lunes. 26.02.2024
El tiempo

Juana Carrillo: "En política no se puede descartar nada, me encanta trabajar por mi ciudad"

Juana Carrillo, reconocida recientemente en la XIX edición del Premio Marismas mira la política desde la barrera, si bien no descarta volver al ruedo.
Juana Carrillo: "En política no se puede descartar nada, me encanta trabajar por mi ciudad"

No es fácil encontrar en nuestra ciudad a una organización social o colectivo que no conozca a Juana Carrillo, que alguna vez haya tenido un problema, demanda o necesidad y no la haya encontrado, siempre con trato amable y cercano, y siempre buscando una solución.

Los últimos 20 años del asociacionismo de toda índole en Huelva han estado marcados por esta mujer que ha sabido mezclar fortaleza y sentimiento, cualidades necesarias para defender la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres, para no rendirse nunca y poner el corazón necesario en los problemas de todas las onubenses haciéndolos suyos.

De madre extremeña, María Josefa y padre onubense. Juanín nació en Almendralejo (Badajoz). Su padre Juanín fue futbolista lo que hizo que viviera en diferentes ciudades. Siendo muy pequeña se vino a Huelva, a la barriada de Isla Chica, donde creció junto a sus

tres hermanos, Elías,Pedro y Miguel. Para ella,sus padres han sido y seguirán siendo los pilares donde se asienta su vida. Está casada con Guillermo y es madre de dos preciosos niños, Guillermo y Juan.

Tras licenciarse en Derecho por la Universidad de Huelva en 1993 y después de completar su formación en el Ilustre Colegio de Abogados de Huelva, se especializó en los seis años

posteriores en Derecho Penal, Civil y de Familia, trabajando en el Grupo Cajasol, como abogada del turno de oficio o en el despacho del letrado Miguel Macías.

Juana Carrillo Ortiz decidió en 1999 entregar todo su tiempo a trabajar por su ciudad y dio el salto a la política, siendo hasta 2015 Segunda Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Huelva.Tambièn fue entre 2015-2019 diputada Provincial.

Actualmente es miembro electo de la Junta Directiva Nacional del PP.

Desde, tal vez, uno de los puestos más complicados en un Ayuntamiento, imprimió durante 16 años su sello personal a las áreas de Igualdad, Mayores, Salud, Participación

Ciudadana, Cooperación al Desarrollo o Cultura en los barrios; presidiendo además durante ocho años el Consejo local de la Mujer, el Consejo Local de Salud, la Empresa Municipal

EMTUSA y coordinando los distintos distritos municipales y el programa Cultura en los Barrios, programa clave para el desarrollo laboral y personal de miles de mujeres de nuestra

ciudades.

Han sido unos años en los que le llegaron reconocimientos como el Premio Menina regional en 2014 otorgado por la Delegación del Gobierno de España en Andalucía por su lucha

contra la Violencia de Género y en los que fue ponente en la IV Cumbre Iberoamericana de Agendas Locales de Género en Ecuador en 2018 y, más recientemente, participando en la

vida de la ciudad a través de sus colaboraciones en distintos medios de comunicación como Radio Huelva Cadena Ser o Diario de Huelva con los que colabora desde 2019.

Pero más allá de aquellos hechos que van formando parte de una vida y una trayectoria profesional o social, el mayor aval con el que cuenta Juana Carrillo es el cariño de los onubenses, el reconocimiento a su trabajo, su implicación en la lucha por los derechos de la mujer, por los colectivos que tienen más dificultades, su incansable dedicación a dignificar a las mujeres en los barrios onubenses, participando en todas sus actividades, siendo una

más de ellas, estando siempre donde más se le ha necesitado. Siempre, donde se le ha reclamado.

Así es nuestra invitada de hoy, una persona cordial, vitalista, empática, con gran sentido de la amistad, fiable, solidaria, optimista por naturaleza, más de Huelva que un choco y desde luego muy, pero que muy "güenagente"

Hace unos días ha tenido un reconocimiento público y nuestro ratito de conversación lo he querido empezar preguntándole por ello

¿Qué ha supuesto para ti la concesión del XIX Premio Marismas?

La concesión del Premio Marismas Mujeres por la Igualdad en su XIX edición, ha sido uno de los reconocimientos más importantes que he tenido a lo largo de mi trayectoria políticaporque es un reconocimiento a una de las causas más justas que he defendido y que seguiré defendiendo como es la igualdad entre mujeres y hombres. Este Premio que me

concede el Alcalde, viene avalado por muchísimos colectivos y entidades de la ciudad y eso le da más valor aún. Como dije en mi intervención durante el acto el éxito de un político se mide por el cariño que deja en la gente y yo gracias a este reconocimientome siento una mujer muy afortunada. De nuevo, gracias HUELVA.

 ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

Viendo como hemos vivido estos meses atrás, estamos en un tiempo donde intentamos volver a la normalidad, por lo menos desde un punto de vista psicológico, aunque aún

tenemos ese respeto al virus.Tenemos que ser aún muy prudentes en nuestro día a día con nuestro enemigo invisible llamado COVID y que aún no ha desaparecido, sigue estando entre nosotros.Pienso que tendremos que empezar a saber convivir con él como ha pasado con otras enfermedades a lo largo de la historia de las civilizaciones.

Quiero pensar que esa pesadilla de las olas no va a volver como antes. Hay un factor determinante que son las vacunas.

¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y sobre todo en Huelva?

La vida nos ha cambiado a todos, a cada persona de una manera diferente, pero nos ha hecho ver y valorar lo importante. Pienso que desde el más pequeño al más adulto todos hemos sido protagonistas de un terrible suceso mundial como es una pandemia. Huelva al igual que el resto de ciudades y provincias españolas se vio inundada por una terrible tristeza que se hizo visible en locales cerrados, subida del desempleo, desesperación y algo que parecía inexplicable y terrible en pleno siglo XXI las llamadas "colas del hambre". Hay que recuperar la alegría y la esperanza. La ola que debe llegar es la de la recuperación social y económica.

¿Has pasado miedo en algún momento?

No, no he pasado miedo porque soy muy positiva pero sí una enorme tristeza. He llorado mucho viendo muchas imágenes y escenas que ilustraban lo que ocurría a mi alrededor. Me sentía impotente y me daba mucha pena ver cómo toda una generación, la de nuestros abuelos, se marchaban sin poder despedirse de sus familiares y sin llevarse ese beso o ese te quiero de los suyos. Aún se me pone la piel de gallina al recordarlo.

¿Qué necesita Huelva para despegar de una vez?

Huelva necesita que creamos en ella. Es verdad que tenemos de todo, la Luz, la mejor gastronomía, la mejor Sierra, las mejores playas y el carácter del onubense abierto y hospitalario. Huelva es un brillante que quiere dejar de estar en bruto y quieren que lo pulan para poder brillar aún más. Pero tenemos que creer de verdad en todas nuestras posibilidades y dejar de echar la culpa al de enfrente de lo que nosotros mismos no somos capaces de luchar. Nuestro gran reto cómo sociedad es unirnos para conseguir el despegue de Huelva.

¿Qué recuerdos guardas de tus años en política en el ayuntamiento  de Huelva?

Guardo unos recuerdos maravillosos. Yo siempre he dicho que estuve al frente de los departamentos más sociales, bonitos y gratificantes del Ayuntamiento. Tuve la suerte de estar permanentemente en contacto con las personas, con los barrios, con los colectivos y con la ciudadanía en general y sentir su cariño y aprender de sus experiencias. Es lo más gratificante para los que estamos dedicados al servicio público. Pude trabajar con un gran

equipo de mujeres y hombres que pusimos nuestra impronta en muchos programas y actividades que aún perduran en la actualidad. Siempre digo que el político debe de entrar en política para servir a los demás y no para ser servido.

¿Qué te quedó por hacer en el ayuntamiento y qué te hubiese gustado llevar a cabo?

Muchas cosas, son muchos los proyectos que tienes en mente y que quedan por hacer.

Cuando estás en la política municipal y día a día tomas el pulso de tu ciudad siempre quedan cosas por hacer o terminar. Para ello es necesario estar en la calle, recorriendo los barrios, escuchando a su gente e intentando dar solución a sus problemas. En definitiva intentando mejorar la calidad de vida en lo posible de tus vecinos. Quizás esto sea lo más gratificante que puedes llevarte. El despacho de todos los políticos deben de estar en la calle, así me lo inculcó y enseñó Pedro, hay que abandonar los cómodos despachos y salir a conocer la realidad de una ciudad para poder dar solución a los problemas y demandas de su gente. El despacho de un político no debe tener puertas.

¿Cómo se lleva eso de tu pertenecer a un partido y tu marido a otro?

Jaja, pues muy bien. Estamos educados en el respeto en todos los ámbitos y aspectos de la vida y por supuesto también en la política y así se lo inculcamos a nuestros hijos. Respeto y tolerancia, son principios fundamentales en toda convivencia. Quizás los que están más confusos y se divierten con la situación sean mis hijos porque aunque intentamos evitarlo, ellos viven la política muy de cerca aunque a su manera claro y desde muy pequeños.

¿Qué papel crees que han jugado y juegan los medios de comunicación ante esta pandemia?

Los medios de comunicación han jugado un papel muy importante y positivo durante esta pandemia aunque en algunas ocasiones algunos de ellos han podido rozar la morosidad y con ella la  incertidumbre entre muchas personas sobre todo mayores. Los informativos, por la situación que vivíamos, se llegaron a convertir en 'páginas de esquelas' de las miles de personas sobre todo de abuelos y abuelas que habían perdido la vida en esta pandemia y eso provocaba terror entre este colectivo. Durante el confinamiento hablaba con muchos de ellos y así me lo trasladaban.Eran momentos de mostrar la realidad pero quizás faltó acompañarla de un rayo de Esperanza que hiciera superar el miedo de muchos.

¿Cómo valoras la labor de los políticos en general ante esta crisis económica y sanitaria? 

La pandemia ha sido una desagradable novedad para los gobiernos sean del partido que sean. También con esta pandemia se ha dejado al descubierto la deficiencia de nuestro sistema sanitario quizás uno de los pilares más importantes de una sociedad moderna y civilizada como se presumía tener, al igual que los magníficos profesionales sanitarios con lo que contamos en nuestro país. No he entendido, como muchos ciudadanos, esos enfrentamientos entre unos y otros y esa falta de entendimiento en cuestiones tan importantes ante la situación que estábamos viviendo. Todos, daba igual el color político, miraban la pandemia con lentes electoralistas y quizás ninguno cayó en pensar que el virus no votaba. Ha faltado más consenso, más unión entre nuestros representantes públicos y han sobrado insultos, confrontaciones y despreció entre ellos. Mientras las listas de fallecidos crecían y nuestra economía caía en picado, los españoles nos convertíamos en espectadores de una obra nacional de humor negro, cargada de sátiras.Ahora es un momento fundamental para la política y para ver de nuevo el nivel de los políticos. Es el momento de la recuperación.

¿Volverás a presentarte a unas elecciones municipales?

Hay mucha gente que al igual que tú me hace esta pregunta y yo les digo que en política no se puede descartar nada. La vida es como una noria, gira y gira y mañana no sabes dónde estarás. A mí me encanta la POLÍTICA en mayúsculas y con ella trabajar por mi ciudad y mejorar la calidad de vida de sus vecinos. Tengo la inmensa suerte de seguir manteniendo contacto con la práctica totalidad de colectivos, entidades y organizaciones de Huelva.

¿Por qué los políticos en general de esta tierra son tan "sumisos" con sus jefes autonómicos y nacionales?

Creo que no todos los políticos son iguales. El servidor público debería entender el verdadero significado de la política y anteponer el interés de su provincia o de su ciudad al de su partido, por encima de siglas y por supuesto de intereses personales. El mal político tiene otra forma de "hacer" política, prefiere vivir mirando su propio beneficio e intentando no "molestar" o no ser incómodo a sus jefes quizás por temor a perder su sillón. Aunque son los menos eso es muy malo para Huelva. Pienso que es positivo que en los partidos políticos haya opiniones diversas en los temas que atañen a la defensa de un municipio eso engrandece aunque algunos lo puedan entender como algo negativo. La opinión única es mala para un partido y normalmente va acompañada de malos resultados electorales al desconectar con la gente.

Juana, que me ha encantado echar este ratito de charla contigo, verte feliz y positiva, como siempre y desde luego felicitarte por el premio Marismas, que obviamente te merecías.

Un abrazo grande amiga