viernes. 23.02.2024
El tiempo

Pepe Nieves: "Con Pedro Rodríguez como alcalde se dio un cambio radical a Huelva"

Me hace mucha ilusión que se acerque hoy por esta tribuna pública Pepe Nieves, un lepero al que conocí a mediados de los años 70 en el súper famoso Club Raúl, que regentaba su cuñado Raúl García Raya
Pepe Nieves: "Con Pedro Rodríguez como alcalde se dio un cambio radical a Huelva"

Me hace mucha ilusión que se acerque hoy por esta tribuna pública Pepe Nieves, un lepero al que conocí a mediados de los años 70 en el súper famoso Club Raúl, que regentaba su cuñado Raúl García Raya.

Pepe que se siente lepero de nacimiento y de corazón, realizó los estudios primarios y medios en Lepe, magisterio en Huelva, y la licenciatura de pedagogía en Madrid.

Recién terminada la licenciatura empezó a dar clases en la Escuela Normal de Magisterio de Huelva, en 1965, muy joven, con apenas 22 años. A veces lo confundían con algún alumno.

De la escuela de magisterio pasó al Instituto Politécnico de La Rábida desde su creación hasta el año 1976, año en el que obtuvo por oposición la plaza de pedagogía de la Escuela de Magisterio en Huelva.

Desde entonces, profesor de pedagogía y didáctica en magisterio, hasta su incorporación en política en el Ayuntamiento de Huelva.

En Magisterio ocupó diversos cargos, entre ellos el de director del centro. Fue designado por la Universidad de Sevilla como Vicerrector de los Centros Universitarios de Huelva, tocándole vivir intensamente la jornada de 3 de marzo del 88, primer gran movimiento social-educativo que originaría el nacimiento de la Universidad de Huelva. Fue un año excepcional, de gran intensidad, tanto social, como administrativo que dio lugar a la creación de la Facultad de Geología, así como las tres que se pedían en el Colegio Universitario de La Rábida.

En 1995 se incorpora en la lista de Pedro Rodríguez como candidato a la alcaldía de Huelva. Ganadas las elecciones lo nombranTeniente de Alcalde de Economía y Hacienda, así como Presidente de la Empresa Municipal de Transportes (EMTUSA). Repitió con Pedro Rodríguez las elecciones siguientes hasta el 2007 que optó por volver a la Universidad.

Según me cuenta Pepe, fueron años especiales para él, y que los define así: "llenos de felicidad, trabajando con el mejor alcalde que ha tenido Huelva y el resultado fue dar un cambio sustancial a nuestra ciudad"

Y la vuelta a la Universidad lo que sigue…. jubilación y a vivir de recuerdos y amigos.

Pepe que es una persona muy entrañable, sociable, cordial, alegre, optimista, fiable, conversador, familiar, solidario, buen amigo, aficionado a la pesca... Vamos muy "güenagente", cuando lo llamo para proponerle esta entrevista, no lo duda, acepta del tirón y este es el resultado:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - Desde mi punto de vista la pandemia ha caracterizado toda nuestra vida en los últimos 2 años, una situación difícil de vivir y difícil de gestionar, dado que estamos inmersos en una situación sanitaria que aún no sabemos cómo resultará por los innumerables cambios (mutaciones) del virus, del contagio continuo y con los altibajos de la actuación política. A ello, lógicamente, hay que sumar, que la economía no se puede colapsar más y la vida social tiene que continuar.

En la gestión de la pandemia, en esas 5 ó 6 olas que ya llevamos, creo distinguir como tres etapas. Una primera, de casi ocultación de la realidad, y de no saber prever lo que podía ocurrir. Etapa corta pero nefasta en la que no se disponía de material en los hospitales, se ponía en duda la importancia de las mascarillas y se hacía un “show” diario en la televisión. Una segunda fase, en la que afortunadamente, el gobierno supo ver la importancia y gravedad de la situación y se empezaron a tomar medidas unas acertadas y otras menos adecuadas, caracterizadas fundamentalmente por una campaña de acopio de material médico-sanitario y acercamiento a las Comunidades Autónomas. Y un tercer momento de clara descentralización administrativa, dotando a las Comunidades Autónomas de mayor participación en la gestión política-sanitaria. Y, una vez que la investigación médico-farmacéutica obtuvo las primeras vacunas, se llevó a cabo un proceso de vacunación importante y de los más completos y eficaces de Europa, porque sin vacuna al 100% de la población no acabaremos con este virus.

P. - ¿Cuáles son los aciertos y errores de la actuación política en esta pandemia?

R. - Sin lugar a dudas, lo mejor de la actuación política ha sido la descentralización en la gestión del proceso de vacunación, que ha resultado rápido, ordenado y eficaz. De igual manera el reconocimiento al personal médico por el esfuerzo y sacrificio que han tenido que realizar.

Por otro lado, hay que destacar, que no sólo ha sido un problema médico, sino también económico, y en este sentido, permitir en mayor o menor medida determinadas actividades económicas (por ejemplo, la hostelería) ha sido un acierto, de nuevo, de la descentralización, variando según la Comunidad Autónoma. Aquí, Madrid, ha sido ejemplo de eficacia.

Por contra, ha habido actuaciones que nunca tendrían que haberse permitido, tal y como la manifestación por el Día Internacional de la Mujer (8/03/2020), pocos días antes de la declaración del estado de alarma, así como dudar de la eficacia de las mascarillas y otras recomendaciones médicas. Divulgar en televisión por parte del Presidente del Gobierno, sin tener constancia médica, que se había derrotado totalmente al virus, eso unos días antes del verano, invitándonos a olvidarnos de la pandemia. Y, sobre todo, explicar por parte del Gobierno que todas las medidas político-sanitarias estaban avaladas por un gabinete médico-técnico que nunca existió. Lamentable.

P. - ¿Cómo crees cambiará la vida tras la pandemia?

R. - Ahora continuamos con el virus, estimo que en menor intensidad en el contagio y surgen los problemas de los no vacunados que esgrimen sus derechos individuales. Un importante problema que se ve aumentado al intentar las diversas Administraciones exigir un “certificado COVID” y reaccionar la justicia de forma diferente según se trate de un juez o de otro. Se echa en falta, y más después de haber declarado el Tribunal Constitucional ilegal los estados de alarma, una Ley de Pandemia consensuada por los partidos políticos que solucione problemas pasados y los que están por llegar, posibilitando una actuación uniforme y clara de todos los tribunales de justicia.

Así es que seguiremos en el “qué será” sin un futuro a corto plazo claro, tanto desde el punto de vista sanitario como económico, con el lógico respeto a un virus que no somos capaces de dominar de forma completa y total.

P. - ¿Qué recuerdas de tu etapa política?

R - Mi actuación política vista ahora desde la distancia está repleta de satisfacciones, tanto desde el punto de vista individual como colectivo de gobierno están en la ciudad de Huelva.

Ten en cuenta que fueron 12 años seguidos en una ciudad con grandes valores sociales y tradicionales, pese que por las circunstancias diversas había quedado un poco olvidada. A ello hay que añadir la figura del Alcalde Pedro Rodríguez plenamente enamorado de Huelva, deseoso de dar un cambio radical a la ciudad. Y creo que lo conseguimos, de la Huelva que encontramos a la Huelva que dejamos dista un abismo, tanto en sus tradiciones, su cultura, sus fiestas, su deporte, su urbanismo..… en todo.

Pedro Rodríguez y su equipo de gobierno supieron encontrar la fórmula para incentivar, motivar, estimular y ayudar a la gente de Huelva, enamorados de su Huelva, para tener unas Colombinas explosivas, una Semana Santa inigualable y profunda, unos carnavales calurosos, un San Sebastián religioso y popular, unas Asociaciones de Vecinos vivas, llenas de actividades y participativas ….. había que ayudar y motivar el sentimiento de onubensismo que estaba latente en la gente de Huelva: mis fiestas, las mejores; mi Semana Santa, la mejor….. y mi Recre, en Primera División con un nuevo estadio!

Aparte de este movimiento social-participativo, inigualable, el Ayuntamiento invirtió en la ciudad lo que era desconocido, niveles de inversión económica que se han traducido en una Huelva nueva, difícil de mejorar.

Quiero, a los menos jóvenes, que recuerden la Huelva de principios de los 90, que recuerden lo que era Pescadería, despoblada, con un adoquinado lleno de espacios embarrados, con las vías del tren, a la desaparecida estación de Zafra y vean hoy ese moderno barrio con una calle central (Avda. De La Ría) envidia de cualquier ciudad moderna. O que recuerden la entrada a Huelva desde Sevilla y se queden sorprendidos de forma agradable por esa inmejorable Avenida de Andalucía, y tantas actuaciones tendentes a rellenar los espacios vacíos de edificaciones, zonas verdes, rotonda… de nuestra estructura urbanística en forma de punta de flecha.

Deseo dejar para el final un objetivo desde el primer días de gobierno hasta el final: convertir a Huelva en una ciudad para caminar. El resultado: la

peatonalización de una gran cantidad de calles de Huelva, quizás una de las ciudades pioneras y con mayor porcentaje de calles peatonales de toda España en aquellas fechas.

Y algo pendiente: eliminar el muro de la Avda. de Italia y Escultora Miss Whitney, hoy ya inexistente, y convertirlos en zona verde, con parques y jardines que fueran un nuevo pulmón para Huelva, igual que el querido Parque Moret.

P. - ¿Qué proyectos tienes cara al futuro y qué haces en la actualidad?

R. - Pues como has podido ver, vivir un poco de los recuerdos, de las cosas que se hubieran podido hacer y dedicar más tiempo a la familia, que ha aumentado con 11 nietos y tengo para entretenerme. Y mucha actividad con mis hobbies preferidos: uno, que he tenido durante toda mi vida, la navegación y pesca desde embarcación, y otro a partir de la jubilación, mi pintura que es ingenua, casi infantil, con mucho colorido…. lo que llaman pintura naifff.

Voy con frecuencia a Lepe, estoy con amigos y visito muy a menudo a mi cuñado Raúl, que fue donde hace tantos años nos conocimos, yo estaba en la

Escuela de Magisterio de profesor y tú hacías lo primeros pinitos entrevistando a los artistas que iban al Club Raúl. Por cierto, que todas las fotografías de artistas y otros recuerdos del Club los ha donado al Ayuntamiento de Lepe que pronto hará una exposición.

Pepe me he pasado fenomenal con lo que acabas de contar para los lectores de Diario de Huelva, me alegro verte feliz, y, desde luego fenomenal con tu familia y la prole de nietos que tienes.

Un abrazote grande amigo.