domingo. 02.10.2022
El tiempo

Juan Francisco Rodríguez: "El turismo se reactivará y volverá a ser la primera industria del país"

Juan Francisco Rodríguez Barroso, un joven ayamontino, con ambiciones, optimista, responsable, empático, risueño, cordial, sociable, gran capacidad de trabajo y liderazgo.
Juan Francisco Rodríguez: "El turismo se reactivará y volverá a ser la primera industria del país"

Traemos hoy a nuestras conversaciones en tiempo de pandemia a Juan Francisco Rodríguez Barroso, un joven ayamontino, con ambiciones, optimista, responsable, empático, risueño, cordial, sociable, gran capacidad de trabajo y liderazgo, y que también ha tenido que salir de nuestra provincia para dejar constancia en Madrid y Tenerife de sus conocimientos como responsable de Recursos Humanos y Relaciones Laborales. Ha prestado sus servicios entre otras empresas en Meliá Hotels Internacional y Gran Meliá Palacio de Isora.

Cuando le propongo  esta entrevista, no lo duda, acepta y con la amabilidad que le caracteriza y comenzamos así:

P.- ¿Que opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R.- Pues creo que es una situación que nos ha invitado a la reflexión en múltiples ámbitos, como suele ocurrir con todas las situaciones de crisis. Pero a mi parecer, al tratarse de un gravísimo tema de salud, creo que se ha caracterizado por el aspecto de la condición humana, la vulnerabilidad, algo que nos está enseñando muchísimo como humanidad y sociedad, ya que, entre otras cosas, esta situación precisa de la colaboración de todos como sociedad para poder vencer al virus. Y esto se traduce en empatía, solidaridad, compromiso, concienciación, trabajo en equipo, etc. O al menos así quiero verlo yo.

Por otro lado, como efectos colaterales, tenemos el impacto que esto ha provocado en otros campos como la economía y la política, y aquí es donde voy a ser más crítico, ya que, indudablemente, la pandemia ha puesto en jaque nuestro sistema a todos los niveles y creo que la inestabilidad política que tenemos actualmente en España no aporta ningún valor y deja mucho que desear, pues son momentos donde la unidad, más que nunca, hace la fuerza.

P.- ¿Qué hiciste en tu día a día, durante el confinamiento, dónde y con quién lo pasaste?

R.- El confinamiento lo he exprimido al máximo. Ha sido un tiempo de calidad del que antes no disponía y lo he invertido en formación, mucha lectura y la puesta en marcha de un proyecto personal, todo ello relacionado.

Soy profesional del sector hotelero, por lo que mi actividad laboral paró por completo a causa de la pandemia, y puesto que venía de unos años con un ritmo de trabajo muy alto, compaginado con estudios durante los fines de semana, esto me hacía sentir por un lado liberado del día a día, pero, por otro lado, sentía la necesidad de producir. Y esta fue la mezcla que me llevó a poner en marcha algunas cosas.

Creé mi página web con el fin de ir captando clientes para realizar las prácticas del Máster y finalmente acabé incluyendo un blog donde he ido escribiendo artículos y reflexiones sobre Recursos Humanos y Coaching.

El confinamiento lo he pasado con mi familia política, por fortuna en el campo, y ha sido una buena experiencia, dentro obviamente de las circunstancias, pues hemos disfrutado mucho de la compañía, y además, la convivencia diaria y la organización que ello requiere también nos ha aportado mucho en cuanto a estrechar lazos y vínculos.

P.- ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia, especialmente el mundo del turismo?

R.- Bueno, la vida ya ha cambiado y muchos cambios han venido para quedarse, y no me refiero al hecho de llevar mascarilla, utilizar gel hidroalcohólico o cualquier otra medida de seguridad, más bien me refiero a nuestro esquema mental y nuestras prioridades, las cuales se están adaptando a esta nueva forma de vivir o ver la vida.

Por ejemplo, la consolidación del teletrabajo creo que influirá bastante en la residencia actual de las personas, ya que les permitirá poder instalarse en el lugar que mejor se adapte a sus necesidades, priorizando estar más accesible a la familia o ubicados cerca de la costa o en entornos más rurales, donde quizás tengan su segunda residencia.

El turismo se reactivará y volverá a ser la primera industria del país, de eso no tengo dudas, porque la sociedad quiere viajar y lo necesita. Ahora bien, creo que la tendencia en cuanto a la forma de viajar va a cambiar. El turismo rural, por ejemplo, ya se ha disparado durante la pandemia, y sí, en gran medida porque estaban todos los hoteles cerrados, pero creo que el turista, al menos de entrada, valorará más los espacios naturales, un turismo sostenible, y evitará quizás las aglomeraciones de grandes ciudades.

Los destinos de costa seguirán funcionando y se llenarán en cuanto podamos abrir, ahora bien, lo que no veremos igual que antes, por ejemplo, será la entrada al buffet llena de personas haciendo cola para desayunar, la comida expuesta al autoservicio o las piscinas abarrotadas sin control de aforo.

Todo esto va a cambiar porque el cliente es más exigente con las medidas de seguridad y será algo que valore mucho a la hora de elegir hotel y destino. En este caso, por ejemplo, Meliá ha puesto en marcha una estrategia muy potente, “Stay safe with Meliá”, donde garantiza la seguridad de sus colaboradores y clientes, entre otras muchas cosas.

Este tipo de iniciativas marcarán la diferencia y están moldeando la forma de viajar y concretamente las estancias en hoteles. Lo que veo más afectado a corto plazo es el viaje de negocio, pues los avances tecnológicos nos han demostrado durante el confinamiento que las reuniones funcionan muy bien y son productivas desde la distancia, gracias a las nuevas tecnologías. Por lo que estos espacios tendrán que reinventarse para adaptarse a las nuevas circunstancias.

P.- ¿Has pasado miedo en algún momento?

R.- Miedo como tal no he pasado porque he tenido la oportunidad de estar con la familia durante todo este tiempo y eso me ha proporcionado cierta seguridad, nos hemos cuidado mucho entre todos. Angustia e incertidumbre si que he pasado y es algo con lo que vamos a tener que aprender a convivir y sobrellevar si queremos ser felices.

Todo ha cambiado y esto conlleva que nuestros proyectos y objetivos tienen que adaptarse también al cambio, por lo que la sensación de incertidumbre de cómo lo vamos a hacer para seguir el camino está ahí. Es un auténtico reto.

P.- ¿Qué proyectos tienes para el futuro?

R.- Pues a nivel personal busco estar más cerca y accesible a la familia y mi tierra, después de un tiempo fuera de Huelva me apetece estar más tiempo aquí, al menos por el momento. A nivel profesional he encontrado nuevas áreas en las que me gustaría avanzar y aprender más, todo muy enfocado a las personas, mi trayectoria profesional y formación.

P.- ¿Qué es lo que has echado de menos en estos 12 meses que llevamos pandémco?

R.- Ver las calles y terrazas llenas de personas, los conciertos, los cines y las actividades deportivas. También la sensación que teníamos de haber salido de la última crisis, parecía que estábamos levantando cabeza, había oportunidades laborales para los jóvenes, etc.

P.- ¿Cómo ves la situación turística y hotelera del Huelva desde la distancia?

R.- No muy bien la verdad. Sorprendentemente julio y agosto no ha ido tan mal y el turismo nacional ha amortiguado algo la caída del sector, pero a diferencia de otros años donde los veranos se alargaban hasta mediados o finales de otoño, este año estaban los hoteles cerrados en septiembre.

Veo una situación donde hay mucho trabajo por hacer, Huelva como provincia tiene un producto buenísimo y creo que esta situación es una gran oportunidad para posicionarse, para dejar de vivir de la temporada de verano y atraer el turismo rural de invierno.

Tenemos una gastronomía, unas playas y una sierra con muchísimo valor, por no hablar de su gente, el clima y la luz que ofrece, es inmejorable. Pero para ello hay que mejorar muchas cosas, y entre ellas, la más importante es proporcionar una mejor accesibilidad nacional e internacional a la provincia.

P.- ¿Es el turismo de los sectores más perjudicados con la pandemia?

R.- Sí, creo que no hay duda de ello y espero que toda esta situación sirva también para empoderar mucho más este sector.

P.- ¿Porqué tienen que salir tantos jóvenes fuera de Huelva para buscarse su futuro?

R.- Pues principalmente por la carencia de oportunidades laborales que tenemos en la provincia en comparación con la cantidad de jóvenes preparados con estudios superiores, por ejemplo.

Es una cuestión de números, si hay más personas formadas que oportunidades acordes a dicha formación, es normal que las personas busquen oportunidades fuera. Nadie quiere estudiar una carrera y un máster para trabajar de algo completamente diferente o que no requiera de esos conocimientos que ha adquirido.

Por otro lado, creo que no está bien enfocada la formación y la educación que recibimos con el producto que aspiramos a ofrecer. Deberíamos alinearnos más en este sentido y fomentar el emprendimiento, focalizar y especializar más la formación a nuestro turismo, hostelería o actividades deportivas por ejemplo.

De esta forma mejoraría la calidad del servicio y sería otro punto a favor para la atracción del turismo y por consiguiente de riqueza.Pero bueno, esta pregunta genera un debate que tiene muchos puntos para tratar.

P.- ¿Crees que este verano se podrá viajar sin problemas a España desde otros países?

R.- Espero que sí, siendo optimista, pero con tanta incertidumbre y cambios que estamos experimentando de un día para otro, quien sabe, todo puede pasar.

P.- ¿Qué es lo que más te ha dolido en estos últimos meses?

R.- La muerte de mi abuela paterna, que me cogió aún fuera de Huelva y no me pude despedir de ella como me hubiera gustado, también la muerte de la abuela política, casi al mismo tiempo. Esa sensación fría a la que no estamos acostumbrados, donde no están permitidos los abrazos, los besos, las reuniones, eso me dolió bastante.

Luego la crisis sanitaria, el número de muertos, la soledad en la que se han visto inmersa muchas personas, y por supuesto, ver cómo se han caído negocios de toda la vida, el sustento de muchas familias. No es fácil digerir todo esto y no nos ha quedado otra que ser resilientes.

P.- ¿Qué te parece el comportamiento de los políticos en general ante esta crisis sanitaria y económica?

R.- Creo que existe una falta muy grande de ética, moral, principios y valores dentro de la política, que se traduce, entre otras cosas, en pura incoherencia y se está materializando en la situación actual del país.

P.- Cuéntanos algunas anécdotas que recuerdes de tu vida profesional

R.- Tengo muchas, mis últimos 5 años han sido muy intensos, pero en algo que he pensado mucho últimamente ha sido en el momento que embarqué en el puerto de Huelva rumbo a Tenerife con un sueño, un objetivo, y como unos años después lo hice realidad. Por aquel entonces, dejé un trabajo para empezar de cero con un programa de prácticas en el sector turístico, en mi compañía actual, y durante este tiempo que he estado fuera mi crecimiento como persona ha sido enorme.

Esta decisión me brindó nuevas experiencias, que no me había imaginado antes, cosas cotidianas como pasar las navidades fuera de casa, amanecer un día de Reyes solo, no estar presente en eventos familiares como el cumpleaños de mis padres y hermanos por ejemplo, todas estas experiencias me han aportado mucho, pues al final he compartido este tiempo con otras personas, de otros países y culturas, que me han enriquecido mucho y con los que he creado grandes amistades.

A nivel profesional he coincidido con grandes mentores que me han enseñado mucho, me han ayudado en momentos difíciles y me han apoyado en cada cambio. Como dije al inicio, han sido unos años muy intensos donde he salido constantemente de la zona de confort, y esto es algo que me ha fortalecido y desarrollado muchísimo.

Son todas estas vivencias y enseñanzas las que me han empoderado de alguna forma para poner en marcha mi proyecto personal y transmitir a través de mi blog, de mis artículos, todo lo que he aprendido y crecido durante mi corto camino. Y digo corto porque aun me queda mucho por conocer, por vivir.

P.- ¿Algún mensaje para los más jóvenes?

R.- Que entren en mi blog y compartan sus opiniones, experiencias y reflexiones conmigo jajaja. Nada, a los más jóvenes les digo que reflexionen bien sobre que quieren hacer, que es lo que realmente les gusta, les apasiona, y que vayan a por ello. También que tengan paciencia y constancia porque al final uno descubre su esencia andando el camino y a veces, podemos tener la sensación de que nos estamos desviando pero si uno mantiene el foco acaba alcanzado sus objetivos. Una frase que me encanta es, “al norte se llega en línea recta o por curvas, pero se llega”.

Juan, que me ha encantado echar este ratito de charla contigo, que te deseo toda clase de éxitos y que tus proyectos se vayan cumpliendo. Te veo ilusionado y eso es importante

Juan Francisco Rodríguez: "El turismo se reactivará y volverá a ser la primera industria del país"