sábado. 02.03.2024
El tiempo

Juan Manuel Muñoz: "Los políticos de Huelva no son reivindicativos y no dan un puñetazo en la mesa"

A nuestro invitado de hoy lo conozco hace unos 40 años cuando coincidimos en El Correo de Andalucía y posteriormente lo volvimos a hacer en Huelva Información y en Teleonuba. Me estoy refiriendo a Juan Manuel Muñoz Gómez-Landero
Juan Manuel Muñoz: "Los políticos de Huelva no son reivindicativos y no dan un puñetazo en la mesa"

A nuestro invitado de hoy lo conozco hace unos 40 años cuando coincidimos en El Correo de Andalucía y posteriormente lo volvimos a hacer en Huelva Información y en Teleonuba. Me estoy refiriendo a Juan Manuel Muñoz Gómez-Landero. Periodista de profesión y asesor de comunicación, con gran experiencia en gabinetes de prensa, medios escritos y audiovisuales. Fue Director de la Televisión Católica de Huelva, El Sembrador Europa, de la Asociación de Obras Cristianas de Gibraleón, en calidad de colaborador voluntario y altruista. Asesor del Gabinete del Consejero/a, en las

consejerías de Gobernación, Gobernación y Justicia, y Justicia e Interior de la Junta de Andalucía.

Director en Sevilla del grupo de Comunicación Ceimagen. Director de Seguired, aplicación de seguimiento de medios de comunicación. Director y jefe de programación de Teleonuba, la televisión local de Huelva. Jefe de sección del diario Huelva Información.

Responsable de Prensa del Partido Popular de Huelva. Redactor jefe en los diarios El Periódico del Guadalete de Jerez y Bahía de Cádiz, con ediciones en la mayoría de los pueblos de la provincia gaditana. Jefe de cierre y redactor del diario El Correo de Andalucía, en Sevilla. Redactor y control de realización en Radio Popular de Sevilla, entre otros muchos cargos en empresas periodísticas.

Ahora me lo encuentro habitualmente disfrutando de su jubilación en El Portil, donde los meses estivales se los pasa en grande en esta zona de nuestro litoral.

Le propongo echar un ratito de charla a Juanma para que los lectores de diariodehuelva.es conozcan sus opiniones. Desde luego acepta y éste es el resultado.

Pero cuando iba a hacerle la primera pregunta me corta y me dice lo siguiente:

"Antes que nada, José Luis, permíteme tener un recuerdo emocionado hacia Ana Vives, quien, fuera de tópicos, fue una de las mejores personas, profesional y amiga con las que tuve el enorme honor de trabajar tanto en Huelva Información, como en Teleonuba. No sabes cuánto sentí su pérdida, a pesar del tiempo que hacía que no la veía desde que dejé Huelva para volver a Sevilla. Un abrazo enorme para todos sus allegados". 

Una vez de este inciso muy acertado y emotivo comenzamos con la batería de preguntas.

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 

R. - Pues con una sensación agridulce en estos momentos de percibir que muy poco a poco vamos saliendo del oscuro túnel de la pandemia, pero que, por otro lado, percibo unos comportamientos en mucha gente que no me gustan nada. Es como si el dichoso coronavirus esté agudizando un desmadre social del que se aprovechan los desalmados que sólo tienen en la mente hacer daño y joder, con perdón, al resto de los mortales. Tengo la sensación de que mucha gente, mucha, se ha tomado las medidas ‘antipandemia’ como un recorte de libertades en lugar de un antídoto para evitar contagios y, claro, ahora se está desbocado, en el peor de los sentidos, en detrimento de la mayoría silenciosa y responsable.

P. - ¿Crees que habrá más olas de contagio? 

R. - A lo largo de la historia han existido episodios graves de pandemias, pero como esta si a algún chino se le ocurra dejarse escapar un virus de un laboratorio, espero que no vuelva a repetirse. De todas formas creo que a partir de ahora habrá que tener más cuidado con las relaciones sociales, sobre todo en acontecimientos de masas y en lugares cerrados. Creo, también, que la mascarilla va a ser un elemento recurrente para evitar males mayores. Lo que hay que reconocer, para bien, es el ‘milagro’ de encontrar vacunas con tanta rapidez. Los científicos, como casi siempre, han vuelto a estar a la altura y habrá que seguir apoyándolos.

P. - ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia sobre todo en el mundo del periodismo? 

R. - El mundo del periodismo ha jugado un papel fundamental para que todos los ciudadanos estemos informados puntualmente del desarrollo de los acontecimientos y los avances sanitarios en esta pandemia. El periodismo ha cambiado tanto en los últimos tiempos con la irrupción de las redes sociales, que lo que tendrá que hacer es vigilar por la rigurosidad y evitar el intrusismo; y la pandemia le ha dado a la información con mayúsculas el puesto que se merece. Y en cuanto al cambio de vida en general con la pandemia, desde luego que muchas cosas no serán como antes e, insisto, desde el punto de vista de relaciones sociales habrá que estar mucho más vigilantes y preparados ante cualquier otra emergencia de este calibre.

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento? 

R. - Más que miedo mucha incertidumbre. Mi familia y yo teníamos claro, gracias a la información que podíamos ir tamizando, a pesar del desconcierto general, sobre todo de los gobiernos, que con un comportamiento social restringido la cosa se podía controlar.

Afortunadamente, hasta este momento, ya vacunados, todo en mi entorno ha ido bien. Pero no bajamos la guardia en absoluto y no hacemos las cosas que todos sabemos pueden llevar al contagio.

P. - ¿Qué proyectos tienes para el futuro y qué haces en la actualidad? 

R. - Pues los proyectos que las circunstancias y la condición de jubilado permiten. Y lo que tengo claro es que el principal proyecto de vida a mis 66 tacos es mi familia. Ahí sí estoy poniendo todo de mi parte. En esta nueva situación el deporte está jugando un papel fundamental, así como cuidarme lo mejor que puedo. Con la idea de que tenga menos papeletas para pasar una vejez que me impida desarrollar una vida normal y ser una carga para mi gente.

P. - ¿Por qué crees Huelva no despega de una vez por todas?

R. - Esa es la pregunta de millón amigo José Luis. Huelva tiene la desgracia de ser el vagón de cola de la Comunidad Autónoma vagón de cola de España y Europa en muchísimos aspectos, sobre todo en el de las inversiones externas. Los políticos que representan a los onubenses, sean del color político que sean, nunca se han caracterizado, ni se caracterizan con el paso del tiempo, por ser reivindicativos y dar los puñetazos en la mesa en los sitios donde hay que darlos. Y quien habla de los políticos habla de la clase empresarial y, por qué no decirlo, de la acomodada ciudadanía onubense, que se mete en su burbuja de confort y con poco se conforma.

P. - ¿Qué recuerdos guardas de tu etapa en Huelva?

R. - Ahí me tocas en mi fibra más sensible. Los diez años que he estado en Huelva y su provincia ha significado la mejor etapa profesional de mi vida. Y aprovecho este momento para mandar un enorme y emocionado recuerdo para todas y cada una de las personas que se cruzaron en mi vida en esos diez años. Y gracias a que tengo pisito en El Portil puedo, todavía, rememorar tantas y tantas vivencias únicas e irrepetibles.

P. - ¿Qué representa para ti Huelva? 

R. - Sin ningún lugar a dudas, mi despegue profesional. Sin mi paso por Huelva hubiera sido la mitad de periodista y comunicador que he sido.

P. - ¿Qué te parece El Portil y qué le pedirías al ayuntamiento de Punta Umbría y Cartaya ?

R. - Siempre digo que El Portil hay que disfrutarlo con los ojos de los que lo ven por primera vez. Nosotros como estamos acostumbrados nos cuesta ya más asombrarnos de su belleza.

Pero la gente que viene de fuera se queda maravillada con esa flecha, esas aguas tranquilas esa cercanía de sus gentes. Pero, por desgracia, El Portil está muriendo, como suena. Como no se regenere la playa, sobre todo de la parte de Punta, el futuro de este enclave precioso irá muriendo. Por eso los ayuntamientos de Punta Umbría y Cartaya deben, pero ya, trabajar conjuntamente para exigir alto y claro donde haga falta soluciones al estado de alarma que vive nuestro querido Portil.

P. - ¿Qué opinas del papel que han jugado y juegan los medios de comunicación y redes sociales en esta pandemia?

R. - Ya te dije antes que la información tamizada de los medios ha logrado tenernos al día, a pesar del desmadre gubernamental, y en cuanto a las redes sociales, la cosa va de mal en peor. El uso que una gran parte de la ciudadanía hace de las redes sociales me espanta; y lo peor es que no veo solución a tanto desmadre. El ‘todo vale’ no se puede permitir y menos en unos espacios sociales como las redes que llegan a menores y gente sin escrúpulos.

P. - ¿Qué te parece la labor de los políticos en general ante la crisis sanitaria y económica?

R. - Aquí voy a ser muy breve: Pésima. El político sigue con la asquerosa e intolerable costumbre de llegar al poder para situarse y lucrarse, y al ciudadano, una vez que vota, que le vayan dando.

P. - ¿Y qué recuerdos guardas de tu niñez?

R. - Los mejores. Unos padres maravillosos que se dejaron la piel por sacar adelante a sus cuatro hijos. Un entorno familiar y de amistades insuperables, donde se pusieron los cimientos para ser una buena persona, al menos eso he intentado e intento cada día, para lo cual es fundamental no fastidiar al prójimo.

P. - Juanma hemos llegado al final, pero si quieres agregar algo más, hazlo. 

R. - Sólo agradecerte que vuelva a contactar con la gente de Huelva a través de este medio.

Me apetece muchísimo hacer una lista, que sería enorme, de la gente que me puso en órbita en la sociedad onubense y me hizo feliz profesional y personalmente, pero como no quiero olvidarme de ninguna de las personas maravillosas con las que me crucé en mis diez años como onubense, lo dejo aquí. Gracias José Luis por esta ventana que me has abierto a los cientos de seguidores a los que siempre has sabido tener a tu lado.