jueves. 18.04.2024
El tiempo

Marco Antonio Camacho: "los políticos están creando un enfrentamiento entre nosotros por cualquier cuestión"

Hoy traemos a nuestra sección de entrevistas en tiempo de pandemia a Marco Antonio Camacho Calleja, al que conocí, no hace mucho tiempo, pero ambos empatizamos desde el primer momento.
Marco Antonio Camacho: "los políticos están creando un enfrentamiento entre nosotros por cualquier cuestión"

Hoy traemos a nuestra sección de entrevistas en tiempo de pandemia a Marco Antonio Camacho Calleja, al que conocí, no hace mucho tiempo, pero ambos empatizamos desde el primer momento, lo cual ha llegado a que tengamos una buena relación y nuestros ratitos de charlas amenas cada vez que nos encontramos.

Marco nació en Sevilla, en el barrio de Triana, donde se cría y realiza sus estudios de E.G.B en el colegio San Jacinto de Pagés del Corro y BUP en Vicente Aleixandre de San Vicente de Paúl, y el Servicio Militar en el Ejército del Aire en Tablada. Con 19 años decidió buscar su camino en las Islas Baleares, más concretamente en un pueblecito al sur de Mallorca llamado Cala D'or, donde comenzó a trabajar como ayudante de recepción en un complejo Hotelero llamado Club Robinson de procedencia alemana y donde pasó lo que él llama tres maravillosas temporadas. Después de esos tres años en el paraíso quiso probar la vida en la capital y decidió buscar trabajo en Palma.

Su primer currículum lo entregó en el Corte Inglés de Avenidas y cual fue su sorpresa que lo llamaron a los 30 minutos para una entrevista en el departamento de artística, donde aprendió cosas maravillosas como escaparates, exposiciones de todo tipo, desde ropa hasta electrodomésticos y donde un día conoció a la que hoy es su mujer Marian, una choquera guapísima que se encontraba en Mallorca en las mismas circunstancias que él.

Todo esto me lo cuenta con pasión y alegría, rememorando sus primero pasos profesionales, pero quiero que se extienda una mijita más antes de comenzar la entrevista y sigue así:

Un año después decidimos volver a nuestra tierra de donde echábamos de menos la lejanía de la familia, la forma de hablar, nuestras costumbres arraigadas y decidimos vivir en Sevilla, donde comencé a trabajar en Cortefiel como vendedor y un año después pedí traslado a Huelva, ya que mi mujer comenzó a trabajar en una consulta de ginecología y yo tenia la opción de traslado. Aquí en Huelva he trabajado en varios sectores como agencia de publicidad, inmobiliaria, tiendas de ropa hasta que decidimos montar junto mi amigo Manuel Jesús Alonso, "El Rubio", una tienda de ropa masculina junto al ayuntamiento que se llamaba Palafren la cual un año después, al no funcionar como esperábamos, decidimos de cerrarla y centrarnos en un negocio que costó la misma vida iniciarlo, pero hoy por hoy funciona como un modelo de negocio innovador sostenible como es Palparking.

Pues ya conocen una mijita más a nuestro protagonista de hoy, pero ahora toca entrar en faena para que los lectores de diariodehuelva.es conozcan la opinión de Marco sobre la actualidad y empezamos así:

P.- ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R.- Estamos viviendo una situación sanitaria gravísima que nos separa cada día más de nuestra vida cotidiana, que ya casi nos hemos acostumbrado a esto de la mascarilla y el gel en todas partes, al toque de queda a las 22 h y reuniones de pocas personas. La juventud esta viendo un presente y futuro muy apático y oscuro. La crisis sanitaria ha agravado la económica que ya venía de lejos y podemos ver auténticos dramas en muchísimas familias.

P.- ¿Crees que habrá más olas de contagio?

R.- Esto dependerá mucho de los de arriba, que son los que dirigen todo esto al puerto que más les conviene, son ellos los que deben alargar o reducir las restricciones de una forma lógica y ordenada aunque no fuese popular y por el bien de todos. Los ciudadanos solo buscamos tener una normalidad que puede complicarse si no lo hacemos de una forma responsable.

P.- ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia?

R.- Si realmente logramos controlar esta pandemia con vacunas para todos, no creo que tengamos muchos problemas en volver a tener una vida muy parecida a la que ya teníamos, aunque más higiénica. El teletrabajo y las plataformas online tendrán más importancia que nunca ya que estamos perfectamente familiarizados con ellas, cosa que no favorecerá a muchos negocios que ya se resienten por las restricciones vividas y las pocas ayudas por las administraciones. Lo único ”bueno” que sacamos de esto es valorar más los momentos que vivimos con nuestros familiares, mayores y amigos.

P.- ¿Has pasado miedo en algún momento?

R.- He pasado miedo no por mí pero sí por mis padres, ya de edad avanzada, y otros familiares y amigos que son personas de riesgo. Cuando llegó el covid a nuestras vidas de una forma tan radical, nadie se esperaba que pudiésemos vivir todo lo que hemos vivido y con una información tan cambiante que ni los propios expertos sabían a que se enfrentaban. Ese desconcierto si me creó un poco angustia y desesperación, lo único que me ayudó fue el ver la unidad, el humor y el amor que pusimos todos durante el confinamiento.

P.- ¿Qué proyectos tienes para el futuro? 

R.- Pues laboralmente queremos llevar nuestra empresa al siguiente nivel, consolidar nuestra marca como un modelo de negocio nuevo e innovador, dándole soluciones a propietarios de terrenos que de momento no puedan darle una salida urbanística y a la vez darle una solución de aparcamientos en zonas muy transitadas, así que queremos implantarlo en otros pueblos y ciudades. En lo personal tengo proyectos a largo plazo o cuando la pandemia me permita viajar y conocer lugares nuevos.

P.- ¿Qué es lo has echado de menos en este año que llevamos pandémico?

R.- He echado mucho de menos visitar a mi familia en Sevilla, el no poder abrazar, besar, las charlas con amigos y un buen vino hasta las tantas de la noche, un cumpleaños con familiares y amigos, una semana santa con calles a rebosar de gente, una caseta de feria con olor a albero y vino fino, un vuelo a Mallorca con la familia, y sobre todo salir a la calle sin la dichosa mascarilla.

P.- ¿Qué necesita Huelva para despegar de una vez?

R.- En los años que llevo viviendo en Huelva 16 años ya, he descubierto una provincia maravillosa con playas infinitas, una sierra espectacular, productos únicos, pocas provincias españolas pueden presumir de lo mismo, y sin embargo parece que no apreciamos el potencial que tenemos. Te puedo poner el ejemplo de mi ciudad natal que cualquier cosa que hacen la elevan a la máxima potencia y en Huelva todo lo que se hace es criticado por muy bueno que sea. Huelva necesita potenciar el turismo, acercarnos a otras ciudades con infraestructuras, que todo el mundo conozca las puesta de sol que aquí suceden cada día, o disfrutar de los pueblos con solera de la sierra, Huelva necesita el empuje de todos nosotros.

P.- ¿Cómo valoras a los políticos en general ante esta crisis sanitaria y económica?

R.- Los políticos que tenemos ahora por desgracia están más centrados en ellos mismos que en los demás y están creando un enfrentamiento entre nosotros por cualquier cuestión. Por aquello de la unión hace la fuerza, nos han pedido que hagamos un gran esfuerzo en nuestras vidas por el bien de todos pero después nos hunden más si cabe con impuestos permitiendo subidas de consumos esenciales y mintiendo sin miedo sobre temas de la pandemia, mientras se llenan los bolsillos y donde dije digo digo Diego. No recuerdo una forma de hacer política igual en la que cada dia se parece más a un programa telebasura.

P.- ¿Qué te parece el papel que esta jugando los medios y las redes sociales?

Los medios están jugando un papel fundamental sobre información siempre que no sean controlados, tenemos que estar muy atentos para no caer en la desinformación, las redes sociales te enseñan los diferentes puntos de vista que la gente tiene sobre diferentes temas y poder así sacar tus propias conclusiones.

Pues muy bien Marco, que me ha encantado echar este ratito de charla contigo, que te deseo toda la suerte del mundo, que tus proyectos se vayan cumpliendo y que se te echa de menos en la calle Marina.