lunes. 15.07.2024
El tiempo

Tato Ramirez: "Huelva para mi es sinónimo de felicidad"

Se acerca hoy por esta ventana pública José Antonio Ramírez Brenes (Tato Ramírez), a quien tengo un gran aprecio y al que conozco hace más de tres décadas
Tato Ramirez: "Huelva para mi es sinónimo de felicidad"

Me hace mucha ilusión que se acerque hoy por esta ventana pública José Antonio Ramírez Brenes (Tato Ramírez), a quien le tengo un gran aprecio y al que conozco hace más de tres décadas.

Cuando lo llamo para echar un ratito de charla con él y que los lectores de Diario de Huelva conozcan sus opiniones sobre la actualidad que vivimos y desde luego recordar tiempos pasados, con la amabilidad que le caracteriza acepta y este es el resultado.

¿Cómo te presentarías tú? 

¡Ahí va! Veo la luz primera en Conil de la Frontera y a los ocho años me traen mis padres junto a mi familia a Huelva, donde nos instalamos definitivamente con negocios de Bar y Pensión en la calle Gravina. Mi infancia primera transita entre la escuela La Milagrosa, los billares Gálvez, las canicas, aprender ajedrez con mi tío Pedro y con las primeras canciones del Dúo Dinámico cantando a dúo con mi hermano. Me pregunto que habría pasado si no nos hubiera visto Don Manuel Pareja Obregón y al calor de su inmenso corazón enseñarnos en El Rompido a cantar sus sevillanas, y si no nos hubiera llevado a grabar a Madrid, a escuchar embelesados a Don Rafael de León recitándonos sus letras, o al maestro Quiroga escuchando su piano, supongo que nada hubiera sido igual. Sin embargo, fue Huelva quien me hizo la primera “transfusión salina” de arte, amor y belleza, y a la que habitualmente acudo buscando su olor a brisa fresca y a marisma, para no olvidar nunca donde están mi gente y mis raíces.

Bien José Antonio, vamos a empezar con algunas preguntas de actualidad 

¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

Pues de las más difíciles que yo he conocido en mi vida, una crisis generalizada, imagínate lo que ha supuesto en cuanto al trabajo, al paro, al déficit, a la inversión; un hachazo económico desproporcionado para todos, y una situación desesperada para muchísimos respecto al cambio de sus perspectivas económicas que se han visto desmoronadas con esta pandemia, es también seguro que muchos habrán sacado tajada de esta crisis, pero está claro que nos va a modificar nuestros hábitos y costumbres sociales, por eso tendremos que ir aceptándolo y acostumbrarnos a ello.

 ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia, sobre todo en el mundo de la música?

Yo tengo la esperanza que sea una especie de renacimiento, nos ha parado los pies y nos ha hecho pensar desde el dolor, la perdida y la distancia, obligándonos a reciclarnos en todos los sentidos, y a reaccionar ante el desconcierto; hemos tenido que espabilar, y aceptar que hay otras vías y otros espacios para la música a través de internet y las redes sociales, -hay que sacar lo bueno de todo esto-, creo que la música (el arte en general) va a ganar en calidad y profesionalidad aunque haya que esperar un tiempo para que lo podamos disfrutar, entendiendo también que ya nada será igual que antes.

¿Habrá más olas grandes de contagio? 

No me gustaría contemplar ese escenario de nuevo, predecirlo sería un gran error por mi parte, lo que es evidente que ha descendido bastante el número de contagios y eso me hace ser optimista, sin embargo nos hablan de tantas variantes que prefiero no pensar en ello, no podemos bajar la guardia porque ya tenemos una especie de fatiga pandémica, y lo mejor será cuidarnos y apelar a la responsabilidad de cada uno, tal vez sea la única manera de no provocar “más olas” dejando atrás este mal sueño.

¿Qué opinas de las vacunas? 

Estoy absolutamente a favor de ellas, pienso que es la única forma de autoprotegerse a la vez que un acto solidario, ya que vacunándonos contribuimos a generar la inmunidad de todos, he tenido conocimiento de como familiares de compañeros de trabajo y amigos han fallecido, otros con más suerte y precisamente con ayuda de la vacuna han logrado recuperarse y vivir.

¿Qué te parece la labor de los políticos en general ante esta pandemia? 

A mi concretamente desde que comenzó la pandemia lo que me han provocado es una desafección hacia ellos y a la política en general, porque han sido incapaces de llegar a acuerdo alguno para frenar una de las mayores catástrofes que hemos tenido, ha sido y es lamentable, como se siguen culpando los unos a los otros para escurrir el bulto de tantos errores cometidos.

¿Qué proyectos tienes de futuro y que haces ahora? 

Pues justamente he empezado a disfrutar de la jubilación este año, y a corto plazo y si nos deja la pandemia viajar, recorrer algunos lugares y ciudades a las cuales siempre me ha apetecido mucho ir, y por una circunstancia u otra siempre lo posponía. Ahora que tengo más tiempo parece que me faltan horas, que contradicción, también les doy clases de guitarra a un grupito de amigos, hago padel un par de veces a la semana, y cuando me piden temas pues dejo casi todo y me pongo a componer.

 ¿Qué le falta a Huelva para despegar de una vez? 

Creo que a Huelva no le hace falta mucho para despegar, para mí tiene de todo, es una ciudad con tantos recursos naturales, turísticos, productivos, que deberíamos creer más en su potencial y sin ningún tipo de complejos exigir de nuestras administraciones inversiones para nuevos proyectos, por supuesto el AVE y un aeropuerto serian también muy importantes y evidentemente ayudarían a ese “despegue”.

 ¿Qué significa para ti Huelva? 

Huelva para mi es sinónimo de felicidad, y te digo esto porque cada vez que regresaba de viaje me transformaba al llegar, se me quitaba la tristeza que tenía de estar fuera, y hasta me parecía que recuperaba fuerzas. Huelva ha sido y es una inyección de alegría cada vez que vengo, amo a su gente y todo lo que me da Huelva, que es mucho, mis amigos de siempre están en Huelva y verlos siempre me produce una gran satisfacción, yo siempre estaré enamorado de Huelva.

¿Qué recuerdos guardas como artista de tu etapa con Los Duendes y en solitario? 

En la etapa de los Duendes pasé mi adolescencia a la vez que mi desarrollo artístico, aprendí mucho todo el tiempo que estuvimos en Madrid en el Corral de la Morería, un tablao flamenco donde actuaban grandes figuras del flamenco, Lucero Tena, Blanca del Rey, La Cañeta de Málaga, Porrinas de Badajoz, El Sevillano, Gabriel Moreno, Pedro Sevilla, guitarristas como Felix de Utrera, Serranito, Manzano, Currito de Jerez…etc, a su vez lo complementaba con estudios en el Conservatorio, y de ortofonía con Pilar Frances Beberide, una gran experiencia sin lugar a dudas. Después vino nuestra gira en Méjico con bastante éxito donde permanecimos casi dos años, me reclaman para hacer la mili y de nuevo regresamos a España.

De mi actividad artística tras los Duendes y en solitario lo dejaremos para otra entrevista porque va a dilatarse la entrevista en exceso…jejeje

¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

De mi niñez recuerdo el cine Mora que lo tenía frente a mi casa y veía casi todos las películas (las infantiles lógicamente), mi paso por la Academia de Don Nicolás Sierra en la calle Miguel Redondo, la primera pandilla de amigos, los partidos con chapas en la plaza de las Monjas, el huerto Paco junto al Conquero, donde servían vino y lechugas e íbamos cuando hacíamos novillos, la época de los bailes en la OJE en la calle Marina, las misas de los domingo por la mañana en la Milagrosa, y fútbol por la tarde que me llevaba mi padre a ver al Recre,  la etapa de cantar con mi hermano Andrés (Los Hermanos Ramírez) las canciones del Dúo Dinámico, la de aprender a tocar la guitarra en reuniones del Bar Cádiz donde aparecían artistas como Niño Miguel, la familia Azuaga , Ramblado, Pepe la Nora, La Niña de Huelva, El Brujo…etc, de ahí nació mi vocación por tocar y cantar y entonces era lo único con lo que soñaba y deseaba.

¿Tus mejores y peores momentos profesionales…? 

A bote pronto mis recuerdos en Madrid con los Duendes, la innovación y lo divertido que fue el tiempo con el grupo Zorongo, todas las maravillosas actuaciones que tuve con el grupo Los Ganchós, de los que guardo un gran recuerdo y cariño, el tiempo que estuve acompañando a Blanca Villa en Ecuador y Colombia, a partir de ahí mi etapa en solitario cuando gane el Festival de la Canción Popular, y como Tato Ramirez que me ha dado la posibilidad de conocer a tantos artistas y amigos. El peor momento sin duda fue un accidente de moto que tuve en un momento crucial de mi carrera, que vino a paralizar toda mi actividad, después de casi tres años inactivo fue realmente muy complicado volver a estar donde lo había dejado, y retomé mi trabajo en la Administración dedicándo ya más tiempo a componer que a actuar.

 Como compositor, ¿cuáles son tus mayores satisfacciones y a quienes le has compuesto? 

Mi mayor satisfacción es haber contribuido con mis composiciones al éxito y a mejorar las carreras artísticas de quienes han acudido a mi para que les hiciera temas, los temas que les hice a Zorongo, a Los Gachos y todos los compuestos para mis discos en solitario.

Les he hecho temas a muchos artistas, pero de momento recuerdo componerle casi todos los discos de Onuba, algunos temas a Chiquetete, a Manuel Lombo, a Soles, Sal Marina, Amigos de Gines, Paco Candela, Sal y Son…etc

Te dejo con un trocito de uno de mis temas que grabó Manuel Lombo.

"Yo tengo la experiencia de la vida

y aunque a veces me hiera despiadada,

he aprendido a lamerme las heridas

y volver a empezar como si nada." 

¿Quieres añadir algo más? 

Un abrazo muy fuerte, acompañado de todo mi cariño a Huelva.

Tato, que me ha encantado echar este ratito que conversación contigo, que recuerdo que tuviste la oportunidad de representar a España en Eurovisión y que al final nuestro país se perdió contar con tu presencia, lo cual hubiese sido todo un lujo, que me encanta como compones y como interpretas, y, que espero coincidir contigo en tu próxima visita a Huelva.