lunes. 03.10.2022
El tiempo

Paco Cala Cava: "Los políticos nos intentan manejar para su beneficio personal"

Paco Cala Calvo es nuestro protagonista de hoy con quien hacía tiempo que no coincidía por Huelva, aunque alguna vez me lo he encontrado en Sevilla, que es donde reside actualmente. 
Paco Cala Cava: "Los políticos nos intentan manejar para su beneficio personal"

Paco Cala Calvo es nuestro protagonista de hoy con quien hacía tiempo que no coincidía por Huelva, aunque alguna vez me lo he encontrado en Sevilla, que es donde reside actualmente. 

Cuando le propongo formar parte de esta serie de entrevistas, se sorprende, pero no hay que insistirle, acepta como no podía ser de otra manera y empieza con su ficha o pequeño currículum. "Naci en Huelva en 1964, en el seno de una familia normal de clase media y curse mis estudios hasta Bachillerato en el Colegio Colón de los Hermanos Maristas. Después de un año en el Colegio Universitario de la Rabida, marché a hacer el Sevicio Militar y una vez acabado hice FP Informática de Gestion en el Instituto de San Sebastián.

Empecé mi trayectoria laboral en ERSHIP una empresa consignataria de buques en el departamento de Informatica en la que permanecí tres años. De allí pasé durante algun tiempo a colaborar con el desaparecido Club Huelva 76 de baloncesto, hasta que en Marzo de 1997 entre a formar parte de la por entonces Caja Rural de Huelva, hoy Caja Rural del Sur, hasta el dia de hoy.  La Caja es como mi segunda casa, y en ella me he formado profesionalmente y como persona. Empecé en Huelva y en Julio de 2.002 me incorpore en Sevilla como consecuencia de la fusion con Caja Rural de Sevilla. Estoy casado felizmente y soy padre de dos hijos mellizos de 19 años familia de la que me siento tremendamente orgulloso"

Y una vez hecha esta pequeña reseña de su vida, hay que decir que Paco es de esas personas entrañables que te encuentras en la vida, aparte de muy buena gente, amable cordial, solidario, empático... Y ahora vamos a preguntar y que nuestro protagonista nos vaya contestando:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que  estamos viviendo?

R. - Complicada. No estamos viviendo tiempos para ser optimistas. Cuando parecía que estábamos saliendo de la situación delicada de la pandemia, nos azota una guerra que ya estamos viendo las nefastas consecuencias que está acarreando.

P. - ¿Cómo crees que ha  cambiado la vida tras más de 2 años de pandemia?

R. - Pienso que nos debería de hacer valorar aspectos que nos parecían triviales, y, que nos ha hecho ver que somos muy vulnerables y mucho más frágiles de lo que creíamos hasta ahora. En el aspecto económico, entiendo que las consecuencias de la pandemia ya las estamos padeciendo y si cabe agudizada con esta guerra sin sentido que nos está afectando a todos 

El teletrabajo que vino con la pandemia yo creo que ha llegado para quedarse y en el aspecto social, estamos viendo que tenemos una memoria muy pasajera porque en cuanto se nos ha permitido hemos vuelto a la vida prepandemia, sin ningún perjuicio.

P. - ¿Esperabas una guerra en Europa en pleno siglo XXI?

R. - Nunca y además me parece un suceso que demuestra la miseria humana. Es inconcebible que en el siglo XXI , en la era del Big Data, de la inteligencia artificial y de los mayores avances tecnológicos de la historia y cuando disponemos de más información a todos los niveles, la droga del poder y la ambición pueda desencadenar en una guerra, sin importar ni las vidas humanas ni las consecuencias que acarrea. Es algo que nos debe avergonzar a todos.

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - Miedo no, pero si respeto. Cuando personas cercanas se van contagiando e incluso conoces a algún fallecido, vas tomando conciencia de la importancia del virus.

P. - ¿Qué proyectos tienes para el futuro y que haces en la actualidad?

R. - En la actualidad sigo en activo y entre el trabajo, la familia y las aficiones tengo bastante ocupado mi tiempo. Para el futuro me gustaría ver a mis hijos felices y haciendo sobre todo lo que les guste y les haga ser mejores personas. En definitiva un futuro tranquilo y con salud que es lo más importante.

P.- ¿Sigues la actualidad de Huelva desde Sevilla?

R. - Si. Mucho. Todos los días repaso diarios de noticias de Huelva en la red. Me siento muy de Huelva, aunque haga años que no resida en nuestra querida ciudad.

P. - ¿Qué significa para ti Huelva?

R. - Todo. Es la ciudad donde nací, donde me crié, y dónde me hice persona. Me siento muy orgulloso de conservar todos mis amigos del colegio, todos de Huelva con los que sigo compartiendo los buenos y los malos momentos. Somos como de familia después de más de 50 de amistad verdadera. Algo muy difícil hoy en día.

P. - ¿Qué crees necesita Huelva para seguir progresando?

R. - Sobre todo mejorar mucho las comunicaciones y que la clase política persevere mucho más en sus peticiones.

No podemos siempre ser la provincia que esté a la cola de inversiones y proyectos para mejoras. Y tenemos mucho que mejorar y dónde invertir. Hay que dar el salto hacia adelante y ser una provincia en auge y con atractivos para el turismo, pues tenemos mucho y bueno que mostrar al que nos visite.

P. - ¿Qué opinión tienes de los políticos en general?

R. - Me parece que no cumplen con su misión de servicio al pueblo y solo piensan en el voto en todas sus decisiones. Mantenerse en el poder o llegar a él es su único objetivo. Vale todo para conseguirlo. No merece ninguna confianza la clase política de este país. Nos dan un mal ejemplo. Continuas disputas, escándalos, corrupción, mentiras y descalificaciónes en fin nos intentan manejar para su beneficio personal.

P. - ¿Sueñas con volver a Huelva?

R. - No me importaría, pero no lo veo de momento muy posible. Mis hijos nacieron aquí pero se fueron pequeñitos a Sevilla y tienen su vida muy vinculada allí, amigos, estudios, costumbres en fin están muy arraigados a la ciudad donde viven. Y mi esposa y yo estamos muy cómodos también y plantearnos la vuelta de momento no entra en nuestros planes. Aunque nunca se sabe y el futuro es una incógnita para todos.

P. - ¿Cómo fue tu niñez y que soñabas ser de mayor?

R. - Mi infancia fue como la de cualquier niño de mi edad. Estudios, deporte y diversión con los amigos. Era muy trasto de pequeño y di muchos disgustos a mis padres, pero al final pude enderezar la situación.  No me puedo quejar en absoluto de mi infancia, tuve la suerte de educarme en un gran colegio que marcó mi personalidad y me dio la oportunidad de conocer a la gran familia que son mis amigos desde aquella etapa. De pequeño soñaba ser piloto de aviación, pero rápidamente me di cuenta que no había nacido para ello.

P. - ¿Quiénes son tus referentes en esta vida a nivel personal y profesional?

R. - A nivel personal mis referentes han sido mis padres, pero tuve la desgracia de perder a mi padre muy joven y no poder disfrutarlo como me hubiese gustado. Mi madre para mí lo es todo y un ejemplo a seguir, pero nos lo pone muy difícil para intentar emularla, porque es una persona muy sencilla y humilde que lo entrega todo a los demás sin medida. Nos da lecciones cada día. No me merezco una madre como ella, tiene una dimensión humana muy difícil de alcanzar. 

A nivel profesional y sé que a ella no le va a gustar que lo diga, mi amiga Nieves Carrascal, que fue quien me dio sus sabios consejos cuando entré en la Caja, y que he intentando seguirlos al pie de la letra, es una persona con una valía descomunal en todos los aspectos y dejará un vacío difícil de ocupar cuando acabe su amplia trayectoria profesional.

P. - ¿A qué dedicas tu tiempo libre?

R. - Camino casi todos los días entre 50 minutos y una hora desde hace ya unos cuantos años. Soy muy aficionado al Baloncesto que sigo todo lo que puedo y suelo ir cada año a la Fase Final de la Copa del Rey a la que he tenido la inmensa fortuna de asistir treinta años. Es un fin de semana mágico, formamos un grupo maravilloso que nos damos cita año tras año para vivir unos días de diversión y convivencia magníficos. Una experiencia difícilmente superable. Pero mi gran pasión es la Semana Santa. Soy muy cofrade desde niño, afición heredada de mis padres e intento vivirlo con intensidad durante todo el año. 

Tenemos una tertulia formada por personas vinculadas de una u otra manera a este singular mundo y nos solemos reunír con frecuencia, con lo que disfrutamos de momentos únicos. Estos años de pandemia hemos perdido un poco el contacto pero tenemos que recuperar estos encuentros porque son ratos que no tienen precio y muy necesarios. Es otro aspecto de mi vida del que me siento muy satisfecho.

P. - ¿Qué es lo que más valoras y detestas del ser  humano?

R. - Lo que más valoro es la lealtad, la sinceridad, la humildad y la sencillez. Creo que la felicidad consiste en darle a lo demás lo mejor de ti para hacerles la vida más fácil y placentera. Lo que más detesto es la vanidad, el egoísmo y la falsedad.

P. - ¿Con qué personaje histórico te hubiese gustado cenar, por qué y qué le hubieses preguntado?

R.- Me hubiese encantado compartir mesa con la Madre Teresa de Calcuta. Porque creo que su vida fue un verdadero ejemplo de solidaridad con los más necesitados. Dió su vida por los más pobres de entre los pobres. No le preguntaría, solo la dejaría hablar y escucharía su testimonio de vida con todos los sentidos puestos en su charla.

P. - ¿Te gustaría añadir algo más?

R. - Pues si, por último quiero destacar a Mercedes, mi esposa, que tiene el inmenso mérito de soportar a una persona tan complicada y con un carácter tan difícil como el mío y durante tantos años. Jamás le podré pagar su infinita paciencia y su saber estar en los momentos difíciles que hemos pasado y que sin ella hubieran sido difíciles de superar. 

Y a mis hijos que también sufren en sus carnes mis malos momentos y mis salidas de tono, de manera ejemplar.

Pero a pesar de todo, son lo que más quiero del mundo y la razon principal de mi existencia.
 




 

Paco Cala Cava: "Los políticos nos intentan manejar para su beneficio personal"