viernes. 14.06.2024
El tiempo
Made in Huelva

Mari Peña González: "Seguir la historia de los alimentos es fascinante, inimaginable, sorprendente..."

Me hace mucha ilusión que se asome hoy por esta ventana pública #MadeInHuelva Mari Peña González.
Screenshot_20230517_112411
Screenshot_20230517_112411
Mari Peña González: "Seguir la historia de los alimentos es fascinante, inimaginable, sorprendente..."

A nuestra invitada de hoy a esta sección de entrevistas la conozco desde hace un montón de años, y puedo decir que es de esas personas encantadoras que te encuentras en la vida, al igual que toda su familia. 

No en vano, hace pocas fechas ha presentado un libro sobre la "entrada de civilizaciones y su influencia en la gastronomía onubense" donde la autora nos adentra, mediante en una publicación muy bien ilustrada y cuidada en formas y contenidos, a una serie de recetas culinarias de lo más atractivas, sencillas y muy bien explicadas. 

Me estoy refiriendo a María de la Peña González Haldón, nacida y residente en Huelva:

- Maestra en los colegios públicos Príncipe de España y García Lorca

- Estancia en la Delegación Provincial de Educación en el Servicio de Ordenación Educativa. 

- Ilustradora de libros y proyectos educativos

- Expositora de cuadros “Arte en tela”

- Autora del blog de cocina “cocino and company”

- Premio Grufesa de cocina por recetas con fresas

- Autora del libro “El Puerto de Huelva”: Entrada de civilizaciones y su influencia en la gastronomía onubense. Del Puerto al Huerto”

Una vez hecha la presentación de Mari Peña, entramos en faena y la primera pregunta surge rápida:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - Vivimos en un mundo acelerado, consumista, con prisas o estrés la mayor parte del tiempo. Me preocupan las guerras, la contaminación, el tan traído y llevado cambio climático y la sobreexplotación de los recursos del planeta. Pero como dicen los científicos lo más preocupante es la desidia en buscar soluciones.

P. - ¿Cuál es la mejor y peor decisión de tu vida? 

R. - La mejor decisión de mi vida ha sido crear una familia, tener hijos, y otras a nivel familiar y laboral.

¿La peor? Pues no sabría decirte…pero ahora comprendo que lo importante no es lamentarse de esa mala decisión, sino preguntarnos qué hemos aprendido…

P. - ¿La felicidad se entrena?

R. - Por supuesto. Todo es una elección y dar muchas vueltas continuamente a pensamientos y situaciones que nos hacen daño, no es precisamente el camino de la felicidad.

Mari Peña Gonzále
Mari Peña González

Cambiar los pensamientos es gratis, pero hay que darse cuenta y no seguir por esa senda vuelta atrás. La felicidad es un paso adelante, la felicidad se construye en el día a día, es un estado de consciencia, de fe…

Para mí ese es el entrenamiento de tu pregunta. Busquemos soluciones, no nos quedemos en el problema, seguro que llegan situaciones que lo cambian todo y somos más felices en ese proceso de cambio.

P. - ¿Podrías vivir sin teléfono móvil?

R. - Los de mi generación hemos vivido media vida sin teléfono móvil, pero hoy en día es casi imposible separarse del móvil para mucha gente, sobre todo para los más jóvenes.

¿Medio de vida, negocios, información?, ¿o un hábito que lleva a la dependencia? Yo procuro usar el teléfono con moderación, incluso lo dejo en casa cuando voy a pasear o hacer ejercicio. Todo tiene su momento. Vivir tu tiempo real disfrutando de lo que te rodea en ese momento no tiene precio.

P. - ¿Qué proyectos tienes para el futuro?

R. - De momento seguir haciendo lo que me gusta: continuar con el blog, seguir escribiendo, hacer cuadros de telas recicladas por puro capricho,….Vivir y dejar vivir.

P. - ¿Qué significa para ti el mundo de la cocina?

R. - Para mí la Cocina es territorio mágico, una aventura. Es transformación de los alimentos según quién la practique, es cultura de un pueblo y su identidad, es intercambio de productos y técnicas, es compartir.

P. - ¿Qué te indujo a escribir el libro sobre la entrada de civilizaciones y su influencia en la gastronomía onubense?

R. - Siempre he sido una entusiasta de la historia. Empecé a buscar en la historia de Huelva el hilo conductor de los alimentos, basándome en el estudio analítico de historiadores y arqueólogos, sin perder de vista algunas leyendas. No hay que olvidar que la cocina se ha desarrollado a lo largo del tiempo entre la magia y la ciencia. Seguir la historia de los alimentos es fascinante, inimaginable, sorprendente. Por algo se dice que “la historia del hombre es la historia del hambre”. 

Huelva tiene una historia milenaria, una Huelva tartésica a la que arribaron otras civilizaciones con otras lenguas y formas de vestir, otros modos de vida con prácticas sociales muy arraigadas de ricos y de pobres, con sus alimentos preferidos o prohibidos, nuevas técnicas y nuevos productos que se integraron con los nuestros cambiándonos incluso el paisaje. Estos productos se convirtieron en grandes sembrados y luego en comida habitual. Del Puerto al Huerto parece un juego de palabras pero fue una realidad.

En esta línea la historia culinaria es el hilo conductor para entender nuestra gastronomía, fruto de una fusión de culturas, productos y técnicas que la diferencian y definen como singular. Era necesario viajar en el tiempo para conocer y valorar la cocina de Huelva porque hay toda una historia alrededor de nuestros platos. Platos de sabores ancestrales, muchos de ellos adaptados con el paso del tiempo a nuevos productos. En el libro también incluyo recetas con productos en su tiempo histórico, no solo las mías, o de mi preferencia, sino las de algunos amigos que han querido compartir la suya.

Para mí ha sido una gran satisfacción que la Autoridad Portuaria de Huelva publicara este libro, cuando se celebra el 150 aniversario de su fundación en 1873.

P.- ¿Te ha llevado mucho tiempo la investigación y realizar las recetas para escribir este libro?

R. - Escribir el libro en sí, entre unas cosas y otras, me ha llevado casi dos años. Como es natural en cada una de las civilizaciones cuento cuando arribaron a nuestras costas, quienes  eran, de dónde venían, como se alimentaban, sus huellas en Huelva y qué productos nos trajeron. 

Si bien ya tenía mucha información acumulada porque llevo once años con mi blog de cocina “cocino and company”, con cientos de recetas y fotografías didácticas paso a paso basadas en la gastronomía onubense.

P. - ¿Qué es lo que más destacas de la cocina de Huelva?

R. - La diversidad y el hecho de que la cocina de Huelva parte de una base muy importante que es su biodiversidad, una biodiversidad que solo se da en entornos privilegiados y que hay que proteger porque de ella depende nuestro sustento.

El mar es la clave de nuestra gastronomía y de la manera de entender la alimentación. El conglomerado de arenas blancas, verde de pinos y azul de mar crea parajes naturales de gran valor biológico junto con las marismas, agua o tierra según el vaivén de las mareas. Pero no solo es importante lo que se ve, también lo que no se ve porque nuestros fondos marinos son de una enorme riqueza, dónde incluso encuentran refugio especies amenazadas.

Y si vamos para la Sierra, el Andévalo, La Campiña o el Condado  nos encontramos con otro mundo en esta Huelva tan diversa y complementaria: Ibéricos, chacinas, caza, setas, aceites o vinos.

La cocina de Huelva no es solo productos o técnicas, sino un cúmulo de sensaciones, emociones e historias fruto de la diversidad, pero también de la adversidad, sobre todo en tiempos de hambres y cotidiana escasez…. todo ello ha conformado nuestras costumbres culinarias.

P. - ¿Se come bien en nuestra provincia?

R. - Por dónde quiera que vayas. Nuestra antiquísima tradición es de una riqueza enorme, se trata de una cocina estacional  más respetuosa con los recursos y el medio ambiente. Desde las recetas de atún y los pescados frescos de nuestras costas, chocos, gambas, salazones, el jamón o las carnes ibéricas, por no hablar de la gran variedad de hortalizas y frutas del terreno en recetas de gran tradición, o con un toque de innovación pero inspiradas en nuestros sabores milenarios. 

P. - ¿Qué recuerdos guardas de tu niñez y qué soñabas ser de mayor?

R. - Recuerdo mis juegos en la calle con las amigas y amigos, jugábamos al teje, bombilla o balón tiro. Mi afán continuó por la lectura, devoraba los cuentos de hadas desde bien pequeña, después fueron los libros de historia y mi curiosidad en la cocina. Desde que me conozco quería ser maestra y así lo imaginaba.

P. - ¿Cuáles son tus aficiones favoritas y a qué dedicas el tiempo libre?

R. - Desde pequeña me ha gustado dibujar, después hacer cuadros de tela aprovechando tejidos de tapicería o de prendas que ya no usábamos pero estaban guardadas, desaprovechadas. Las telas te “hablan”.

Mari Peña González
Mari Peña González

Pero la cocina y la lectura siempre han sido unas de mis aficiones preferidas, y continuas día tras día, a través del tiempo. 

P. - ¿Con qué personaje compartirías una cena y qué le preguntarías?

R. - Pues ya puestos, me metería en el túnel del tiempo y compartiría cena con Platón. Si. Ese gran filósofo que estudiaba la realidad para comprender el mundo que le rodeaba, no un visionario, sino un pensador, un viajero que avanza y aprende a través de la experiencia y el respeto a la verdad. 

Lo iba a volver loco a preguntas por lo enigmáticos que resultan muchos de sus escritos o conclusiones filosóficas. 

P. - ¿Qué es lo que valoras o detestas de las personas?

R. - Valoro en las personas la empatía, la generosidad, la voluntad  y la valentía.

Quizás lo que menos me gusta es precisamente la carencia de esas virtudes, y la falta de tolerancia o rigor en los enjuiciamientos.

P. - ¿De qué te arrepientes?

R. - Es normal que nos arrepintamos de haber hecho alguna cosa, o de no haberla hecho, por insignificante que sea.

Corregirlo es indispensable para nuestra tranquilidad, o intentar hacer lo que no hicimos si no es demasiado tarde. De todo aprendemos.

P. - ¿Has logrado lo que pretendías en la vida?

R. - Realmente he hecho muchas cosas acorde con mis gustos y decisiones: mi trabajo de maestra, formar una familia, mis hijos, hacer cuadros de tela, escribir sobre cocina en mi blog, publicar un libro, hacer senderismo, el contacto con la naturaleza, compartir, aportar un granito de arena, vivir con ilusión…Me siento muy afortunada y agradecida a la vida.

Mari, ha sido una gozada este ratito de charla que hemos mantenido. Me alegro un montonazo del éxito de este libro que hace poquito acabas de presentar, y que es una auténtica maravilla. 

Un abrazo grande amiga.

Comentarios