lunes. 15.08.2022
El tiempo

Bernardo Pérez: "El distanciamiento y falta de credibilidad de los políticos es preocupante"

Coincide esta entrevista con el aniversario de su protagonista, quien nos narra su idilio con Huelva y su singladura por nuestra tierra.
Bernardo Pérez
Bernardo Pérez
Bernardo Pérez: "El distanciamiento y falta de credibilidad de los políticos es preocupante"

A pesar de ser paisanos, he conocido al protagonista de hoy hace realmente poco tiempo, y la verdad es que me alegro un montonazo, pues me ha sorprendido muy gratamente por su compromiso con la sociedad, su solidaridad, empatía, amabilidad, su capacidad de trabajo en beneficio de los más desfavorecidos... Luego me cuentan amigos comunes que lo conocen bien, que es autoexigente, que se adapta a cualquier situación, que es generoso, respetuoso y leal. ¡Ah!, y puntual. 

Me refiero a Bernardo Pérez Sánchez, quien ha tenido y tiene vinculación con Huelva, como ya contaremos más adelante. 

Nacido en Constantina en 1965, tal día como hoy, día 5 de agosto, por lo que hoy es su cumpleaños. Está casado con Mari Martín Ávila y tiene dos hijos  María y Oscar 

Bernardo hace su Graduado Escolar., pero deja de estudiar para ponerme a trabajar, siendo varios las labores que desempeña en sus inicios . Comienza su sndadura en una fábrica de estuchados de azúcar en mi Constantina, continúa luego trabajando con construcciones militares y otras empresas fuera de mi localidad como peón de albañilería. (1983-1987)

Estudia por las noches cuando sale de trabajar y se examina de todos los carnets de conducir, empezando a continuación en una empresa de camiones en Sevilla. (1987-1989)

-Conductor de ambulancias. (1989-1994)

-Celador conductor en varios distritos sanitarios. (1994-1996)

-Conductor camión residuos sólidos urbanos. (1996-1997

-Conductor mecánico en el Ejército del Aire -Ministerio de Defensa (.1997-1999).

-Autónomo con un taxi adaptado. (2006-2009)

-A partir de entonces está como conductor en la Junta de Andalucía, desde 1999 hasta la actualidad pasando por las consejerías de Obras Públicas, Relaciones Institucionales, Presidencia, Medio Ambiente y Agricultura.

Estando trabajando continúa formándome y aprueba el acceso a grado superior, y es formador de formadores, en la especialidad de medio ambiente, cursos de seguridad vial, prevención de riesgos laborales, conducción de protección y evasión, conducción segura en vehículos 4x4 en pistas forestales, seguridad en la conducción de turismos y 4x4... 

 

Cuando hace unos dias, me acerco a nuestra tierra natal para la preparación del Reencuentro que vamos a tener mañana sábado con amigos de tres generaciones distintas, lo aprovecho para echar un ratito de charla con Bernardo, y cuyo resultado es el siguiente:

¿Qué opinión tienes de la situación que estamos viviendo?

En pocas palabras, podemos decir que estamos viviendo en un clima de incertidumbre. El mundo es tan cambiante que no sabemos qué va a ocurrir y esto afecta mucho. El euro ha cambiado, el dólar también, en Europa hay mucha incertidumbre por la guerra en Ucrania, y, España como miembro de ella, no escapa de esto.

¿Cómo crees que cambiado la vida tras más de dos años de pandemia?

Aunque poco a poco nuestra vida intenta parecerse a aquello que conocíamos hasta marzo de 2020, la realidad es que nada tiene que ver esta normalidad con la que teníamos entonces, antes del coronavirus.

La pandemia ha cambiado nuestra forma de relacionarnos, de celebrar, de comprar e incluso de trabajar con la llegada, en algunos casos, del teletrabajo.

 

¿Te esperabas una guerra en Europa en pleno siglo 21? 

La verdad es que no esperaba este terrible momento que estamos viviendo, y viviremos en mayor crudeza a lo largo del tiempo, aunque realmente creo que no será así y que la vieja Europa, la Europa de los principios y valores, tendrá que dar la batalla contra el tirano, porque como leí una vez: el coraje es el precio que exige la paz. 

¿Has pasado miedo en algún momento?

Si, claro. Creo que todo el mundo en algún momento de su vida ha tenido miedo.

El miedo en estos tiempos ha estado marcado por el COVID y entiendo que ha sido aparte del mío individual, más bien, un miedo colectivo y generalizado. Todo esto ha sido duro, haces que no duermas, que estés pensando en cómo vamos a salir de esto, y eso combinado con las cifras diarias de fallecidos y una evolución de contagio que alcanzaba porcentajes en un momento determinado que daban miedo... más la suma de la incertidumbre por esta guerra.

¿Qué proyectos tienes para el futuro y que haces ahora?

Ahora mismo el proyecto más inmediato que tengo es seguir viviendo, Jajaja  y seguir trabajando porque todavía me queda vida laboral. Entre medio de estas dos cosas, estoy con la Asociación José Luis Ortiz -en la memoria- y a la cual pertenezco, y es en la colocación e inauguración de una estatua en bronce en Constantina, que representa los valores del respeto, de la aceptación, de la inclusión y de la normalidad haciendo visible a todas las personas con capacidades diferentes. 

También con esta misma Asociación seguimos trabajando en la recaudación económica para darles las comidas de Nochebuena y de Navidad a las personas más necesitadas, vulnerables o que estén solas. Estas comidas se las llevamos a sus propios domicilios que son los mejores comedores sociales.En esta misma línea presente, también pertenezco a la Asociación Española Contra el Cáncer en Constantina.

¿Cuáles son tus mejores y peores recuerdos profesionales? 

Hay muchos recuerdos buenos y malos dentro de las varias actividades que he ido desarrollando a lo largo de mi vida.

Dentro de los mejores recuerdos podrían estar: ayudar en el nacimiento de una niña en una ambulancia camino del hospital o evitar la muerte de un niño por atragantamiento en el tiempo que estuve trabajando para sanidad.

También fue grato y placentero el tiempo trabajado para Defensa por la variedad de los distintos servicios encomendados y el buen ambiente dentro las unidades.

El peor recuerdo fue también estando trabajando en Defensa y sanidad. La muerte por atropellamiento de mi padre en Sevilla en el año 1999. 

¿Creé que los políticos en general miran antes los intereses de sus partidos que el de la ciudadanía?

Hace ya tiempo que los partidos políticos o los políticos propiamente dicho han dejado de representar a los ciudadanos mirando intereses partidistas; su distanciamiento y falta de credibilidad social es algo tan preocupante como urgente de resolver y la actual sensación de desconfianza y la indignación, amplían el divorcio entre los políticos y la sociedad. Se hace necesario, en definitiva, un mayor equilibrio de poder entre los partidos políticos y una sociedad más informada y participativa.

Aunque como siempre he dicho, no dudo en principio de la honradez individual de la mayoría de los políticos y cargos públicos, es evidente que algo falla en el funcionamiento de los partidos y su relación con los ciudadanos. Y esta situación debería de cambiar para volver a generar dicha confianza.

¿Qué recuerdos guardas especialmente de los políticos onubenses con los que has trabajado?

 Los recuerdos que guardo de ellos son todos muy buenos y gratificantes. Fueron tres: Cinta Castillo Jiménez, Consejera de Medio Ambiente de la Junta entre 2008 y 2010. Recuerdo el espíritu y la capacidad de trabajo que tenía, era incansable, constante, tenaz e impetuosa con una entrega y vocación de servicio público. 

Amante y defensora de su Huelva y sus gentes. Me quedé con su sonrisa y las largas charlas camino de esta Andalucía nuestra. Cuanto lloré ese 30 de octubre y cuanto bien hizo en la defensa de tantas mujeres maltratadas.

José Juan Díaz Trillo, Consejero de Medio Ambiente entre 2010 y 2012. El medio ambiente y la cultura formaron parte de su legado. Persona muy culta y correcta en el trato, más que un jefe era un amigo, con mucha vocación de servicio público. Exigente y defensor a ultranza de Huelva, Doñana y de los 200 espacios protegidos de Andalucía compatibilizando la conservación con el desarrollo social y económico de su entorno.

Entre sus frases me quedo siempre con esta: “cuando más dificultades hay, más política hace falta”.

José Gregorio Fiscal López, Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía desde 2015 hasta 2019. Lo conocí antes de ser consejero porque fue jefe de gabinete de la Consejería de Medio Ambiente con Cinta Castillo. Posteriormente ocupó el cargo de director general de Cambio Climático y Medio Ambiente Urbano de la Junta de Andalucía con el consejero de Medio Ambiente Díaz Trillo. Persona cercana, compañero, conocedor de su tierra, comprometido con la gestión del trabajo bien hecho, con la necesidad de conjugar la protección del medio ambiente con el desarrollo económico de los pueblos, gran amante de la naturaleza, de su provincia y su querida sierra onubense, de su Virgen del Rocio y gran deportista.

¿Qué es para ti Huelva? 

Para mí la ciudad de Huelva significa pueblo grande, gente acogedora y amable. 

La provincia de Huelva esa gran desconocida, que tiene de todo: mar, montaña, sierra, historia, naturaleza, deporte, gastronomía... Los paseos al atardecer por esas playas mágicas.

Los sabores: Gambas y jamón. Aunque unas habas con choco y unas habas enzapatás me vuelven loco.

Huelva lo tiene todo, pero le falta creérselo, venderse mejor y luchar. Huelva es una de las desconocidas de Andalucía, pero tiene su:

- Parque Nacional de Doñana.

- El rey del parque: el lince ibérico.

- La Aldea de El Rocío y la romería más importante del país. 

- Monasterio de Santa María de la Rábida

- Monumento a Colon……

En definitiva, la provincia de Huelva es una de las más bonitas de España, repleta de parques naturales, con sus playas kilométricas casi vírgenes y la preciosa Sierra de Aracena y Picos de Aroche, en el norte, quien descubre Huelva, se queda. Agradezco la suerte que he tenido de trabajar por esta tierra y conocer a tanta gente buena y entrañable.

¿Progresa como se merece Huelva? 

La respuesta es tajante: NO. Huelva da más de lo que recibe. Huelva necesita inversiones e infraestructuras para aumentar el desarrollo social y económico de la provincia.

¿Qué recuerdos guardas de tu niñez y qué soñabas ser de mayor? 

Los recuerdos son muchos, y no sabría ordenarlos. A veces, el recuerdo es de un momento. Uno de ellos fue la compra del primer televisor en casa y la algarabía de todos mis amigos por ver las películas y todo lo que salía por la caja tonta.

Otro recuerdo que tengo muy bonito fue descubrir los pocos comics que había por aquel entonces, los libros de Tarzán, la Isla del Tesoro, los Viajes de Gulliver, etc.

Los juegos interminables en la calle, los aros que se hacían con ruedas y un alambre, los tirachinas…

Así era la vida entonces.Cuando era pequeño soñaba con ser policía o bombero por el tema de las  urgencias, aunque al poco tiempo lo cambié por el tema sanitario, traslados urgentes en ambulancia, guardias médicas y múltiples eventos sanitarios. Siempre buscaba trabajos de equipo o en equipo.

¿Quiénes han sido tus referentes en la vida personal y profesionalmente?

En mi vida personal ha sido siempre mi padre, gran persona que me animaba todos los días. Nunca escatimó esfuerzo alguno, sacrificando gran parte de su vida para formarme, educarme y convertirme en una persona de provecho. Ha sido el referente siempre ya que gracias al esfuerzo realizado me hizo mejor ñsin ser perfecto y, sobre todo, me inculcó la disposición para hacer el bien.

En lo profesional fue mi amigo Federico Muela Velasco. No pude encontrar mejor mentor en mi carrera profesional, ¡qué mejor compañía que la experiencia y el conocimiento que él tenía de la vida!

Las personas o trabajadores que siempre estamos dispuesto a darlo todo, siempre tenemos un denominador común y es que en algún momento de nuestra vida laboral nos hemos topado con una persona que nos adoptó profesionalmente para guiarnos.

Federico fue una persona buena con la que pronto establecí un fuerte vínculo de admiración y respeto. Escuché todos sus consejos con humildad y aprendí de sus consejos y vivencias.

“No elijas un trabajo. Elige a un jefe. Tu primer jefe es el mayor factor en el éxito de tu carrera. Un jefe que no confía en ti no te dará oportunidades para crecer”.

¿Cuáles son tus aficiones y a qué dedicas tu tiempo libre? 

Mi afición es la jardinería y dedico mi tiempo al tema de voluntariado, proyectar y organizar eventos locales, a la Asociación José Luis Ortiz-en la memoria- y a la Asociación Española Contra el Cáncer en Constantina.

¿Se han cumplido los proyectos de vida que tenías? 

Creo que si se han cumplido. No tengo expectativas altas ni nunca las tuve. Mi principal proyecto a día de hoy son mis hijos, aunque gracias a Dios están encaminados. Mi hija María ha seguido mis pasos en cuanto al tema laboral y el tema solidario. Mi hijo Oscar ha seguido los pasos de sus abuelos al dedicarse al campo. A mí la vida me ha tratado bastante bien, soy un privilegiado, aunque también tengo que reconocer que he puesto mucho trabajo, esfuerzo y perseverancia.

¿Con qué personaje histórico te gustaría haber cenado, por qué y qué le hubieses preguntado?

Sin duda alguna sería Jesús de Nazaret, pues me gustaría saber si todo lo que se dice de Él, es tal cual como está escrito o ha sido modificado. Le preguntaría si esta iglesia de ahora reúne los valores de lo que él predicó.

¿Qué es lo que más detestas y valoras del ser humano? 

Dentro de las cosas que más detesto está la deslealtad, la falta de compromiso y la falta de gratitud, dicho esto es fácil lo que más valoro es la lealtad, el compromiso y la gratitud.

Bernardo, ¿Te gustaría añadir algo más? 

No puedo irme de esta entrevista sin darte las gracias por esta oportunidad, 

decirte la gran satisfacción que me ha producido que hayas pensado en mí para esta entrevista y poderte contar lo vivido en estas tierras. Otra cosa que no puedo dejar pasar es hablar de los placeres mañaneros de esta Huelva mágica. No puedo irme sin olvidar el Quiosco Colón junto a la Plaza de Toros de la capital onubense. Esos churros durante todo mi tiempo por Huelva.

Los mejores que he probado. He visitado otras churrerías por motivos laborales 

en Huelva, Sevilla, Córdoba, Granada, Madrid……, pero nada que ver con estos. 

Crujientes por fuera, esponjosos por dentro, poco aceitosos y con un sabor 

espectacular. Muy buen café y un trato exquisito por parte de los dos hermanos 

que lo regentan. La rapidez con la que te atienden es destacable. El precio es un 

auténtico regalo. Sitios así hacen que la gastronomía tenga sentido y más en un 

puesto de 8 metros cuadrados. Tenéis que visitarlo quien no lo conozca.

Bernardo ha sido toda una gozada este ratito de cháchara que hemos mantenido, estoy de acuerdo contigo con lo de los churros, que dicho kiosco lo conocen todos los onubenses, pero ya te digo yo  que los de El Chato, son espectaculares también. 

Por otra parte agradecerte tu amabilidad y el servicio público desinteresado que hace para los más desfavorecidos. 

Feliz soplavelas por su cumpleaños y... que mañana sábado nos vemos en el GRAN REENCUENTRO de amigos constantineros de tres generaciones. 

Un abrazote grande. 

Bernardo Pérez: "El distanciamiento y falta de credibilidad de los políticos es preocupante"
Comentarios