frase cariñosa al 2020, muy utilizada en nuestra tierra: ¡Que se vaya con cuántos tiene!