martes. 16.07.2024
El tiempo
Made in Huelva

Sara Alés: "Vender libros en la calle es un misterio muy gratificante"

Se asoma hoy por esta ventana pública #MadeInHuelva Sara Alés Ortega.
Screenshot_20230518_171141
Screenshot_20230518_171141
Sara Alés: "Vender libros en la calle es un misterio muy gratificante"

Hace unos días, mientras tomaba un aperitivo en la terraza del bar Los Maestres, junto a mi amigo Pedro Ruiz Constantino, se nos acerca una joven, con todo el arte del mundo, a preguntarnos que si la podíamos escuchar un momento. Le dijimos que sí. Saca de su mochila un par de libros y nos cuenta que uno de ellos es de su experiencia y vivencias por Latinoamérica, que ha recorrido en bicicleta, y otro de fantasías. Nos lo cuenta con todo lujo de detalles y consiguió su objetivo, pues acabó vendiendo uno de ellos. 

Seguimos charlando, pues la joven es de conversación amena, y durante ese ratito le propongo hacerle una entrevista, a lo que ella acepta encantada. 

Así he conocido a Sara Alés Ortega, una joven que dentro de unos días cumple años y que lucha por hacerse un hueco importante en este mundo de los autores, quien rápidamente nos hace saber su página web: http://nosomosmasnimenos.webnode.es/

Graduada en Trabajo Social por la Universidad de Huelva y Máster de Cooperación Internacional, Gestión Pública Y ONG´S de la Universidad de Granada, ha sido participante en concursos literarios y colaboradora de revistas de Huelva y provincia.

Una vez que conocen un poquito mejor a Sara entramos en la entrevista, donde ella con una amabilidad exquisita va respondiendo a mis preguntas:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - Que sirve para que el ser humano pueda cuestionar si su forma de vida es sostenible o insostenible. Aunque parece que todo sigue igual se está transformando nuestro interior, está pasando para que reaccionemos y nos unamos más aún todas las personas. A veces las situaciones difíciles o al límite son las que hacen que aprendamos a interiorizar verdaderamente.

P. - La mejor y peor decisión de tu vida 

R. - La mejor decisión, viajar por Latinoamérica.

La peor, irme a Inglaterra sintiendo que tenía que estar cerca de mi padre. Sentía su muerte mucho antes de que se enfermara y no fui valiente ni escuché a mi interior para dejarlo todo y regresar, hasta que no me comunicaron que estaba enfermo. 

P. - ¿La felicidad se entrena?

R. - Sí. Todos los días son una oportunidad para entrenar a cada instante. No se trata de tener una gran casa, coche, familia, todo lo que tiene que ver con la materia, eso son solo escenarios donde puedes practicar la felicidad. Pero puedes tener una casa o no, una familia o no y ser igual de feliz. Porque esa sensación está  dentro de nosotras. Y en las situaciones difíciles es donde más hay que practicar. 

Sara Alés
Sara Alés

P. - ¿Podrías vivir sin teléfono móvil?

R. - Sí! y me encanta cuando lo apago una semana entera y no tengo necesidad de cogerlo. 

P. - ¿Qué proyectos tienes cara al futuro?

R. - Seguir escribiendo, pintando, viajando, aprendiendo de la gente en diferentes partes de la tierra. Todo lo que haga para conocerme y avanzar en el camino de la vida. Y luego, aprender a estar al servicio para acompañar a otros.

P - ¿Qué significa para ti Huelva? 

R. - Un punto de reflexión. Cada vez que me voy de Huelva y regreso es para sanar, interiorizar o entender algún proceso de la vida. Para mí Huelva es el origen de mi existencia, donde puedo practicar mucho todo lo aprendido y compartirlo con los seres queridos. Y si tengo que equivocarme en la vida para aprender algo Huelva es el lugar que me abre más la oportunidad para ello. 

​

Sara Alés
​ Sara Alés

Huelva es mi escenario elegido para evolucionar y aprender a ser mejor persona porque cuando salgo fuera todo es mucho más fácil a la hora de interiorizar y compartir lo que eres con los demás, pero afrontar tu personaje y tu esencia en el lugar donde naciste es la gran práctica. 

P. - ¿Qué te indujo a dedicarte a escribir tus experiencias viajeras en bicicleta? 

R. - Desde pequeñita decía que era escritora y pintora, pero nunca me había dedicado a ello. En el viaje iba escribiendo mis memorias, no sabía porqué pero tenía clarísimo que tenía que escribir y me venía muy bien como terapia y reflexión de cada día. Luego, al regresar, tardé un año en aterrizar y no era capaz de interiorizar lo aprendido y compartirlo hacia el exterior, ni tampoco ponerlo en práctica. Cuando apareció la editorial de la Fundación Avanza sentí que era el momento para compartirlo. Y fue una gran terapia, un parto de 9 meses de trabajo. 

P. - ¿Qué ha tenido de apasionante tu recorrido ciclista por Latinoamérica? 

R. - Vivir en la incertidumbre. No saber que iba a pasar al día siguiente. Vivir en la fluidez de la vida y llegar a personas maravillosas que nos abrían las puertas de sus casas sin conocernos de nada. 

P. - Te he conocido vendiendo tus libros por las calles, ¿es duro que haya que emplear ese método? 

R. - ¡No! Y me encanta esta pregunta. El PODER acercarme a personas totalmente diferentes, con formas de vida y maneras de pensar, sentir y ser, el PODER observarlas y observarme con ellas en cada conversación e intercambio de miradas y sonrisas, el PODER de crearse magia en una esquina de la calle con situaciones surrealistas, y el PODER de nutrirme de amor a cada instante. 

El libro es una herramienta de conexión y poder llegar a la realidad y verdad de muchas personas es para mí un regalo. El poder dedicarme a esto y vender en la calle es un misterio muy gratificante. 

P. - ¿Se está perdiendo el hábito de lectura en Huelva? 

R. - Solo podría contestar esto desde mi propia experiencia. En Huelva hay muchas personas  que quieren seguir conociéndose a través de la lectura y sorprende el número tan alto de lectores y lectoras que hay. De veinte personas que hablo en el día, quince son lectores y lectoras. 

P. - ¿Cuántos libros has escrito y cuáles han sido sus contenidos? 

R. - Dos. El primero se llama "Las Oníricas". Trata sobre un viaje en bicicleta que hice de México a Ecuador. Está basado en el mundo de los sueños. 

El segundo se llama "La esencia de lo Primitivo" y trata sobre el Camino de Santiago. Es una novela basada en este recorrido, uniendo el mundo de los dragones con el mundo de los humanos. Donde el mundo de los dragones quiere ayudar a la humanidad por lo que está pasando y mandan a Liberta de misión.  

P. - ¿Qué recuerdos de tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

R. - Soñaba muchísimo, he sido demasiado onírica. Soñaba siendo bailarina y creando mis coreografías. Soñaba nadar con delfines y viajar por todo el mundo. Soñaba siempre a lo grande y si pintaba, pintaba las ciudades con grafitis, y si escribía, escribía trilogías nadando con delfines como sirena. Ya te digo, muy muy onírica, jaja.  

P. - ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas el tiempo libre?

R. - Me gusta conectarme con la naturaleza, hacer deporte, pintar, escribir, bailar, estudiar lo que me gusta, practicar energética y, espiritualmente, conocer lugares con esencias muy puras. 

​

Sara Alés
​ Sara Alés

P. - ¿Con qué personaje te gustaría compartir una cena y qué le preguntarías?

R. - Con un soñador como Jesús Calleja y le preguntaría: ¿quieres ser mi padrino de algunos sueños?

P. - ¿Qué es lo que valoras y detestas de las personas?

R. - Lo que valoro es la solidaridad, humildad, honestidad y sinceridad.  

Lo que detesto, depende porque lo que no nos gusta de los demás es algo que no nos gusta de nosotras mismos. Entonces si alguien me muestra egoísmo es una parte de mí reflejada que tengo que mejorar. Si me muestra rabia, es alguna parte de mí que siente rabia. Si alguien no valora tu tiempo o presencia seguramente tú no estes valorando el tiempo de otra persona. Y así nos acompañamos a aprender y liberar memorias y patrones ancestrales, por lo que no podemos juzgar al prójimo sin antes decir que detestamos de nosotras mismas. 

P. - ¿Quiénes son tus referentes personales y profesionales? 

R. - Personas que aprendieron a mirar sus miedos y sombras, coger un cóctel de toda esa porquería y añadirle una gran transformación a su vida. Y que consigan salir de lo más profundo de sus pozo, renaciendo, valorándose, amándose, dejando el sufrimiento en otro plano. Y son muchas personas que me dan este ejemplo cada día, sobretodo las personas sin hogar que tienen que estar pidiendo en la calle, de ellas aprendes mogollón. Y de como algunas salen de esa situación con mucha valentía.  

P. - ¿De qué te arrepientes? 

R. - Me arrepiento de dejarme de escuchar casi quedándome sorda. Al dejarme de escuchar perdí mi conexión con mi poder personal. Y todo procesa desde que falleció mi padre y perdí la conexión con mi lado derecho, energía  masculina. Llevo 7 años trabajando internamente para recuperar uno de mis dones, la escucha. Y parece que lo voy consiguiendo!! 

También me arrepiento de no haber valorado durante algunos años a mis seres queridos. Me alejé de todos un tiempo. Y los quiero muchísimo. Estar con ellos me nutre de amor y tengo que aprender a nutrirlos de amor más aún.  

P. - ¿Estás logrando lo que pretendes en la vida? 

R. - Tengo toda la disposición y entrega para ello. Así poder sanar y liberar todo lo necesario para trascender la existencia. 

Sara Alés
Sara Alés

Sara, ha sido todo un lujazo conocerte, comprobar esta vitalidad y ese positivismo que desprendes. 

Como no puede ser de otra manera, te deseo toda los éxitos del mundo y sígueme contando tus nuevos retos y proyectos que me encantará contárselo a todos los lectores de Diario de Huelva. 

Un abrazo grande campeona. 

Comentarios