viernes. 19.04.2024
El tiempo

Jesús Roa: "tenemos el derecho y el merecimiento de seguir soñando. En mi caso, por la música"

A nuestro entrevistado de hoy lo conozco hace una tres décadas y desde el primer día empatizamos, aunque la verdad es que nos vemos poco, pero cuando lo hacemos se nos nota la alegría que nos produce el encuentro y eso es lo más importante.
Jesús Roa: "tenemos el derecho y el merecimiento de seguir soñando. En mi caso, por la música"

A nuestro entrevistado de hoy lo conozco hace una tres décadas y desde el primer día empatizamos, aunque la verdad es que nos vemos poco, pero cuando lo hacemos se nos nota la alegría que nos produce el encuentro y eso es lo más importante. Me estoy refiriendo a Jesús Roa, persona cordial, agradable, responsable, trabajador, simpático, carácter abierto, solidario, amante de la música y muy especialmente una "güenagente" al que le tengo un gran aprecio.

Profesional administrativo motivado e inventivo con más de 36 años de experiencia, 34 de ellos en la empresa Seur. Larga trayectoria ayudando a sus superiores tanto a nivel profesional como personal. Bien organizado y preciso, con excelentes dotes de multitarea y criterio sólido.

Igualmente dedica su tiempo a la Educación Primaria y Secundaria, especializado en Orientación Educativa, y actualizado en procedimientos de formación y con experiencia trabajando con jóvenes y adultos.

Como comentaba anteriormente, amante de la música en la mayor parte de sus estilos, practicando con asiduidad la ejecución musical en varias formaciones. Músico de estudio con muchos años de experiencia en arreglos, grabación e informática musical. Responsable de “Estudio Conquero” de Huelva por donde han pasado numerosos artistas onubenses y de otras provincias realizando trabajos de grabación y edición musical. Miembro fundador del grupo “Bogart” de Huelva con una dilatada experiencia en eventos y espectáculos, así como colaborador en varias formaciones musicales como músico de estudio o directo. Presidente de la “Asociación Arrabales”, entidad sin ánimo de lucro fundada en  febrero de 2002 cuya finalidad es la prevención primaria, secundaria y terciaria en el campo de las drogodependencias, atención de enfermos vih o enfermedades  infectocontagiosas, tratamiento de enfermos con cualquier tipología asociadas al consumo, el apoyo emocional a personas con problemas de adicción y familiares y la integración socio- laboral de estas personas. Su ámbito de intervención es el de tratamiento a dependientes con un modo de vida totalmente afectado por el consumo de sustancias, en el que es aconsejable su separación temporal de su medio social habitual. Personas con graves déficits en sus comportamientos, vida personal y social. Pacientes que carecen de un mínimo soporte socio-familiar para desarrollar otros tipos de intervención, o que, contando con él, éste pueda ejercer una influencia negativa en el proceso rehabilitado. 

Como han podido comprobar, es un lujazo tener hoy en esta sección a una de esas personas entrañables que uno se puede encontrar en la vida y con quién  bien merece la pena conocer y compartir con él vivencias y charlas.

Cuando contacto con él para realizar esta entrevista, acepta del tirón y este es el resultado de un ratito de charla de lo más amena:

P.- ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 

R.- Sin duda es una situación jamás pensada por nadie. Quien iba a imaginar hace un año que dejaríamos de ver a nuestros familiares y amigos, a dar besos y abrazos, que íbamos a estar encerrados en casa confinados, que llevaríamos mascarillas, que no podríamos velar, despedir ni enterrar a nuestros familiares (por desgracia me tocó vivir esta circunstancia), que veríamos morir a una cantidad enorme de gente diaria, cadáveres casi hacinados en hospitales y en edificios convertidos en morgues, empresas funerarias que no disponían de stock suficiente para atender tan enorme y terrible demanda… ¿Hay algo peor que todo esto? Un mal sueño del que ojalá pronto podamos despertar.

P.- ¿Crees que habrá más olas de contagio?

R.- Según los científicos, todo parece indicar que así va a ser. Las autoridades políticas y sanitarias están intentando acelerar la campaña de vacunación para, en la medida de lo posible, hacer que esa cuarta ola sea menos agresiva que las anteriores. También va a depender mucho de nuestras actitudes responsables. Ojalá se consiga.

P.- ¿Cómo crees que cambiará la vida después de la pandemia y sobre todo el  mundo de la música?

R.- La pandemia nos está enseñando muchas cosas. Hemos aprendido a sobreponernos a situaciones muy complicadas y a seguir intentando llevar nuestras vidas de la mejor manera. En cuanto a la música, es muy difícil predecir como va a comportarse ese sector. El miedo de la gente a asistir a grandes eventos y conciertos va estar presente durante algún tiempo, pero a nivel local y provincial donde los espectáculos que proponemos son para un público más reducido, espero y deseo que se celebren con normalidad.

P.- ¿Has pasado miedo en algún momento?

R.- Al principio de la epidemia solo nos llegaban malas noticias y perspectivas inciertas de futuro. Nuestra salud se resentía, los hospitales se saturaban, la situación económica empeoraba día a día, había cierre de empresas diarios, trabajadores al paro…Sin duda podría pensarse que la hecatombe era inevitable. Y además la incertidumbre, el miedo a lo desconocido. No cabe duda que fueron momentos difíciles que parece que ahora pueden mejorarse con la solución de las vacunas, que es la única vía para poner fin a esta tragedia.

P.- ¿Qué proyectos tienes para el futuro? 

R.- Muchos, ¡todos los que este virus no me ha permitido hacer! Bien es cierto que una de las cosas que nos ha enseñado esta crisis sanitaria es que no podemos hacer planes a largo plazo pues todo puede desvanecerse de un día para otro, pero aún así, tenemos el derecho y el merecimiento de seguir soñando. En mi caso, por mi afición a la música, espero que más pronto que tarde podamos transmitir a la gente la alegría, los beneficios y el poder que la música tiene sobre nuestros estados de ánimo y podamos empezar a hacer directos. Y por supuesto poder reunirme con mis familiares y amigos, que son la razón de nuestras vidas.

P.- ¿Qué es lo que has echado de menos en estos meses que llevamos pandémico? 

R.- Las reuniones, los encuentros con mis familiares y amigos y las actuaciones con mi grupo de música. En mi entorno, somos muy dados a reunirnos de forma recurrente. Nuestro grupo de amigos, en su mayoría, lo compone gente que nos conocemos hace más de cuarenta años, integrantes todos del Coro Flamenco del Pilar, al que nos incorporamos cuando éramos niños y que seguimos celebrando de forma periódica encuentros donde los buenos ratos de cante y de pasarlo de categoría no faltan, en definitiva, parafraseándote, “ponernos como a nadie le importa”. Y por otro lado los buenos ratos de música y de directos con mi grupo “Bogart” así como las colaboraciones que hago con otros grupos y artistas.

P.- ¿Cómo fue el homenaje que hicisteis hace pocas fechas a Elvis y por qué lo hicisteis?

R.- Es un espectáculo que estaba anunciado y dispuesto para celebrarse el pasado 20 de marzo del año pasado, a beneficio de la “Casa Paco Girón” pero a cinco días del evento, se declaró el estado de alarma y todo tuvo que pararse. Se trata de una gala que tenía en mente desde hace mucho tiempo dada la afición de nuestro grupo por el rock & roll y por el Rey Elvis. Hace unos meses nos pusimos a trabajar en él y hoy es una realidad. El pasado mes de octubre pudimos presentarlo en las “Cocheras del Puerto” en esta ocasión a beneficio de “Hispanidad Radio” pues estaba pasando por un momento delicado y decidimos colaborar con ellos aportando nuestra ayuda para aliviar su situación. Tengo que comentar también que hace un mes pudimos concluir las grabaciones de un cd con todas las canciones que componen el espectáculo y que ya está disponible.

P.- ¿Qué sensación sentiste en verte de nuevo en un escenario? 

R.- Pues fue una mezcla extraña de sensaciones. Sin duda la felicidad por hacer lo que te gusta y por poner en práctica tu pasión, por juntarme con mi grupo después de mucho tiempo, por exponer el trabajo de muchos meses y que tuvimos que parar y retomar como consecuencia del virus y también con la responsabilidad de saber que era un espectáculo que se celebraba en medio de una pandemia y al que no pudieron asistir todas las personas a las que les habría gustado y todas las personas que a mí me hubiera gustado que estuvieran. Pero sin duda, un día especial y para recordar.

P.- ¿Desde cuándo te viene tu pasión por la música? 

R.- En mi casa la música siempre ha estado muy presente. Mis padres se conocieron en una Coral Polifónica y mis hermanos pertenecieron también al nombrado Coro Flamenco del Pilar. Con cinco años ya tocaba con soltura la guitarra y desde entonces hasta hoy no he dejado de practicar música. Mis inquietudes me llevaron hace seis años a obtener la Titulación de Graduado en Educación Primaria en la especial de Educación Musical, compaginando trabajo y estudios. Dura tarea que pude culminar con la mayor de las satisfacciones.

P.- Me has comentado que hace unos años pudiste graduarte en Educación Primaria especializándote en Educación Musical. ¿De dónde se saca el tiempo para compaginar trabajo y estudio? 

R.- Con mucho sacrificio y gestionando y organizando con eficacia las horas de las que disponemos. Fueron años muy duros porque además de los cuatro años de la titulación, continué con estudios de Máster y otras especialidades como la de Religión Católica. Pero puedo decir con satisfacción que no descuidé en ningún momento mis obligaciones familiares, laborales y sociales así como mis aficiones musicales, razones por las que me siento profundamente orgulloso.

P.- ¿Cuáles son los mejores y peores recuerdos que guardas como profesional?

R.-Como sabes, me dedico profesionalmente desde hace 34 años a la empresa Seur como Director Comercial y Jefe de Administración. Durante el confinamiento, nuestra empresa fue declarada como esencial y en ningún momento paramos la actividad. La satisfacción de poder contribuir a que hospitales, empresas y particulares pudieran recibir sus encargos y así “normalizar” las consecuencias desastrosas de la epidemia es algo de lo que nos tenemos que sentir orgullosos todos los que pertenecemos a esta mercantil.

P.- Volvamos de nuevo a la pandemia, ¿qué es lo que más te ha dolido en estos meses de pandemia?

R.- Lo que peor he llevado y he podido sufrir en primera persona es no poder velar y despedirme de los familiares y amigos que nos dejaron durante el confinamiento. Ver como gente moría sola en habitaciones de hospital y sus familias no podían estar con ellos en sus momentos finales. Eso es tremendo.

P.- ¿Qué te parece la actuación de los políticos en general ante la crisis financiera y sanitaria que padecemos? 

R.-Es muy difícil gestionar una crisis como la actual con todas las incertidumbres que genera enfrentarse a algo que no conoces. Estoy convencido de que, con sus aciertos y errores, los responsables sanitarios y políticos han hecho las cosas a su mejor entender. No es tiempo de reproches sino de unir esfuerzos para dar solución a esta situación, que ojalá sea pronto.

Jesús que ha sido una gozada echar este ratito de charla contigo, comprobar como sigues desprendiendo optimismo por los cuatro costados, que sigues disfrutando de la vida a pesar de la incertidumbres que existen y que me ha gustado muchísimo el CD que habéis editado de vuestro concierto tributo a Elvis Presley.

Un abrazo grande amigo y nos debemos un cafetito.