lunes. 03.10.2022
El tiempo

José Luis Beltrán: "Para mí no ha existido nunca el futuro"

Mis pasos virtuales vuelven a encaminarse hoy hasta Isla Cristina, para charlar un ratito, con uno de mis primeros amigos cuando llegué a Isla Cristina a mediados de los años 70. Me estoy refiriendo a José Luis Beltrán
José Luis Beltrán: "Para mí no ha existido nunca el futuro"

Mis pasos virtuales vuelven a encaminarse hoy hasta Isla Cristina, para charlar un ratito, con uno de mis primeros amigos cuando llegué a Isla Cristina a mediados de los años 70. Me estoy refiriendo a José Luis Beltrán, una persona entrañable, trabajador, inquieto, hecho a sí mismo, solidario, emprendedor, muy isleño, alto sentido de la amistad y buena gente.

Mi tocayo a los 11 años empieza a trabajar en una tienda, a los 17, abre la primera suya, "Pajarería y Floristería Isleña", negocio que evoluciona favorablemente y nuestro protagonista empieza a estudiar arte floral en Sevilla, Madrid, y en varias ciudades de Holanda, Bélgica y Alemania, acabando haciéndose profesor de arte floral, impartiendo cursos en infinidad de lugares y realiza demostraciones en Sevilla, Pamplona, Murcia, Barcelona, Portugal.... Y, abre su segunda tienda, "Islaflor", que dirige Teresa, su mujer, hasta que se jubila.

Cuando me pongo en contacto con él para realizar esta entrevista, no lo duda, acepta, y este es el resultado de un ratito de lo más entrañable. 

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - La vida para mí está siendo larga y he vivido muchas etapas, y, vicisitudes he pasado de todas clases. Es normal que después de una pandemia estemos en tiempos de crisis.

P. - ¿Cómo crees que ha cambiado la vida tras más de 2 años de pandemia, sobre todo Isla Cristina?

R. - La vida no cambia, somos nosotros los que cambiamos y de todo debemos aprender.

Isla Cristina, ha vivido en su historia muchos problemas, como hundimientos de barcos, azotes a nuestra flota pesquera... y todo nos ha ido haciendo más fuerte.

P. - ¿Te imaginabas una guerra en Europa en pleno siglo 21?

R.- Sí, y las seguirá habiendo cada vez que salgan personas como Hitler, o ahora Putin... y desde luego gentes que sigan a este tipo de personajes maléficos

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - De momento no, pero la verdad que lo paso cuando pienso que pueda llegar un tsunami a Isla Cristina.

P. - ¿Qué proyectos tienes para el futuro y qué haces en la actualidad?

R. - Para mí no ha existido nunca el futuro. Si ha existido el pasado, que nos da experiencia, y, existe el presente, que es lo que vivimos, pero el futuro es incierto y no podemos saber lo que va a pasar, lo que va a ocurrir...

P. - ¿Qué recuerdos guardas esencialmente de tu vida profesional?

R. - En mi vida profesional he llegado a lo más alto que podía esperar. He estado y he compartido momentos estelares con los mejores profesores y amigos del mundo que podía esperar, los cuales me han enseñado todo lo que sé, y me siento muy orgulloso de ello.

P. - ¿Qué es para ti Isla Cristina?

R. - ¿Qué quieres que te diga querido tocayo? Isla Cristina es mi pueblo, el que he llevado con orgullo a medio mundo. Mis amigos de fuera no dicen José Luis Beltrán, me dicen José Luis de Isla Cristina, lo cual me alegra un montón. Tú sabes como somos los isleños para lo nuestro.

P. - ¿Qué destacarías de esta antigua Higuerita, que tanto atrae al foráneo?

R. - ¡¡Ufff!! Cantidad de cosas: su embrujo, su mar, sus barcos, sus gentes, su gastronomía, su carácter cordial y acogedor, sus carnavales... Isla Cristina es muy especial, y tú lo sabes bien. 

P. - ¿Progresa adecuadamente Isla Cristina? 

R. - El problema es el conformismo que pueda existir, además creo yo que influye muy negativamente la entrada de grandes superficies, tiendas de chinos, árabes, mercadillos... que ha ido destruyendo mucho comercio local. 

P. - ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

R. - Todavía existen algunos papeles donde yo escribía y dibujaba lo que quería hacer de mayor y lo cierto es que coincide con ello mucho de lo que he hecho hasta hoy. 

P. - ¿Quiénes han sido tus referentes? 

R. - Desde que tengo uso de razón hasta mi juventud, Pedro Gómez Quintero "Pedro el municipal", me enseñó a amar la naturaleza, las plantas, los animales. De jovencito a mayor, José Martín Columé, me enseñó a llevar un negocio y cómo solucionar los problemas. Ya de mayor un profesor de arte floral y florista. 

P. - ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas tu tiempo libre? 

R. - En mi condición de jubilado y trasplantado de válvula óptica, dedico mi tiempo libre a mis animales, mis plantas y a relajarme de todo el estrés que he tenido en mi vida. 

P. - ¿Con qué personaje te gustaría tomarte un aperitivo y que le preguntarías? 

R. - No tomo aperitivos y hay que tener en cuenta que yo he muerto y he vuelto a la vida. No me atrae tomar aperitivos con nadie en especial. 

P. - ¿Qué es lo que más valoras y detestas del ser humano? 

R. - Valoro a las personas naturales y humanas y detesto la mentira 

P. - ¿Te arrepientes de algo? 

R. - La verdad es que sí, me arrepiento de no haber dedicado más tiempo a mis padres y mis hijos. 

P. - ¿Te gustaría añadir algo más? 

R. - Qué me ha dado mucha alegría saludarte, que recuerdo los muchos años que viviste en nuestro pueblo, donde también dejaste tu semilla. 

Tocayo ha sido una auténtica gozada echar este ratito de cháchara contigo, un abrazo grande amigo. 

José Luis Beltrán: "Para mí no ha existido nunca el futuro"