domingo. 14.08.2022
El tiempo

Cinta Sierra: "Ojalá contemos en Huelva con un hospital Materno-infantil"

Cinta Sierra
Cinta Sierra
Cinta Sierra: "Ojalá contemos en Huelva con un hospital Materno-infantil"

Se acerca hoy por esta ventana pública María de la, Cinta Sierra Rodríguez, quien nació en febrero del 75 en Huelva, la segunda de tres hermanos, dentro de una familia trabajadora, donde su padre laboraba en los remolcadores, mientras que su madre era ama de casa. 

Estudió en el colegio Santa María Micaela de nuestra capital, donde realizó la EGB y técnico auxiliar de clínica, siguiendo posteriormente sus estudios de laboratorio, y como no pudo entrar en enfermería hizo magisterio preescolar y psicopedagogía. Su vocación es la sanidad y actualmente trabaja en la UCI del hospital Juan Ramón Jiménez, como técnico de cuidados auxiliares de enfermería, sintiéndose muy orgullosa de su profesión, donde por cierto, le ha tocado vivir la pandemia en primera linea. 

Cinta es una persona muy entrañable y solidaria, devota de la virgen de la Cinta, patrona de Huelva y también de Ntra. Sra. de la Esperanza, sin olvidarnos que es una recreativista de pro, pero además tiene un alto sentido de la amistad, es discreta, observadora, optimista a la vez que realista, gran profesional... Vamos, muy buena persona. 

Cuando me pongo en contacto con ella para realizar esta entrevista, en principio muestra su extrañeza, y me dice que le da una mijita de corte, pero el que sea yo quien se lo pida, hace que se decida, acepte y he aquí el resultado de un ratito de cháchara de lo más entrañable. 

¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

En principio preocupante, pues fíjate, post pandemia, inflación, guerra..., mucha incertidumbre que no sabemos que nos deparará en un futuro. Pero también estoy esperanzada en que todo saldrá bien y quedará como una anécdota o un mal sueño.

¿Cómo crees que ha cambiado la vida después de más de 2 años de pandemia?

Entiendo que tras lo que hemos pasado, pla vida ha cambiado poco, y quizás a peor, estamos en una sociedad algo egoísta, donde no nos importa o no tenemos en cuenta a los demás. Nos hemos acostumbrado a oír cifras de muertos por guerra, por COVID y no le damos importancia.

¿Te esperabas una guerra en Europa en pleno siglo 21?

En ningún momento pensaba que podíamos vivir una guerra y más tras dos años de pandemia, donde se ha pasado tan mal.

¿Has pasado miedo en algún momento?

Si bastante. Por mi profesión he vivido el COVID muy de cerca y en primera línea. Al principio tenía miedo a poder contagiarme, porque era algo desconocido y veía que era una enfermedad que en pocos días podías morirte, con el paso de los meses, ese miedo se fue pasando poco a poco. Cuando llegaba a casa después de un turno duro de 12 horas, muchos días, me sentía impotente porque no se podía hacer nada. Afortunadamente, a día de hoy, sigo sin haberme contagiado, ni nadie de mi familia.

¿Qué proyectos tienes para el futuro? 

La verdad es que gustaría hacer algo de ayuda humanitaria en un país sudamericano.

¿Qué significa para ti Huelva y el Recreativo?

Huelva significa todo para mí, es la tierra donde nací y donde me he criado. Me encanta sus paseos por el Conquero, me considero Cintera y de la virgen de la Esperanza, devoción inculcada por mi madre. El Recreativo es el equipo de mi ciudad, que por la mala gestión se ve en unas categorías, donde no debería de estar, confío que pronto pueda llegar a la categoría que se merece y presumir de su Decanato.

 

¿Cómo ves el futuro del Decano? 

Quiero verlo con optimismo y que todos los años venideros sean como la última temporada que hemos vivido, aunque lo veo difícil, pero no perdamos la esperanza y confiemos en que unos cincos años como mucho podamos estar de nuevo en primera división. 

¿Progresa Huelva adecuadamente? 

No como me gustaría, pues en infraestructura, hay grandes deficiencias para ser Huelva una provincia donde hay bastante turismo, sobre todo en verano y podría haber más si no fuese tan complicado llegar hasta aquí.

 

¿La vida es justa?

Rotundamente NO. Pienso que para que la vida fuera justa no tendría que haber hambre, guerras, enfermedades en niños y toda la sociedad debería de tener al menos un trabajo y una vivienda digna, algo que por desgracia, no ocurre. 

¿Entiendes las subida de precios que hay en España en todo? 

La verdad es que no, podría entenderlo en algunos aspectos, pero afecta a todo, cualquier cosa que compres ha subido de precio de manera desorbitada y esto supone que la situación pueda hacerse cada vez más difícil, e incluso insostenible. 

 

¿Qué recuerdos guardas de tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

Especialmente, los veranos en Punta Umbria, con mis primos, y desde luego, la cruz de mayo de las Palmeras que se celebraba debajo de mi casa.

De mayor siempre quise ser enfermera e irme de ayuda humanitaria. Me he quedado siendo auxiliar de enfermería y lo de la ayuda humanitaria, todavía no lo descarto. 

¿Quiénes han sido o son tus referentes profesionales y personales? 

En lo personal mis padres porque me enseñaron todos los principios y valores que se necesita para ser una buena persona, cosa que intento, y, en lo profesional, mi madre, siempre me decía “trata a los enfermos, como te gustarían que trataran a alguien tuyo”. En mi día a día en la UCI, intento llevarlo a la práctica y tengo presente sus palabras.

¿Cuáles son tus aficiones y a qué dedicas tu tiempo libre?

Me encanta pasear por las playas de Huelva y el paseo de la ría que ha mejorado en los últimos años, siempre acompañada de mi perro Lucky y disfrutar de la familia, sobre todo de los más pequeños.

¿Con quien te gustaría compartir una cena, porqué y que le preguntarías?

Me gustaría cenar con mis padres y mis dos hermanos, todos fallecidos, principalmente porque los echo mucho de menos en mi día a día. Mis padres serían ya mayores, pero me hubiera gustado que hubieran disfrutado de su vejez, a mi hermano le diría que sin quererlo me ha transmitido su pasión por el Recre, desde que falleció sigo al Decano y mi hermana porque, aunque solo tuviera 5 años, hubiera sido un gran apoyo para mí. Tengo que decirte José Luis que nunca se olvida a un ser querido, simplemente se aprende a vivir sin él.

Cinta Sierra

¿Cinta, qué te gustaría añadir? 

Dos deseos, que en esta temporada el Recreativo ascienda y ojalá que pronto en Huelva contemos con Hospital Materno-Infantil, que tanta falta hace.

Cinta ha sido una gozada este ratito de charla que hemos mantenido, donde te veo a pesar de todo optimista de cara al futuro y ojalá cumplas tu sueño de irte de ayuda humanitaria. 

Un abrazote grande amiga

Cinta Sierra: "Ojalá contemos en Huelva con un hospital Materno-infantil"
Comentarios