jueves. 13.06.2024
El tiempo

Hernández Albarracín : "Dejé de ser candidato por estorbar a los fines del máximo dirigente provincial del partido"

Made In Huelva trae hoy de invitado a Pepe Hernández Albarracín, ex alcalde de Punta Umbría. Y tiene mucho que decir y contar.
Hernández Albarracín : "Dejé de ser candidato por estorbar a los fines del máximo dirigente provincial del partido"

A Pepe Hernández Albarracín "Pepito Punta Umbría", lo conozco hace ya más de un cuarto de siglo, coincidíamos habitualmente en el bar de Gerardo en la popularísima Plaza de San Pedro, de Huelva, donde ponían los mejores callos y manitas de cerdo de toda nuestra capital. Allí se fue fraguando nuestra amistad, que obviamente perdura en el tiempo.

Tenemos pendiente una partida de dominó, pues piensa que me va a ganar, aunque sabe que es prácticamente imposible. Cada vez que nos vemos lo pasamos muy bien, pues Pepe es persona entrañable, cordial, social, optimista por naturaleza, conversador, optimista, solidario, buen amigo, observador, intuitivo, listo, de ideas claras y desde luego buena gente.

Su nacimiento se produjo en Punta Umbría en el mes de junio del año 1942, comenzando su escolarización en el Colegio de Orientación Marítima de su pueblo, como así se denominaba, hasta los doce años. En el año 1954 empieza a asistir, trasladándose diariamente a Huelva a través de la canoa, a la Academia de la Milagrosa para preparar el ingreso en la Escuela Pericial de Comercio. Terminó los estudios de Peritaje Mercantil en el año 1959, para más tarde iniciar y terminar el grado de Profesorado Mercantil entre Sevilla y Jerez de la Frontera.

Después de cumplir con el compromiso del servicio militar entre los veranos del año 1963-64 en San Fernando, haciendo las Milicias Navales Universitarias (M.N.U), en la Escuela de Aplicación de Infantería de Marina con el grado de Alférez de Complemento.

En el año 1965 comenzó a trabajar en la empresa Fertilizantes de Iberia, división de construcción, hasta finales de 1966.  A continuación, y de forma inmediata, empezó sus labores en la Refinería de Petróleos (Río Gulf) en febrero del año 1967 hasta octubre de 1969. En noviembre del mismo año ingresó en Rio Tinto Patiño, más tarde Río Tinto Minera y hoy Atlantic Copper, como Jefe de Contabilidad, hasta su entrada en la política representando al PSOE como candidato a la Alcaldía de Punta Umbría en junio del año 1991, teniendo que solicitar excedencia en la empresa para dedicarse por entero a esta misión.

Estuvo representando a su pueblo, como alcalde (PSOE) durante tres legislaturas consecutivas, 1991-2003, hasta junio de ese último año. En esa misma fecha, regresó a la empresa para negociar su jubilación anticipada dada su larga ausencia y, desde entonces, se encuentra en ese estado al no incorporarse nuevamente a la nómina de Atlantic Copper.

Como habrán comprobado una vida dedicada al trabajo y al servicio a los demás. Cuando le pido una entrevista se lo piensa, aunque estaba encantado pero no encontraba el momento, hasta que ha llegado y la verdad es que lo he pasado muy bien, escuchándolo. Este es el resultado.

¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

Depende de la situación a que te refieras. Si te  haces a la sanitaria he de decirte que estamos viviendo una situación sin precedentes, esta pandemia supone una auténtica  tragedia y desasosiego en este mundo globalizado.  Por supuesto que esta enfermedad epidémica nos ha hecho notar muchas carencias en todo el sistema sanitario, a pesar de que nosotros, España, se encuentre entre los países más avanzados. Aún así, es una obviedad que necesitamos que se cuide e invierta más en el sistema sanitario, sobre todo en la sanidad pública, para que cuando sobrevenga otra situación similar estemos mejor preparado para afrontar semejante pesadilla.

Si te refieres a la situación económica, tres cuartos de lo mismo. Refiriéndome a España, se han creado tales circunstancias socio-laborales que difícilmente se podría salir de ellas, si no hubiera surgido el binomio de la solidaridad en la Unión Europea para generar fondos con el fin de paliar la situación económica y un Gobierno progresista para gestionar adecuadamente esos fondos y no caer en las mismas injusticias y errores de la  anterior crisis del año 2007 y años siguientes.

En cuanto a la situación política no hay nada más que ver los controles al Gobierno en el Parlamento motivados a los decretos de alarma y a la gestión de la pandemia y, para el colmo, la reciente crisis migratoria de Ceuta y Melilla. Yo siento tristeza y vergüenza ante  la falta de solidaridad y de razón de estado que muestran algunos grupos políticos de la oposición.

¿Crees que durará mucho esta pesadilla de pandemia?

No, no lo creo, soy optimista. La ciencia y los científicos de todo el mundo se han volcado en la búsqueda de solventar esta enfermedad pandémica y muy pronto habremos  terminado con ella, aunque subsista el virus. Eso sí, a continuación, tendrán que intervenir todos los países de manera solidaria para que este objetivo de vacunar llegue a todos los rincones del planeta.

¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y sobre todo  en Punta Umbría?

Sinceramente no creo que vaya a cambiar mucho nuestras vidas a título personal, me refiero como individuo. Sin embargo, una vez que se haya conseguido la normalidad sanitaria, espero y deseo que algunos valores de la sociedad, como la justicia, la  tolerancia o la equidad cambien para mejorar, dado que todos ellos pretenden alcanzar y mantener el equilibrio en las conductas de las personas, independientemente de su clase social, raza, sexo o religión.

Hombre, Punta Umbría, no va a ser una excepción desde ese punto de vista, los pueblos marineros son por antonomasia solidarios, nobles y respetuosos y por tanto ya tenemos una base importante de ese conjunto de valores, para evitar la hostilidad y la violencia.

¿Qué proyectos tienes para el futuro y que haces ahora?

Mi plan más inmediato es operarme de ambas rodillas, colocarme unas prótesis, para llevar a cabo los proyectos que más quiero, jugar con mis nietos con soltura y que mejore la movilidad para poder viajar. Espero que esta intervención quirúrgica me proporcione  estos deseos.  El resto de proyectos son mis aficiones preferidas: deporte en general, leer, dominó y pesca.

¿Qué recuerdos guardas de tu etapa de Alcalde de Punta Umbría y  porqué no fuiste el candidato en las elecciones municipales del año 2003? 

Todos los recuerdos que guardo de mi etapa como alcalde son altamente gratificantes, a pesar de que algunos fueron bastante tortuosos. Este sentimiento placentero que manifiesto se explica por una sola razón, porque me siento muy querido por mi pueblo.

Referente a la última parte de tu pregunta te la voy a contestar muy sintéticamente, aunque puedes enterarte de todo lo acontecido a través de mi libro editado recientemente, pero no publicado, y del cual tú ya tienes conocimiento.

Yo no fui el candidato a la Alcaldía de Punta Umbría representando al PSOE porque era un estorbo para los fines que perseguía el máximo dirigente del partido a nivel provincial en esos momentos.

¿Qué diferencia existe entre la Punta de tu etapa política y la actual?

No quiero comparar mi etapa de entonces con la actual, yo analizo todo el devenir acaecido a partir de nuestra salida del Ayuntamiento. Desde esa óptica las diferencias son numerosas:

1) Porque teníamos un magnifico equipo de Gobierno. De los mejores de toda la provincia de Huelva.

2) Teníamos una herramienta muy importante para generar fondos propios (Normas Subsidiarias) y con ello poder acometer importantes inversiones en todas las aéreas.

3) Contábamos con una excelente relación con todas las administraciones, Central, Autonómica y Diputación Provincial para conseguir colaboración a la hora de acometer  proyectos. Con estas administraciones no tuvimos que padecer ninguna travesía del desierto por enfrentamientos con ellas, como ocurrió con la legislatura siguiente (2003-2007), que conllevaron la pérdida de varios proyectos de especial relevancia para nuestro pueblo como fueron: el Turístico del año 2002, el Parque Dunar de la Canaleta y el Plan especial de la Bota, amén de la defenestración del P.G.O.U.

4) El Equipo de Gobierno tenía una conexión muy cercana con las barriadas y Asociaciones de Vecinos de todo el Municipio, a quienes les transmitíamos los proyectos a realizar y, a la vez, ellos nos informaban de sus carencias, necesidades y prioridades, de las cuales tomábamos nota, para su inclusión en nuestras tareas.

5) El equipo de Gobierno se reunía con frecuencia para determinar los asuntos más importantes a acometer.

6) El alcalde atendía, ipso facto, o sin mucha demora, a los vecinos que deseaban hablar con él. Cuando era posible se le daba respuesta a su petición de inmediato, y si acaso no era posible, se le explicaba con argumentos razonados y creíbles la demora o la imposibilidad de ejecutar su petición.

Por último, el alcalde, aparte de las ausencias por gestiones a realizar inherentes al cargo, estaba dedicado enteramente a su pueblo, no estaba en ninguna otra cuestión ni responsabilidades. Full time, desde las 8 de la mañana hasta el atardecer y, cuando el tiempo me lo permitía en mis ratos de ocio, jugaba al fútbol con los jóvenes, al dominó o mus con los mayores en kioscos y Hogar del Pensionista. En definitiva, con el pueblo. Estas son las diferencias que yo he podido observar en todo ese tiempo transcurrido, y esta es mi concepción de la política Municipal.

¿Qué necesita Huelva para despegar de una vez?

José Luis, en síntesis, considero que desde el momento que exista un conjunto de actividades a desarrollar que se asocian para tomar decisiones relacionadas con el poder, entramos de lleno en la política. Por tanto lo primero, y principal, que necesita Huelva para que resalte es tener buenos políticos. Políticos que tengan credibilidad y que

estén entroncados con nuestra provincia, que conozcan bien todos los sectores de producción por comarcas, sepan priorizar sus actividades económicas en cada uno de estos sectores y, sobre todo, que promuevan la participación ciudadana para reivindicar  el lugar que nos corresponde.

¿Qué significa para ti Punta Umbría?

Siempre he considerado que estoy marcado por los primeros años de mi ciclo vital, pues son muchos los estímulos de aquella época los que permanecen en mi memoria sensorial.  Punta Umbría indica mi lugar de nacimiento, mi cuna y donde desarrollé mi adolescencia.  La Punta Umbría de mi época era un vergel para todas las personas que vivíamos aquí, pero sobre todo para los niños. Teníamos abundancia de todo, grandes espacios para jugar, cazar, capturar barriletes, pescar desde la orilla, pinos, retamas, enebros y toda clase de plantas de donde percibíamos aquellos aromas que todavía, hoy, persisten en  el recuerdo. Los niños retozábamos por las dunas para luego bañarnos en la playa o irnos a la ría para competir con los veraneantes jugando al fútbol o pasándonos la ría a nado.

Estas vivencias, seguro, han fraguado mi cariño por el pueblo de Punta Umbría y, por ello, acudí a la llamada cuando me ofrecieron trabajar por mi pueblo desde la política.

¿Cómo valoras la actuación de los políticos en general ante esta crisis  económica y sanitaria?

Pienso que esta pandemia ha obligado a todos los gobiernos de todos los países a gestionar una crisis sanitaria muy grave y sin precedentes en un mundo globalizado. En una primera ola las medidas fueron tomadas desde la urgencia, con la dificultad que eso  conlleva.

Ante situaciones como estas es imprescindible unir todas las fuerzas para salvar la situación. Por el contrario, utilizar la pandemia como arma arrojadiza para derrocar al Gobierno es de gran mezquindad y poca altura política. Los políticos de nuestro país  deberían mostrar lo mejor de sí mismos, en vistas a un interés común.

¿Qué te parece el papel que están jugando los medios de información y  redes sociales ante esta pandemia?

A mi parecer, el papel que juegan todos los medios de información en un estado democrático es fundamental en cualquiera de las ocasiones, no solamente por la que me preguntas.  Repito lo mismo que he considerado para la clase política, los medios de comunicación tienen la responsabilidad de no utilizar la crisis sanitaria que padecemos como instrumento para atacar a los gobernantes. Considero que, aparte de la tendencia política e intereses que cada medio tenga, la información que nos proporcionen debe ser veraz y no tendenciosa.  Desgraciadamente, durante esta pandemia, algún que otro medio informativo no actúa con nobleza cuando tergiversan y falsean las noticias de manera nociva y torticera.

¿La política te ha dejado más amigos o enemigos?

Hombre, algún enfado habrá por ahí, pero si he de ser sincero, no percibo un número importante de hostilidad en mi tránsito por los diferentes lugares que aún sigo frecuentando. Contestando a tu pregunta, seguro estoy que tengo muchos más amigos que detractores.

¿Por qué la mayoría de los alcaldes de Punta le prestan tan poca atención a El Portil?

Desconozco la atención que cada uno de mis sucesores en la Alcaldía ha prestado a El Portil. Puedo dar mi opinión referente a mis antecesores y por supuesto de mis doce años de gobernanza, pero nada más.

Hay que tener en cuenta que este núcleo de población ya nace viciado en cuanto a infraestructuras y urbanización, a tenor de la permisividad del número de viviendas construidas y la ubicación de algunos bloques. A mi parecer, faltó una planificación adecuada al futuro desarrollo que iba a suponer un lugar tan emblemático y bonito desde el punto de vista paisajístico y medioambiental.

Es a partir de entonces, desde el origen de su desarrollo urbanístico, cuando surgen toda clase de problemas y carencias, aunque muchas de ellas se pueden mitigar, como: la seguridad, limpieza, aparcamientos, etc., otras no.

Si te refieres a la falta de atención de los alcaldes al problema que se crea cuando vienen los grandes vendavales y los coeficientes de marea son muy altos, destrozando todas las tapias de los chalets y poniendo en peligro los bloques de viviendas, ya te digo que soy  muy pesimista. A mi entender, difícil solución tiene.  Por muchas gestiones que se haga ante la Dirección General de Costas, pocas  probabilidades de éxito tendrá cualquier alcalde que acuda a ella, porque el gran  problema radica en el origen de esas construcciones.

Nunca se tenía que haber consentido la construcción de chalets y bloques de viviendas tan cercanos a la orilla, todo ello permitido por el Ayuntamiento con la connivencia de la propia Dirección General de Costas.

Por mi parte, a titulo recordatorio, sí que puedo decirte, que siempre tuve este núcleo de población entre mis tareas preferentes. No en vano, se consiguieron, juntamente con el alcalde de Cartaya, Juan A. Millán, algunas infraestructuras de urgente necesidad para El Portil, como el Consultorio de Salud en parcela cedida por el Ayuntamiento de Punta Umbría. Igualmente conseguimos entre ambos alcaldes, el nuevo acceso a El Portil y Nuevo Portil desde la Autovía A-497. Las instalaciones deportivas que se encuentran en el núcleo de población de El Portil, perteneciente al término municipal de Punta Umbría, se pudo llevar a cabo gracias al conocimiento que tuve de la situación patrimonial en que se encontraba una parcela  ubicada en el mencionado núcleo de población.

Al parecer, por falta de pagos de la empresa propietaria a la Administración Central, Hacienda se adjudicó la finca urbana con una superficie de 12.347 m2 pasando a propiedad del Patrimonio del Estado. Así pues, la gestión importante que hicimos desde nuestro Ayuntamiento fue rescatar esta parcela para el pueblo de Punta Umbría y a continuación encargar la redacción del proyecto de instalaciones deportivas para uso disfrute de los habitantes de El Portil y Nuevo Portil. El Proyecto Técnico y de Urbanización de la parcela deportiva también fue redactado por nuestros servicios técnicos municipales. Igualmente deseo recordar que, tras duras y extensas negociaciones, mediante acuerdo con BEKINSA, S.A. (Antes Lagunas del Portil, S.A.), en el año 1994, el Ayuntamiento de Punta Umbría rescató para los vecinos de El Portil y en especial para el pueblo de Punta Umbría, la Laguna y parte de los terrenos pertenecientes a la 2ª y 3ª Fase del Convenio suscrito entre ambas partes el año 1970.

¿Para cuando un libro con tus memorias como alcalde puntaumbrieño?

Te informo, que ya lo tengo terminado, editado y depositado sendos ejemplares, en los Archivos y Biblioteca del Ayuntamiento de Punta Umbría.

¿Dónde fuiste mejor, como jugador de fútbol o de dominó?

Eres muy sagaz al hacerme esta pregunta y trabajo me cuesta contestarte. No quiero causarte dolor, pero observo en la pregunta un tufillo de envidia sana porque, seguro estoy, te hubiera gustado jugar al fútbol como yo, y eso es muy difícil. No te olvides dónde  nací y en dónde empecé a jugar al fútbol. Nosotros, los de Punta Umbría somos

auténticos cariocas y transmitimos mucho arte con el balón, tanto es así, que cuando llegué a Huelva se creían los chavales que yo venía de las playas de Copacabana.

En cuanto a mi sapiencia en el juego del dominó es diferente, aquí hay que tener una escuela y haber estado observando primero, y jugando después, con los grandes maestros. De aquí viene mi sapiencia en este deporte. Aprendí a jugar en mi barrio de las Colonias entre grandes jugadores. Si lo que pretendes es enfrentarte conmigo, no lo hagas, aunque eso sí, algo aprenderías. Para aliviarte, se me ocurre que te podrías venir conmigo un día de pesca, si no tienes miedo o te mareas, para luego, por la tarde, si te apetece, echar una partida de dominó.

Pepe, me ha encantado este rato que hemos echado de charla, y como habrás observado no te he interrumpido en ningún momento. Ahora si, he de decirte que me acuerdo de unos fandangos de  Paco Toronjo, para calificar tu forma de definirte como jugador de fútbol y dominó, pero acepto la propuesta de día de pesca y partida de dominó. Tendría como compañero a Isabelo Ramírez y tu búscate a Félix Pérez, por ejemplo.