domingo. 02.10.2022
El tiempo

Jesús Castizo 'Bota': "En un campo de fútbol debería haber 2 árbitros y 4 jueces de líneas"

Hoy nos visita Jesús Manuel Castizo Vázquez, conocido en el mundo del fútbol como "Bota"
Jesús Castizo 'Bota': "En un campo de fútbol debería haber 2 árbitros y 4 jueces de líneas"

Hoy nos visita Jesús Manuel Castizo Vázquez, conocido en el mundo del fútbol como "Bota". Nacido en La Palma del Condado en marzo de 1973, donde estuvo estudiando en varios colegios hasta terminar el bachiller, que fue cuando se vino a Huelva para fichar por el Recreativo, siguiendo con sus estudios hasta que realizó el COU. Posteriormente se dedicó al fútbol en su totalidad, debutando con 18 años en el primer equipo albiazul de la mano de Jesús Aranguren, gracias a la norma de los sub-20, junto a sus  compañeros Gabi y José Mari. Estuvo alternando el filial con el primer equipo también con los míster José Antonio Naya y Marcel Domingo.

Pero la cantera como siempre no era debilidad de los entrenadores y después de hacer la mili, tiene que abandonar la disciplina Recreativista por falta de oportunidades, marchando al Betis B, donde realiza una pretemporada, pero le llegó una oferta del At. Baleares en segunda B, donde llegó a marcar en esa campaña 24 goles a pesar de jugar de centrocampista, pero le surgió una oferta del Cacereño para firmar por dos temporadas, la primera en tercera división, donde acaban la campaña sin perder ningún partido, y la segunda en segunda B. Posteriormente se enrola con el Poli Almería, pero la mala economía del Club, hace que se plantee volver a Huelva, acabando jugando en el Ayamonte de Pepe Rivera, para un año más tarde, a los 28 colgar las botas militando en las filas de su pueblo.

A partir de ese momento, entra de comercial en un laboratorio farmacéutico, donde ya lleva 22 años trabajando en este sector. 

Tiene tres hijos, deportistas, aunque Daniel, que es el mayor, trabaja en el mundo inmobiliario, por su parte Jesús es profesional del golf y su hija, Ariadna  es diseñadora de modas.

Para mantener la forma, Bota estuvo después del fútbol emulando a Indurain durante unos años, aunque el tiempo no pasan en balde y ha dejado las dos ruedas, sustituyéndolas por el golf, desde hace casi dos décadas, cuyo deporte es más relajado y más social.

Aparte de ello, nuestro invitado de hoy a esta sección, es un tipo muy cordial, servicial, observador, deportista, con gran sentido de la amistad, optimista por naturaleza, de fácil conversación, entretenido, fiable y buena gente. 

Cuando le propongo esta entrevista, he esperar unos días pues estaba liadillo, pero una vez que iniciamos la misma, tofo fluye y veo a Jesús, entregado y con ganas de hablar, por tanto inicio las preguntas, y la primera es obligada. 

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo? 

R. - La situación es surrealista, nadie esperaba que un bichito que apareció por China se fuera a propagar por todo el mundo. Aunque te voy a decir una cosa, esto no deja de ser una situación cíclica, como cuando ocurrió hace un siglo la mal llamada gripe española, que dejó también un elevadísimo número de muertes. Se suelen llamar situaciones de curso y retroceso, que hace que la sociedad se tenga que adaptar, donde unos salen muy beneficiados y otros perjudicados. La vida siempre ha sido así, y ahí está la historia para comprobarlo y ahora aceptarlo.

Mi mentalidad deportista ha tenido el foco en lo que podía hacer de forma beneficiosa, alimentándome bien, fuera de pensamientos negativos, fuera temas políticos de la televisión, donde nos han obligado estar por lo menos un año con una información sesgada, parcial... donde el miedo y la duda han hecho mucho daño, por lo que debemos aprender a librarnos de estas situaciones. 

P. - ¿Cómo crees ha cambiado la vida tras más de 2 años de pandemia sobre todo en el mundo de la sanidad?

R. - Evidentemente la vida ha cambiado, pero ahora disfrutamos más de la vida, de los hijos, de la familia...en definitiva de lo que tenemos, no de lo que deseamos. En esta etapa ha habido mucho engaño, mucho fraude. Por lo que ahora habrá que empezar de cero, con planteamientos distintos, otra forma de relacionarnos. Ahora hay aislamiento más personal.

En cuanto a la sanidad, ahora tenemos más precaución con lo que tocamos, hacemos o con quién nos relacionamos. La sanidad sigue avanzando para que el virus no acabe con la humanidad, sino que sea algo pasajero, aunque no veas el daño que ha hecho, aunque ya esté casi vencido.

Los laboratorios han hecho grandes negocios, no sólo con las vacunas, también con mascarillas, gel... Habiendo dinero por medio, nos portamos muy mal. 

P. - ¿Te esperabas una guerra en Europa en pleno sigo 21?

R.- Desde luego que no, y menos con la virulencia que se está desarrollando. Soy de una generación que no ha vivido guerra alguna, y como tal, no entendemos ni estamos preparados para ella. Falta diálogo y sobran las armas de cualquier tipo.

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - Miedo no he pasado. Siempre he aceptado la cruda realidad de la vida, vamos, que nos tenemos que morir. Soy muy pragmático en este sentido, y mientras tengo oportunidad, sigo viviendo, pero estoy preparado para cualquier cosa que pueda llegar.

Con el covid hubo mucha incertidumbre, pero como estaba trabajando en el sector sanitario, sabíamos a que bicho estábamos enfrentándonos. 

P. -¿Qué proyectos tienes cara al futuro y qué haces ahora?

R. - No queda otro proyecto, que agarrarse a lo que nos ha dejado el Covid, y es que hay que vivir el hoy, por tanto mi proyecto es proteger a mi familia, a mi matrimonio, a mis amigos, relacionarme sanamente, hacer deporte, jubilarme pronto, y, seguir disfrutando de la vida.

En estos momentos, asesoro a nivel de golf a muchos compañeros y amigos. Tengo un máster en psicología deportiva, el primer año, a nivel iniciación. Aparte llevo formándome desde hace un año en el mundo de las finanzas. 

P. - ¿Qué recuerdos guardas especialmente de tu vida como futbolista y como visitador médico?

R. - Mis recuerdos son inolvidables, pues fue el primer deporte que practiqué. Reconozco que con 8 años no sabía darle una patada al balón. En un partido de futbito a mi me sentaban en el banquillo, pues lo único que pegaba eran pelotazos para arriba, vamos que me hice futbolista, no nací futbolista. Hice de todo para llegar a triunfar, por eso tengo grandes recuerdos, mi vida era el deporte y todo lo que tengo se lo debo al fútbol.

En esa época me vi rodeado de buenas personas y también malas y peores, pero guardo los buenos amigos de la época. 

Mi recuerdo más importante, el debut en Los Cármenes con el primer equipo con Chechu Aranguren en el banquillo. Ahí comencé y a despegar para el fútbol profesional a nivel nacional, entrando en escena, pues antes eran partidos amistosos. 

Mira José Luis, yo quería ser profeta en mi tierra, un jugador importante y era un estímulo para mí ver y tener cerca a Antonio y Manolo Zambrano, Miguel Angel, Arrazola... Y como jugador de la provincia quería triunfar en esta tierra y la verdad es que aprendí mucho en el Recre, encontré mi vida y me proyecté como futbolista a nivel nacional 

De mi etapa farmacéutica donde llevo 22 años, he tenido dos fases, la primera que duró 10 años, donde solo veía médicos, y una segunda, desde hace 12 años que vendo los productos de mi laboratorio en farmacia. 

Como futbolista tuve conceptos que he aplicado a esta segunda profesión, y me ha ido muy bien con las relaciones comerciales. 

P. - ¿Qué es para ti Huelva?

R. - Huelva es una ciudad cómoda para vivir, me siento Choquero y Recreativista por los 4 costados. Vivir en Huelva es un privilegio. Aquí me casé, de aquí son mis hijos... Lo es todo para mi y para mi familia.

P. - ¿Qué te gusta más el golf o el fútbol?

R.- El fútbol ha sido la pasión de mi vida, es un deporte de contacto y para trabajar en equipo.

En el golf me gusta asesorar a mis compañeros y amigos, tengo un máster en psicología deportiva, en el primer año, en sus inicios

P. - ¿Qué jugadores te han impactado más y qué entrenadores te han marcado?

R. - Antes te he hablado de los hermanos Zambrano y a nivel local, cuando yo llegué al Recreativo a mi me impactaron los dos, eran figuras internacionales, la velocidad, la finura, la elegancia y clase de Antonio y el desborde de Manolo por banda, marcaban la, diferencia, sin desmerecer a otros compañeros. 

A nivel internacional Johan Cruiff era mi ídolo, yo llevaba su camiseta desde pequeño, y, al que tuve el placer de conocer pues era aficionado al golf.

A mi me hacía vibrar con su forma de jugar, manejaba el empeine y la parte interior del pie para todo y su elegancia era palpable. También me gustaban Beckenbauer y Maradona, era un fútbol de arte, ahora es más físico y por eso ha destacado Cristiano Ronaldo... 

En relación a los entrenadores que más me marcaron están, Aranguren, Touriño, Marcel Domingo, Valdés, Antonio Oviedo... De todos ellos con características muy distintas fui aprendiendo, pero me dejó sorprendido Roque Olsen, era un prodigio la pegada de balón que tenía.

P. - ¿Se valora bien la cantera en el Recre?

R. - Como bien sabes, me desvinculé de la cantera del Decano, pero si he visto como han salido muchos jugadores de Huelva, eso sí, cuando las cosas van mal, es cuando más se tira de la cantera. 

En mi época yo estuve muy a gusto, pero ahora la verdad es que no sé como funciona. 

P. - ¿Cuál sería tu once ideal de compañeros que hayas tenido? 

R. - No te sabría decir un once ideal, que bien podría ser de la propia cantera del Decano, y habría para hacer muchos onces ideales, es más, se podría hacer una plantilla de garantías para estar en primera división, pues no hay que olvidar que de Huelva han saludo jugadores de gran talla nacional e internacional, la relación sería interminable y está en la mente de los buenos aficionados. 

P. - ¿Qué cambiarías del fútbol actual? 

R. - Tal y como está montado el fútbol actual, yo admitiría más de los 5 cambios que hay actualmente. Date cuenta que hay muchos partidos en una temporada y el espectador, el aficionado, disfruta cuando ve al futbolista entero, no cuando está mermado y cansado. Entiendo que se debería considerar el mayor número de cambios en un partido, sería beneficioso para el propio espectáculo del fútbol. 

P. - ¿Eres partidario del VAR?

R. - Una cosa está clara. El árbitro no puede estar en todas partes, por lo que es bueno el VAR, y una decisión suya desacertada puede cambiar el curso de un partido y el resultado final, y por tanto, este instrumento es bueno, siempre que se use bien, pues se están creando mucha polémica a pesar de verse las jugadas a cámara lenta. Aunque yo aportaría otra alternativa más: el fútbol debería tener un árbitro con sus correspondientes jueces de línea por cada parte del campo.

Jesús, ha sido una gozada echar este ratito de conversación y verte, que hacía tiempo que no coincidíamos y te noto como para volver a los terrenos de juego y deleitar con tu zurda.

Un abrazote grande amigo. 

Jesús Castizo 'Bota': "En un campo de fútbol debería haber 2 árbitros y 4 jueces de líneas"