domingo. 29.01.2023
El tiempo

Pedro Urgel: "En Huelva hay dinero, un sector de la población tiene ahorros suficientes"

Se acerca hoy por esta tribuna pública Pedro Urge Varela, al que conocí cuando se hizo cargo como director del Banco Espirito Santo de Huelva
Pedro Urgel: "En Huelva hay dinero, un sector de la población tiene ahorros suficientes"

Se acerca hoy por esta tribuna pública Pedro Urge Varela, al que conocí cuando se hizo cargo como director del Banco Espirito Santo de Huelva. Aparte de ello nuestro invitado de hoy ha trabajado como Gerente de MA Abogados y la fundación pública FIIAPP, Subdirector y profesor de la Escuela de Formación de la Fundación de Estudios Financieros, Director Financiero de Air Nostrum Lineas Aereas, etc.

Actualmente, está trabajando en la Delegación Territorial de la Consejería de Salud y Familias, dónde está muy a gusto, pues según me cuenta, tiene muy buenos jefes y compañeros, pero se le acaba pronto, pues es funcionario interino por 6 meses.

Pedro es persona cordial, amable, servicial, optimista, un poco confiado, buen amigo y conversador, empático, risueño, y desde luego buena gente, quien ha accedido con el agrado que le caracteriza a responder a las preguntas que le hemos formulado para realizar estas entrevista.

P.- ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R.- Es una situación nueva e inesperada en el siglo XXI, que creíamos superadas tantas cosas, y además afecta a todo el mundo, incluso a los países que rigen los destinos del resto. Además, como no arreglemos la situación de los países subdesarrollados no vamos a arreglar lo nuestro. Está siendo una demostración de que vivimos en un mundo globalizado.

Y está afectándonos en temas primordiales como son la salud, las relaciones familiares y sociales, la economía, el modo de trabajar, etc.

Pienso que es de las situaciones más fastidiadas que me ha tocado vivir, veo el deterioro que ha sufrido la gente mayor por no poder salir a la calle y tener miedo a que les tocara a ellos. La gente joven y los niños encerrados. También la situación de no saber la posible continuidad de los empleos, el deterioro de los negocios y empresas, etc.

Tengo la sensación que estamos ya saliendo de esa situación y volviendo a una cierta normalidad.

P.- ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y, sobre todo, en Huelva?

R.- Pienso que nos ha afectado fuertemente, pero que en un futuro más o menos cercano será una enfermedad más, como la gripe.

Igual que la enfermedad ha venido para quedarse, pienso que habrá cosas que ya estaban pero que se están generalizando como el teletrabajo, las compras por internet, las videollamadas en vez de la llamada tradicional, etc. Aunque como soy tradicional el contacto familiar, profesional y social es

insustituible, pero mis hijos hablan más por mensajería instantánea, frecuentan los amigos virtuales, likes, etc.

Aunque, de momento, el botellón parece insustituible...

En Huelva, pienso que igual que en los demás sitios, aunque con mayor calidad de vida, mejor clima, luz, cercanía entre personas, playa y monte en la misma provincia, gastronomía, etc.

P.- ¿Te esperabas una nueva ola de contagios?

R.- De esta virulencia no. Pienso que sí tendremos olas de virus, pero pensaba que cada vez con menos peligro, y también menos contagios, gracias a las vacunas. Y el efecto de las vacunas actuales me desconcierta un poco, pero espero que las futuras vacunas sean más eficaces, por ejemplo, confió

mucho en la española, la del CSIC, hecha por dos investigadores jubilados que se han reincorporado a su trabajo.

P.- ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. -Sí, en la primera ola. Tengo mucho contacto con Madrid, y personas cercanas fallecieron, mi hermano y su familia se contagiaron, amigos de mis hijos y de personas conocidas lo pasaron muy mal, toda esa situación en Madrid me llevó para evitar contagiarme a autoconfinarme el 9 de marzo, el estado de alarma fue el 14, porque la enfermedad era desconocida, y las informaciones me desconcertaban. Estamos hablando de la época de primero no mascarillas, luego sí. Esto es una gripe que afectará a dos o tres personas. No hay porqué crear falsas alarmas se puede hacer vida normal, etc... y sin embargo, mis conversaciones con personas de Madrid, no iban por esos derroteros.

Me impresionó mucho la morgue del Palacio de Hielo de Madrid, ya que había vivido al lado. Y que los familiares no pudieran acompañarlos, que se amontonaron allí porque el número de fallecidos no eran asumibles por los servicios funerarios. El llamado “triaje” que se tuvo que hacer en las UCIS, el dejar a los ancianos en sus residencias porque el hospital no daba de sí, etc. Todo eso me llevó a tener miedo e indignación.

P.- ¿Qué significa para ti Huelva?

R.-Mucho, yo diría que ahora mismo todo. Mi vida ya está aquí, desde hace 11 años, me casé con una choquera y ya me he establecido aquí. He traído a familia, amigos, etc. Muchos de ellos, ya veranean en Huelva.

Yo sólo había visitado Huelva, hacía muchos años, que había ido al Coto de Doñana y a disfrutar de sus playas. Y no sabía nada de Huelva. En cambio, cuando vine para establecerme, conocí su historia: cuna de Tartessos, cuna de grandes marineros, Colón y el descubrimiento de América, la presencia inglesa en las Minas de Rio Tinto (con decanato en fútbol, tenis, golf), la segunda guerra mundial (William Martín), etc.

También, he tenido la oportunidad de conocer los pueblos de la Sierra, los del Andévalo, la Costa (con playas vírgenes todavía), la cercanía con Portugal y Sevilla, etc. Con paisajes y sitios impresionantemente bonitos. Su gastronomía es también inmejorable.

Me he hecho rociero, hago el camino desde hace 11 años, y es para mí una cita ineludible. Aunque con la pandemia llevamos 2 años sin hacerlo.

Además de mi mujer, me he enamorado de Huelva.

P.- ¿Qué crees que necesita Huelva para despegar de una vez por todas?

R.- Huelva tiene todo para poder despegar, pero falta que se den las condiciones para su completo desarrollo, desde mi punto de vista falta un acuerdo a largo plazo sobre dónde se quiere llegar, cómo hacerlo y qué medios se van a poner, no sólo hablo del plano político, hace falta que se involucre la

sociedad en su conjunto: empresarios y empresas, universidad y sus profesores, profesionales de los diversos sectores y funcionarios, etc. para hacer un plan de futuro, qué sectores son estratégicos, qué facilidades se van a dar a los inversores, haciendo procesos transparentes y equitativos, etc. Vamos, hacer un plan estratégico para Huelva a 10 años, con metas precisas cada año.

No podemos intentar relanzar el turismo, sin dotarnos de buenas infraestructuras (tren, carreteras, aeropuerto), sin que las playas estén tan limpias como las portuguesas, sin que el personal de hostelería, transporte, etc maneje mínimamente idiomas, dotando a los atractivos turísticos (Coto de Doñana, Lugares Colombinos, Minas de Riotinto y pueblos ingleses, pueblos de la Sierra, etc.) de los medios para hacerlos cada vez más accesibles. Apoyar a los hoteles para que puedan abrir todo el año, no sólo en temporada. Favorecer las empresas de transporte turístico.

José Luis, te imaginas que en Madrid o Sevilla tuvieran el Monasterio de la Rábida, las casas de Palos de la Frontera, Moguer, las tres carabelas, la salida del vuelo Plus Ultra, etc. relacionadas con el Descubrimiento de América. No habría plazas hoteleras suficientes...

Pienso que hay que contar con que nadie de fuera va a apoyar ese desarrollo, no les interesa que Huelva despegue. No podemos, por tanto, echarles la culpa a los “otros”, esta labor es nuestra y sólo nuestra.

A veces digo medio en broma y medio en serio, que a Huelva le iría mejor si dependiera de la Junta de Extremadura.

Otra cosa que suelto, es que si tenemos naranjas, fresas, arándanos, frambuesa, mora, etc. porque no tenemos una empresa grande de producción de mermelada...

Me acaba de llegar una convocatoria de manifestación con el lema: “¿Y Huelva cuándo?”, para el 4 de marzo, por supuesto, qué procuraré asistir.

P.- ¿Cuáles son tus mejores y peores recuerdos profesionales?

R. - Por mi forma de ser, los mejores y peores recuerdos profesionales están ligados a las personas, siempre me he llevado a mi casa ese tipo de problemas y felicidades.

En Huelva me tocó vivir una reducción de personas que trabajaban en el Banco, llegó un punto que dije que el siguiente era yo y así fue.

Y los mejores recuerdos es cuando puedes atender a las necesidades de las personas, o dedicas tiempo a intentar ayudarlas. Sigo manteniendo relación con muchas de las personas con las que he trabajado.

P.- ¿Es difícil ser director de Banco? ¿Y por qué?

R.- El trabajo en sí mismo no tiene mucha dificultad. Pienso que es importante tener una formación financiera adecuada y cierta experiencia en el sector. En los tiempos actuales, sin embargo, las entidades hacen que sea un trabajo muy desagradable.

Los directores de Oficina están sin prácticamente poderes para desarrollar su profesión, son tiempos de continuos anuncios de reducción de plantillas (generando mal ambiente laboral), se está cambiando el modelo de negocio: se tienen objetivos de venta de productos no bancarios y en el mejor de los casos seguros, la atención personalizada a las necesidades de los clientes está totalmente castigada (horarios restringidos de caja, falta de cambio de monedas, atención de pago de recibos, etc) y esto hace que el empleado bancario esté tensionado entre la entidad con sus directrices y objetivos, y el cliente cada vez más insatisfecho.

P.- Por regla general, ¿es ahorradora la gente en Huelva?

R.- Pienso que sigue los mismos criterios del resto de la población española, aunque en Huelva, parte de su calidad de vida consiste en que con un nivel de rentas (la renta media está en el entorno de 25.000 euros), se tiene mayor capacidad adquisitiva que en otros sitios.

La gran mayoría de la población vive muy justamente, porque los ingresos no llegan para atender sus necesidades.

Sin embargo, las crisis económicas que hemos vivido en estos últimos años, ha hecho que se tienda a ahorrar para cubrir posibles necesidades futuras. Por ejemplo, ya es cada vez más raro ir al Rocío a base de préstamos, normalmente el que puede va y si no se puede no se va...

Te voy a dar un dato que no tiene mucha gente, cuando llegué el Banco Espirito Santo ofrecía unos depósitos, de un mínimo de 50.000 euros a un tipo de interés muy por encima de mercado. Con eso captamos muchos clientes, tuvimos el 2% de cuota del mercado. Estábamos en plena crisis financiera,

sin embargo, te puedo asegurar que en Huelva hay dinero, como en todos lados, no de manera generalizada, pero si hay un sector de la población que tiene ahorros suficientes.

P.- ¿Entiendes la situación de los ciudadanos ante las entidades financieras donde se ha perdido el contacto con el público casi en su totalidad?

R.- Comprendo perfectamente a los ciudadanos, me gusta la banca tradicional de contacto personal con el cliente, y tener un horario amplio de atención al público en todas sus necesidades.

Antes de este cambio las compañías de telefonía, empezaron con sus call center, con dificultades para realizar una reclamación, primero lograr ser atendido, esperas y marcar ante una máquina que te habla y tienes que marcar o decir números... y a mí me molesta mucho.

Sin embargo, la gente joven está más acostumbrada, llevan tiempo utilizando internet con su entidad financiera, empezaron mucho antes con bizum que el resto de la gente, no les interesa el contacto personal prefieren investigar e informarse por su cuenta, invierten en bolsa, fondos e incluso criptomonedas por internet.

P.- ¿Qué recuerdos guardas de tu niñez y que soñabas ser de mayor?

R- Tengo unos recuerdos estupendos de mis padres, con mi hermano y yo. Primero en Tenerife, donde nací y luego en Madrid, donde fui con 10 años. Era otra época, nos educaron en la sobriedad y austeridad, pero sabíamos que si nos esforzábamos teníamos futuro...

Soñaba primero con ser piloto de aviación, vivía pegado al aeropuerto de Los Rodeos, donde trabajaban mis padres en Tenerife.

Después quise ser médico, pero un tío mío me llevo varias veces de visita a un Hospital donde trabajaba operando y mis mareos, incluso con alguna caida, hicieron que mi tío y yo mismo llegara a la conclusión que no era lo mío. Finalmente opte por hacer Empresariales, por aquello de que el mundo de los negocios me gustaba.

P.- ¿Cuáles son tus aficiones preferidas?

R.- Me encanta pasear por la playa, incluso en invierno. Hacer deporte, que ahora consiste fundamentalmente en andar a un buen ritmo durante al menos media hora.

Me fascina una buena tertulia con amigos y conocidos, resolviendo España, Huelva o lo que haga falta. También leer, ver series en la TV, curiosear por las redes sociales, procuro mantenerme informado sobre la actualidad y sobre mi profesión.

P.- ¿Quiénes han sido tus referentes profesionales y personales?

R.- Fundamentalmente mis padres y mi hermano mayor, todos ellos se han esforzado y lograron metas ambiciosas en sus profesiones. Mis padres ya han fallecido. Mi hermano es ingeniero de telecomunicaciones, master del IESE y doctor en administración de empresas por Harvard, y ahora está ya casi jubilado. Nos reíamos mucho, mis padres y yo, cuando estábamos en la ceremonia de su doctorado, porque le dije a mi hermano que me daba pena, porque había sido el primer Urgel que había tenido que demostrar que era inteligente. Eso ahora lo utiliza después de las presentaciones rimbonbantes que le hacen, cuando da una conferencia.

He tenido desde la carrera muy buenos amigos y compañeros, con los que sigo manteniendo contacto, a pesar de la distancia. Y son referentes con sus consejos y ayudas personales.

En cada trabajo donde he estado he procurado aprender de mis compañeros y jefes. Por ejemplo, en la Delegación Territorial de Salud y Familias donde estoy trabajando, he aprendido mucho de mis jefes y compañeros.

Querido Pedro, me lo has puesto difícil, para elegir el titular de esta entrevista, pues lo de que a Huelva le iría mejor perteneciendo a Extremadura, no es pensamiento que tengas tu solo, aunque lo digas medio en serio y medio en broma. Lo de los botellones, es verdad, es lo único que no cambia, lo de la falta de cercanía de las entidades financieras, que te voy a decir yo a ti... En definitiva, que he echado un rato muy agradable contigo, pero déjate hacer más fotografías.

Un abrazote grande

Pedro Urgel: "En Huelva hay dinero, un sector de la población tiene ahorros suficientes"