jueves. 09.02.2023
El tiempo
Made In Huelva

Pepe Hachero: "Las crisis económicas cada vez duran más en el tiempo y son más profundas"

Pepe Hachero Pérez es nuestro protagonista de esta entrevista. Le conocí hace una década aproximadamente cuando coincidimos en un almuerzo de convivencia de los veteranos del Recreativo.
Hachero en la actualidad
Hachero en la actualidad
Pepe Hachero: "Las crisis económicas cada vez duran más en el tiempo y son más profundas"

Recuerdo que cuando aún vivía en mi Constantina natal, me quedó grabado en la memoria el fichaje de Isabelo y Hachero por el Sevilla. Con el primero de ellos mantengo una gran amistad desde los mediados de los años 70 y al segundo, Pepe Hachero Pérez, que es nuestro protagonista de esta entrevista tuve el honor de conocerlo hace una década aproximadamente cuando coincidimos en un almuerzo de convivencia de los veteranos del Recreativo, y desde entonces, cada año me da mucha alegría cuando nos vemos en torno a la Navidad, donde la mayoría de las veces compartimos mesa, junto a su encantadora esposa y sus dos hijos. 

Pero conozcamos mejor a mi tocayo, y que sea él mismo quien se presente:

"El 13 de agosto 1945 vine a este mundo  en Huelva y actualmente vivo en Tomares (Sevilla). 

A los cinco años, ingreso en el Colegio Los Maristas de Huelva, permaneciendo en él durante cinco años, termino mis estudios de bachiller elemental. Posteriormente, continúo como estudiante interno en el Colegio de los Terciarios Capuchinos en Dos Hermanas, estando en este colegio durante dos cursos incluido el tiempo de verano. 

Se trataba de un colegio privado con unas instalaciones deportivas muy buenas que llamó mi atención desde el primer momento en que llegué y que sirvió para mejorar mis condiciones deportivas, tanto en las actividades de fútbol como de atletismo, a las que dediqué la mayoría de mis tiempos libres.

Tras la vuelta a Huelva, estudio en el Instituto de la capital durante los años 1960/1961 hasta conseguir el Bachiller Superior.

Otros tiempos
Otros tiempos

Mi carrera deportiva empieza en 1959 jugando al fútbol, sin permiso de mis padres, concretamente en una liga de juveniles de Huelva con el Veracruz CF, donde coincido con compañeros que más tarde jugarían en primera división como Chinchón y Robles. 

A partir de 1960, empiezo los estudios de Facultativo de Minas en Huelva, mientras en el plano deportivo el Decano crea el Recreativo B, posteriormente llamado Atlético Onubense, con los mejores jugadores del Veracruz y del Recreativo Juvenil. Tras un año en categoría Regional, ascendemos a Tercera División.

A comienzo de la temporada 1963 el entrenador del primer equipo del Recreativo de Huelva, Ramón Cobo exjugador del Atlético de Madrid me hace debutar con el primer equipo, en Segunda División a los 18 años contra el Tenerife C,F. y ya mis padres me permiten jugar al futbol profesional. 

Así se cumple uno de mis sueños de niño, ser jugador del Recre, el Decano del fútbol español. En aquellos tiempos militaba en el Club, jugadores históricos del Atletic de Bilbao como López, Rentería, Mauri, Maguregui, Plácido, Merodio etc.

El 5 de enero de 1967, se cumple otro de mis sueños deportivos, ficho por el Sevilla C.F. debutando con 21 años contra el Zaragoza C.F. 

Durante esta época se ceban conmigo las lesiones musculares, de tal forma que no logro una continuidad en mis actuaciones deportivas.

Tras permanecer en el Sevilla C.F. durante tres temporadas, en enero de 1970 ficho por el Pontevedra C.F. equipo de primera División.

En el Pontevedra
En el Pontevedra

En el Pontevedra C.F, se producen en mi muchos cambios como jugador de fútbol. Cambio de posición en mi juego y paso de jugar de extremo derecha a defensa derecho.

Se van mis lesiones y consigo jugar de forma continua y sin perder un minuto, durante 119 partidos seguidos.

Durante la temporada 1972/73 consigo el premio de ser el jugador más regular de la plantilla. 

En la temporada 1973/74, el Pontevedra me traspasa al Tarrasa C.F. donde permanezco durante tres temporadas, consiguiendo el ascenso de Tercera a Segunda División, y donde se producen otros cambios importantes en mi vida, esta vez relacionados con mi vida estudiantil.

Desde el momento de mi llegada a Tarrasa, con 27 años siento la preocupación por mi futuro una vez terminado el fútbol. Por ello, me matriculo en Barcelona para estudiar Turismo, llegando a ser profesor de la Escuela de Turismo. Uno de mis profesores, a la vista de mi entusiasmo, me anima a que estudie algo más importante, como Ciencias Económicas, me parece fenomenal y después de obtener el acceso a la Universidad para mayores de 25 años, ingreso en la Universidad Central de Barcelona, en la Facultad de Ciencias Económicas. Para el año siguiente, me matriculo también en la Facultad de Derecho. Mi vida se convierte en jugar al fútbol y estudiar las 24 horas del día.

Mi vida profesional, fuera del fútbol comienza en el año 1978 cuando termino Ciencias Económicas, y me coloco como Jefe de extranjero en Bankinter, donde permanezco por espacio de 5 años. Durante estos años estudio Auditor de Cuentas. 

Posteriormente dejo mi trabajo en Bankinter, y ejerzo como Economista, Corredor de Seguro, Agente de la Propiedad Inmobiliaria, y termino mis estudios de Derecho en la Facultad de Sevilla.

Una vez terminado mis estudios de Derecho en el año 2000, ejerzo como Abogado en Sevilla hasta mi jubilación en el año 2015".

Pepe es una persona entrañable, muy familiar, con alto sentido de la amistad, empático, fiable, solidario, claro en sus apreciaciones, honesto... en definitiva buena gente, que cuando me pongo en contacto para realizar esta entrevista acepta, y comenzamos de tal manera:

Con un grupo de amigos
Con un grupo de amigos

P.- ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 

R. - Veamos la situación actual de España desde los siguientes puntos de vista:

1.- Punto de vista político:

En mi opinión la política se ha convertido desde un servicio a la comunidad, en un negocio próspero, donde gracias a las Autonomías se ha multiplicado el número de políticos por cientos.

Como los salarios, dietas y gastos de los políticos se han subido gracias a que ellos son los que tienen la facultad de subirlos, se aumentan los impuestos de forma inapropiada, originando un empobrecimiento en las clases económicas más modestas.

La falta de control consentida sobre la gestión de los políticos, hace que aumente de forma alarmante los casos de corrupción, de tantos casos de corrupción solo unos pocos son detectados, y los autores de estos hechos si llegan a enjuiciarse, terminan en cualquier sitio menos en la cárcel. Y si alguno fuera condenado siempre queda el indulto.

Cuando un español lee la Constitución, en el artículo primero de Título Preliminar se dice que “España se constituye en un país social y democrático de derecho, que propugna como valores… la justicia, la igualdad… La democracia es la división de los tres poderes: ejecutivo, judicial y legislativo. Si observa la realidad, ves que el ejecutivo maneja al judicial, y el legislativo apenas existe, teniendo este un papel secundario en la creación de las leyes.

Respecto a la “igualdad” no sé si hay un español que piense que hoy todos los españoles somos iguales ante la ley. La “renta vitalicia”, los casos de corrupción enjuiciados, etc, parece indicarnos que hay españoles de diferentes categorías. 

2.- Punto de vista económico:

La economía va mal, ya llevamos muchos años que vamos de mal en peor, las crisis económicas cada vez duran más en el tiempo y son más profundas. 

Los origines de estas crisis cada vez son más variados, antes hubo crisis como las del 1929 y del 1973 motivadas la primera por el pinchazo de la burbuja financiera creada durante la Primera Guerra Mundial, la segunda por la subida de precios del petróleo que origina una enorme inflación de coste.

Hoy, se origina una crisis porque unos bancos han gestionado mal sus fondos, o hay una guerra en el Golfo o en Ucrania, o porque se sube alarmantemente el precio de la luz, o del carburante, que siempre sube y nunca baja.

La forma de ajustar estas crisis es subiendo los precios de los demás productos, y el que paga los patos es el jubilado y el trabajador, que nunca recuperan el nivel económico anterior, conformándose con las pequeñas subidas salariales o pensiones que les dan los empresarios o el Estado.

De esta forma se provoca una diferencia cada vez mayor entre los ricos y los más pobres.

3.- Punto de vista jurídico:

Desde este punto existe una inseguridad jurídica enorme en muchos aspectos:

Las leyes se cambian tan rápido que no podemos hacer una perspectiva de futuro. Antes una persona tenía como objetivo ahorrar para comprar un piso y dejárselo a sus hijos como herencia. Esta idea favorecía a la economía, había ahorro, inversión en inmuebles y la construcción era el elemento motor de la economía. Hoy después de muchos años trabajando para tener el piso, resulta que de la noche a la mañana te puede venir un “okupa” y se queda con el piso, y en el mejor de los casos se puede ir al cabo de mucho tiempo destrozándote el mismo, o bien si tienes suerte y negocie con el okupa quizás te deje el piso libre por una cantidad que él estime justa.

En conclusión sobre este apartado, diría que la situación actual está muy mal, pues se quiere que se esté muy mal, porque de esa forma a algunos les va muy bien.

P.- ¿Cómo crees que ha cambiado la vida con el Covid?

R. - Lo peor del Covid ha sido la cantidad de vidas que se ha llevado por delante y la de secuelas que ha dejado en muchas personas, con un vacio en muchos hogares irreparable.

Otro efecto del Covid ha sido la situación económica que hemos pasado y ha quedado, el cierre de muchos negocios se ha traducido, en una disminución del empleo, y ruina económica en muchas familias. Para el resto de las personas no afectadas por el Covid creo que olvidará  rápidamente la situación pasada y se adaptará a la nueva situación post pandemia.

El Covid ha mostrado algunas vergüenzas del ser humano, como el de parecer más importante las medidas económicas que las medidas sanitarias.

Una situación como la que hemos vivido, a nivel mundial, es para no olvidarla nunca, sin embargo da la sensación de que casi no ha pasado nada, salvo para las personas que han sufrido directamente los daños de la pandemia.

P.- ¿Te esperabas una guerra en Europa en pleno Siglo XXI? 

R. - La verdad es que no me lo esperaba, pero no me ha sorprendido, creo que el ser humano es capaz de cometer las mayores atrocidades con tal de conseguir sus propios intereses. 

Por un puñado de tierra ha habido siempre guerras que se han justificado bien o malamente, y se seguirán justificando y seguirán ocurriendo.

IMG_20230110_220128

R.- ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - Afortunadamente no, en mi familia el Covid, cuando ha aparecido ha sido tarde y de manera suave. Nunca he tenido miedo pero siempre he actuado de manera responsable y teniendo la precaución de cumplir con las normas dictadas por los organismos sanitarios.

P.- ¿Qué proyectos tienes para el futuro y qué haces ahora? 

R. - Una vez que ya me he jubilado, se ha terminado los proyectos de carácter económicos. En la situación actual, me dedico a vivir con mi familia de forma lo más feliz posible, ayudar a mis hijos, y a practicar mis aficiones.

P.- ¿Qué significa para ti Huelva y cómo la valoras? 

R. - Huelva es la ciudad donde nací, donde tengo los recuerdos de mi familia, donde disfruté de mi niñez jugando a la pelota en las calles, donde desarrollé mis cualidades para poder ser más tarde futbolista profesional, donde tengo tantísimos y grandísimos amigos, mis raíces y mis recuerdos de niño. ¿Cómo no la voy a querer? 

P.- ¿Qué recuerdos guardas de tu etapa como futbolista? 

R. - ¡¡Ufff!! Muchísimos. Como futbolista jugué en tercera división con el Atlético Onubense y te puedo decir que fue la mejor generación de jugadores amateur  en la Historia de Huelva. Luego estuve con el Recreativo de Huelva en segunda división. Jugar en dicha categoría y con el Decano, fué un salto muy importante en mi carrera, muy bonito y ya se veía la profesionalidad del equipo. 

Jugar en el Sevilla en la división de honor de nuestro fútbol fue lo máximo en mi carrera, lástima que las lesiones no me permitieron dar el nivel al que podría haber llegado.

Con el Pontevedra, también en primera división, recuerdo tres temporadas muy buenas a nivel  individual, siendo el jugador mas destacado de la temporada 1972, y jugando 119 partidos enteros seguidos.

Concluido mi periplo en tierras gallegas, aterrizo en el Tarrasa, en segunda división, donde convierto mi vida en jugar al fútbol y prepararme para el futuro. Logro estudiar dos carreras universitarias, Ciencias Económicas y Derecho, lo  cual consigo gracias a la familia del masajista del Tarrasa José Toral, que me acogió como a un hijo en su propia casa. Este ambiente tan familiar me ayudó a conseguir objetivos, desde el punto de vista universitario, difíciles de lograr de cualquier otra forma.

P.- ¿Qué diferencia existe entre tu época como futbolista y la actual? 

R. - A nivel de jugador de futbol, en mi época además de cobrar muy poco, muchas veces no se cobraba, los clubes, otras no respetaban los contratos firmados y la Federación no intervenía en esa problemática. Hoy el impago a los jugadores de sus contratos pueden originar el descenso del Club.

También, los jugadores de fútbol de mi época cobraban menos dinero y por ello éramos más humildes y sentíamos más los colores del equipo.

Por parte de los Clubes, hay que decir que la aparición de la Televisión aportó los ingredientes de popularidad, y mucho dinero, que los equipos han invertido en grandes jugadores.

P.- ¿Cuál sería el once ideal de compañeros de profesión? 

R. - He tenido muchas profesiones, jugador de fútbol, banquero (Bankinter), economista, Agente de la Propiedad Inmobiliria, Corredor de Seguros y Abogado.

La profesión que me ha dado más amigos ha sido la de jugador de futbol, 

Entre ellos destaco a los siguientes, Atlético Onubense: Marín, Robles, Chinchón, Rodrigo... 

Recreativo de Huelva: Isabelo, Martínez Oliva, Feria, Suero, Carlos, Sierra, Ricardo, Peguero... 

Sevilla F. C: Enrique Lora, Achúcarro, Pedro Berruezo... 

Pontevedra: Pereira, Más, Bea... 

Tarrasa: Manuel Fuentes, José Toral, Rojo... 

P.- ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

R. - Desde muy pequeño me encantaba jugar al fútbol con los amigos de mi calle, y disfrutaba mucho porque se me daba bien. Más tarde con 16 años fichó por el Veracruz, cuyo Presidente Manuel  Sánchez hizo una labor extraordinaria, mis días transcurren jugando al fútbol los domingos y el resto de la semana pasear por la calle Concepción de Huelva por las tardes.

De esta época, todavía mantengo amistad con muchos jugadores del Veracruz como Chinchon, Navarro... 

En resumen mi niñez fue muy bonita y  con muy buena gente a mi alrededor.

Respecto a lo que soñaba ser cuando fuera mayor, entiendo que en esa época, vivía del presente y pensaba poco en el futuro, no obstante pensaba que debía estudiar una carrera para poder vivir cuando fuera mayor.

Te puedo decir que no pensaba que en el futuro me iba a convirtir en jugador profesional, y menos ya que en mi casa no me permitían jugar al futbol.

P.- ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas el tiempo libre? 

R. - Como aficiones tengo la guitarra en invierno y la pesca en verano, que suelo practicar en Mazagón.

Mi tiempo libre lo dedico a mis aficiones y a mi familia.

P.- ¿Con qué personajes te gustaría compartir una cena y qué le preguntarías?

R. - Más que personajes, me gustan las personas, los personajes no son reales, son solo imagen creadas. Prefiero ir a cenar con cualquiera de los que considero como amigos.

Puesto a elegir a uno entre muchos, me quedaría con Isabelo, la cena sería en Alosno, en las fiestas de la Cruz de Mayo, y la preguntaría: ¿Cómo ha sido posible mantener una amistad por más de 60 años?

P.- ¿Quiénes son tus referentes personales y profesionales? 

R. - Mi referente personal ha sido mi padre, él me enseñó sin decir nada sólo  con su buen hacer, la honradez, la sencillez, la nobleza... 

Como referente profesional, no tengo ninguno en particular, uno debe de  conseguir lo máximo que pueda, los referentes se te pueden quedar muy cortos o muy largos.

P.- ¿De qué te arrepientes? 

R. - De todos mis actos, algunos han salido bien, otros regular y algunos mal, el arrepentirme solo de los que han salido mal, suena a excusa, pero creo que es más honrado aceptar la responsabilidad de todos tus actos, incluso aunque te hayas equivocado.

16.- ¿Qué es lo que más valoras y detestas de las personas?

R. - Lo que más valoro es la sencillez, la humildad, la honradez, la solidaridad...  Lo que más detesto es la mentira, la soberbia, la envidia y el egoísmo.

P.- ¿Qué es para ti la felicidad? 

R. - Tengo mis dudas acerca de definir o aceptar una definición del concepto “Felicidad”, han existido muchas definiciones pero ninguna me ha llenado tanto como para apostar por ella de forma inequivoca.

A veces se concibe la felicidad como algo terrenal que se obtiene cuando el cuerpo está en equilibrio, lo que se piensa y se hace está en armonía, otras como la satisfacción que se experimenta cuando se consigue un objetivo que se valora especialmente, o como el fruto de un gran esfuerzo.

Yo pienso que la felicidad es algo que no se alcanza nunca plenamente, solamente nos acercamos a ella, entonces surge una palabra de rango inferior que es con la que convivimos y esa palabra es “satisfacción” 

La satisfacción se confunde con la felicidad, y es una palabra más apropiada a nuestra vida diaria. 

La felicidad debe de ser plena, y para ser plena pienso que le falta el ingrediente espiritual y le sobre el ingrediente corpóreo, luego en esta vida no es posible ser feliz plenamente. 

Pepe Hachero: "Las crisis económicas cada vez duran más en el tiempo y son más profundas"
Comentarios