lunes. 03.10.2022
El tiempo

Chuli Vázquez: "Hubiese dado mi vida por pasar un rato con Maradona"

Manuel Jesús Vázquez Florido, "Chuli" en el mundo del fútbol, es nuestro protagonista en el día de hoy
Chuli Vázquez: "Hubiese dado mi vida por pasar un rato con Maradona"

Manuel Jesús Vázquez Florido, "Chuli" en el mundo del fútbol, es nuestro protagonista en el día de hoy, lo cual me alegra un montón, pues este futbolista como persona es un tipo cordial, entrañable, observador, intuitivo, listo, solidario, muy recreativista, comprometido, buen amigo, familiar. Desde luego buena gente. 

Su vida balompédica se inicia en las categorías inferiores del Real Club Deportivo Espanyol y Real Club Recreativo de Huelva, siendo en el Decano cuando se convirtió en profesional. Fue máximo del Recreativo en Segunda "B", debutando en 2012 en Segunda División con el conjunto albiazul, que después de dicha temporada a las órdenes de Sergi Barjuán, fue traspasado al Real Betis, cuyo club poco después lo cede al C. D. Leganés y posteriormente ficha por la U. D. Almería. 

En 2017 se enrola en el Getafe C. F. donde asciende a Primera División, para ser cedido después al C. D. Lugo y pasar seguidamente al Extremadura U. D.

En agosto de 2019 volvió al Recreativo de Huelva.para estar en el club Decano dos años, uniéndose posteriormente al Hércules de Alicante C. F.

Esta temporada milita en el Club Lleida Esportiu, donde le deseamos toda clase de éxitos. 

Una vez repasado su currículum profesional como futbolista, pasamos a la entrevista, que comenzamos de la siguiente manera:

P.- ¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

R. - Que hay un punto de incertidumbre en general en toda la sociedad. Con la pandemia, hemos acabado con un poco de miedo, que es lo que creo quieren los que todos sabemos, para que dejemos de pensar y no acabemos con su chiringuito. Al final cada uno de nosotros tiraremos con nuestra vida, intentando hacer lo que se pueda, que es de lo que se trata, VIVIR

P. - ¿Cómo crees que ha cambiado la vida tras más de 2 años de pandemia, especialmente en el mundo del fútbol?

R. - Esta pregunta se puede enlanzar con la anterior. Creo que han hecho crecer nuestros miedos y que nos sintamos menos libres. Y con el mundo del fútbol pasa igual, pues es un eslabón de la sociedad. Yo era un poco reacio a lo que se decía que saldríamos mejor del confinamiento, y a la vista está que no ha sido así.

P. - ¿Te esperabas una guerra en Europa en pleno siglo 21?

R.- Realmente no, aunque el ser humano tiende al egoísmo, a la ambición, y en cualquier lugar del mundo se discute siempre por el poder y el dominio. Desgraciadamente es así. 

P. - ¿Has pasado miedo en algún momento?

R. - Miedo en si no he pasado, a veces, desesperación en el confinamiento, pues me sentía como un mono metido en una jaula. Quería salir, correr, explotar... y no podía, pero miedo no he pasado.

P. - ¿Qué proyectos tienes cara al futuro?

R. - Sigo con mi carrera futbolística, aunque la verdad es que uno tiene que ser inteligente y precavido, por lo que tengo cosas en mente siempre. En estos momentos estoy empezando a colaborar con cosillas y proyectos que me pueden servir en el futuro. Actualmente tengo una buena consonancia con Joaquín Rasco, de la empresa Gañafote, con el que estoy aprendiendo mucho. Estoy planeando mi futuro.

P. - ¿Qué recuerdos guardas especialmente de tu vida como futbolista?

R. - Mira Camacho, los recuerdos los vivo a diario. Soy muy feliz siendo futbolista, lo vivo día a día con intensidad, y más cuando veo que se puede acercar el final, pues estoy disfrutando mucho más.

P. - ¿Qué es para ti el Recreativo de Huelva?

R. - El Recre es el Club de mi vida, de mi infancia, de mi adolescencia... además es el club donde tuve la suerte de hacerme profesional, de volver después a los 29 años, aunque la verdad es que no fue bien, pero bueno, el Recre para mí es todo. Mi hija es abonada desde que nació, yo soy socio vitalicio al igual que mi hija, y, eso no me lo va a quitar nadie.

P. - ¿Se cuida la cantera en el Recreativo?

R. - No creo, y puede ser lógico, en el sentido que el club económicamente, por una situación nefasta, el mayor montante de dinero que tiene es para invertir es para salvar la cabeza del primer equipo, que es el que mantiene todo, con patrocinadores, socios... 

Si es verdad y espero que el proyecto que se está llevando ahora, más despacio y poco a poco, debe ser la clave para dar sus frutos, se sienten las bases..., para cuando el club llegue al fútbol profesional de nuevo, la cantera sea la base para hacer crecer a jugadores y un sustento económico del club, a la hora de traspasarlos.

P. - ¿Te gustaría volver al Recreativo?

R. - La verdad es que no me gustaría volver al Recreativo. Creo que mi etapa como jugador ya ha pasado. He sido muy feliz en el Recre, soy recreativista de cuna y eso no me lo va a quitar nadie, pero a nivel personal, incluso personal, no veo con buenos ojos volver al Decano de momento. No te digo que en otra época en que yo me aventure en otros proyectos deportivos, no lo cierre, pues el mundo y el fútbol dan muchas vueltas.

P. - ¿Qué jugadores te han impresionado y qué entrenadores te han aportado más?

R. - Siempre he dicho que fundamentalmente ha sido sólo un jugador, pero hoy voy a decir dos. En primer lugar Jorge Molina, por lo que representa dentro del terreno de juego, por la facilidad que da, por lo que abarca, por lo fácil que se lo hace a los compañeros, por el nivel que muestra, por el compañerismo....

En segundo lugar, a un futbolista ya retirado, que me enseñó muchísimo desde fuera, se llana Ale Faurlin. Estuvo en el Getafe, Mallorca, muchos años en la Premier...

Este hombre me enseñó como aportar a tu equipo sin jugar, y creo que es una de las mejores enseñanzas que me han dado en toda mi carrera. 

En cuanto entrenadores son muchos los que me han aportado en mi carrera, desde Sergi Barjuan a Garitano, Bordalás, que me enseñó a ganar con todo. Ahora con Pérez, mi actual entrenador, con el que estoy aprendiendo nuevos sistemas.

Al final, el fútbol es una maquinaria del que no se para de aprender, ni se debe dejar.

P. - ¿Qué es lo que más valoras y detestas del fútbol?

R. - Lo que más valoro del fútbol, es el fútbol en sí. Es el deporte lo que me hace seguir enamorado de él.

El balón y el verde, no engañan. El esférico entra en la portería y no te miente. 

Detesto del fútbol lo que le rodea, desde dirigentes que intentan engañarte, que te tratan como mercancías, hasta aficionados que te faltan al respeto, ven el fútbol  más allá de lo que es. El futbol es un deporte y para nosotros, los profesionales, es un trabajo, que nos va la vida en ello. Hay aficionados que llevan al fútbol fuera de una realidad que no existe. Malas personas hay en todos lados y en todos los trabajos.

P. - ¿Eres partidario del VAR?

R. - No soy partidario. Yo solamente dejaría el reloj de gol o no gol, y el VAR lo quitaría. Entiendo que no estamos ayudando al espectáculo ni a la justicia, pues el equivocarse también puede ser justo. Si se equivoca un un portero o un delantero, por qué no se va a equivocar un árbitro.

Se entiende que el colegiado no se va a equivocar nunca a favor de uno u otro, pues se le supone la imparcialidad y para ello se forman durante unos años en las escuelas de árbitros.

En definitiva, cero que el VAR perjudica al fútbol por completo. 

P. - ¿Cuál sería tu once ideal de compañeros tuyos? 

R. - Quedarse con un once ideal para mí es difícil, pues se me olvidarían  algunos compañeros y no sería justo. 

P. - ¿Cómo fue tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

R. - Mi niñez va ligada a mi hermano Angel y a un campo que tenemos en Los Judíos de Gibraleón. Los dos todo el día con un balón. Él me enseñó a mi a ser mejor y muy competitivo. Como mi hermano es 4 años mayor que yo, en las edades de niños se notaba mucho y era mejor que yo, y para yo estar a su nivel tenía que esforzarme el doble. Son los recuerdos que mejor guardo, el que me hace ser la persona que soy. Grandes recuerdos que están vinculados a ese  campo y a alberca en verano. Obviamente soñaba con ser futbolista profesional. 

P. - ¿Quiénes son tus referentes a nivel personal y profesional? 

R. - Referente con el paso de los años, te vas dando cuenta que es mi padre, también mi madre evidentemente, pues lo que yo soy capaz de hacer hoy por mi hija, me lo enseñó ella. 

Me gusta recalcar a mi padre, por la situación que ha pasado, que ha vivido y como él lo ha afrontado. 

Todo el mundo que lo conoce en Huelva, sabe que ha sufrido un trasplante de riñones. Estuvo muchos años acudiendo a diálisis, pasándolo muy mal enchufado a una máquina. Para mí, un súper héroe por como ha sido capaz de sobreponerse a ello. Le he visto reír, disfrutar y tener que ir a la máquina, donde tenía que estar enchufado 4 horas cada dos días. Siempre será un referente en mi vida. 

A nivel profesional quiero destacar a un compañero, el Cata Díaz. Lo conocí tenía 37 años, y cuando se supone que ya lo había hecho todo en el fútbol, se viene a Segunda división, al Getafe, y era siempre el primero en llegar al entrenamiento, en empezar a correr, cuidándose en la alimentación, en dar un paso al frente, vamos, primero en todo. A mi me marcó y me hizo ver el fútbol profesional de otra manera. 

P. - ¿Cuáles son tus aficiones preferidas y a qué dedicas el tiempo libre? 

R. - Me gusta hacer muchas cosas, pero cuando tengo tengo tiempo libre de verdad para mi, intento evadirme con la play jugando al Fifa, también a formarme haciendo cursos de marketing deportivo. Y como padre de familia, dedico mi tiempo a mi mujer, a pasear, a la gastronomía, nos gusta mucho salir a comer y desde luego a mi hija a lo que ella quiera, pero me gusta enseñarle juegos de los que ya no se practican y no puede aprenderlos en otros lugares. 

P. - ¿Con qué personaje te gustaría compartir una cena y qué le preguntarías? 

R. - Dentro del mundo del fútbol, los que me conocen saben que hubiese dado la vida por pasar un rato, aunque hubiesen sido tres minutos con Diego Armando Maradona, para mí el mejor jugador de la historia, el hombre que me hizo sentir más pasión por este deporte y además, "que el pobre también puede con el rico". 

Fuera del fútbol, por ser una persona muy culta e interesante y que quizás no se haya valorado como se merece, con Jesús Quintero. Tiene una visión de la vida que me encanta. 

Ahora está pasando una mala racha de salud y desde luego le deseo una rápida recuperación. 

Bien, hemos llegado al final de este ratito de charla que hemos mantenido. Te deseo toda clase de éxitos, los años que te queden de profesional del fútbol y desde luego me encanta que te estés preparando con tanta ilusión para después de colgar las notas 

Un abrazote grande campeón. 

Chuli Vázquez: "Hubiese dado mi vida por pasar un rato con Maradona"