lunes. 27.05.2024
El tiempo

José Antonio Vieira: "Del mundo cofrade aboliría algunos personalismos y el complejo de inferioridad"

Se acerca hoy a esta sección de entrevistas en tiempo de pandemia José Antonio Vieira Roldán, al que conocí hace más de dos décadas
José Antonio Vieira: "Del mundo cofrade aboliría algunos personalismos y el complejo de inferioridad"

Se acerca hoy a esta sección de entrevistas en tiempo de pandemia José Antonio Vieira Roldán, al que conocí hace más de dos décadas cuando estuvo trabajando en un corto espacio de tiempo en la antigua Teleonuba, desde entonces hemos mantenido una buena relación, pues nuestro invitado de hoy es una persona muy sociable, buen conversador, solidario, cordial, con don de gentes, excelente orador, semanasantero, más de Huelva que los cabezos y fundamentalmente muy buena gente.

Nacido en Huelva en febrero de 1964, es diplomado en Magisterio. Miembro del Centro Español de Sindonología y de la Archicofradía del Apóstol Santiago en Compostela. Cofrade de las hermandades de la Esperanza, Estudiantes, Calvario y Nazareno. Pregonero en cerca de 60 ocasiones. Pregonero de la semana Santa de Huelva en 2013, además de pregones como el del Trofeo Colombino, Semana Náutica.Estudioso de temas religiosos y de la Historia de Huelva, Amante de las tradiciones onubenses...

Me lo encuentro hace unos días en el bar Los Maestres a la hora del aperitivo y, después de echar un ratito de tertulia, le propongo esta entrevista y con la amabilidad que le caracteriza, acepta y este es el resultado:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - Ni en mis peores pesadillas pude imaginar que viviríamos esta realidad. Una situación muy difícil, que, si no hay unidad política y voluntad de trabajo común, costará mucho salir. Creo que ha cogido al mundo con el pie cambiado y ha aflorado lo vulnerable que somos.

P.- ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia, sobre todo en Huelva?

R. - No sé. Espero que cambie para bien, pero tengo mis serias dudas. Puede que todos nos sintamos más vigilantes y cautos. El mundo, al menos a corto plazo, no será el mismo. A Huelva le pasará igual, pues nuestra realidad onubense no es ajena al resto. Ya no hay grandes ni chicos, todos estamos en el mismo barco y por nuestro bien, debemos remar en la misma dirección.

P.- ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - Miedo en ningún momento. Preocupación por lo que estábamos viviendo mucha. He tenido y sigo teniendo sentimientos y visiones de la realidad muy enfrentados.

P.- ¿Qué te parece la actuación de los políticos en general ante la pandemia?

R. - Como tantos ciudadanos estoy totalmente defraudado. Creo que la sociedad ha estado muy por encima de los políticos. Ver en las distintas cadenas televisivas los enfrentamientos políticos ha sido, para mí, bochornoso.

Enfrentamientos de patios de colegios. Me preocupa la clase política que tenemos y más me preocupa que tengan que afrontar otra crisis como esta.

Estoy muy defraudado y mosqueado.

P.- ¿Qué proyectos tienes para el futuro y qué haces ahora?

R. - Estoy poniendo en orden todos los trabajos a los que me he dedicado, como afición, a lo largo de la vida. Quiero, si puedo, publicar todos esos trabajos de investigación, para darlos a conocer y compartirlos. Ahora en concreto estoy trabajando sobre tres libros, que, si Dios quiere, los publicaré.

P.- ¿Qué significa para ti el mundo de la Semana Santa y Huelva?

R. - Ser cofrade de Huelva es mi carisma cristiano dentro de la Iglesia. Soy cristiano y estoy comprometido con la Iglesia y con las hermandades. No

soy cofrade a tiempo parcial. Ser cofrade es un modus vivendi, una forma de vida que nos identifica. En cuanto a Huelva es una pasión. Mi entrega a Huelva es total y siempre, desde el decir sí cada vez que se me ha requerido para trabajar y luchar por ella. Huelva necesita adalides, escuderos que la

defiendan y la protejan a cambio de nada. Huelva es parte de mi vida.

P.- ¿Qué añadirías y abolirías de la Semana Santa?

R.- A la Semana Santa no hay que añadirle nada. Una de las características más importante de las hermandades es la paciencia y el saber esperar. Lo que nuestra Semana Santa necesite, seguro que llegará. Otra cosa somos los cofrades, ahí si echo en falta el compromiso en las nuevas generaciones y esas cosas que precisamos todos los grupos de la Iglesia. Del mundo cofrade aboliría algunos personalismos y en algunos casos, el complejo de inferioridad. Somos cofrades de Huelva, “casi ná”.

P.- ¿Qué papel crees que han tenido las hermandades durante los meses del estado de alarma?

R. - El papel de las hermandades en este tiempo ha sido y es crucial. Cuando todas las puertas se han cerrado al que necesitaba ayuda, las hermandades han dado un paso al frente y se han convertido en la infantería no sólo de la Iglesia, sino de la sociedad. Las hermandades han multiplicado sus esfuerzos en ayudar a todo el que ha necesitado ayuda sin preguntar quién eres ni de dónde viene. Seguro que muchos sectores de nuestra sociedad no querrán ver esto y se quedarán en las opiniones de siempre. Las hermandades si no existieran habría que crearlas.

P.- ¿Qué crees que le falta a Huelva para despegar de una vez por todas?

R. - Creérselo. Huelva se tiene que creer que es una gran ciudad, con todos los mimbres para ser de las ciudades más importantes, no sólo de Andalucía sino de Europa. Huelva es muy grande y está llena de bondades para despegar y alcanzar las cotas de protagonismo que quiera. Nosotros los choqueros somos los que tenemos que cuidarla y exaltarla en todos los ámbitos de la vida. Huelva es una locura que tiene de todo. Tenemos que creer en la grandeza de Huelva y así, Huelva despegará hacia un futuro prometedor.

P.- ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor?

R. - Mi niñez y adolescencia fue muy placentera y agradable. Crecí en una familia cristiana y choquera. Todo lo vivido fue muy positivo. De pequeño

siempre soñé con ser escritor, con ser profesor y también recuerdo mi época de niño en la que quería ser astrónomo, Siempre me gustó la historia, sobre todo la de Huelva y todo lo que tuviera que ver con la teología e historias de las religiones.

P.- ¿Quiénes son o han sido tus referentes a nivel personal y profesional?

R. - Mis referentes siempre han sido Jesucristo y la Virgen. No obstante, San Francisco de Asís, G.K. Chesterton, Blas Infantes y Miguel Hernández, son muy importantes para mí. Un referente en mi vida es el Camino de Santiago; sus valores. A nivel profesional me he ido haciendo a mí mismo viendo y escuchando a muchos.

P.- ¿A qué dedicas tu tiempo libre?

R. - Primeramente, a mi familia y luego a la lectura y el estudio, a escribir y a investigar sobre esos temas que me apasionan, que son muchos y los que

bien me conocen lo saben. También disfruto con los amigos y las buenas tertulias.

P.- ¿Qué es lo que más valoras y detestas del ser humano?

R. - Lo que más valoro es la fidelidad, la amistad, la camarería, la verdad en el comportamiento, la humildad y sencillez. Me gusta el trato directo y cercano. Lo que detesto es la falsedad, las amistades de low cost, el creerse por encima de otros, la traición….

P. - José Antonio, ¿te gustaría añadir algo más?

R. - Pues si, quiero mandar una reflexión muy choquera "Hay que conocer, defender y luchar por Huelva".

Por favor, sean todos felices.

AMÉN, con mayúsculas y gracias por tu amabilidad al atenderme en esta entrevista.