domingo. 02.10.2022
El tiempo

Fernando Arnaiz: "Huelva necesita conformar un frente político común, fuerte y compacto"

Me hace ilusión que se acerque hoy por esta tribuna pública Fernando Arnaiz Ramos
Fernando Arnaiz: "Huelva necesita conformar un frente político común, fuerte y compacto"

Me hace ilusión que se acerque hoy por esta tribuna pública Fernando Arnaiz Ramos, que formara parte de la plantilla de Radio Huelva - Cadena Ser, dejando constancia de su buen quehacer periodístico, aparte de ser una persona entrañable, cordial, buen compañero, solidario, risueño, amable y desde luego buena gente. Fernando nace en Madrid en 1970. 

-Periodista y consultor 

-Jefe de la Oficina en Europa de la Federación Latinoamericana de Municipios (FLACMA) 

-Embajador del Instituto Latinoamericano de Planificación Económica y Social (ILPES) de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina (CEPAL). También es el 

-Secretario General de la Asociación Española Amigos Empresarios AEAE. 

-Miembro de la Asociación de Periodistas Europeos (APE)

-Director Técnico del Instituto Arnaiz

-Coordinador General del Proyecto internacional ODS-Municipal para la digitalización territorial de los ODS de Naciones Unidas en la Región Latinoamericana. 

-Columnista, conferenciante y ponente. 

-Ha trabajado también durante muchos años en medios españoles de prensa, radio y en agencias de información, como la Cadena Ser, El País y Europa Press, entre otros. 

-Cuenta con una dilatada experiencia, de más de 30 años, en trabajos de estrategia urbana y territorial, económica, medioambiental y social para asociaciones y organizaciones privadas, así como para las Administraciones Públicas.

Pues bien, este es el currículum profesional de nuestro invitado de hoy, que cuando me pongo en contacto él, para charlar un ratito y realizar esta entrevista, no lo duda, acepta, se lo agradezco... y, este es el resultado que comenzamos así:

P. - ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - Sin ninguna duda estamos inmersos en un proceso de revolución global, tanto desde el punto de vista social, como económico y desde luego medioambiental. Todo está cambiando de forma acelerada. La pandemia COVID 19 ha provocado cambios indiscutibles en el desarrollo de la actividad económica y empresarial. En estos momentos nos enfrentamos a una nueva crisis global que afectará a Europa, ya lo está haciendo, y a España en concreto, con niveles de inflación desconocidos desde hace décadas y un impacto muy negativo de la guerra entre Rusia y Ucrania. De hecho, vienen tiempos muy difíciles en los que de nuevo habrá que “apretarse el cinturón”. 
 

P. - ¿Cómo crees ha cambiado la vida después de más de 2 años de pandemia y sobre todo en el mundo de la prensa?

R. - En mi opinión, como ya he apuntado en la respuesta anterior, la pandemia ha disparado la revolución digital, y sobre todo el fenómeno de la videoconferencia, que ha afectado a todos los estamentos de la sociedad. Nunca se han mantenido tantas reuniones virtuales al mismo tiempo, ni nunca se ha interactuado tanto como en los años duros de la pandemia. Por tanto, la actividad social digital se ha incrementado a unos límites insospechados, dejando un poso muy positivo en las relaciones personales y profesionales. Hoy se socializa en internet, nos guste o no, a través de las redes sociales que se han conformado como soportes comerciales en todos los sentidos. 

En el campo de la comunicación, y en concreto de la prensa, la pandemia ha hundido casi definitivamente el formato papel. Los diarios están sometidos a un cambio inminente, con cifras ridículas de ediciones en papel. De hecho, los nuevos medios de comunicación digitales que se han puesto en marcha en internet han roto más aún el viejo modelo de la publicidad tradicional y están experimentado nuevas líneas de ingresos a través de la fidelización de lector, con sistemas de pago de noticias. 
 

P. - ¿Te imaginabas una guerra en Europa en pleno siglo 21?

R. - No. Creo sinceramente que nadie esperaba un conflicto bélico como el que estamos presenciando entre Rusia y Ucrania. Incluso meses previos a que estallara, todo el mundo debatía si era una amenaza real de Vladimir Putin. Por otro lado, hoy no es tiempo de guerras y, por ello, la reacción de la comunidad internacional ha sido contundente en su papel pacificador para que se resuelva lo antes posible el conflicto. 

Esta guerra ha roto todos los esquemas y ha generado un cambio radical en las relaciones entre Rusia, la Unión Europa y los Estados Unidos de América, dando además un duro golpe al orden de seguridad mundial. 

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - No, aunque es peor la incertidumbre que el miedo. Las consecuencias de esta invasión de Rusia a Ucrania van a ser demoledoras. Nos enfrentamos en los próximos meses a una situación de recesión económica mundial importante, con un duro invierno, y una crisis energética con incrementos brutales del precio del petróleo, la electricidad y el gas, que ya se está llevando por delante, como consecuencia de la subida de la inflación, a numerosas empresas, con el deterioro que esto supone para las clases más vulnerables y desfavorecidas. 


P. - ¿Crees tiene sentido y justificación la excesiva subida de  los precios en general? 

R. - Resulta muy complicado buscar o no un sentido a las situaciones que estamos viviendo. La subida de precios se produce como consecuencia de múltiples factores, pero en este caso la guerra referida con anterioridad, las sanciones impuestas por la comunidad internacional o la crisis energética está provocando el aumento de los precios. Este incremento ya venía produciéndose tras la reanudación de la actividad post-covid y la reactivación de las empresas. 

Toda esta situación, y lo estamos viviendo en la actualidad, ha dado lugar a una revisión de los tipos de interés en las principales economías mundiales.

P. - ¿Qué proyectos tienes para el futuro y que haces en la actualidad?

R. - Como responsable de la Oficina de la Federación Latinoamericana de Municipios (FLACMA), que integra a más de 33 Asociaciones Nacionales y 16.400 municipios, estoy involucrado en varios proyectos de cooperación internacional, centrados en esta Región del mundo. 

Soy además miembro delegado en el Foro Político de la UE y Embajador del Instituto de Planificación de la Comisión de Planificación para América Latina y El Caribe (CEPAL) de la ONU, lo que me permite conocer a fondo las políticas internacionales en materia de desarrollo sostenible. De hecho, estoy dirigiendo en la actualidad un proyecto denominado “ODS Municipal”, impulsado por el Instituto Arnaiz de Estudios e Investigación, que ya está formando en Latinoamérica a más de 5.000 alumnos de 9 países. Se trata de un proyecto formativo de carácter “social y cultural” para la difusión de los ODS en los municipios latinoamericanos, que capacita a “jóvenes locales” en el conocimiento de las Metas que persigue la AGENDA 2030.

Finalmente, nunca he abandonado mi actividad periodística y colaboro con la Universidad Autónoma de Madrid y desarrollo trabajos de comunicación para empresas privadas. 
 

P. - ¿Qué recuerdos guardas de tu etapa profesional en Huelva?

R. - Todos los recuerdos son formidables. 

Mi cariño es enorme hacia todos mis compañeros de Radio Huelva de la Cadena SER, entonces con Juan Carlos Narváez en la dirección, con el que mantengo una estrecha amistad, y con todos los compañeros de aquella época; hoy muchos haciendo todavía la mejor radio. También con los amigos de El País Andalucía, donde trabajé muchos años (1994-2001), y con los colegas de los medios de comunicación de entonces, a los que debo momentos excepcionales de relación profesional.

Sigo manteniendo una relación estrecha de amistad y comunicación con numerosos dirigentes políticos de la Huelva de los 90, y con responsables de la vida económica y social, así como con colegas de los medios. En definitiva, son muchos y grandes amigos los que me unen y me vinculan a una tierra maravillosa.

P. - ¿Qué añadirías y quitarías de la prensa actual?

R. - Podría estar horas contestándote a esta pregunta, pero voy a ser extremadamente breve.

Añadiría criterio, profesionalidad, sentido común y credibilidad. Quitaría intrusismo, intereses políticos y económicos, rumores y manipulación.

P. - ¿Qué te llevó a estudiar periodismo y se lo recomendarías ahora a alguien?

R. - Siempre me gustó la carrera de Ciencias de la Información. Desde muy joven ya amaba la radio y la profesión. Soy un “oyente/lector” incansable.

La función periodística, hoy desgraciadamente devaluada en buena parte por culpa de nosotros mismos, y los valores que emanan de ella, como la democracia, la defensa de los derechos humanos, el progreso de la sociedad o la paz entre otros, justifican sobradamente que cualquier joven inicie su formación en esta disciplina. 

Una formación que en los últimos años ha cambiado notablemente, incrementando sus disciplinas en un mundo digital que no tiene fronteras. Así que, todo mi apoyo y máximas recomendaciones a todos los jóvenes que hayan decidido este año iniciar sus estudios de periodismo. 

P. - ¿Qué entiendes que necesita Huelva para despegar de una vez?

R. - Huelva es una provincia con grandísimos potenciales, aunque da la sensación de que se desarrolla todavía a marchas forzadas, casi suplicando a las Administraciones la publicidad necesaria para promocionar las grandes marcas de aquí.

Huelva es mucho más que sus playas o su sierra. Huelva es la personalidad demoledora que desprende cada rincón de sus plazas y avenidas, llenas de historias, de casos y cosas de gentes de antes y de ahora. Huelva son los encuentros de pasajes que nunca se olvidan, la amabilidad de la gente, del onubense sonriente y solidario, de las horas que se convierten en imágenes reveladas con los negativos de cada conversación, de cada anécdota, del diario y sin igual espectáculo que ofrece el sol onubense. Esto es, sobre todo Huelva, y por todo ello, la gente, el forastero viene a Huelva. 

Pero sin eludir tu pregunta, Huelva necesita conformar todavía un frente político común, fuerte y compacto, que defienda de forma unitaria sus principales necesidades en los estamentos y en las instituciones públicas a nivel regional y estatal. En muchas ocasiones, el debate interno ha impedido afrontar con fuerza las demandas prioritarias, la obtención de recursos económicos o el protagonismo político que merece nuestra provincia. Por otro lado, cuestiones como el impacto medioambiental de la industria del Polo o un carácter extremamente localista, en ocasiones innato al onubense, han hecho mucho daño.

Huelva es una provincia encajonada en el mapa con pocas entradas y salidas que, aunque tarde, se ha subido definitivamente en el tren del desarrollo. Las miradas son continuas y los deseos de viajar hasta la tierra de la luz son irrefrenables. En Madrid, por ejemplo, se paladean y se saborean sus manjares de tierra, mar y gentes. Meter a Huelva en la historia y en el siglo XXI de manera sólida y con recursos, sólo será posible si atendemos al sabio consejo del escritor inglés, Samuel Butler: “Cuanto más tiempo dura una disputa, más lejos nos hallamos del final”.

P. - ¿Qué significa para ti Huelva?

R. - En Huelva inicié mi vida profesional y una etapa imprescindible de mi vida personal. Estoy casado con una mujer de Huelva, Susana, una mujer maravillosa, y tengo 4 hijos, Gonzalo, Isabel, Juan y Cecilia, los dos primeros nacidos en esta tierra tan maravillosa. Huelva es mi segunda casa y siempre digo que es el rincón donde brilla más el sol y luce más la vida al sur del sur de este país. Mis estancias en Huelva durante el año son largas cuando las vacaciones me lo permiten.

P. - ¿Qué es lo que más valoras y detestas del ser humano?

R. - Lo que más valoro es la sinceridad y la honestidad, así como la capacidad de perdonar. Lo que más detesto es la mentira interesada.

P. ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas el tiempo libre?

R. - Mi afición preferida es leer el periódico sentado en una terraza con un buen café y tiempo. 

La lectura, la radio y viajar son actividades de mi tiempo libre.

P. - ¿Quiénes han sido o son tus referentes profesionales y personales?

R. - Mi gran referente personal siempre ha sido mi padre, D. Rafael Arnaiz, un hombre íntegro, sereno y equilibrado. En el ámbito profesional…todos aquellos que me han enseñado a amar y a respetar mi profesión.

Fernando, ha sido toda una gozada echar este ratito de cháchara, notarte feliz, muy activo y con ganas se seguir subiendo peldaños con tus proyectos y actividades profesionales y personales. 

Un abrazote grande 

Fernando Arnaiz: "Huelva necesita conformar un frente político común, fuerte y compacto"