viernes. 30.09.2022
El tiempo

Paco Sánchez: "Huelva para mí es sinónimo de descanso y bienestar"

Paco Sánchez García, es quien se acerca hoy por esta ventana pública. Hijo de extremeños, por el trabajo itinerante de su padre que era administrador de Correos
Paco Sánchez: "Huelva para mí es sinónimo de descanso y bienestar"

Paco Sánchez García, es quien se acerca hoy por esta ventana pública. Hijo de extremeños, por el trabajo itinerante de su padre que era administrador de Correos, nace en el País Vasco, en el pueblo industrial costero de Zumaia. Menor de tres hermanos. Su Infancia transcurrió entre Zumaia y Zarautz hasta obtener el bachiller superior. A los 16 años aprueba las oposiciones para el banco y se traslada a vivir a San Sebastián, era el 1970, donde conoce a Mariló hija de padre vasco y madre de Tharsis que en 1942, con 16 años emigró a trabajar a San Sebastián. Se casaron en 1977 y tienen dos hijos un chico y una chica.

Trabajando tanto su mujer como él pudieron dar carrera a los dos hijos y en el año 2006 tras 36 años de trabajo y con sus dos hijos trabajando, accedió a la prejubilación y su mujer a un acuerdo económico con su empresa dejando ambos de trabajar.

Sin lugar a dudas es una pareja con mucho encanto, cordiales, y buenas personas, que durante su vida laboral alternaban las vacaciones entre el Mediterráneo y Huelva y también eran asiduos tanto a la feria de Sevilla como al Rocío, este último, propiciado por Isabelo Ramírez que los introdujo en su reunión.

También en las vacaciones coincidian con él en Punta Umbria ya que además de ser primo hermano de su mujer, era ahijado de su suegra, y, su mujer madrina de su hija, y ellos padrinos de su hija.

En uno de esos viajes a Huelva y concretamente al camping Catapum hace años ya desaparecido la pareja se  acercan a El Portil y en una caseta de información inmobiliaria retiran documentación de un adosado en una urbanización y el año 1999 procedieron a su compra, con lo cual llevan casi un cuarto de siglo formando parte de esta tierra, no en vano pasan en El Portil más de medio año.

A Paco y a su esposa los veo a diario dándose sus caminatas portileñas y uno de esos días, le pedí a nuestro protagonista de hoy echar un ratito de charla para confeccionar esta entrevista, nos citamos en el Bar La Paraita, en el Portil y, comenzamos de tal manera:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 

R. - Vamos a ver cómo te lo explico:

-El cambio climático tan latente con la sequía actual.

-La crisis energética propiciada por la guerra entre Rusia y Ucrania.

-La inflación que después del verano vamos a ver sus consecuencias.

-La crisis económica con el aumento de la pobreza.

-El aumento de la violencia y de la inseguridad ciudadana.

-La crisis de valores y desmotivación en la juventud.

-La falta de personal en los juzgados, en los centros de salud, tanto médicos como enfermeros, en los transportistas, en mano de obra técnica...

Pero después de este panorama tan desolador siempre hay una esperanza de mejora, casi todos los problemas actuales ya los hemos padecido y también superado en otras ocasiones.

P. - ¿Cómo crees ha cambiado la vida después de más de 2 años de pandemia? 

R. - En el momento de la pandemia estábamos todos obsesionados, las vacunas, que si Pfizer, que si Astrazeneca, las limpiezas sin sentido, el no tocar nada, la mascarilla F FP 2, la quirúrgica etc.

Toda esa obsesión ha desaparecido pero ha quedado costumbres sobre todo en lo higiénico que perdurarán y sobre todo, no se nos va olvidar lo padecido y seguiremos teniendo la sensación de que puede volver a pasar en cualquier momento.

P. - ¿Te esperabas una guerra en Europa en pleno siglo 21?

R. - No, nunca me imaginé que pudiéramos tener una guerra en Europa en estos momentos. Tal vez problemas nacionalistas y de fronteras pero algo así con la intervención de Rusia, la Unión Europea, Estados Unidos y China era impensable porque en el fondo sabemos que puede tener consecuencias irreparables.

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento? 

R. - Más que miedo preocupación, pero al ser una guerra de intereses comerciales creo que acabará arreglándose aunque no se quién pagará este desastre.

P. - ¿Qué proyectos tienes cara al futuro y qué haces en la actualidad? 

R. - Proyectos laborales ninguno, con lo cual son proyectos de ocio, algún viaje alguna obra en la casa etc. ahora mismo mi proyecto es disfrutar de la vida.

P. - ¿Qué recuerdos guardas especialmente de tu vida profesional? 

R. - La verdad es que guardo muchos recuerdos y muy buenos de mi vida profesional.

Mis compañeros eran más que compañeros y mi empresa era algo más de la que te pagaba a fin de mes.

P. - ¿Qué significa para ti El Portil? 

R. - El Portil es donde se ubica la casa donde soy feliz. No le quito nada a la belleza de sus playas, su flecha sus parajes naturales, sus caminos entre pinos. Lo elegí por casualidad, por su cercanía con el camping Catapum y su cercanía con Punta Umbria.

Aproximadamente paso medio año aquí, con esto te lo estoy diciendo todo. 

P. - ¿Y Huelva en general? 

R.- Huelva para mí es sinónimo de descanso y bienestar.

Podría empezar con la sensación en alta mar pescando chocos o por la sierra recolectando boletus o recreándome por el paseo de la ría o visitando el mercado del Carmen o tomando una jarrita de mosto en Aljaraque o dando un paseo por la marisma de El Rompido o por los pinos del Portil o delante de una parrilla en una bodega de Gibraleón.

También lo es sentado en el salón de mi casa con la chimenea puesta y leyendo un libro.

También lo es la posibilidad de estar comiendo en invierno al sol en el porche de mi casa.

Todo eso es para mi HUELVA.

P. - ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

R. - Los propios de un niño de pueblo de costa yendo a coger cangrejos a jugar al fútbol, el colegio, mis baños en verano en el puerto. Mis amigos, mis vecinos.

No recuerdo tener sueños de niño para cuando fuera mayor.

P. - ¿Quiénes son tus referentes personales y profesionales? 

R. - En mi vida personal siempre ha sido mi padre, una gran persona. 

En la parte profesional no he tenido referentes me he guiado por mi trabajo.

P. - ¿Con qué personaje te gustaría compartir una cena y qué le preguntarías? 

R. - Siempre tuve una gran admiración por Felipe González. Admiración que no volví a compartir con ningún otro presidente del PSOE. Fue uno de los artífices de la transición.

También tengo similar admiración con Adolfo Suárez.

A Felipe González le preguntaría cómo fue posible que el hermano de Alfonso Guerra fuera capaz de llevarse por delante un partido.

P. - ¿Cuáles son tus aficiones y a qué dedicas el tiempo libre? 

R. - Tanto a mi mujer como a mí nos gusta mucho salir a andar así como ir a pescar chocos.

En el tiempo de las setas nos gusta acudir a las sierra y a las jornadas Micológicas  en Aracena.

También soy aficionado al fútbol y mi equipo es el Real Madrid.

P. - ¿Qué es lo que más valoras y detestas del ser humano? 

R. - Detesto la intolerancia, la mentira, la falta de civismo, la violencia.

Valoro la amistad, el humor, la inteligencia, el compromiso, la sencillez, el criterio.

P. - ¿Quieres añadir algo más? 

R. - Pues sí. Quiero dejar un comentario sobre El Portil, el cual está lejos de ser El Portil que conocimos hace 20 años.

-Las aceras tienen piezas sueltas y rotas por todas partes.

-Hay hierba en la mayor parte de las aceras.

-Hay latas de bebidas y papeles de todo tipo en cualquier parte y lugar, achacable más a la falta de educación y civismo en las personas que a los equipos de limpieza.

-Hay pocas papeleras. 

-El mobiliario urbano está sucio o deteriorado. 

-La reparaciones tardan una eternidad, como en puente del Caño de la Culata, o rejilla en el suelo de la parada del autobús en la terminación de la calle Laguna Seca. 

-Hay excrementos de perros no recogidos por los propietarios en todas las aceras.

-Los alrededores de los containers de basura son repugnantes más por culpa de los usuarios que de los servicios de limpieza.

-Los olores a alcantarilla por la zona del Mini-golf en ambos lados de la carretera, que llevamos años soportando.

-El tema de la playa creo que merece un foro de expertos y una actuación definitiva.

.... Pero a pesar de todas estas deficiencias y algunas más, soy un enamorado del Portil y seguiré viniendo año tras año.

Paco, es una gozada echar un ratito de charla contigo, compartir conversación y unas cervecitas, verte casi a diario en nuestras caminatas mañaneras... 

Y desde luego, le has dejado una relación de deberes a los mandatarios municipales de Punta Umbría y Cartaya, que por supuesto se podría aumentar de manera considerable, pues los habitantes habituales y los ocasionales, no nos merecemos la ausencia tan grande de servicios y cuidados.

Paco Sánchez: "Huelva para mí es sinónimo de descanso y bienestar"