martes. 07.02.2023
El tiempo

Rafael López: "Valoro mucho a las personas sencillas que hablan con naturalidad"

F128ABE4-28CE-4205-B6B3-8BA7158D3CFA
Rafael López: "Valoro mucho a las personas sencillas que hablan con naturalidad"

Se asoma hoy a esta ventana pública uno de los periodistas más emblemáticos y querido de Huelva. Me estoy refiriendo a Rafael López, jefe de informativos en Onda Cero Huelva, cadena radiofónica a la que llegó en noviembre de 2001. Por tanto, va a cumplir 21 años de ejercicio profesional. Una empresa que, cuando él empezó, era propiedad del grupo ONCE y fue adquirida, poco después, por Planeta, que fue quien creó Atresmedia, que alberga a Antena 3, La Sexta, Onda Cero, etc…

Pero su primer contacto con Onda Cero se remonta al año 1999, como estudiante en prácticas. Y es que Rafa López, así lo conocemos sus amigos, decidió durante su etapa de estudiante de Periodismo en Sevilla que no había tiempo que perder en su formación y decidió realizar prácticas desde el primer año de carrera; estuvo en un periódico de Economía en la capital hispalense, en Informativos Telecinco cuando había desconexiones territoriales, en Canal Sur Radio y Televisión, también realizó prácticas un verano, el más difícil de su vida por la muerte de su padre, Rafael López Rivas, en el diario Huelva Información.

746686D6-0254-4DBD-90E6-BF906652CDCA

Rafa lo recuerda así:

"Ahí, en esa redacción de la Plaza de San Pedro, en el año 1997, descubrí y saboreé un gran equipo de profesionales que defino como “fantásticos”: Fernando Merchán, Chacho Ruigómez, Rafa Pérez Unquiles, Juan Manuel Muñoz o José Luis Camacho Malo, entre otros"

"Recuerdo con cariño que “la primera vez que entré en el despacho del gran Camacho Malo fue porque iba a hacer un publirreportaje y el cliente decía que o lo escribía él (Camacho Malo) o no se hacía la operación comercial. Tú te reíste, José Luis y le dijiste al becario, a mí, que no me preocupase y que me pusiera con otra historia”.

0BBF7CCE-5C1C-4F60-ACDD-1263442C2448

Pero grande fue la otra historia en la que Rafa se puso a trabajar porque tuvo que ir a un hotel de Islantilla a entrevistar, para una doble página dominical, al que era presidente del Senado, cuarta figura más importante del Estado y cuál fue su sorpresa cuando vio que el presidente se presentaba en la entrevista vestido con atuendo de jugador de tenis. Y así salió reflejado en las fotografías de aquel verano de 1997. Eran otros momentos, sin duda.

Como habrán comprobado, nuestro protagonista de hoy es un todoterreno del periodismo y como persona, superior, todo un auténtico fenómeno, cordial, entrañable, fiable, simpático, risueño, observador, intuitivo, servicial, empático, optimista... Vamos muy buena gente y con el que comparto gustos futboleros. 

A4617491-8473-4759-AEB4-5B0C447E38EA

Pero es el momento de entrar en faena y empezar a preguntar, cosa que a Rafa le resulta extraño, pues es él, quien habitualmente las formula. 

El desarrollo de este ratito de charla lo comenzamos así:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 

R. - La incertidumbre nos afecta a todos. Lamentablemente, hay tipos muy poderosos que tienen a su alcance hacer mucho daño a la humanidad. De momento, lo estamos sufriendo con la inflación disparada. Pero aún es peor que amenacen ya directamente con el uso de armas nucleares. Eso es de locos. Que hayamos llegado a este punto, es algo que me inquieta.

P. - ¿Te esperabas una guerra en Europa en pleno siglo XXI?

R. - Lo que no me podía imaginar es que un tipo como Putin, que lo tiene todo, se aburra de eso y quiera ampliar su tablero de poder a costa de matar a inocentes. Es incomprensible, inconcebible que pase algo así.

0051288B-7744-4BBF-8666-125892307688

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - Miedo no. Pero, durante las primeras semanas de la invasión rusa sí tuve la oportunidad de entrevistar a ucranianos que residían aquí o algunos que llegaron huyendo. Escuchando algunos testimonios, si te pones en la piel de esas personas, el cuerpo y el ánimo lo notan. 

P. - ¿Como crees que ha cambiado la vida después de más de 2 años de pandemia? 

R. - Hay cosas que han cambiado a mejor, posiblemente hemos acelerado nuestra llegada a modelos tecnológicos que no estaban previstos para esta década. Lo telemático es ya una opción en muchos ámbitos en los que antes de la pandemia no era posible. 

Pero no creo que la vida sea ahora mejor que antes porque hemos sufrido mucho. Todos. Y me da mucha pena, evidentemente por las víctimas y sus familiares, pero también por los más vulnerables. 
 

C907594B-695D-429F-A9BB-80A7BABB1FE3

P. - ¿Qué proyectos tienes para el futuro y qué haces ahora?

R. - Mi proyecto de vida es disfrutar del día a día tratando de ser lo más feliz posible con esas cosas pequeñas que a mí me llenan el corazón. Disfrutar con amigos, con la familia y, sobre todo, con las tres personas que hacen que me sienta uno de los seres más afortunados del Planeta Tierra, mis hijas, Aitana y Marta y la persona que las trajo al mundo, un ser maravilloso, Marta Montañez.

P. - ¿Qué crees que necesita Huelva para despegar de una vez?

R. - Necesita que se la tomen en serio en los foros en los que se deciden las cuestiones importantes para la economía. Necesita que haya políticos influyentes en todas las cámaras parlamentarias y que tengan en cuenta que Huelva no pude seguir siendo eternamente el patito feo del cuento.

24242AD0-0EEB-4E46-9FDC-74DE3CB2E1A3

P. - ¿Qué significa Huelva para ti?

R. - Huelva es mi vida. El lugar en el que nace todo. Es deseo, paisaje, es una mesa espectacular donde comer de cine mientras compartes risas, cantes, confidencias y atardeceres imposibles. Huelva es el Pozuelo, es Sotiel, es Villamundaka, es Pueblo Andaluz. Lo tiene todo para ser feliz.

P. - ¿Qué es para ti la radio?

R. - La radio es una gran compañera de viaje. Una pasión. Soy adicto a la radio desde que tengo noción del tiempo. Primero, solo como oyente y, desde hace dos décadas, también como parte del plantel de una empresa que me ha dado la posibilidad de vivir muy cerca algunos acontecimientos o momentos señalados, algunos buenos, otros no tanto. 

P. - ¿Y cuáles son esos mejores y peores recuerdos profesionales? 

R. - Sabes lo que ocurre, que algunos buenos momentos como profesional están relacionados con situaciones muy tristes. Por ejemplo, los incendios de Berrocal en 2004 o de Doñana en (Las Peñuelas) en 2017 requirieron un gran esfuerzo y entradas continuas en cadena, es decir a nivel nacional. Eso pasó también cuando se produjeron crímenes como el de la pequeña Mariluz, o el de Laura Luelmo. Por tanto, lo mejor estaba en la reacción profesional de hechos que fueron trágicos y que, ojalá, no vuelvan a repetirse. Pero por no dejar un sabor agridulce, hace pocos meses tuve un momento muy feliz en lo profesional cubriendo la noche electoral de las autonómicas desde Sevilla. Incluso Carlos Alsina y otros peces gordos felicitaron a todo el equipo que participamos en ese despliegue. Y eso moló. 

2C813581-D07C-4CD2-8D35-E95FACFED699

P. - ¿Cuál sería la noticia que te gustaría dar en estos momentos? 

R. - Varias. La primera, Rusia abandona Ucrania y pide perdón por el daño realizado. Otra, el covid es ya historia. Y en lo local, lograr todas las infraestructuras que necesita la provincia. 

P. - ¿Qué es lo que más valoras y detestas del ser humano? 

R. - Valoro mucho a las personas sencillas que hablan con naturalidad. Me gusta aquellas que te miran a los ojos y te dicen que esto o aquello no es posible por el motivo que sea. No me gusta la patadita hacia adelante, el dejar cuestiones importantes que si no los afrontas a tiempo van a acompañarte durante mucho tiempo. Detesto la hipocresía, la falsa apariencia y a los que miran por encima del hombro. 

P. - ¿Qué recuerdos guardas de tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

R. - De niño me lo pasé pipa. Gran parte de mi familia procede de la Cuenca Minera y del Andévalo, pero residen en Sevilla y no había fin de semana que no estuviera en Sotiel Coronada, en El Pozuelo, o en Sevilla, donde tengo a grandísimos amigos, entre otras cosas, porque de pequeño era de los pocos onubenses de la capital que veraneaba en Matalascañas y allí, en ese momento, casi todos eran de sevillanos.

F876514B-B038-40A3-8C2D-DBFE6832EA36

P. - ¿Quiénes han sido tus referentes personales y profesionales?

R. - Personales, mi padre y mi madre. Les debo la vida y todo lo que han hecho por sus hijos, somos tres hermanos. Mi padre falleció muy joven y me da rabia no haber podido disfrutar más de él en una etapa de madurez. Su ejemplo de vida, perdura. Mi madre es una de las personas con mayor capacidad de sacrificio que he conocido en mi vida. Todo lo que hace es por sus hijos y, ahora, también por sus nietos.

A nivel profesional, los mejores referentes son los que he conocido durante mi carrera, aquellos que han dejado huella en mí con su trabajo diario. Admiro a muchos profesionales, pero de los que más he aprendido son los que he tenido en mi día a día, de todos los medios de comunicación y gabinetes de prensa con los que he tenido contacto.

P. - ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas tu tiempo libre? 

R. - Me gusta el deporte en general, fútbol y baloncesto, principalmente. También el cine, he estado casi 20 años vinculado al festival y también pertenezco a la directiva de la asociación de antiguos alumnos de Maristas Huelva. Dicho esto, tengo dos hijas pequeñas, de 2 y de 4 años, y ellas son mi principal afición y el destino donde trato de emplear todo el tiempo libre. Es maravilloso verlas crecer felices.  La paternidad me ha llegado un poco tarde y tengo claro que quiero disfrutar de ellas. Mi afición siempre ha sido viajar a lugares recónditos, con mochila y a buscarse la vida. Ahora, con las peques, el plan tiene que estar más organizado, pero no hemos dejado esa afición que aporta mucho en lo personal. Aitana, tiene 4 años, ha vivido una pandemia, pero ya conoce Italia, Alemania, Francia, Luxemburgo, además de Portugal y muchos rincones de España. Y la más pequeña, Marta, casi igual. Les va la marcha, como a los padres.

P. - ¿Con qué personaje histórico compartirás una cena y qué le preguntarías?

R. - No sé si calificarlo como personaje histórico, pero Juan Ramón Jiménez siempre me despertó mucho interés. Tuvo una vida muy intensa. Hace casi 20 años tuve la suerte de conocer en Madrid a una señora que había sido alumna de Zenobia en Puerto Rico. 

Y algo que me apasiona es todo lo relacionado con la época de la transición. He leído mucho sobre ello, cuando no tenía el jolgorio que me acompaña ahora en casa. 

C2E2B8F2-CE75-4751-BFD7-07D07DCC1748

P. - ¿Se están cumpliendo los proyectos de vida que te habías planteado? 

R. - Soy feliz. Y eso no sé si se organiza, se plantea o sale solo. Pero creo que el reto de cada persona debe ser ese, el de ser feliz y que no dependa de factores como tener mucho dinero. 

P. - Tres preguntas en una: ¿quién será campeón de liga?, ¿ascenderá el Recre? ¿quedará el Betis por encima del Sevilla?

P. - Ojalá hubiera más alternancia y no fueran siempre los mismos los campeones de liga. Pero todo apunta a que será el Real Madrid. En cuanto al Recre, este año no está fino, pero confío en que vaya a más y podamos ascender. Y sobre la tercera, creo que al Sevilla le pasará como al Recre irá a más y quedará por encima del Betis.

P. - ¿Sería bueno que el Recre se constituyera en una empresa municipal? 

R. - No. Creo que el Recreativo no debería estar en manos del Ayuntamiento. Los clubes de fútbol profesionales no pueden depender de un presupuesto público. Ojalá llegue pronto alguien que se haga cargo y trabaje con honestidad por llevar al decano al lugar que se merece.

Rafa, ha sido todo un lujazo que formes parte de esta serie de entrevistas "Made in Huelva", una gozada echar este ratito de charla contigo y.... desde luego, tenemos que ponernos las pilas y cumplir ese deseo que tenemos, mi hijo Jorge, tú y yo. De esta temporada no va a pasar. 

Un abrazo grande amigo

Rafael López: "Valoro mucho a las personas sencillas que hablan con naturalidad"