jueves. 25.07.2024
El tiempo
Made In Huelva

Juan Maraver: "Percibo que las personas objetivas y justas van desapareciendo"

Se acerca por esta tribuna pública uno de los ídolos del Recreativo de Huelva en las dos etapas que estuvo como jugador en el Decano del fútbol español. Me estoy refiriendo a Juan Maraver González, jugador profesional fútbol desde 1978 a 1993.
Juan Maraver
Juan Maraver
Juan Maraver: "Percibo que las personas objetivas y justas van desapareciendo"

Empezó en la cantera del Sevilla FC, hasta recalar en el filial del conjunto blanco durante 2 temporadas, dando el salto posteriormente al primer equipo del Sevilla donde estuvo 2 campañas, pasando seguidamente al Recreativo de Huelva durante 3 temporadas, siendo traspasado al Celta de Vigo, donde perteneció 3 campañas, para regresar de nuevo al club onubense, retirsnfe en el Recreativo de Huelva y pertenecer 5 tempadas. 

Ficha profesional
Ficha profesional

Hay que destacar que Juan Maraver fue Internacional 2 veces con la Selección de España Sub19.  Igualmente, su padre también vistió la camisola albiazul y coincidió como Recreativista con Luis Aragonés. 

A Juan lo conocí en su etapa en el Decano, aunque antes lo había visto en el bar que tenía su padre, donde yo acudí alguna vez con mi progenitor. Muchas son las situaciones vividas en su etapa como recreativista, sobre todo en la mesa de salvación del Decano. Posteriormente hemos seguido manteniendo nuestra amistad de lo que me siento muy orgulloso. 

Juan es de esas personas con "ángel" que te encuentras en la vida, tipo cordial, entrañable, alegre, divertido, disfrutón, con alto sentido de la amistad, servicial, comprometido, observador, luchador, optimista por naturaleza... Y desde luego "güenagente". 

Cuando me pongo en contacto con Juan para realizar esta entrevista no lo duda, acepta del tirón, nos ponemos al día de nuestras respectivas vidas, pues hacía tiempo que no coincidimos y empezamos la entrevista así:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - La pandemia del coronavirus ha sido algo terrible por lo inesperado, nadie podía pensar que distintas generaciones iban a pasar por una enfermedad como la del Covid que nos ha sacudido de una forma brutal y nos ha modificado la forma de afrontar la vida. 

Después estamos presenciando la invasión de Rusia en Ucrania que resquebraja todos los cimientos económicos y de estabilidad social en el mundo e inconcebible en la Europa del siglo XXI. Además se está prolongando en el tiempo, con las muertes y el sufrimiento que está ocasionando en personas inocentes. Una guerra con difícil solución. Todo esto nos ha llevado a una recesión económica muy preocupante con los precios desorbitados de la energía y con una inflación de productos básicos insostenible para muchas familias. 

Lo que más me preocupa es que dirigentes peligrosos y radicales están mandando en países poderosos con los votos de los ciudadanos. Ojalá aprendamos de los errores y apostemos en el futuro por dirigentes que sean capaces de unir a la sociedad porque el futuro es preocupante.

De viaje
De viaje

P. - ¿Cómo crees que ha cambiado la vida con el covid sobre todo en el mundo del fútbol?

R, - El Covid nos ha cambiado la manera de ver y afrontar la vida a todas las personas Y la mayoría de las profesiones han sufrido las consecuencias de las dificultades económicas por la pandemia: Ere, Erte, bajada de salarios, cierre de negocios definitivos, autónomos sin ingresos, y como siempre los seres humanos lo vamos solventando con nuestra capacidad de adaptación. 

El fútbol ha tenido que reinventarse después de la pandemia aunque los más perjudicados han sido los clubes de categorías menos importantes y sus futbolistas.

Los problemas económicos de los clubes de la élite han sido importantes, pero ellos siempre tendrán capacidad para seguir funcionando pero mi recuerdo es para los futbolistas y clubes que han tenido muchos problemas para subsistir.

Ahora valoramos más las cosas cotidianas como poder besar o abrazar a los tuyos, la libertad de pasear al aire libre, sentarte en una tarraza con tu familia o amigos, una buena conversación... y, mi percepción es que estamos en esa onda después del confinamiento.

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - Han sido momentos difíciles para todos, yo lo he pasado mal por mi familia y he tenido personas conocidas que estaban en la UCI entre la vida y la muerte.

El miedo o la angustia según la edad de cada uno la percibimos de diferente manera. Lo peor ha sido la forma en la que nuestros políticos han manejado la pandemia en el comienzo.

En un principio veíamos lejos la pandemia con mucha desinformación, pero faltó previsión y en lugar de hacer un frente común, unificándose todas las fuerzas para abordar junto a los mejores profesionales en la materia una catástrofe de esta índole, pasó lo contrario y una vez más nos defraudaron prevaleciendo los propios intereses de los partidos políticos sin pensar en la sociedad.

Han fallecido más de 100.000 personas y no era clara la información que nos llegaba diariamente a través de los medios de comunicación con las cifras de contagios, los datos de los hospitales con las personas graves ingresadas en la Uci y la situación de las más vulnerables que fallecían en las residencias sin ayuda y no tenían cobertura en los hospitales.

Que injusto final para tantas miles de personas de una generación que tanto lucharon y se sacrificaron para que nosotros tuviéramos una vida mejor.

Aunque me gustaría agradecer el trabajo y esfuerzo de todo el personal sanitario que hizo un trabajo extraordinario para poder salvar muchas vidas.

Brindis por la familia
Brindis por la familia

P. - ¿Qué proyectos tienes cara al futuro y que haces ahora?

R. - Soy agente futbolístico desde hace treinta años. Después de terminar mi última temporada en el Recreativo de Huelva se dieron varias circunstancias que me llevaron a dedicarme a una profesión compleja pero bonita que nunca había pensado que iba a ser mi futuro cuando jugaba al fútbol.

Hace muchos años que tengo la licencia de agente FIFA y disfruto de un mundo que me apasiona y conozco desde niño. Mi pasado, presente y futuro siempre está alrededor de un balón de fútbol.

P. - ¿Qué recuerdos guardas de tu etapa en el Recreativo de Huelva? 

R. - Huelva y el “Recre“ tienen un lugar preferencial en mi vida. Fueron ocho temporadas en dos etapas, la primera desde 1982 a 1985 antes de ser traspasado al Celta de Vigo por unos 15 millones que para un defensa de la época era muy buena operación y la segunda desde 1988 a 1993. 

He tenido la suerte de poder jugar 242 partidos oficiales, una cifra importante para mí. Siempre he sentido el cariño de la gente, incluso ahora cuando voy por cualquier motivo los onubenses me sigue recordando y es una satisfacción enorme. La mayoría de recuerdos son buenos, he dejado grandes amigos y siempre que puedo voy a verlos. Me gusta recordar con amigos los momentos que pasamos.

A nivel deportivo también vivimos momentos duros con temporadas difíciles y complicadas. Pasamos graves dificultades económicas y vivimos dos encierros de la plantilla en el antiguo Colombino. El más complicado fue en Enero de 1993 ya que estuvimos catorce días encerrados. Un momento muy difícil para el grupo. Gracias a la mesa de salvación que se creó y sobre todo gracias al apoyo de la ciudad de Huelva, que se entregó en cuerpo y alma, pudimos solucionar el tema económico y poder terminar la temporada. Un momento muy complicado en el que tú también participaste.

Con la plantilla del Recre
Con la plantilla del Recre

P. - ¿Qué ha significado para ti Huelva y el Recreativo?

R. - El Recre es el Decano del fútbol español, es historia viva en si mismo, por ello lo hace ser único y especial en el mundo y este valor es intangible y no se puede comprar ni con dinero ni con títulos, ni con absolutamente nada.

Por eso, todos los jugadores que hemos defendido esta camiseta que refleja en su libro Edu Calero “La Humilde Grandeza de la Albiazul” ha significado un gran privilegio y orgullo porque sabemos lo que representa y de su dimensión social, al margen de rendimientos deportivos, de mejores o peores temporadas, de problemas económicos con buenas o malas gestiones deportivas.

Por todo esto como comenté en un video que envié a mi amigo y excepcional recreativista José Antonio Camacho para la cita en la presentación del libro de Edu Calero, repito una frase que me comentó un día un especialista en arte viendo un cuadro, y para mi es el lema perfecto del Recre y de los Recreativistas y es el siguiente: “NO ES LO QUE VES, ES LO QUE SIENTES”. 

El tridente del Recre
El tridente del Recre

P. - ¿Cómo fue tu llegada al Recreativo? 

R. - Mi padre era de Bollullos del Condado y tenía devoción por el Recreativo de Huelva y por la ciudad de Huelva. Yo terminaba contrato en el Sevilla FC y tenía varias ofertas pero mi padre fue clave para que me decidiera por el Decano. Su ilusión era verme con la camiseta albiazul jugando un partido oficial con su equipo.

Todavía recuerdo su cara de felicidad cuando llegó a casa después de cerrar el acuerdo en el Hotel Macarena de Sevilla con José Antonio Muñoz Lozano en 1982. Gracias a mi padre jugué en el Recre.

Llegué con 22 años, era la primera vez que salía de casa, me trataron fenomenal, maduré como persona y crecí mucho como jugador gracias a mis compañeros de aquella época. Un núcleo importante de jugadores eran de Huelva y me ayudaron muchísimo. Recuerdo con mucho cariño a la familia de Manolo Toledano y también la confianza que me otorgaron Chuchi Aranguren y Juan Carlos Touriño. Descansen en paz los dos.

Cuando voy por cualquier sitio y algunas personas me reconocen lo hacen recordándome por mis años en el Recre y esto para mi es una gran satisfacción y es el mayor homenaje a mi padre.

P. - Qué diferencia encuentras entre tu época de futbolista y la actual?

R. - Todo ha cambiado mucho en la vida y en el fútbol la evolución ha sido enorme. Para observar la diferencia entre el fútbol de antes y el actual recomiendo que te pongas a ver en televisiones distintas, dos partidos de diferentes épocas. Verás la diferencia que existe en la evolución del juego aunque cada aficionado recuerda con mayor cariño el fútbol que les tocó vivir. Muchas personas prefieren el fútbol de la época de Cruyff, otras la época de Maradona y los actuales prefieren el fútbol de Messi, Cristiano, Mbappe, Haaland.....

El fútbol ha cambiado mucho y la evolución ha sido extraordinaria principalmente en infraestructuras: instalaciones para entrenar, terrenos de juego, material deportivo, gimnasio, amplios miembros en los actuales cuerpos técnicos con preparadores físicos, entrenador de porteros, equipo médico, fisioterapeuta, readaptador, nutricionista e incluso psicólogos.

En mi época estaba el mister, Peguero o Isabelo de segundo, el histórico Pancho, y Cheche de ayudante.

En cuanto al futbolista a más medios, más progresión; ahora es más completo en sus condiciones físicas, técnicas y tácticas. Los equipos son más cortos, con menos metros entre defensa y delanteros. Hay más ayudas, se juega con más velocidad y precisión en espacios reducidos, se presiona más intenso y constante por lo que hay menos tiempo para pensar. Esto no quiere decir que los jugadores de otras décadas no podrían jugar ahora. El buen jugador de fútbol hubiera jugado en cualquier época porque se hubiera adaptado a las circunstancias.

Lo que tengo muy claro es que los futbolistas de mi generación éramos más autodidactas porque teníamos menos información para progresar, éramos más fuerte mentalmente frente la adversidad y con menos excusas ante el error y los problemas.

En un lance
En un lance

P. - Eres partidario del VAR y por qué sigue existiendo tanta polémica?

R. - Completamente a favor del VAR, ayudar al árbitro ante cualquier error grave es lo ideal y justo. En cuánto a tecnología; fueras de juego, control de las líneas del área y del campo dentro o fuera, no hay debate, salvo en acelerar las decisiones. El problema viene en la sala VAR cuando la interpretación por árbitros de una misma jugada en diferentes partidos se deciden con distintos criterios. Esto sí genera más polémica y enfado en los aficionados.

En vez de protestar y quejarnos cuándo nos sentimos perjudicados, vamos a reunirnos cuando termine la Liga una semana en las Rozas. Los árbitros de primera y segunda División, los entrenadores, dos jugadores de cada equipo y tener más claro el protocolo de las reglas que generan confusión: Tema de las manos, expulsiones si toco el balón en una disputa y luego por inercia contacto con el contrario, cuando es fortuita o violenta, tiempo real de juego, pérdidas de tiempo y añadidos. Los jugadores que engañan al árbitro fingiendo algo que no sucede y paran el juego continuamente, se les sanciona o no. Para no parar el juego dejamos 5 balones repartidos a lo largo de la banda lateral y 2 balones a cada lado de los postes, pegados a la valla y evitamos el problema de los recogepelotas. Se puede mejorar el fútbol pero depende de las ganas que tengan las personas que pueden decidir.

P. - ¿Quiénes son los jugadores que más te han impresionado a ti?

R. - En la época actual Messi, seguido de Cristiano, y anteriores Johan Cruyff, Maradona, Zidane, y como compañero Daniel Bertoni técnicamente era top. Analizo y opino de los jugadores que he visto en mi vida.

P. - ¿Cuál sería tu once ideal de antiguos compañeros tuyos, y entrenadores que te han marcado?

R. - No puedo hacer un once ideal porque en 15 años de profesional he tenido tantos compañeros que sería injusto decidir 11 nada más.

Referente a los entrenadores de todos he aprendido algo pero destacaría a nivel táctico y estrategia a Colin Addison en el Celta, a nivel psicológico y motivacional a José Ramón Fuertes, a nivel de gestión de equipo a Manolo Villanova, y mención especial a nivel humano a dos personas que han fallecido; Luis del Sol y Pepe Rivera.

Un foto para el recuerdo
Un foto para el recuerdo

P. - ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor?

R. - Fui un niño muy feliz y siempre estaba con un balón de fútbol. Recuerdo cuando mi padre jugaba en Sevilla o Murcia e íbamos junto a mi madre a ver los partidos, siempre estará en mi memoria las veces que podía acompañarle a la Condomina, el antiguo, para ver los entrenamientos y podía entrar en el vestuario para estar con los futbolistas que admiraba. Además todavía me acuerdo cómo disfrutaba con un balón en la hierba del estadio siendo muy pequeño. Recuerdos imborrables.

Después volvimos a Sevilla y crecí en el Colegio Calasancio Escolapios donde siempre me apuntaba a todas las actividades deportivas porque como estudiante aprobaba muy justo. En mi cabeza sólo existía la idea de ser futbolista profesional y se lo decía a mi madre desde que era pequeño. Cumplí mis sueños de niño, ser jugador profesional.

P. - ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas el tiempo libre?

R. - La pregunta parece una canción de Perales jajajaj. Bromas aparte, dedico muchas horas a ver y analizar el fútbol, lo hago por mi trabajo pero además es algo que apasiona. Pero tengo otras aficiones; me gusta ver series con mi familia, también me encantan los programas con entrevistas o debates con personas preparadas que sepan explicar los temas de actualidad. Me gusta muchísimo viajar y conocer lugares aunque mi día ideal es disfrutar de la tranquilidad de la playa por la mañana, hacer deporte y un buen baño para mi es oro. Pero hace unos meses mi verdadera pasión es disfrutar de mi primer nieto en Rota.

P. - ¿Quiénes son tus referentes personales y profesionales?

R. - Mi único referente ha sido mi padre porque fue un hombre humilde, sin estudios que luchó muchísimo por conseguir cumplir su sueño de ser futbolista profesional y lo hizo en el Sevilla FC, CD Logroñés y el Real Murcia CF. Mi padre vistió la camiseta del Sevilla FC en la Copa de Europa de 1958. Me enseñó valores que nunca he olvidado pero sobre todo honestidad y el compromiso a todo lo que hacemos.

Mi padre siempre ayudó mucho a su familia y gracias al fútbol nos ofreció una buena vida a mis hermanos y a mí. Siempre quiso que siguiera sus pasos en el fútbol y me inculcó trabajo y sacrificio para poder llegar al fútbol profesional. Con 15 años estuve una temporada entera en el Sevilla entrenando sin jugar mucho, ayudaba a mi padre en el bar y me obligaba a levantarme temprano a estudiar. Me enseñó que para conseguir los objetivos que uno sueña debe trabajar al máximo y no abandonar ante los baches que vamos encontrando.

A esto, José Luis, me refería anteriormente sobre ser más fuerte en la adversidad. 

P. - ¿De qué te arrepientes?

R. - Las decisiones hay que tomarlas cuando aparecen y siempre he meditado siendo consecuente con lo que pensaba en ese momento. Evidentemente a toro pasado, como pasa en el fútbol, quizás no haría lo mismo en cada decisión que tomé pero acepto el error y he intentado aprender de ellos. 

Mi gran pena es no haber aprendido inglés. Una vez que finalizó mi tiempo como jugador tengo la espina clavada de no haber sido capaz de aprender el inglés. Es fundamental aprender idiomas, estudiar y leer mucho, tenemos que esforzarnos en transmitírselo a los más jóvenes.

P. - ¿Qué es lo que más valoras y más detestas de un humano?

R. - Lo que más valoro en un ser humano es que sea buena persona. Y eso he intentado transmitir a mis hijos. En la actualidad percibo que las personas objetivas y justas van desapareciendo, hay mucho sectarismo y es uno de los principales problemas de nuestra sociedad.

No soporto la persona egocéntrica y narcisista, creo que la mayoría de este tipo de personas son nócivas para los demás. Asimismo, la mentira en todas sus connotaciones para hacer daño intencionado.

P. - ¿Qué es para ti la felicidad?

R. - A mi parecer la felicidad al 100% no existe y no la vamos a encontrar. La vida te va poniendo a prueba constantemente y hay que solventar problemas y dificultades pero cada uno tenemos que buscar y encontrar ese momento que simplemente disfrutas de lo que haces, ahí está la felicidad sin medir el tiempo.

P, - ¿Cuál es tu sueño no cumplido? 

R. - Ser entrenador ha sido siempre mi sueño y tengo mis licencias para poder ejercer pero el azar me llevó a ser agente pero tengo esa espinita clavada. Me hubiera gustado probarme para saber qué podía haber sido como entrenador o incluso en dirección deportiva profesional o de cantera.

En un acto con Galardi
En un acto con Galardi

P. - ¿Te gustaría añadir algo más? 

R. - Pues si, para terminar quiero agradecer a Miguel Galardi que me impuso la insignia de oro del Recre, una vez finalizado mi contrato y nunca se lo había agradecido públicamente, y a ti José Luis por darme la oportunidad de aparecer en tu brillante sección de entrevistas porque aunque sabes que no soy dado a estar en los medios, en esta ocasión en particular es un placer.

Comentarios