lunes. 20.05.2024
El tiempo
Made in Huelva

Paco Llonis: "Mi pintura es mía con todos sus errores y todos sus aciertos".

Me hacía a mi ilusión, y mucha, que se acercara por esta sección de entrevistas #MadeInHuelva uno de los artistas más importantes que hay no sólo en Huelva, sino en toda Andalucía. Me estoy refiriendo Paco Llonis

Screenshot_20221210_082743
Screenshot_20221210_082743
Paco Llonis: "Mi pintura es mía con todos sus errores y todos sus aciertos".

Paco Llonis, uno de los artistas más importantes realizando pergaminos, con unos diseños de tal estilo que son muy preciados por toda nuestra comunidad autónoma, sin olvidar la decoración de retablos, capillas... y los cuadros, pinturas y dibujos.

Un tipo de lo más entrañable, cordial, bondadoso, humilde, risueño, servicial, amable... Buena gente. Me lo encontré junto a su encantadora esposa hace unos días y, después de discutir de guasa con ella de tauromaquia, le propongo a Paco realizar esta entrevista. 

"Mira José Luis, he de decirte en primer lugar que he estudiado muchísimo, pero no tengo títulos de ninguna clase.

Con once años gané el premio Martínez Salazar en el colegio de mi pueblo. Enseñé a muchos jóvenes, y no tan jóvenes, a leer, escribir y calcular. Con trece años fui aprendiz de carpintero, con quince años mancebo en la farmacia y empecé a estudiar comercio, del cual no pude hacer la reválida. Comencé el servicio militar a los 19 años, me hice cabo primero y fui al Regimiento Extremadura número 15 en Algeciras, donde estuve cuatro años para luego ingresar en el Seminario de Mayores "Marcelo Spínola" de Umbrete, hasta convalidar mis estudios y terminar filosofía. Al finalizar estos años de filosofía me hice el planteamiento de seguir o no, y opté por salir del seminario y venir a Huelva, donde comencé toda mi andadura personal, familiar, artística, laboral y cultural, hasta ahora.

Screenshot_20221210_134805
Paco Llonis

Todo este trayecto de mi vida estuvo plagado de dibujos, pinturas, cuadros, decoraciones y todo lo que supiera a arte. He expuesto mis obras diecisiete veces entre los años 1977-2000, aunque la verdad es que no soy muy dado a exposiciones. Entre ellas están la Sala "Plus Ultra" de Huelva, Moguer, Iglesia de los Terceros y Ateneo de Sevilla, Gibraleón, Faro, Jornadas Medievales de Cortegana, Ayamonte y mi Pueblo de Paterna.

Al decantarme por el pergamino he de decirte que tengo catalogados 779 pergaminos, y el 780 está sobre la mesa.

He decorado capillas, retablos, etc. Pinturas en el techo de la Capilla de la Sagrada Cena de Huelva, el medio punto de la Iglesia del Polvorín, el camarín de la Virgen del Rosario Coronada de Carrión de los Céspedes, un oratorio particular en San Bartolomé de la torre, el retablo de  la Capilla del Santo Cristo Cautivo de Huelva y un sin fin de cuadros y regalos. 

A "grosso modo" esta es mi trayectoria, aunque hay mucho que puntualizar para valorarla en su totalidad".

Pues bien, una vez hecha esta presentación entramos a la entrevista, la cual fluye rápidamente:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 

R. - No muy buena. Los partidos están doblegados a sus siglas y pugnan entre ellos, y dentro de ellos mismos, sin pensar que están ahí puestos precisamente para mirar por el bienestar de los ciudadanos, y sobre todo de los más vulnerables.

R. - ¿Cómo crees que ha cambiado la vida con el covid? 

R. - Pienso que siempre tendremos en muchas generaciones el antes y el después del covid. Muchos, los más jóvenes menos, nos hemos dado cuenta de que somos más frágiles de lo que pensábamos, que podemos ser aniquilados en cualquier momento por cualquier loco que salga por ahí, y que esta pandemia nos ha traído más pobreza, más necesidades, más dolor e incertidumbre a nuestras vidas.

P. - ¿Te esperabas una guerra en Europa en pleno siglo 21?

R. - Tú sabes que hay un refrán que dice: "el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra", y no aprendemos de cuantas confrontaciones hemos tenido a lo largo de los siglos. Y mucho más ahora con las tecnologías destructivas y no tan destructivas que hacen a los poderosos más insensibles, más avaros, más codiciosos, a ver quién domina quién, como si nos lo fuésemos a llevar todo cuando nos toque irnos. No pensaba en otra guerra, creo que sería el final de todos.

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento? 

R. - Sobre todo cuando de operaciones se trata, sea personal o familiar, me entra pánico, no lo puedo remediar. Y hay una lucecita por ahí dentro a la cual acudo. Como dice el refrán: "nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena", pues eso.

P. - ¿Qué proyectos tienes cara al futuro y qué haces ahora? 

R. - Proyectos para el futuro hay algunos, e importantes, iniciados hace tiempo que no han visto la luz todavía.

Actualmente, estoy en la terminación del proyecto hasta ahora más importante de mi carrera artística como es la realización y decoración de la Capilla de la Santa Cruz, de la calle Malva de Lucena del Puerto, iniciado hace aproximadamente ocho años donde se aprecian las distintas disciplinas que he aprendido a lo largo de mi vida, en el sentido devocional, arquitectónico y artístico ejecutado.

P. - ¿Qué significa para ti Huelva y cómo la valoras? 

R. - Aunque no soy de la capital, sino de Paterna del Campo, Huelva para mí es mi casa, mi ciudad, la que me duele en lo más profundo del alma las injusticias que cometen con ella, la que he visto crecer a lo largo de estos años, la que tiene que abandonar esa timidez de pueblo grande y levantar el vuelo con todo su potencial y colocarse donde le corresponde por historia; Dejar de ser la hija pobre de Andalucía. Y eso nos corresponde a todos. Mientras no lo hagamos estarán ninguneándonos desde todos los sitios.

P. - ¿Desde cuándo vienes realizando pergaminos y cuántos llevas contabilizados? 

R. - Mi primer pergamino lo realicé para José María Sánchez Arjona, Marqués de Paterna, entonces Ministro de la Vivienda en la Dictadura. Y llevo realizados 779 y el que tengo en la mesa para el Pregonero de la Semana Santa de Huelva del año próximo. 

Screenshot_20221210_082959
Ejemplo de pergamino de Paco LLonis

P. - ¿Te lleva en general mucho tiempo realizar tus obras? 

R. - Depende del pergamino. No tengo horas señaladas. Al estar en casa le dedico el tiempo, a veces inesperado, que necesite. Siempre, claro está, para que esté en la fecha señalada para su entrega. Esa es mi mejor tarjeta de presentación.

P. - ¿Cuáles son los pergaminos que has realizado que mejor recuerdo guardas? 

R. - De todos, pero de una forma especial el de la Coronación de Ntra. Sra. de Montemayor de Moguer, el del Papa San Juan Pablo II, Murillo, Juan de Mesa, Martínez Montañés, el del Patronazgo de la Virgen de la Cinta. Creo que soy la persona que más veces ha pintado estas dos devociones tan nuestras. También, cómo no, los pergaminos de los pregoneros de nuestra Semana Santa.

"Milla de Paterna del Campo"
"Milla de Paterna del Campo"

P. - ¿Se valora como se merecen los trabajos que realizas? 

R. - Pues mira, no lo sé. Creo que cuando has realizando tantos y has creado tu propia línea artística será por algo.

P. - ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

R. - Tuve una buena niñez. Mi primer recuerdo con los lápices de colores fue muy temprano, y estaba sentado en las rodillas de mi padre. Así que lo tuve claro desde un principio, además pasaba mucho tiempo escuchando música clásica, que en aquella época y en un pueblo era algo raro.

Paco Llonis junto a su mujer

P. - ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas el tiempo libre? 

R. - Mi afición favorita es el arte en toda su amplitud. Siempre estoy haciendo algo de arte, incluida la poesía a la cual me asomo algunas veces, ya sean versos medidos o libres para descargar algún sentimiento.

P. - ¿Con qué personaje compartirías una cena y qué le preguntarías? 

R. - Me gustaría compartir los momentos de una comida con Joaquín Sorolla, también he copiado algunos de sus cuadros. Y le preguntaría cómo se puede pintar esa luz transparente de sus obras. Yo que no he tenido escuela aprendería una cosa más. Igual haría con Murillo o Velázquez.

P. - ¿Quiénes son tus referentes? 

R. - Sin lugar a dudas, mis referentes son los clásicos, de los que he ido aprendiendo. Cennini el italiano, por su tratado expansivo sobre la pintura, Murilo y el Greco, por su espiritualidad, Velázquez, por su señorío. Hay muchísimos más y de todos he aprendido un poco. Al final, y en esta etapa, puedo decir que "mi pintura es mía con todos sus errores y todos sus aciertos", no le debo nada a nadie.

P. - ¿De qué te arrepientes? 

R. - Doy gracias a la vida por todo lo que me ha dado. Siempre que he cometido algún error he rectificado.

P. - ¿Qué es lo que más valoras y detestas de las personas? 

R. - Lo que más valoro: la sinceridad, la verdad, la empatía y el respeto.

Lo que más detesto: la apariencia, la mentira, el creerse más importante que los demás sin serlo, el mirar a los demás por encima del hombro y la desconfianza.

P. - ¿Qué es para ti la felicidad? 

R. - El aceptarse y realizarse tal como uno es, sin pisotear a nadie, ser honesto con uno mismo y honrado con lo que se hace teniendo siempre presente el "no hacer lo que no te gustaría te hicieran a ti", valorando a cada persona como lo que es: persona.

Paco Llonis junto a su familia
Paco Llonis junto a su familia

Querido amigo Paco, ha sido una auténtica gozada echar este ratito de charla contigo y decirte que eres un auténtico lujo para esta tierra  

Un abrazo grande 

Comentarios